Racismo
Esther Mamadou: “Un cacheo te provoca miedo y frustración porque no sabes cómo acabará la actuación policial”

Abogada especialista en Derechos Humanos y migración forzada, es una de las voces del informe "Bajo Sospecha", que denuncia el uso de prácticas discriminatorias por parte de la policía como los perfiles étnicos, una práctica habitual en España.

Esther Mamadou frente a las Torres de Serranos, en València
Esther Mamadou frente a las Torres de Serranos, en València Gabriel Rodríguez

publicado
2019-11-06 05:08

"Señorita, documentación". Es lo que cuenta Esther Mamadou que escuchó antes de ser parada por la policía en la estación de autobuses de València. Cuando preguntó a los agentes por los motivos del cacheo, ambos, un hombre y una mujer, comenzaron a insultarla y a amenazarla con ser detenida si no dejaba de protestar. No era la primera ni la última vez que vivía una situación de este tipo. Decidió aguantar la humillación para no pasar seis horas en comisaria y ser denunciada a la salida, como asegura que ya le sucedió cuando decidió plantar cara. Abogada especializada en Derechos Humanos y migración forzada, Mamadou es una de las voces del informe "Bajo Sospecha", que alerta del uso de prácticas policiales discriminatorias en España.

¿La policía está entrenada en que hay unos perfiles étnicos más propensos a cometer delitos?
Sí. Para la policía algunas personas que tienen rasgos étnico-raciales distintos son propensas a cometer delitos o estar en situación administrativa irregular. Lo que pasa es que las autoridades paran con más frecuencia a determinados perfiles raciales pensando en varias cosas. La primera, que no son personas españolas, con lo cual seguramente no tienen documentación y cometen una infracción a la ley de extranjería. La otra opción es que simplemente piensen que ciertos grupos étnico-raciales, o han cometido, o están cometiendo un delito. Es así. Si no fuera así no existiría el perfil étnico. La policía no para por un criterio objetivo ni porque esté haciendo una investigación, sino porque piensa que por tener otros rasgos raciales has cometido alguna infracción. Te está criminalizando por tu aspecto físico.

A pesar de que es una práctica ilegal
Lo que pasa es que no hay nada en la legislación que diga que los perfiles étnico-raciales son ilegales. Es cierto que los protocolos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dicen que todas las actuaciones se tienen que hacer bajo los principios de igualdad y no discriminación. Luego hay recomendaciones a nivel europeo y sobre todo recomendaciones del Defensor del Pueblo que establecen que este tipo de prácticas son racistas e ilegales. Pero no hay nada específico en la legislación.

¿Qué impacto tiene el hecho de que la policía de cachee en un lugar concurrido?
Psicológicamente te provoca miedo y frustración porque no sabes cómo va a acabar la actuación policial. Primero tienes la incertidumbre de si vas a acabar detenida o no, porque sabes que si le pides a los agentes que se identifiquen o protestas seguramente acabarás en comisaría. Tienes la sensación de que no te puedes defender. Cuando te cachean en un lugar concurrido te ponen en una situación de vergüenza y en mi caso de indefensión. Tengo tendencia a pensar que si pasa algo y la policía abusa o me insulta no creo que las personas a mi alrededor vayan a intervenir. Porque todos tenemos un cierto respeto a la policía y las personas que estamos en medio de nuestra vida cotidiana no queremos que se nos aplique la Ley de Seguridad Ciudadana. No puedes grabar, y si lo haces puedes ser detenido y denunciado. Sientes que si pasa algo nadie te va a poder defender.

El impacto es que no tienes confianza en la policía. Yo no confío en la policía, sí puedo confiar en ciertos agentes específicos o en la policía de mi barrio. Pero no confío que en la interacción la policía me vaya a proteger, porque además en esa parada había otros dos policías cruzados de brazos y observando. Ninguno de los agentes intentó parar ese tipo de actuación. Unos insultaban y el resto observaba como si fuera normal lo que estaba pasando.

