El Salto
Vale la pena

Ha llegado el momento. Después de dos años de trabajo y varios meses de campaña, presentamos el número piloto de El Salto.

Desahucio PAH
Una activista de la PAH en una acción para paralizar un desahucio en Madrid. Olmo Calvo

publicado
2017-03-26 18:58

Ha llegado el momento. Después de dos años de trabajo y varios meses de campaña, presentamos el número piloto de El Salto, un mensual que se adapta a distintos territorios —por ahora, a Aragón, Andalucía, Galicia, Madrid y Navarra— para seguir rompiendo el cerco informativo abierto en los últimos años por distintos medios de comunicación. Lo hacemos porque, objetivamente, ha llegado el momento de dar ese salto. Porque apenas un 34% de la población española confía en las noticias publicadas por la prensa.

Porque en una escala de uno a diez se considera que la independencia de las personas que ejercen el periodismo apenas llega al cuatro. Porque desde el comienzo de la crisis, el paro entre periodistas ha aumentado un 74%. Pero esto no se trata de las personas que ejercen el periodismo. Se trata del acceso a la información y de la búsqueda de la veracidad, que está enfrentada con los intereses de las grandes empresas.

Se trata de aumentar los límites de la democracia, y de hacerlo por nuestros propios medios, hombro con hombro y mano con mano. En la última década han crecido las opciones para informarse sorteando a los grandes grupos mediáticos —encabezados por los tres mayores: Atresmedia, Mediaset y Prisa—. Con El Salto pretendemos añadir a la información crítica una apuesta por el método, por la cooperación y la deliberación en colectivo.

Sin publicidad de multinacionales. Sin consejos de administración ni reparto de dividendos.Sin pagos bajo cuerda ni pactos por arriba. Por eso, este es un salto que se produce a la vez en varias redacciones al mismo tiempo, con el deseo de encontrarnos cada vez con más gente. Los medios de comunicación forman parte de los procesos de socialización de las personas, generan relatos y narrativas de la realidad y, en algunos casos, eso tan disputado llamado hegemonía. Las preguntas que hacemos a cada pieza informativa las tenemos que realizar también con quienes nos suministran esas narrativas: a quién interesa que salgan a la calle, quiénes lo pagan, por qué defienden a quienes defienden y atacan a quienes atacan, a quién sirven y a quién pertenecen.

Después de años trabajando en esos enfoques y prácticas, nos hemos puesto en marcha, más personas y más cerca las unas de las otras, para pegar este salto. Lo que tienes en las manos es el número 0, el ensayo general del mensual que desde esta primavera llegará cada mes a tu casa si nos acompañas. Porque con tu suscripción lo podemos hacer posible. Estamos convencidas de que vale la pena.

Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Relacionadas

El Salto
Un solo Salto, muchas lenguas
Como ya comentamos en agosto, en el mes de septiembre todas las personas socias recibiréis una edición especial.
Huelga feminista
El Salto, con la huelga feminista

Las empleadas de El Salto, colaboradoras y demás integrantes del colectivo se suman a la Huelga Feminista de este 8 de marzo. Sus compañeros se dedicarán a cubrir informativamente las movilizaciones y a tareas de cuidados.

0 Comentarios
Sobre este blog
El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Este es blog de la redacción de la edición general de la web y la revista de El Salto.
Ver todas las entradas

Destacadas

COP25
La Cumbre del Clima se acerca al abismo ante la falta de acuerdos

Los principales contaminantes bloquean las negociaciones en las últimas horas de la COP. Fridays for Future llama a una sentada masiva en la entrada del Palacio de Congreso del Ifema este viernes para presionar a los gobiernos a que firmen una acuerdo ambicioso.

Corrupción
El Supremo confirma la nulidad de la venta de vivienda de la Comunidad de Madrid a Goldman Sachs

Paso importante para la reparación del daño causado al erario público y a miles de familias con la venta por parte del PP de Madrid de casi 3.000 viviendas a un fondo de inversión.

Burbuja inmobiliaria
El nuevo informe del CGPJ revela que una familia es desahuciada cada 12 minutos

Los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) revelan un descenso general en la cifra de desahucios. Sin embargo, los datos siguen siendo propios de “una brutal emergencia habitacional”, según el Sindicato de Inquilinos de Catalunya. 

Enfermedades laborales
Las deudas pendientes del caso Ardystil

Seis personas murieron y 72 enfermaron trabajando en fábricas de aerografía textil en Cocentaina, Alcoi y Muro d’Alcoi (Alacant) hace 27 años. El síndrome Ardystil vuelve ahora a la actualidad: la Generalitat Valenciana ha cumplido, más de dos décadas después, su compromiso de sufragar los gastos jurídicos derivados del caso.

Asturias
Absueltas las “cinco del Naranco” que intentaron parar un desahucio en 2012

La justicia da por probado que las cinco personas acusadas de atentado a la autoridad durante un intento por parar un desahucio no son culpables.

Últimas

La Manada
El Tour de La Manada: la banalidad de la vanguardia y el dolor de la víctima
Homo Velamine intentaba hacer reflexionar a la sociedad sobre la presencia de noticias falsas en unos medios de comunicación con la web del tour de La Manada.
Honduras
Miriam Miranda: “Honduras se convirtió en un laboratorio político después del golpe de Estado de 2009”

Miriam Miranda, defensora de derechos humanos garífuna de Honduras, es una de las voces que advirtieron de que el desarrollo que prometen las empresas que explotan bienes naturales no significa progreso para las comunidades. Hoy que la crisis del clima está aquí, resulta indispensable poner de nuevo en primer plano esas voces.

Política
¿Se puede pensar políticamente Castilla?

Cualquier intento de transformación seria del Estado español, ya sea cultural, territorial, económica, social o política, pasa necesariamente por Castilla.

Transfobia
La Federación Trans acusa al Partido Feminista de cometer delito de odio

Los mensajes tránsfobos del partido liderado por Lidia Falcón provocan que la Federación Trans reclame a Izquierda Unida su expulsión de la coalición y eleve el caso a la justicia.