Racismo
La Piedad de Miguel Ángel y el complejo de salvadora blanca

De cómo el racismo estructural genera relaciones de desigualdad y violencia que se perpetúan también en la cooperación internacional.

Cruz Roja España
La campaña publicitaria de Cruz Roja España.

publicado
2019-12-19 06:44

La última campaña de Cruz Roja Española ha levantado muchas ampollas. Sin duda, la imagen es cuanto menos problemática: como si de una moderna versión de la Piedad de Miguel Ángel se tratara, una mujer blanca observa a un hombre negro que yace en sus brazos. Twitter está que arde, porque, según dicen los tuiteros on fire, la imagen es una apología del complejo de salvador blanco. Pero, ¿qué es este complejo del que todo el mundo está hablando?

El complejo de salvador blanco es esa necesidad imperiosa de ayudar a todo aquel no-blanco desde una posición de superioridad moral, que está profundamente anclada en y respaldada por el racismo sistémico y el legado colonial. Una de las mejores formas de comprender cómo puede operar este complejo para perpetuar el sistema de opresión racista es a través de la sátira. En internet encontramos tres joyitas que caricaturizan este fenómeno. Merece la pena echar un ojo a Radi Aid, una campaña de la agencia de cooperación noruega en la que los africanos se unen para mandar ayuda humanitaria en forma de radiadores a Escandinavia. Tienen hasta una versión sarcástica del famoso “USA for Africa: We are the world” llamada “Africa for Norway”.

Esta industria que sustenta el complejo de salvador blanco es una realidad que mueve millones de dólares al año, entre donaciones, estancias voluntarias y un largo etcétera

Pasen y vean el espejo irónico de lo mejorcito del paternalismo imperante en las campañas solidarias. Por otro lado, la página “Humanitarians of Tinder” hace un repaso de cómo algunos usuarios exponen en esta app de ligoteo sus mejores fotos de voluntarios con niños negritos para aumentar su sex appeal a niveles estratosféricos. Todo por un buen polvo. Obviemos si los responsables legales de las criaturas dieron consentimiento para que la imagen de sus retoños contribuyera a tan honorable causa. Por último, no desmerece pasarse por el perfil de Barbiesaviour en Instagram: una Barbie-voluntaria (no cualificada) que va a ese gran país llamado África en busca de nuevas aventuras, sin tener ni pajolera idea de dónde va ni a qué va, pero siempre repleta de buenísimas intenciones. No duda en hacerse muchas fotos de la odisea para compartirlo con sus followers.

El escritor nigeriano-estadounidense Teju Cole va más allá y acuña el término “complejo industrial de salvador blanco” en una serie de tuits ampliamente difundidos en redes sociales en 2012, justo cuando el polémico vídeo Kony 2012 sacudía los cimientos de la culpabilidad colonizadora de muchos occidentales. En sus propias palabras: “la industria con mayor crecimiento en EE UU es el Complejo Industrial de Salvador Blanco.(...) La banalidad del mal se transmuta a la banalidad del sentimentalismo. (...) [El complejo] no va de justicia. Va de tener una gran experiencia emocional que valida el privilegio”.

Tal vez la desfachatez de esta última campaña de Cruz Roja sirva para prender la chispa de una reflexión colectiva de hasta qué punto el racismo estructural está imbuido en nuestra psique

Esta industria que sustenta el complejo de salvador blanco es una realidad que mueve millones de dólares al año, entre donaciones, estancias voluntarias y un largo etcétera. Según un informe de Save the Children de 2014 cada año 1,6 millones de personas realizan trabajo voluntario en países de bajos ingresos. El volunturismo estaría considerado una de las modas en auge dentro de la industria turística con un valor aproximado de 2,6 mil millones de dólares por año. Por supuesto, esta industria existe porque mucha gente la paga: un estudio realizado en EEUU en 2008 reflejaba que los voluntarios entre 18 y 24 años de familias con más ingresos encabezaban las listas de participación en estos programas. De ellos, el 88% eran de raza blanca.