La policía no para por un criterio objetivo, sino porque piensa que por tener otros rasgos raciales has cometido alguna infracción

¿Y en el caso de personas extranjeras?
Si soy nacional no tengo miedo a que me deporten, porque soy española, hablo bien el idioma y tengo cierto empoderamiento. Igual conozco mejor mis derechos que una persona que acaba de llegar. El miedo es menor que en el caso de una persona migrante, que ya está traumatizada por el proceso migratorio, que sabe que puede ser deportada, que no entiende cuáles son sus derechos y que en la interacción con la policía se siente en una posición totalmente inferior, que no entiende el idioma… El impacto es terrible. Estas personas son las que dejan de circular. Dejan de ir a los sitios porque les da miedo que les paren.

¿Son habituales los cacheos?
He llegado al punto en el que si veo a la policía me desvío un poco. También hago algo que no debería hacer, agacho la cabeza y evito mirar de frente porque no quiero provocar el interés en que me paren. Hemos aprendido a desarrollar ciertas herramientas para evitar los cacheos. "Por favor documentación". Esa es la frase típica. "Señorita, documentación", sobre todo en las estaciones. Alguna vez me ha pasado con la bici sin haber cometido ninguna infracción, porque normalmente paran las bicis que van por la acera, que yo lo entiendo porque es una infracción. Pero a mi me han parado por el río yendo por el carril bici y me preguntaron "qué hace usted aquí, documentación".

¿Cuál es la influencia en el día a día?
Es una sensación de rabia. Te fastidia el día. Y depende mucho de cómo sea tu reacción, porque puedes acabar detenido. Una parada te crea inseguridad, llegarás tarde a tu destino y acabas desconfiando del cuerpo policial. Y te sientes amenazado, te pones nervioso, sientes miedo. Depende mucho de como acabe, la incertidumbre de que puedes acabar detenida si levantas mucho la voz o te defiendes es muy dura. Y para mí es difícil callarme cuando sé que es algo ilegal, injusto y racista. Y tener que callarme solo para que las consecuencias no sean peores es difícil de asumir y de llevar.

En España es legal realizar controles de extranjería dentro del territorio mientras que en otros países de Europa no lo es. ¿Cómo influye esto en el número de cacheos?
Los controles de extranjería tienen que estar establecidos y hacerse en los puestos habilitados. Pero en España el control de extranjería es una consecuencia de la parada étnico racial. Creo que en muchas ocasiones el objetivo no es detectar si la persona está en situación irregular administrativa. Los perfiles étnicos son una práctica racista que está muy interiorizada y que tiene como objetivo controlar, mantener a cierta población en una postura inferior, en el sentido de que le demuestras constantemente que es extranjera, que no forma parte de la sociedad. No creo que el objetivo sea siempre comprobar si la persona es irregular. Creo que simplemente el objetivo es molestar y controlar basándose en unos rasgos étnicos que te llevan a ciertos estereotipos. Si quieres controlar la inseguridad en el barrio te vas a basar en las personas que tú crees que provocan inseguridad, que son las personas negras, árabes, gitanas, que llevan velo… Muchas veces solo quieren controlar la seguridad y entienden que las personas que provocan una inseguridad son las personas racialmente diferentes a las personas españolas blancas.

Según el informe, la policía cacheó en el año 2015 a seis millones y medio de personas. Esto supone seis veces más que en territorios como Inglaterra y Gales con una población similar.
Es un dato que me impactó. Porque en España somos 47 millones y en Inglaterra 56 millones. Vemos que en Inglaterra hubo 1,2 millones de paradas y aquí en España 6,2. Me preocupó que un cuerpo que tiene que garantizar la seguridad del Estado dedique tanto tiempo y tantos recursos a una práctica ilegal y que se basa en criterios del imaginario común que dicen que las personas con rasgos étnico-raciales distintos son delincuentes. Se dedica tiempo y recursos de un cuerpo policial que nos tiene que proteger a realizar una práctica que es racista, tiene un impacto psicológico y físico negativo, produce que personas puedan ser deportadas y por lo tanto que su vida pueda ser puesta en peligro. Promueve la idea de que cualquier persona que no es blanca no es nacional o es criminal. Eso es lo que más me impacta, hasta qué punto estamos llegando.

