Racismo
La Piedad de Miguel Ángel y el complejo de salvadora blanca

De cómo el racismo estructural genera relaciones de desigualdad y violencia que se perpetúan también en la cooperación internacional.

Cruz Roja España
La campaña publicitaria de Cruz Roja España.
19 dic 2019 06:44

La última campaña de Cruz Roja Española ha levantado muchas ampollas. Sin duda, la imagen es cuanto menos problemática: como si de una moderna versión de la Piedad de Miguel Ángel se tratara, una mujer blanca observa a un hombre negro que yace en sus brazos. Twitter está que arde, porque, según dicen los tuiteros on fire, la imagen es una apología del complejo de salvador blanco. Pero, ¿qué es este complejo del que todo el mundo está hablando?

El complejo de salvador blanco es esa necesidad imperiosa de ayudar a todo aquel no-blanco desde una posición de superioridad moral, que está profundamente anclada en y respaldada por el racismo sistémico y el legado colonial. Una de las mejores formas de comprender cómo puede operar este complejo para perpetuar el sistema de opresión racista es a través de la sátira. En internet encontramos tres joyitas que caricaturizan este fenómeno. Merece la pena echar un ojo a Radi Aid, una campaña de la agencia de cooperación noruega en la que los africanos se unen para mandar ayuda humanitaria en forma de radiadores a Escandinavia. Tienen hasta una versión sarcástica del famoso “USA for Africa: We are the world” llamada “Africa for Norway”.

Esta industria que sustenta el complejo de salvador blanco es una realidad que mueve millones de dólares al año, entre donaciones, estancias voluntarias y un largo etcétera

Pasen y vean el espejo irónico de lo mejorcito del paternalismo imperante en las campañas solidarias. Por otro lado, la página “Humanitarians of Tinder” hace un repaso de cómo algunos usuarios exponen en esta app de ligoteo sus mejores fotos de voluntarios con niños negritos para aumentar su sex appeal a niveles estratosféricos. Todo por un buen polvo. Obviemos si los responsables legales de las criaturas dieron consentimiento para que la imagen de sus retoños contribuyera a tan honorable causa. Por último, no desmerece pasarse por el perfil de Barbiesaviour en Instagram: una Barbie-voluntaria (no cualificada) que va a ese gran país llamado África en busca de nuevas aventuras, sin tener ni pajolera idea de dónde va ni a qué va, pero siempre repleta de buenísimas intenciones. No duda en hacerse muchas fotos de la odisea para compartirlo con sus followers.

El escritor nigeriano-estadounidense Teju Cole va más allá y acuña el término “complejo industrial de salvador blanco” en una serie de tuits ampliamente difundidos en redes sociales en 2012, justo cuando el polémico vídeo Kony 2012 sacudía los cimientos de la culpabilidad colonizadora de muchos occidentales. En sus propias palabras: “la industria con mayor crecimiento en EE UU es el Complejo Industrial de Salvador Blanco.(...) La banalidad del mal se transmuta a la banalidad del sentimentalismo. (...) [El complejo] no va de justicia. Va de tener una gran experiencia emocional que valida el privilegio”.

Tal vez la desfachatez de esta última campaña de Cruz Roja sirva para prender la chispa de una reflexión colectiva de hasta qué punto el racismo estructural está imbuido en nuestra psique

Esta industria que sustenta el complejo de salvador blanco es una realidad que mueve millones de dólares al año, entre donaciones, estancias voluntarias y un largo etcétera. Según un informe de Save the Children de 2014 cada año 1,6 millones de personas realizan trabajo voluntario en países de bajos ingresos. El volunturismo estaría considerado una de las modas en auge dentro de la industria turística con un valor aproximado de 2,6 mil millones de dólares por año. Por supuesto, esta industria existe porque mucha gente la paga: un estudio realizado en EEUU en 2008 reflejaba que los voluntarios entre 18 y 24 años de familias con más ingresos encabezaban las listas de participación en estos programas. De ellos, el 88% eran de raza blanca.