¿Significa todo esto que solo por ser blancos no podemos sentirnos apelados por la llamada de la solidaridad internacional? Por supuesto que no. Sin embargo, sí significa que debemos replantearnos desde qué posición estamos actuando y cómo estamos canalizando esa buena intención. Si decidimos hacer voluntariado o trabajar en un contexto empobrecido, debemos ser conscientes en todo momento de nuestro privilegio, además de preguntarnos previamente sobre algunas cuestiones que tal vez nos hagan repensar qué nos mueve realmente a realizar semejante esfuerzo. Por ejemplo: ¿Estoy cualificada en mi propio país para llevar a cabo las tareas que voy a hacer allí? ¿Hay alguien de la comunidad local que pueda realizar esas tareas? (¿Seguro?) En tal caso, ¿hay alguna posibilidad de usar el dinero que iba a invertir en el viaje en educar a un local que se quede allí de forma prolongada y tenga un beneficio a largo plazo? (Obviamente eso implica que yo ya no me pego el viajazo) Yendo más a lo estructural, ¿me gustaría ser beneficiaria de un sistema sanitario / educativo donde los trabajadores son voluntarios, no están preparados y no tienen ninguna continuidad? (Lo dudo, guapi).

Por otro lado, si lo que queremos es donar dinero, tal vez debemos asegurarnos de que la entidad beneficiada sea transparente y trabaje con una perspectiva transcultural y anticolonial que combata activamente el complejo de salvador blanco en sus acciones. Una aseveración que parece muy obvia, sobre todo si pensamos en las ONGs de referencia, pero tal y como ha quedado demostrado en alguna foto previamente mencionada, necesita una buena vuelta de tuerca.

Quién sabe, tal vez la desfachatez de esta última campaña de Cruz Roja sirva para prender la chispa de una reflexión colectiva de hasta qué punto el racismo estructural está imbuido en nuestra psique y cómo eso genera unas relaciones de desigualdad y violencia que se perpetúan también en un ámbito aparentemente inmaculado como la cooperación internacional. O tal vez sirva para conmovernos profundamente por aquel joven refugiado de la foto y alegrarnos por la suerte que tenemos de haber nacido aquí, donde esas cosas no pasan (ni pasarán).

Relacionadas

Deportes
El vecindario de Hortaleza se enfunda los guantes de boxeo contra el racismo

Hortaleza Boxing Crew lleva cinco años funcionando para presentar alternativas de ocio gratuitas a chicos y chicas de este distrito del noroeste de Madrid, señalado por el racismo institucional y los discursos de odio.

Racismo
La xenofobia en América Latina se expande más rápido que el coronavirus

Mientras en España los españoles de origen chino, o chinos de segunda generación se coordinaban por medio de las redes sociales para lanzar la campaña #Nosoyunvirus, al otro lado del charco la crisis del coronavirus afectaba a un colectivo en una sociedad también atravesada por el racismo, pero de manera diferente.

Racismo
La comunidad china se organiza: de la campaña #Nosoyunvirus a la aventura política

Activistas y portavoces de la comunidad china en España señalan la crisis del coronavirus como un punto de partida para exigir la normalización de “ser chino en una sociedad occidental” y su primera incursión en la representación política española.

17 Comentarios
#44994 13:30 22/12/2019

Todo es un juego en la vida, no trata de estar a favor de ciertas fotos o no estarlo, tampoco de ser o no racista y mucho menos de si unos tienen más suerte que otros por haber nacido en un lugar u otro. Es gracioso que se denuncie esto públicamente, pero al hacerlo no estáis también entrando dentro del mismo juego? El único camino para salvarnos es el de dejar de crear programas, programas que la gente compra simplemente con el dinero del ego, miedo o ira. Y para ello hay que darse cuenta del juego, juego al que jugamos todos los días en cualquier sociedad. Fuera del juego es donde está el amor y compasión por todos y por uno mismo ya que todos somos la misma energía. No hay más, todos somos uno.

Responder
3
3
#44980 13:39 21/12/2019

La cruz roja dando puto asco desde que es un negocio.

Responder
2
1
#44966 16:43 20/12/2019

Lo compro, me doy de baja

Responder
0
3
#44961 15:02 20/12/2019

Joder, un artículo estupendo, por real. El mercadeo de la caridad resulta repugnante aún con las mejores intenciones. La caridad puntual, necesaria después de un desastre, por ejemplo, no tiene nada que ver con esta bazofia de sentimentalismo que deja para más adelante el preguntarse por los motivos que nos han traído hasta aquí.