Una parada te crea inseguridad. La incertidumbre de que puedes acabar detenida si levantas mucho la voz

El Tribunal Constitucional dictaminó con el caso de Rosalind Williams que es razonable parar a una persona atendiendo a su perfil étnico, ¿es razonable?
Por supuesto que no. De hecho ella sigue esperando la disculpa pública que establece el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que no ha sucedido. Y obviamente no es razonable, es algo racista, es poner a la otra persona por su color de piel o porque lleva un velo en posición inferior y establecer que esa persona de manera automática va a ser criminal o extranjera. Y para nada. Va en contra de los principios de igualdad y no discriminación que son los principios básicos de nuestro ordenamiento jurídico.

¿Cómo se erosiona la confianza en la policía para las comunidades que sufren de más paradas?
Depende de la comunidad. Hay algo que se llama el efecto amortiguador, y es que las personas que vienen de países donde la policía es aún más violenta siguen teniendo confianza porque la policía de su país de origen es muchísimo peor. Pero eso pasa con ciertas comunidades, aunque les paren y les cacheen piensan que no es tan violento como en su país de origen. Para las personas que estamos acostumbradas a una policía no violenta, o al menos a ese nivel, claro que se erosiona la confianza, porque tenemos unos estándares de lo que debe ser un cuerpo policial que para nada se parecen a los que estamos sometidos. Depende sobre todo del tipo de policía con el que te has enfrentado. Una persona de Honduras que tiene que lidiar con policía que es súper violenta sigue manteniendo la confianza en la policía española a pesar de ser parada varias veces. Y una persona nacional como yo que entiende que la policía te tiene que proteger y no te tiene que insultar porque representa a la administración.

La etnia gitana lleva 500 años en España y aún así todavía sigue criminalizada.
Se le sigue tratando como si fuera población extranjera criminal, y eso es lo más triste. Estas prácticas lo que hacen es fomentar esa imagen de las personas de etnia gitana. Si una persona pasa por la calle y ven que están parando a alguien, si confía en la policía y ven que lo están deteniendo, va a pensar que la persona ha hecho algo malo. No van a pensar que la policía está parando a esa persona por un prejuicio y sin elementos objetivos. Lo más normal es pensar que la policía está haciendo su trabajo, que te está protegiendo y que está identificando una persona que es un peligro o que ha cometido un delito, con lo cual la percepción que promueven esas prácticas a nivel de sociedad es que esas personas son peligrosas y que la policía nos está protegiendo de ellas. Cuando no es así. Es lo que estas prácticas promueven dentro de la sociedad en general. Siguen promoviendo que son personas peligrosas, porque supuestamente la actuación policial es profesional y objetiva.

¿Esto refuerza la idea de que hay barrios más peligrosos que otros porque la policía los patrulla más?
Sí. Yo creo que sería interesante un modelo de policía comunitaria, que realmente forma parte de la comunidad y que le ayude a formarse mejor y a tener más seguridad para que las personas se puedan desenvolver. Que la policía forme parte de la comunidad con la que está trabajando. Es como un trabajo en conjunto. De hecho es lo que están intentando hacer en el Reino Unido, hay algunos proyectos que buscan personas que forman parte de la comunidad para que sean las personas que la patrullen. Que no sean policía externa. Si estás en una comunidad mayoritariamente jamaicana o afrodescendiente, que las personas que patrullen sean parte de este barrio, que tengan vinculo con la gente del barrio y que sean parte de la comunidad para que haya mucho más de colaboración y menos de control y de enfrentamiento. Estaría bien implementar este modelo en España.

El objetivo de las paradas es controlar y molestar basándose en unos rasgos étnicos

¿La policía tiene formación en prácticas no discriminatorias?
Sí. De hecho hay institutos europeos que forman a policía fiscales y jueces. Sí que se promueven desde la UE programas de formación en Derechos Humanos a cuerpos policiales. En España hacen varios de ellos. Hay formación en materia de no discriminación y se está fomentando desde organizaciones como la Unión Europea y la Comisión Europea. Sí que se está trabajando en ello en general y hay un esfuerzo en atajar este tipo de problema en los cuerpos policiales.

