Recuperemos Valdecañas responde

Desde la Plataforma Recuperemos Valdecañas, respondemos al artículo aparecido en El Periódico de Extremadura sobre la urbanización de lujo Marina Isla de Valdecañas.

Marina Valdecañas
La urbanización de lujo Marina Isla Valdecañas es uno de los proyectos más polémicos que quedan avalados por esta nueva Ley.
Activistas de la Plataforma Recuperemos Valdecañas

publicado
2018-02-12 17:18:00

Desde la Plataforma Recuperemos Valdecañas queremos responder al doctor en Ordenación Territorial y Sociología, Sr. Mora, que en un artículo en El Periódico de Extremadura (ver artículo) tacha de sensacionalismo la investigación del programa de Cuatro Paraísos en quiebra, según él, porque no buscaron información contrastada.

Queremos recordar al Sr. Mora que hay sobre la urbanización de lujo Marina Isla de Valdecañas dos sentencias de derribo, una del Tribunal de Justicia de Extremadura y la otra del Tribunal Supremo, que además ordenan la recuperación del entorno.

Ataca el Sr. Mora a nuestra compañera Paca Blanco —entrevistada para el reportaje de Cuatro—, que expresó lo sucedido con la urbanización con la amplitud que un programa de este formato permite; y donde también fueron entrevistadas vecinas y vecinos de la Isla así como el alcalde de El Gordo, que dieron una visión diferente acerca de la utilidad o no de este complejo urbanístico de lujo. Desde la Plataforma, consideramos que el sensacionalismo mencionado no existe, aunque quizá el Sr. Mora al no estar de acuerdo con el veredicto jurídico, quiera atacar el resultado de la investigación realizada, achacándole falta de argumentos que sostengan que dicho complejo no es una agresión al entorno u otros que defiendan que genera trabajo de calidad y sostenible evitando una elevada tasa de paro en las poblaciones afectadas.

Paca Blanco es una defensora del medioambiente y de las personas

Nos parece de todo punto deplorable que un doctorado (un ciudadano con la más alta cualificación académica) ataque a una ciudadana por no haber tenido acceso, debido a las injustas condiciones de reparto de nuestro sistema social, a una formación académica. Nuestra compañera, Doña Paca Blanco, es una persona autodidacta, una persona formada y con criterio, pero más aún, Paca Blanco es una defensora del medioambiente y de las personas, y a pesar de las amenazas que pusieron en riesgo su vida, persiste en su empeño —junto a biólogas, ambientalistas, a Ecologistas en Acción y al movimiento ecologista de todo el Estado español— de proteger los espacios naturales y los derechos de todas las personas a disfrutar de una biosfera apta para la vida.

Juristas de prestigio han avalado con argumentos esta defensa del entorno natural de la Isla de Valdecañas, con el objetivo de evitar que se privatice suelo público para disfrute de una élite económica que acapara no solo el dinero sino también los pocos espacios naturales que nos van quedando. Ricos que deterioran la calidad de las aguas del embalse (no olvidemos que aún hoy ignoramos donde vierten las aguas residuales de estas residencias de lujo, sumado a la contaminación acústica y los residuos de las embarcaciones que surcan privilegiadamente las aguas de Valdecañas). El complejo turístico de lujo Marina Isla de Valdecañas corta un camino de uso público y regula el paso contraviniendo la Ley.

El Sr. Mora quizás desconoce que descalificar a una activista como Paca Blanco, comparándola con una chamán (en caso de que esto sea peyorativo), curandera, aficionada, y con el mismísimo Goebbels (ideólogo hitleriano que, entre otras cosas, argumentaba el exterminio de judías, gitanas y homosexuales), puede mostrar indicios o estar cerca de ser una incitación al odio.

Doña Paca Blanco, a lo largo de más de 40 de años de activismo en defensa de los DDHH, ha participado como ponente en foros nacionales e internacionales, en diversos ámbitos referidos al medioambiente, las energías renovables, derechos medioambientales, etc.

La Isla de Valdecañas está formada por la acción humana, pero era pública hasta el saqueo privatizador que lleva años destrozando Extremadura

Señor Mora, es cierto y todas lo sabemos, que la Isla de Valdecañas está formada por la acción humana, pero no es menos cierto que era pública hasta el saqueo privatizador que lleva años destrozando Extremadura. Claro que había eucaliptos plantados, pero para recuperar la zona con especies autóctonas y elevar la biodiversidad no es preciso crear un complejo turístico clasista y elitista; el mundo rural no debiera ser puesto en valor solo para servir a los “nuevos (aunque viejos) señoritos”, que en lugar de ser en su mayoría terratenientes, son simplemente poseedores de dinero y poder. El desarrollo rural debe ser gestionado por las gentes del territorio, ser beneficiarios de su propia gestión, no ser meros servidores del dinero. Las aves, si necesitan el espacio, a pesar de los eucaliptos, no van a discriminar su uso por este tipo de árboles.