¿Significa todo esto que solo por ser blancos no podemos sentirnos apelados por la llamada de la solidaridad internacional? Por supuesto que no. Sin embargo, sí significa que debemos replantearnos desde qué posición estamos actuando y cómo estamos canalizando esa buena intención. Si decidimos hacer voluntariado o trabajar en un contexto empobrecido, debemos ser conscientes en todo momento de nuestro privilegio, además de preguntarnos previamente sobre algunas cuestiones que tal vez nos hagan repensar qué nos mueve realmente a realizar semejante esfuerzo. Por ejemplo: ¿Estoy cualificada en mi propio país para llevar a cabo las tareas que voy a hacer allí? ¿Hay alguien de la comunidad local que pueda realizar esas tareas? (¿Seguro?) En tal caso, ¿hay alguna posibilidad de usar el dinero que iba a invertir en el viaje en educar a un local que se quede allí de forma prolongada y tenga un beneficio a largo plazo? (Obviamente eso implica que yo ya no me pego el viajazo) Yendo más a lo estructural, ¿me gustaría ser beneficiaria de un sistema sanitario / educativo donde los trabajadores son voluntarios, no están preparados y no tienen ninguna continuidad? (Lo dudo, guapi).

Por otro lado, si lo que queremos es donar dinero, tal vez debemos asegurarnos de que la entidad beneficiada sea transparente y trabaje con una perspectiva transcultural y anticolonial que combata activamente el complejo de salvador blanco en sus acciones. Una aseveración que parece muy obvia, sobre todo si pensamos en las ONGs de referencia, pero tal y como ha quedado demostrado en alguna foto previamente mencionada, necesita una buena vuelta de tuerca.

Quién sabe, tal vez la desfachatez de esta última campaña de Cruz Roja sirva para prender la chispa de una reflexión colectiva de hasta qué punto el racismo estructural está imbuido en nuestra psique y cómo eso genera unas relaciones de desigualdad y violencia que se perpetúan también en un ámbito aparentemente inmaculado como la cooperación internacional. O tal vez sirva para conmovernos profundamente por aquel joven refugiado de la foto y alegrarnos por la suerte que tenemos de haber nacido aquí, donde esas cosas no pasan (ni pasarán).

Relacionadas

Racismo
Denuncian más paradas racistas, abusos y agresiones policiales en Bilbao

Desde SOS Racismo Bizkaia recuerdan que “el abuso y las agresiones policiales tienen un fondo racista claro y no se pueden entender fuera de este marco”. Como ejemplo de esta violencia policial, destacan “la brutal agresión propinada a un joven magrebí, acogido en uno de los albergues de la capital vizcaína”.

Coronavirus
Aplican la Ley Mordaza a una red de apoyo mutuo que reparte comida a migrantes en Barcelona

La Guardia Urbana del Ayuntamiento de Barcelona cursa dos denuncias que podrían suponer hasta 60.000 euros a colectivos migrantes que atienden situaciones de emergencia alimentaria y económica. Fuentes del Ayuntamiento aseguran que se retirará la denuncia.

Coronavirus
Quién nos lo iba a decir
Estar confinadas no es sinónimo de estar calladas. Es un momento de cambio, de cambio necesario. Quién nos lo iba a decir.
17 Comentarios
#44994 13:30 22/12/2019

Todo es un juego en la vida, no trata de estar a favor de ciertas fotos o no estarlo, tampoco de ser o no racista y mucho menos de si unos tienen más suerte que otros por haber nacido en un lugar u otro. Es gracioso que se denuncie esto públicamente, pero al hacerlo no estáis también entrando dentro del mismo juego? El único camino para salvarnos es el de dejar de crear programas, programas que la gente compra simplemente con el dinero del ego, miedo o ira. Y para ello hay que darse cuenta del juego, juego al que jugamos todos los días en cualquier sociedad. Fuera del juego es donde está el amor y compasión por todos y por uno mismo ya que todos somos la misma energía. No hay más, todos somos uno.

Responder
3
3
#44980 13:39 21/12/2019

La cruz roja dando puto asco desde que es un negocio.

Responder
2
1
#44966 16:43 20/12/2019

Lo compro, me doy de baja

Responder
0
3
#44961 15:02 20/12/2019

Joder, un artículo estupendo, por real. El mercadeo de la caridad resulta repugnante aún con las mejores intenciones. La caridad puntual, necesaria después de un desastre, por ejemplo, no tiene nada que ver con esta bazofia de sentimentalismo que deja para más adelante el preguntarse por los motivos que nos han traído hasta aquí.