Relacionadas

Vox
Los que piden respeto

La demanda de respeto —el respeto que el capital, la élite política, las fuerzas que rigen nuestras vidas parece que no nos tienen— puede ser tanto abono para una revolución como gasolina para el peor de los fascismos.

Migración
2019, un mal año para las personas que migran

El último año de esta década se habló mucho de migración, pero fue la extrema derecha quien impuso el marco de la conversación, con poca impugnación desde otros espacios. La centralidad del discurso securitario barrió de la agenda los derechos humanos de las personas migrantes.

0 Comentarios

Destacadas

Congreso de los Diputados
El poder judicial se mete en política
Un CGPJ de mayoría conservadora y en funciones desde hace un año planta cara al nuevo Gobierno con dos movimientos polémicos.
Música
Antropoloops: 200 años de músicas mediterráneas en una hora

En el disco Mix Nostrum, Antropoloops combina más de cien fragmentos de músicas tradicionales mediterráneas para decir que el arte siempre es fruto de la mezcla, que no existe la música auténtica y que es necesario replantear el registro desde Occidente de las denominadas ‘otras’ culturas.

Alpinismo
Pablo Batalla Cueto: “El montañismo que abandona el reloj está en decadencia”

‘La virtud en la montaña. Vindicación de un alpinismo lento, ilustrado y anticapitalista’ es un ensayo de Pablo Batalla Cueto, un agitador cultural que reivindica la no agitación.

Fronteras
No hay tregua en el frente oriental

Si un viaje devastador, larguísimo, potencialmente letal es el precio a pagar para quienes quieren alcanzar Europa occidental a través de la ruta balcánica, ser los violentos guardianes de Europa es el precio que están pagando los países balcánicos para completar su entrada en la UE.

América Latina
Los Chicago Boys y el origen del neoliberalismo en Chile

La revuelta chilena, que estalló por el aumento del precio del billete de metro, ha puesto en jaque el sentido común neoliberal heredado tras décadas de aplicación ortodoxa del plan de los chicos de Chicago. 

Crisis climática
Capitalismo verde, exterminio amable

Si la COP25 fue un claro ejemplo de cómo las grandes compañías deforman la realidad e imponen su falaz relato mientras nos abocan al desastre, la Cumbre Social por el Clima y toda la panoplia de movilizaciones ecologistas que han sacudido el globo durante el pasado 2019 evidencian que la sociedad civil ha abierto los ojos.

Últimas

País Valenciano
Siete mil personas salen a la calle contra el PAI de Benimaclet
La manifestación ha logrado duplicar el número de personas en protesta contra un proyecto urbanístico que pretende construir 1.345 viviendas en el barrio.
Movimientos sociales
Gregorio Herreros: "He vivido pobre pero muy alegre"

Militante integral, sensible con las luchas feministas, ecologistas o de liberación, Gregorio Herreros ha fallecido este jueves 23 de enero. Manuel Cañada le entrevistó para El Salto Extremadura.

Vivienda
Victoria contra el “banco malo”: recuperado un bloque de la Sareb para cuatro familias

La Plataforma d'Afectades per l'Habitatge i el Capitalisme (PAHC) del Baix Montseny hace pública la ocupación del Bloc Caliu, propiedad de la Sareb, y anuncia que exigirá hogares sociales para las cuatro familias que viven en él. 

Medio ambiente
Turismo de cruceros: buenas noticias para FITUR, malas para el medio ambiente

Organizaciones ecologistas aprovechan la celebración del macroevento del turismo en Madrid —FITUR 2020— para recordar lo que esconden las buenas cifras del desarrollo de la industria de cruceros: sus impactos socioambientales. España lidera la lista de países más contaminados por este tipo de transporte. 

Asturias
Asturies se salvó luchando (y se perdió planificando)

En ausencia de un movimiento regionalista o nacionalista digno de tal nombre, el movimiento obrero se convirtió, en los años 80 y 90, en la gran herramienta colectiva en defensa de los intereses generales de la comunidad.