Sáhara
El 12 de octubre en el desierto de la desmemoria histórica

Cada 12 de octubre en los territorios ocupados y en los campamentos de refugiados saharauis celebran el día de la Unidad Nacional Saharaui, una jornada en la que el pueblo saharaui reivindica su legítimo derecho a ser reconocido como pueblo y defender su territorio.

Sahara 12 de octubre minas 1
Un chico amputado juega al balón cerca del recinto de ASIVIM. Christian Martínez

publicado
2019-10-12 06:00

El 12 de octubre es una fecha clave de la desmemoria histórica española. Aquí se celebra la Fiesta Nacional de España, con desfile militar incluido, conmemorando “el descubrimiento de América”. Y olvidando que así empezaba el colonialismo.

Mientras, en lo que fuera la provincia número 53 española, se celebra el día de la Unidad Nacional Saharaui, con una manifestación que cruza el desierto hasta el mayor muro militarizado del planeta. Nos recuerda que España es responsable, aún hoy, del último territorio por descolonizar de África, según Naciones Unidas.

Cada 12 de octubre en los territorios ocupados y en los campamentos de refugiados saharauis celebran el día de la Unidad Nacional Saharaui. El pueblo saharaui reivindica su legítimo derecho a ser reconocido como pueblo y defender su territorio. Cada año en esta fecha, la Asociación Saharaui de Víctimas de Minas (ASAVIM) y la Plataforma Gritos Contra el Muro organizan una manifestación a través del desierto —bordeando campos de minas— para protestar contra el muro que separa al pueblo saharaui.

Sahara 12 de octubre minas 2
Soldados marroquíes y de la Minurso observan con prismáticos desde el muro militar levantado por Marruecos en el Sahara Occidental. Christian Martínez

En los campamentos de refugiados de Tinduf desde días antes hay discursos, mítines y charlas. Beben té, se reúnen, hablan, y cantan canciones que dicen que “la lucha del pueblo saharaui tiene rostro de mujer”. Llegados en convoy de vehículos a un punto determinado del desierto, saharauis y activistas internacionales recuerdan a sus víctimas, a sus héroes y a sus muertos.

Bajo el sol de otoño del desierto, desde un improvisado campamento de haimas montadas para la ocasión, caminan casi en fila india, evitando pisar fuera de las líneas marcadas en el camino, para enfrentarse al que llaman muro de la vergüenza. La frontera militarizada más larga del planeta.

Sahara 12 de octubre minas 4
Una niña observa entre la ovación un mitin de mujeres saharauis. Christian Martínez

No es fácil llegar hasta aquí. Es una de las zonas más minadas del planeta. Algunos lo han hecho caminando casi descalzos, otros con sus piernas ortopédicas. Son víctimas saharauis de las minas. Artefactos explosivos —algunos de fabricación española— que en la actualidad siguen matando personas y produciendo amputaciones. No hay cifras ciertas, pero se calcula que hay más de ocho millones de artefactos explosivos en esta zona del planeta.

A unos cientos de metros, juntos tras el muro, soldados marroquíes y cascos azules de Naciones Unidas vigilan a los manifestantes. También han venido soldados saharauis del Frente Polisario para la seguridad de la manifestación. Con lemas y pancartas protestan formando una línea, frente al muro y sus soldados, que les observan con prismáticos. Aunque los soldados de la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) están desde 1991 para observar el alto el fuego, su posición en la frontera está del lado de los soldados de Marruecos. Los manifestantes siembran flores de madera en el árido suelo saharaui recordando cada víctima de mina.

Ocurre cada 12 de octubre, como un grito en el desierto, contra el muro del olvido.

Sahara 12 de octubre minas 3
Soldados del Frente Polisario vigilan la manifestación. Christian Martínez

Este muro de la vergüenza para el pueblo saharaui es un conjunto de ocho muros defensivos de 2.720 kilómetrosde largo. Se empezó a construir por Marruecos en 1980 en los territorios saharauis para evitar la vuelta de refugiados. Es una zona militarizada con búnkeres, vallas, campos de minas y sistemas de vigilancia por radar. Está defendido por decenas de miles de soldados marroquíes. También lo vigilan soldados de MINURSO.