En cuanto a la demolición, tras dos sentencias, la última del supremo, consideramos que un doctor puede entenderlas y aunque no las acepte por no ser conformes a su criterio, asumir que los argumentos que han llevado a los tribunales a emitir dichas sentencias están basados en Derecho. Ya es hora de ir aceptando las decisiones judiciales que atienden a las demandas ciudadanas y contravienen al sistema establecido. Basta de retorcer la verdad para conseguir parar la justicia. Esto sí es Goebbeliano.

Esta carta la firmamos las ciudadanas que hemos conformado la Plataforma Recuperemos Valdecañas. Entre nosotras hay especialistas en diferentes disciplinas, desde la biología, geografía, medicina, derecho o filosofía, aunque también modistas y agricultoras, porque tener criterio formado y trabajar por el Bien Común no es un privilegio inherente a un título universitario.

13 Comentarios
#20898 12:50 23/7/2018

Creo que el problema aquí es que levanta mas simpatías Paca, y se hacen suyos sus argumentos sin entrar en el fondo del asunto. Me caes mejor tu, ergo tienes razón.

Pues no. Yo diré que también me cae estupendamente la Sra. Paca, pero creo que tiene razón el Sr. Mora. Si la isla antiguamente era un cerro sin ningún interés ecológico, reconvertido en isla por la mano del hombre y objeto de siembra ahora de eucaliptus ahora de encinas o lo que se quiera, nunca debió de protegerse como espacio natural. Y este es el origen del problema. Este argumento es el que no contesta este artículo.

Lamentablemente eso es lo que concluirá el estudio del CSIC, me temo, y muy probablemente no habrá demolición.

Responder
2
1
Anónimo 22:36 14/2/2018

A veces muchos de los titulitos estos como el de ecologista es el ejemplo y personificación de la ignorancia. Con esto quiero decir que hay que tener un conocimiento de lo que se va a decir y a defender, y que para hablar de algo hay saber de ese algo y para hablar de ese alguien también hay que conocerle, y dudo que la mayoría de ustedes conozcáis quien es el profesor Mora.
Con esto no quiero decir que todos los ecologistas sean iguales, ya que veo bien que cada uno defienda lo que quiera y lo que crea justo, pero siempre con datos contrastados y de fuentes fiables

Responder
6
4
Nuris 11:44 1/7/2018

Para tener criterio y sentido común no hace falta tener estudios, ya está bien de que los psicópatas capitalistas quieran hacer dinero a costa de todo y de todos en detrimento del medio ambiente y todo esto bajo la falacia de crear puestos de trabajo. Para crear puestos de trabajo no todo vale. Esta isla se tiene que demoler ya, se tiene que recuperar el paraje natural, al promotor de esta burrada se le debe de meter muchos años en la cárcel y a los dueños de las casas se les debe de devolver el dinero pagado, que muy a mi pesar y como siempre se pagará con dinero público, y lo siento no nos tiene que temblar la mano a la hora de domoler, porque si no se hace así, seguirán habiendo psicópatas urbanísticos que irán dejando al país sin zonas verdes y sin hábitat a muchas especies, no todo vale por dinero y menos para que sólo lo disfruten unos cuantos.

Responder
0
2
Marisa 11:59 13/2/2018

Un titulitis. Vacío de contenido.
Ya le gustaría tener el currículum de Paca.

Responder
6
4
#8483 22:40 14/2/2018

Ya le gustaría a Paca tener un curriculum de mas de 170 páginas y ser nombrada varias veces doctor honoris causa.

Responder
5
4
Fede 13:54 15/2/2018

Cuántos sabios sin estudios, cuánto listo con escuela...

https://www.youtube.com/watch?v=KzyrgI0SsEs&t=25s

Responder
2
1
flordecarqueixa 6:47 14/2/2018

A veces los títulos académicos sostienen una ignorancia muy dañina. Ánimo y Fuerza compañeras!

Responder
3
5
Marisa plaza 11:50 13/2/2018

Muy buena respuesta, totalmente de acuerdo.

Responder
6
2
#8411 16:44 13/2/2018

Y el periódico Extremadura, censura este artículo?

