Más de 725.000 procedimientos de ejecución hipotecaria en diez años

Aunque en 2017 se ha producido un descenso de los procedimientos de ejecución hipotecaria con respecto a años anteriores, los desahucios de viviendas en alquiler siguen aumentando y suponen ya el 60% del total.  

Desahucios Aragón
Activistas de StopDesahucios Zaragoza gritan frente a la policía para intentar parar un desahucio en el barrio de Santa Isabel en 2014. Pablo Ibáñez

publicado
2018-03-06 10:55:00

En 2017 se iniciaron 51.999 procedimientos de ejecución hipotecaria, de los que más de la mitad correspondió a ejecuciones de viviendas y más de 10.000 a viviendas habituales, según el informe publicado esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística.

Además, la mayoría de esos procedimientos continúa derivándose de hipotecas firmadas en plena burbuja. El 58% de las ejecuciones corresponden a contratos hipotecarios realizados entre 2005 y 2008, y 22,2% a 2007, año previo al estallido.

Las comunidades con mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias de viviendas fueron Andalucía (7.693), País Valenciano (5.356) y Catalunya (4.107), mientras que Navarra, Cantabria y La Rioja fueron las regiones con menos procedimientos iniciados.

Aunque el dato de procedimientos iniciados es un 28,9% más bajo que en 2016, hay que tener en cuenta que la mayoría de procedimientos de desalojo que se inician actualmente, después de los cientos de miles de desahucios ejecutados en los últimos diez años, ya no son hipotecarios, sino de viviendas en alquiler. Y no hay estadísticas desglosadas sobre desahucios de viviendas ocupadas.

Aumentan los desahucios por alquiler 

Los datos del INE, que se derivan de los datos recibidos mensualmente del Colegio de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España, han aparecido solo un día después que el informe Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales, del Consejo General del Poder Judicial.

Aunque la cifra de ejecuciones hipotecarias iniciadas en 2017 publicada por este organismo (30.094) difiere considerablemente de la aportada por el INE (51.999), ambas coinciden en que se ha producido un descenso en este epígrafe con respecto al año anterior. Según este organismo, el número de ejecuciones hipotecarias iniciadas desde el año 2008 es de 725.215, siendo los años de mayor incidencia 2009 a 2014.

Además, el CGPJ confirma con datos procedentes de los juzgados que en el año 2017 se produjeron 60.754 lanzamientos, tan solo un 3,6% menos que en 2016. El CGPJ confirma que 58,7% de los lanzamientos ejecutados el año pasado fueron consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos, y que este tipo de lanzamiento sí experimentó un incremento del 4,3% con respecto a 2016. Mientras, el 36,8% se debe a ejecuciones hipotecarias y el resto a otras causas.

Catalunya, seguida por Andalucía y País Valenciano, fueron las comunidades en que se practicaron más lanzamientos el año pasado. Si nos fijamos solo en los desahucios de viviendas en alquiler, las comunidades más afectadas son Catalunya, Madrid y Andalucía.

0 Comentarios

Destacadas

Forma de Estado
¿Existe el republicanismo más allá de la izquierda?

El Parlament de Catalunya reprobaba el pasado mes de octubre la monarquía y pedía su abolición, una moción en el Ayuntamiento de Barcelona se sumaba a esta iniciativa. Podemos está desarrollando, en los últimos meses, un lenguaje abiertamente republicano e IU apuesta por presentar mociones sobre la monarquía en todos los ayuntamientos. En este contexto, ¿podemos decir que está en riesgo la monarquía? ¿Existe el debate sobre monarquía o república más allá de la izquierda y del independentismo?

La utopía en actos
La Comuna de París y la caída de la Columna Vendôme

Corría el año 1871 cuando el pueblo de parís se levantó contra la injusticia y experimentó el autogobierno.

Últimas

Reino Unido
Un Brexit, muchos brexits: la autodestrucción de un sistema de gobierno

El retorno de la política de masas con los varios populismos, la profunda crisis económica y el auge de terceros países (particularmente China) han hecho pedazos todos los consensos. El Brexit no es pues una causa, sino un síntoma temprano de este cambio de época.