La Asociación Saharui de Víctimas de Minas (ASAVIM) nació el 22 de octubre de 2005 y ha censado a unos 1.600 supervivientes saharauis de las minas. Su objetivo principal es minimizar los traumas sufridos por las víctimas de minas, bombas de racimo y otros artefactos explosivos, tanto en los campamentos de refugiados como en los llamados territorios liberados del Sáhara Occidental, bajo control del Frente Polisario.

Sahara 12 de octubre minas 5
Una niña sonríe a cámara a la salida del mitin de mujeres saharauis. Christian Martínez

Según Naciones Unidas, hay más de 2.500 víctimas de minas y explosivos. ASAVIM señala que el número de víctimas supera con creces los 4.000. La amenaza de las minas, sembradas a una distancia entre 100 y 500 metros del muro, algunas esparcidas varios kilómetros a la redonda, afecta a unos 10.000 nómadas saharauis y a sus familias. Separa de su país a más de 150.000 refugiados saharauis que viven en los campos de refugiados de Tinduf, en Argelia.

Relacionadas

Marruecos
Expulsan a observadores internacionales
Evitar que haya Observadores Internacionales en los juicios es no querer que haya testigos de cómo se enjuician a quienes defienden los derechos del Pueblo Saharaui
Sáhara Occidental
La justicia europea excluye las aguas del Sáhara Occidental del acuerdo pesquero con Marruecos

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea da por válido el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, pero excluye del mismo las aguas territoriales del Sáhara Occidental.

7 Comentarios
#40919 22:09 12/10/2019

Se ve q los q le besan las manos al rey d los pobres no dejan escapar ni una a favor del pueblo saharaui, sabiendo q a pesar d la invasión ilegal q sufre el sahra Occidental, el mismo pueblo marroquí con alto porcentaje del pueblo viviendo bajo el umbral d la pobreza, no le vale d nada el saqueo ilegal d los recursos del sahra, todo va a los bolsillos d M . Sexto y los q lo mantienen denominados en la gerga marroquí "AIACHA". ES LAMENTABLEMENTE!!!!!

Responder
1
0
Hodei 21:15 12/10/2019

Un pueblo, colonizado por unos, olvidado por esos mismos, y envuelto en otro proceso colonial por otros. La soberanía del Sáhara Occidental pertenece al pueblo saharaui y su representante legítimo, el Frente Polisario. Así lo reconoce el derecho internacional, la propia administración colonial española, y así siempre ha sido, pues Marruecos jamás a tenido soberanía ni control alguno sobre las tribus saharauis, estos convivían de manera pacífica y asociada, poseyendo una cultura, étnica y lenguaje diferentes al marroquí.
Es más, los propios sultanes de Marruecos, reconocieron durante varios textos diplomáticos de la Edad Moderna, que su soberanía jamás de había extendido más allá de los Montes Atlas.
Si alguien sigue pensando que Marruecos es el dueño del Sáhara Occidental, esque poco sabe de historia y leyes, o mucho se ha dejado influenciar por las mentiras vertidas por el dinero del dictador Mohammed VI

Responder
2
0
Mohamed 18:50 12/10/2019

No pongas gasolina al fuego sahra es de maruecos asta la muerte cuando recupra Maruecos Sahara gracias a la marcha Verdú 1975 alegría questa sempri contra Maruecos es se plano alrmamento alos sahraues en tendof suedad de alegría contra Maruecos tenéis que sabir hay muchos sahraues mandan en gobierno y Parlamento y comunidades de Maruecos

Responder
7
8
#40927 8:42 13/10/2019

Que sabes tu. Tenemos muchas diferencias lo mismo en el habla que en la bestimenta. Nunca seremos de Marruecos jamás

Responder
0
0
#40917 21:18 12/10/2019

Mohamed eres un ignorante apredes escribir hasta con (h). hijo ambiente y esclavo del rey Mohamed VI.viva Sáhara Occidental.el mapa del mundo figura el Sáhara Occidental señor analfabeto.

Responder
0
0
#40899 14:45 12/10/2019

Y malomaAnónima

Responder
0
4
Sam 13:05 12/10/2019

Parece ser que las plumas de aquellos escritores nostálgicos de la época colonial. no se secan por atentar contra la integridad territorial de un país que mucho ha tenido que soportar las calumnias de los que aún no se han liberado. del perjuicio de moros y cristianos y que sólo usan el pueblo saharaoui como pretexto para tal

Responder
0
5

Destacadas

Juicio del 1 de Octubre
Medio millar de juristas denuncian que la sentencia del Procés vulnera el principio de legalidad

El informe publicado por la plataforma International Trial Watch sobre la sentencia del Tribunal Supremo señala que esta viola los derechos fundamentales por falta de previsión jurídica y por menospreciar los derechos de reunión y expresión.