Responder
6
0
#44991 12:26 22/12/2019

Hay acciones que necesitan de un soporte continuado y por eso muchas organizaciones se ven en la necesidad de buscar socios. Si solo hubiera campañas puntuales cuando hay catástrofes dejarían de existir. No confundadamos la emergencia con lo necesario

Responder
0
0
#45042 11:57 24/12/2019

Tienes razón. Por desgracia, campañas prolongadas para paliar la extrema pobreza que se sufren muchas personas, son necesarias. Pero ello no evita que se critique el que, muchas veces, la tan necesaria cooperación con los más necesitados, no acabe convirtiéndose en un negocio.
Supongo que tú comentario, iba en ese sentido.

Responder
0
0
#44960 14:58 20/12/2019

Desfachatez? Racista? Por favor que exageración.Te puede gustar más o menos, pero simplemente está mostrando una de las actividades de Cruz Roja que más recursos (de todo tipo) implica: la primera atención a las personas que llegan en pateras. Y si, la mayoría de los voluntarios son de raza blanca y la mayoría de las personas que llegan son de raza negra. ¿Triste? Mucho, pero la verdad es así. La desfachatez es la de los que quieren ver dobles sentidos, de los que critican sentados en su ordenador mientras los que los demás hacen y de los que tienen otra cosa mejor que criticar

Responder
8
10
#44969 17:31 20/12/2019

No has entendido nada...

Responder
10
3
#44989 12:20 22/12/2019

Muy bien argumentado tu comentario. Eres un crack

Responder
0
0
#44955 14:10 20/12/2019

Ni hablar de difundir y promover un sistema de salud cuestionable que también responde al capitalismo y al patriarcado. Sin respetar culturas de sanación ancestrales, curanderas, sanadores y medicina tradicional y energética, así como el derecho a consentimiento informado.
Exportar una medicina mercantilista que con sus protocolos drogas y vacunas es la tercera causa de muerte es usamérica ciertamente merece discusión profunda.
Las ganancias del cartel médico farmacéutico alimentario son utilizadas por el poder para perpetuarse y al mismo sistema que crea desigualdad y pobreza en el planeta.

Responder
2
0
#44940 25:12 19/12/2019

Eliminar de nuestro vocabulario la palabra raza para referirse a las personas sería de agradecer teniendo en cuenta que solo existe una especie humana. Para hablar de la desigualdad no es necesario acudir a referentes casposos sobre el color de la piel puesto que es un término puramente racista acuñado en tiempos por los pulcros europeos. Ni raza blanca, negra o amarilla existen.

Responder
6
1
#44952 13:21 20/12/2019

Tampoco se debe decir "negritos". No sé si el autor quiso utilizar sarcasticamente el término que mucho utilizan erroneamente. Aún así, me da mucho repelús leerlo en un periódico como El Salto

Responder
0
2
#44951 13:11 20/12/2019

Cuando la sociedad actúe sin prejuicios raciales, el concepto se dejará de usar. Muchas comunidades racializadas (sí, racializadas) usamos términos como "raza", "negro/a" "sudaka", resignificándolos y apropiándonos de ellos como instrumentos contra la opresión. Consideramos impropio caer en suavizaciones y eufemismos como "etnia" o "cultura" que pretenden restar importancia a las acciones discriminadoras. Estas palabras, acuñadas primordialmente por occidentales (¡qué sorpresa!) se refieren a elementos distintos no fenotípicos, dérmicos o de naturaleza sociobiológica. Ojalá pudiésemos aludir a una especie humana sin más, pero esto es un engaño: la realidad nos revienta en la cara y nos demuestra que hay racismo, que la raza opera efectivamente, la verbalicemos o no, y que ella está presente en las estructuras que nos atraviesan. Así que, si muchos colectivos afrodescendientes, indígenas (ancestrales u originarios) y migrantes decidimos enarbolar las banderas de nuestras "razas", no debemos ser señalados por ello, menos todavía cuando las críticas (las cátedras, mejor) vienen de parte de biempensantes privilegiados. Te comparte el siguiente artículo, donde se profundizan un poco más las ideas que hemos planteado. Su título es "La reivindicación política de raza e indianidad en el zapatismo y en el neozapatismo" (http://www.scielo.org.mx/pdf/crs/v7n14/v7n14a2.pdf). Saludos.

Responder
6
0
#44939 25:11 19/12/2019

Investiguen como trata Cruz Roja Española a sus trabajadoras y trabajadores, como ejemplo pueden empezar por la provincia de Santa Cruz de Tenerife.
Tus donaciones se pueden usar para pagar despidos improcedentes.