Responder
6
0
#44991 12:26 22/12/2019

Hay acciones que necesitan de un soporte continuado y por eso muchas organizaciones se ven en la necesidad de buscar socios. Si solo hubiera campañas puntuales cuando hay catástrofes dejarían de existir. No confundadamos la emergencia con lo necesario

Responder
0
0
#45042 11:57 24/12/2019

Tienes razón. Por desgracia, campañas prolongadas para paliar la extrema pobreza que se sufren muchas personas, son necesarias. Pero ello no evita que se critique el que, muchas veces, la tan necesaria cooperación con los más necesitados, no acabe convirtiéndose en un negocio.
Supongo que tú comentario, iba en ese sentido.

Responder
0
0
#44960 14:58 20/12/2019

Desfachatez? Racista? Por favor que exageración.Te puede gustar más o menos, pero simplemente está mostrando una de las actividades de Cruz Roja que más recursos (de todo tipo) implica: la primera atención a las personas que llegan en pateras. Y si, la mayoría de los voluntarios son de raza blanca y la mayoría de las personas que llegan son de raza negra. ¿Triste? Mucho, pero la verdad es así. La desfachatez es la de los que quieren ver dobles sentidos, de los que critican sentados en su ordenador mientras los que los demás hacen y de los que tienen otra cosa mejor que criticar

Responder
8
10
#44969 17:31 20/12/2019

No has entendido nada...

Responder
10
3
#44989 12:20 22/12/2019

Muy bien argumentado tu comentario. Eres un crack

Responder
0
0
#44955 14:10 20/12/2019

Ni hablar de difundir y promover un sistema de salud cuestionable que también responde al capitalismo y al patriarcado. Sin respetar culturas de sanación ancestrales, curanderas, sanadores y medicina tradicional y energética, así como el derecho a consentimiento informado.
Exportar una medicina mercantilista que con sus protocolos drogas y vacunas es la tercera causa de muerte es usamérica ciertamente merece discusión profunda.
Las ganancias del cartel médico farmacéutico alimentario son utilizadas por el poder para perpetuarse y al mismo sistema que crea desigualdad y pobreza en el planeta.

Responder
2
0
#44940 25:12 19/12/2019

Eliminar de nuestro vocabulario la palabra raza para referirse a las personas sería de agradecer teniendo en cuenta que solo existe una especie humana. Para hablar de la desigualdad no es necesario acudir a referentes casposos sobre el color de la piel puesto que es un término puramente racista acuñado en tiempos por los pulcros europeos. Ni raza blanca, negra o amarilla existen.

Responder
6
1
#44952 13:21 20/12/2019

Tampoco se debe decir "negritos". No sé si el autor quiso utilizar sarcasticamente el término que mucho utilizan erroneamente. Aún así, me da mucho repelús leerlo en un periódico como El Salto

Responder
0
2
#44951 13:11 20/12/2019

Cuando la sociedad actúe sin prejuicios raciales, el concepto se dejará de usar. Muchas comunidades racializadas (sí, racializadas) usamos términos como "raza", "negro/a" "sudaka", resignificándolos y apropiándonos de ellos como instrumentos contra la opresión. Consideramos impropio caer en suavizaciones y eufemismos como "etnia" o "cultura" que pretenden restar importancia a las acciones discriminadoras. Estas palabras, acuñadas primordialmente por occidentales (¡qué sorpresa!) se refieren a elementos distintos no fenotípicos, dérmicos o de naturaleza sociobiológica. Ojalá pudiésemos aludir a una especie humana sin más, pero esto es un engaño: la realidad nos revienta en la cara y nos demuestra que hay racismo, que la raza opera efectivamente, la verbalicemos o no, y que ella está presente en las estructuras que nos atraviesan. Así que, si muchos colectivos afrodescendientes, indígenas (ancestrales u originarios) y migrantes decidimos enarbolar las banderas de nuestras "razas", no debemos ser señalados por ello, menos todavía cuando las críticas (las cátedras, mejor) vienen de parte de biempensantes privilegiados. Te comparte el siguiente artículo, donde se profundizan un poco más las ideas que hemos planteado. Su título es "La reivindicación política de raza e indianidad en el zapatismo y en el neozapatismo" (http://www.scielo.org.mx/pdf/crs/v7n14/v7n14a2.pdf). Saludos.

