Precariedad laboral
Un despedido y varios sancionados al comienzo de la huelga de limpieza en Badajoz

El primer día de huelga de los trabajadores del servicio de recogida de basura y limpiezas viarias del ayuntamiento de Badajoz, cuya concesión se encuentra en manos de la empresa FCC, se salda con el despido de una persona y la suspensión de empleo y sueldo de otras tres y varias sanciones administrativas.

Huelga de Basuras 1
Huelga en la recogida de basuras en Badajoz Javier Pache

publicado
2018-06-20 17:00:00

Según fuentes consultadas por El Salto, el trabajador de FCC en Badajoz despedido formaba parte del grupo de conductores del servicio de recogida de basuras, mientras que de los tres trabajadores suspendidos de empleo y sueldo, dos pertenecen al servicio de limpieza viaria y uno al de recogida de basuras.

Los trabajadores han conocido esta situación tras la manifestación celebrada esta mañana frente al ayuntamiento de Badajoz, que ha sido secundada por la práctica totalidad de los empleados de la empresa. El despido tiene efecto inmediato, mientras que los casos de suspensión de empleo y sueldo se sitúan entre los diez y treinta días.

Los representantes de la plantilla de FCC aseguran que estas medidas son represalias para tratar de influir en el comportamiento de los huelguistas, que hasta ahora han mostrado una fuerte cohesión. Según estos, no hay ninguna causa objetiva que motive los procedimientos abiertos contra estos trabajadores.

Representantes de la plantilla de FCC aseguran que estas medidas son represalias para tratar de influir en el comportamiento de los huelguistas

Según la Sección Sindical de CNT en la empresa FCC, “esta forma de hacer frente a un derecho constitucional no es nueva en las empresas ya que se trata con ello de desviar las reclamaciones obreras por un convenio decente a reclamar la readmisión de los despedidos y sancionados”.

Los motivos esgrimidos por la empresa, según hemos podido conocer desde El Salto, en el caso de los tres suspendidos de empleo y sueldo, son la supuesta dejación de funciones durante la realización de los servicios mínimos, de los que formaban parte estos trabajadores. Así mismo, la persona despedida habría obstaculizado con su vehículo, siempre según la carta de despido de la empresa, la salida de los demás camiones del grupo de servicios mínimos, provocando una tardanza excesiva en la realización del servicio.

Además de este despido y las propuestas de tres sanciones de empleo y sueldo, según informa el Ayuntamiento de Badajoz, nueve trabajadores de FCC se enfrentan a posibles sanciones administrativas por supuesto vandalismo y daños al patrimonio durante la huelga de limpieza que comenzó el lunes.

Las negociaciones entre los representantes de los trabajadores y la empresa siguen bloqueadas

Para CNT “esta represalia patronal se incardina con las declaraciones de ayer del alcalde Fragoso, que lejos de defender a sus conciudadanos en huelga, que le pagan su sueldazo, se dedicó a ejercer en una especie de consejero delegado de FCC echando la culpa de la situación al conjunto de trabajadores y trabajadoras de FCC y justificando la negativa de la empresa a equiparar salarios con los compañeros y compañeras de Mérida”.

Por su parte, desde el sindicato USO han decidido no volver a sentarse en la mesa de negociación con la empresa hasta que esta no anule el despido y levante las sanciones.

Mientras tanto, las negociaciones entre los representantes de los trabajadores y la empresa siguen bloqueadas, agravada la situación de tensión por las últimas novedades que venimos contando, y los sindicatos piden comprensión a la ciudadanía por la suciedad que van a encontrar en las calles pero deben entender que la empresa FCC no ha dejado otro remedio a los trabajadores y trabajadoras que hacer uso de su derecho constitucional a la huelga.

Relacionadas

Movimientos sociales
Nueva cita en Madrid para cambiarlo todo

El espacio Caminando, donde confluyen más de 200 colectivos, saldrá a las calles de Madrid este sábado “por la igualdad, los derechos y las libertades”.

Precariedad laboral
Guggenheim Bilbao, precariedad tras el artificio de titanio
2
El museo promete abogar por una oferta de empleo de calidad y estable al tiempo que se nutre de personas trabajadoras en condiciones precarias, con la connivencia de la Diputación foral de Bizkaia y el Gobierno Vasco.
Precariedad laboral
No es país para becarios

Andalucía cerró el año con un total de 126.300 jóvenes de 16 a 24 años en situación de desempleo, cuando la tasa de paro juvenil de la comunidad fue, además, once puntos superior (+11,54%) a la registrada a nivel estatal, que se quedó en el 33,54% al final del pasado año, según datos de la EPA que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

2 Comentarios
#19080 24:09 20/6/2018

Es un auténtico abuso patronal y del ayuntamiento, imponiendo servicios mínimos abusivos y sustituyendo a los huelguistas con nuevo personal

Responder
1
0
#19074 23:35 20/6/2018

Vaya panda de impresentables por una parte fcc reprimiendo con despidos y sanciones y el ayuntamiento de badajoz con multas. Toda mi solidaridad con los huelguistas

Responder
4
0

Destacadas

Migración
“Queremos votar y no nos dejan”
Aunque las personas migrantes se movilizan para luchar por sus derechos políticos serán muchas las que, una vez más, se quedarán sin votar.
Pensamiento
Anselm Jappe: “Ningún problema actual requiere una solución técnica. Se trata siempre de problemas sociales”

Para el pensador alemán Anselm Jappe, el capitalismo narcisista en el que estamos insertos ha dado lugar a la sociedad “autófaga” que, como en el mito, termina devorándose a sí misma cuando ya nada sacia su apetito.

Argelia
Argelia en revuelta: “¡Nos despertamos y vosotros lo pagaréis!”

Argelia atraviesa desde hace tiempo una grave crisis multidimensional. El país ha experimentado una crisis política durante décadas, en particular desde el golpe militar de 1992 y la brutal guerra civil que siguió.

Racismo
Capirotes blancos
8

La Hermandad de los Negritos de Sevilla fue la primera institución en toda Europa dirigida y sostenida por las propias víctimas de la esclavitud africana. También fue víctima de la apropiación cultural por parte del Ku Klux Klan, que basó su vestimenta blanca en el uniforme de la hermandad.