Minería
Peña Zafra de Abajo, resistir entre polvo

Una comunidad rural de Murcia se organiza para defender el territorio del extractivismo que amenaza con enterrar sus casas, cultivos, valores ambientales y culturales.

Rojava
Una cadena internacional de mujeres para defender Rojava

La campaña Women Defend Rojava apela a la solidaridad de las mujeres para defender el proyecto político del Confederalismo Democrático que, tras haber vencido al Daesh, ahora se enfrenta a la invasión de Turquía. El pasado 9 de noviembre estuvieron en La Ingobernable, en un encuentro que dejó el germen de un nuevo comité de apoyo, grupo que viene a sumarse a una larga lista en varias ciudades del Estado y de Europa. 

Minería
Cómo la minería perturba el interior de Murcia
Ecologistas en Acción Murcia y ACUNA señalan los impactos ambientales y culturales de la minería en el territorio de Peña Zafra de Abajo, Balonga y Quibas.
Represión
De pertenencia a banda armada a recibimientos de presos: 102 años por solidarizarse

La Audiencia Nacional considera a Causa Galiza y Ceivar organizaciones criminales para la comisión de delitos de enaltecimiento, y solicita la ilegalización de ambas y 102 años de cárcel para 12 de sus miembros.

Bolivia
“No se acaba por ley con el racismo y en Bolivia ha habido un golpe racista y fascista”

Adriana Guzmán representa al feminismo comunitario antipatriarcal boliviano. Forma parte de los movimientos sociales que llevan días manifestándose continuamente para denunciar que lo que ha habido en Bolivia ha sido un golpe de Estado que ha derivado en la salida de Evo Morales del país.

Últimas

Elecciones 10N
Carabanchel y de nuevo el miedo

Cada papeleta de Vox que cogía una mano humana era un trallazo en el alma de quien fue una niña que vio a sus mayores tener verdadero miedo a hacer o decir lo inconveniente. Una niña a la que le contaban los “paseados” de los pueblos de sus padres en León durante la guerra, y los fusilados de después.

Flamenco
Pedro Lópeh: “Es esta una época de mucho sufrimiento, de odio y al final el flamenco habla de eso”
Este viernes Pedro Lópeh lleva a Mérida ‘Ramo de coplas y caminos’, una introducción sentimental al cante, un mapa con indicaciones llanas para todos los que quieren acercarse al flamenco.
Represión
Resistência Galega, un concepto

La operación contra Causa Galiza y Ceivar se articula en base a la vinculación de estas organizaciones con Resistência Galega. Pero incluso la existencia de este grupo resulta controvertida.

Tribuna
Cómo gobernar a La Ingobernable. Relatos de una negociación imposible

El exconcejal Pablo Carmona explica cómo desde la corporación municipal anterior se evitó reconocer a La Ingobernable como sujeto político y por qué la perspectiva de una cesión del espacio nunca estuvo encima de la mesa.

Música
Buscando el hechizo de la música negra
“Sin swing y sin baile, la música tiene poco aliciente”, asegura el periodista Jaime Bajo, quien ha recopilado en un libro 20 entrevistas a músicos que tratan de descifrar el hechizo del ‘groove’.
Bolivia
Bolivia: la venganza de la Media Luna

Estamos ante la respuesta viril y torpona de aquellos que temen perder sus privilegios. Estamos ante una ofensiva oligárquica, frustrada por la imposibilidad de derrotar al MAS en las urnas. Estamos, en definitiva, ante la venganza de la Media Luna.

Fútbol
Las futbolistas de primera división comenzarán su huelga este fin de semana

El pasado 22 de octubre las futbolistas decidieron por mayoría ir a la huelga en la novena jornada si no se llegaba a un acuerdo con la Asociación de Clubes de Fútbol Femeninos, ACFF en el que se recogieran sus demandas de mínimos. Las profesionales se rebelan contra los bajos salarios, la alta parcialidad en los contratos y la falta de derechos laborales.