Responder
7
2
#8375 11:33 13/2/2018

Que pena de profesor vendido al poder

Responder
11
4
Anónimo 22:30 14/2/2018

Eso de "pena de profesor" no tiene ningún sentido, dudo que usted sepa quien es el profesor Mora, pero ya se lo digo yo. El profesor Mora es un profesor que sabe mas que muchos de los ecologistas y habla con datos no como algunos de los ecologistas que solo hablan inventando cosas y confundiendo a la gente.

Responder
4
5
#8499 11:07 15/2/2018

El profesor Mora se define por sí solo con las aseveraciones y ataques personales que realiza en sus artículos. Alguien de su categoría debe ser más respetuoso y contrastar mejor los datos

Responder
3
3
#9490 17:04 1/3/2018

Yo si sé quién es el profesor Mora. El siempre mora donde las perras suenan, cerca del poder, adulando a los políticos y creyéndose por encima de todos. Ah, y yo también soy doctor.

Responder
0
4

Destacadas

Cambio climático
Sabor a fracaso (y a extinción) en la recta final de la Cumbre del Clima de Katowice

La propuesta de acuerdo lanzada en la mañana del viernes por la presidencia de la COP24 queda muy lejos de cumplir un mínimo de compromisos con el problema del cambio climático. Las organizaciones sociales llaman a la rebelión si la comunidad internacional no afronta sus responsabilidades.

Violencia machista
#Cuéntalo, memoria colectiva de la violencia machista a partir de tres millones de tuits

Un texto de Virginia P. Alonso y un tuit de Cristina Fallarás prendieron la mecha de #cuéntalo, etiqueta que generó cerca de 3 millones de tuits en dos semanas. En ellos se contaron 50.000 historias personales, entre ellas 5.000 asesinatos, 7.000 violaciones y 14.000 agresiones sexuales. El trabajo de archiveros y periodistas ha convertido las cifras en datos para recuperar la memoria colectiva.

Unión Europea
Termina el programa de dinero barato para la banca, ¿qué tal dinero gratis para la gente?

El BCE anuncia que mantendrá estímulos monetarios para banca y empresas pese al final del programa QE. Los bajos rendimientos del capital siguen amenazando a una economía que, según el propio banco central, ha experimentado una “recuperación endeble” gracias a la liquidez derramada por Mario Draghi.

Movimiento obrero
La huelga general del 14D de 1988, una de las grandes rarezas en la dura década de los años 80

En los dos años que siguieron al 14 de diciembre de 1988, CCOO y UGT obtuvieron una serie de ‘conquistas’ que, a nivel sindical, han de calificarse como históricas. Parciales, sí; temporales, también.

Vivienda
Argumosa 11, el baluarte contra la gentrificación, continúa resistiendo a los desahucios

A pesar del empeño de los propietarios y de la determinación de la titular del Juzgado 33, la decidida intervención de vecinos y activistas de los movimientos de vivienda impidió —por quinta vez— el desahucio de Pepi y sus dos hijas.

Cambio climático
¿Es posible el 1,5ºC?

El sector eléctrico (que en 2017 supuso el 22% de las emisiones españolas) es fácilmente reconvertible en el corto plazo a renovable, especialmente en nuestro país.

Últimas

El Salto
2019 lo escribimos juntas: ¡regala(te) El Salto!

No dejaremos que 2019 lo escriban por nosotras. Lo vamos a escribir juntas. Este año, regala El Salto y haz posible un medio radicalmente diferente. 

Tribuna
Juventud por el clima

La transición climática será abanderada por la juventud, o difícilmente ocurrirá.

Argentina
Condenan a exdirectivos de Ford por complicidad con la dictadura argentina

Dos ex altos cargos de Ford en Argentina condenados por crímenes de lesa humanidad por permitir, entre otros delitos, la instalación de un centro de detención clandestino en la misma fábrica.

Rap
Shotta: “Hay raperos que no se mojan una mierda porque saben que pierden fans de derecha”

El rapero sevillano Shotta vuelve a mostrar su lado Salvaje en su nuevo disco en el que se muestra "real y auténtico", se moja y dice lo que piensa.

El Salto Radio
[Podcast] “Qué dura es la vida del artista”: conversando con Evaristo Páramos

“Hay tanto control económico, tecnológico y armamentístico que la trituradora va cargándose gente a toda hostia. Es un auténtico crimen, un exterminio planificado”.

Cambio climático
El cambio climático afecta más a las mujeres a pesar de que contribuyen menos a provocarlo
Las mujeres son el 80% de los refugiados climáticos y las más perjudicadas por las temperaturas extremas y los desastres naturales.