Responder
8
6

Destacadas

Coronavirus
Afrontar el covid19 lejos de las grandes ciudades

La crisis del coronavirus pone en evidencia las carencias en infraestructura y personal sanitario de la España vaciada y muestra la importancia de la función preventiva de la atención primaria. 

Coronavirus
Libera tu wifi: iniciativas para que todo el alumnado pueda ‘ir’ a la escuela online

Las clases no han parado durante la pandemia y entre el 10 y el 12% de los y las estudiantes no acceden a las plataformas. Iniciativas ciudadanas como ‘Liberad a Wifi’ luchan por alcanzar un acceso universal a la red. Mientras, las comunidades ofrecen dispositivos, en algunos casos insuficientes, como denuncian las organizaciones.

Coronavirus
Fuerza mayor, fuerza de ley, fuerza de trabajo

¿Vamos a ser capaces de encarnar el común de las fuerzas de trabajo confinadas? ¿Vamos a ser capaces de señalar la dualidad irreconciliable entre las exigencias de su cuidado y su reproducción y las exigencias de la ganancia y la renta parasitarias?

Coronavirus
El cierre temporal de la producción en época de pandemia

El debate sobre la paralización de la producción sigue abierto. Los intereses empresariales y el mantenimiento de la actividad deben quedar supeditados a evitar el colapso hospitalario y garantizar la salud en el trabajo, a pesar de las patronales y el Gobierno vasco

Coronavirus
La distopía de detrás del espejo (I Parte)

Las distopías plantean escenarios de una sociedad indeseable por tiránica o deshumanizada para que sirva de reflexión. Una vacuna que ponga fin a la crisis sanitaria dependiente de recursos limitados podría ser el principio de una crisis social agónica.  Nuestras aspiraciones individuales y colectivas dirigidas desde el sigilo de una élite codiciosa llevan décadas provocando escenarios similares.

Libertad de información
Eva Joly: “Si Julian Assange es extraditado, es el fin del estado de derecho en Occidente”

La abogada, exmagistrada y europarlamentaria hasta el 2019, Eva Joly, habla de la situación de Assange y denuncia torturas y violanciones de derechos humanos por parte de Estados Unidos.

Movimientos sociales
Instantes de una década de movilizaciones

El periodista audiovisual Juan Zarza lleva desde 2011 retratando las movilizaciones sociales acaecidas en Madrid. Ahora añade la pluma a la imagen y lanza Sombras Blandas, un volumen en el que realiza un recorrido “no idealizado” sobre la eclosión social en la capital del Estado desde el 15M. Recogemos cinco instantes del libro.

Costa de Marfil
La lucha contra la violencia sexual toma fuerza en Costa de Marfil

Cientos de jóvenes marfileñas han unido fuerzas para formar dos movimientos, en sintonía, que erradiquen el abuso y las agresiones sexuales en el país. Time to Act y Let’s fight together educan en el consentimiento, apoyan y asesoran jurídicamente a las víctimas, con la igualdad y la justicia en el horizonte.

Coronavirus
Adaptarse o morir: homo economicus en la orilla el abismo

Un cambio de condiciones en el Orden de la Naturaleza nos sitúa frente al espejo de nuestras contradicciones. ¿Cómo somos y en qué medida lo que somos definirá lo que seremos?, ¿qué significa adaptación en tiempo de pandemia?


Últimas

Música
Canciones infantiles: hay vida más allá de los CantaJuego

Buenas noticias: bandas e intérpretes, históricos y presentes, llevan décadas haciendo canciones y música infantil con una lógica diametralmente opuesta a la industria de canciones para niños.

Coronavirus
Guayaquil, 'colonial' virus
Analizamos el trasfondo colonial que esconde la catástrofe humanitaria que se está viviendo en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil.
Coronavirus
Uno de cada cuatro españoles dispone de menos de 30m² para vivir el confinamiento

La encuesta de hogares del INE arroja una panorámica de cómo se está viviendo el aislamiento en el país: el 28% de viviendas dispone de menos de 30m² por ocupante, y una de cada cuatro familias españolas pasa el confinamiento en espacios de menos de 75m². También preocupan los datos de quienes viven solas: cuatro de cada diez son mayores de 65 años, la mayoría mujeres.