Responder
6
0
#44939 25:11 19/12/2019

Investiguen como trata Cruz Roja Española a sus trabajadoras y trabajadores, como ejemplo pueden empezar por la provincia de Santa Cruz de Tenerife.
Tus donaciones se pueden usar para pagar despidos improcedentes.

Responder
8
6

Destacadas

Casas de apuestas
BetOver, la aplicación para mapear casas de apuestas

Una app colaborativa permite mapear las casas de apuestas, colegios y otros puntos sensibles de manera colectiva para “que haya una presión ciudadana sobre estos negocios y para luchar contra la ludopatía”.

Extrema derecha
El terrorismo de extrema derecha golpea Alemania de nuevo

Un hombre de 46 años vecino de la ciudad de Hanau, Alemania, ha matado a diez personas. Este ataque se suma a una larga lista de lobos solitarios, células terroristas, asesinatos y planes para tomar el poder que provienen de la extrema derecha alemana.

Extrema derecha
Cuando los nazis no parecen nazis

Lo acontecido en Hanau ha hecho sonar las alarmas de manera repentina, pero la cuestión viene de lejos: el racismo continuado y normalizado en una sociedad que mira para otro lado.

Iglesia católica
Miguel Hurtado: “Mi nueva religión es proteger a los niños de los pederastas”

Los abusos sexuales que sufrió de adolescente en la Abadía de Monterrat le hicieron perder su fe en dioses y buscarla en los Derechos Humanos. Miguel Hurtado ha publicado un libro sobre cómo el silencio mueve y mantiene a la Iglesia Católica.

Migración
Mody Cissoko, el joven maliense al que España devolvió a la guerra

Cissoko completó la travesía entre Malí y el archipiélago canario pasando por Senegal. Tras varias semanas en el CIE de Barranco Seco, fue deportado en un vuelo con destino Nuadibú. Finalmente, se le trasladó a la frontera maliense. Denuncia que no se le permitió pedir asilo. 

Deportes
El vecindario de Hortaleza se enfunda los guantes de boxeo contra el racismo

Hortaleza Boxing Crew lleva cinco años funcionando para presentar alternativas de ocio gratuitas a chicos y chicas de este distrito del noroeste de Madrid, señalado por el racismo institucional y los discursos de odio.

Últimas

Vivienda
Idealista, Look & Find y otras cinco investigadas por pactar precios

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha iniciado un expediente sancionador contra siete empresas vinculadas al mercado de intermediación inmobiliaria por coordinación de precios y otras condiciones comerciales.

Catalunya
El juzgado de Figueres decreta el secreto de sumario en los cortes de la AP7 de Tsunami Democràtic

Más de 200 personas han sido citadas a declarar por la movilización en la Jonquera contra la sentencia del Procés. Los abogados denuncian indefensión y, al menos diez de los investigados, han expresado su intención de no comparecer ante la Policía como acto de desobediencia civil. 

Sistémico Madrid
Bergé, el poder de Getxo es invisible a los ojos

La aristocracia de Neguri mantiene con Madrid una relación tan esencial y virtuosa que parece que no existe. Bergé, desconocida a pensar de sus 150 años de vida, con un negocio de 2.700 millones y su sede junto a la Puerta de Alcalá, es el vivo ejemplo.

Agricultura
Galería | Una tractorada paraliza Granada

Con la consigna ‘Precios justos para un campo vivo’, cinco columnas de tractores han partido a primera hora de la mañana desde diferentes puntos de la provincia hasta la capital granadina, cuyas arterias principales han quedado colapsadas durante toda la jornada.

Filosofía
[Podcast] Post Apocalipsis Nau #31 Aceleracionismo 1.0
Entrevistamos a Mariano Hernán sobre internet e infancia. Analizamos el Aceleracionismo y Xenofeminismo con Toni Navarro y Francisco Jota Pérez.