Racismo
El debate, Abascal y el triunfo del racismo

A pesar de sus intervenciones racistas (y la falsedad de los datos que fue dando)  muchas encuestas de diferentes medios dieron a Abascal como ganador. Si queremos, podemos matizar que dar a una persona ganadora de un debate no implica estar de acuerdo con lo que dijo. Simplemente que lo hizo mejor que el resto. Aun así, asumiendo eso, hay quien no se lo explica.

Debate electoral de los principales partidos
Los candidatos posan para la prensa momentos antes del inicio del debate. Dani Gago
6 nov 2019 09:56

Después del debate del pasado lunes muchos de los medios digitales dan como ganador a Santiago Abascal, Vox. De todas sus intervenciones, la mayoría fueron para la inmigración con un total de 15  —tras él Sánchez que mencionó seis veces la cuestión—  seguida de la economía/paro (siempre desde un enfoque de la inmigración como la causante) con 13 menciones, Cataluña con ocho y la violencia machista de la que habló cinco veces, de nuevo desde la culpa de los inmigrantes como violadores.

Abascal llegó a afirmar con total aleatoriedad que el gasto de la sanidad con las poblaciones inmigrantes era de mil millones, dos mil millones, tres mil, cuatro mil, cinco mil, etc. Podía haber seguido no sabemos hasta cuándo. Tampoco dudó en lanzar un dato (totalmente falseado e intencionado), del que muchos medios hablarían el día después, y es que el 70% de las manadas (grupo de hombres que violan mujeres) son de inmigrantes. En todo esto, no sabemos de qué tipo de inmigrantes. Aunque por el vídeo promocional de su campaña (gente saltando la valla de Melilla) podemos asegurar que se refiere a aquellas personas que vienen del sur global. Y no del norte en avión.

El discurso de Abascal incluyó la lógica del miedo que habla de una invasión cultural que pondría en peligro el modelo civilizatorio europeo

Es decir, en general fue un cúmulo de discursos que se centraban en cómo los problemas de España y los españoles (entendidos como blanco españoles) son debidos a las poblaciones inmigrantes incluyendo la lógica del miedo que habla de invasión cultural y que pone en peligro el modelo civilizatorio europeo.

Con todo ello, muchas encuestas de diferentes medios dieron a Abascal como ganador. Si queremos, podemos matizar que dar a una persona ganadora de un debate no implica estar de acuerdo con lo que dijo. Simplemente que lo hizo mejor que el resto. Aun así, asumiendo eso, algunos y algunas no se lo explican.

España es un país sociológicamente racista. Su identidad a día de hoy se construye a partir del colonialismo con el 12 de octubre como día de la Hispanidad. Ha hecho históricamente, desde el último siglo, un esfuerzo tremendo por desvincularse de su herencia africana. Creó una ley de extranjería en 1985 que buscaba precisamente distanciarse de aquellos relatos que desde el norte de Europa siempre la han vinculado con un pueblo de raíces africanas, 800 años de norteafricanos, negros y árabes, son difíciles de ocultar. Se requería esa ley para entrar en Europea en el 85 (sólo un mes después del ingreso de la España en la entonces Comunidad Económica Europea).

Al español medio le irrita que un alemán o un inglés le diga que no es blanco, que no es como ellos. Porque lo quiera o no, España no ha sido históricamente blanca —tampoco Europa. Es evidente, 15 km abajo de la península está África. De la misma forma que hay africanos españoles en Melilla, Ceuta y Canarias, ¿será que Abascal se refiere a estos africanos? Ha habido toda una serie de dispositivos desde el racismo cultural que han buscado reformular la posición de España dentro de los poderes y privilegios que implican la creación de la blanquitud, proceso en el que tanto tuvo que ver.

Es desde estas perspectivas que se entiende cómo es tan fácil la asimilación y aceptación de los discursos que ponen el foco en las poblaciones inmigrantes racializadas. Porque las estructuras racistas con las que se conformaron los estados modernos dentro del modelo de estado nación se pensaron blancas.

No importan los datos, como dijo Chomsky en una entrevista publicada en El País el 9 de marzo de 2018 “la gente ya no cree en los hechos”. No importa todo todo lo que se pueda decir, ya existe un imaginario creado. No penaliza. Por el contrario, suma. ¿Por qué le vas a decir a la sociedad blanca española que el problema es su propia estructura capitalista y de explotación cuando le puedes decir que su problema vine de fuera?

¿Por qué le vas a decir a la sociedad blanca española que el problema es su propia estructura capitalista y de explotación cuando le puedes decir que su problema viene de fuera?

Entre tanto, mientras Vox reproduce estos discursos, en los últimos días a unos niños inmigrantes no acompañados de 13 y 14 años les dieron una paliza fuera del centro que hay en el barrio de Hortaleza de Madrid; a otros tres niños inmigrantes no acompañados no se les permitió comer en un McDonald's; dos hombres la emprendieron a palos con otros de estos niños cuando esperaban en una parada de autobús; una chica latinoamericana fue expulsada de un bus a patadas al grito de vete a tu país; un joven afrodescendiente fue golpeado e insultado por la seguridad del metro de Madrid; una joven marroquí fue maltratada verbalmente y amenazada por un revisor de Renfe que no dudo en llamarla puta mora, entre otras cosas, y una vez más mandarla a su país; una pareja la emprendió con un joven afrodescendiente en un parque de Barcelona cuando éste estaba sentado en un banco, insultándole y amenazándole hasta que le terminaron echando; una mujer contra el independentismo empezó a insultar a un chico afrodescendiente exigiéndole irse de una plaza “porque era negro” (todo delante de la policía con total impunidad) y un anuncio de alquiler de una casa decía que no admitía africanos...

Y fuera de España, donde estos discursos se reproducen, en Estados Unidos un tipo blanco rocío ácido en la cara de un latino y otra persona latina fue asesinado a palos cuando dormía en la calle. En Francia un ex miembro del Frente Nacional intentó prender fuego a una mezquita en Bayona; en Halle, Alemania, una persona atentó contra una sinagoga terminando con la vida de dos personas y en Dresde, Alemania también, el gobierno ha terminado por decretar el estado de “emergencia nazi”.

Todos estos casos, que se encuentran fácilmente en diferentes medios de comunicación, se han producido únicamente en el último mes mientras escuchamos en los medios de comunicación de masas que la inmigración es la responsable de la violencia en nuestras sociedades.

Relacionadas

Racismo
Un estallido antirracista en medio de la pandemia
La ola antirracista que ha desbordado ciudades en todo el mundo bebe de mareas preexistentes: una memoria múltiple de violencias policiales que quedaron impunes, años de resistencia contra el racismo institucional que dicta la exclusión de una parte de la población, y la conciencia de las clases trabajadoras racializadas de su condición desechable en las lógicas capitalistas. 
Racismo
De Mohamed Bouazizi a George Floyd. Una década de insurgencia en defensa de la vida

La nueva extrema derecha global es una respuesta a esta década de revuelta planetaria en defensa de la vida. Una contrarrevolución para la cual la revolución es, paradójicamente, tanto una vacuna como un desencadenante.

Literatura
‘Matar a un ruiseñor’: la profecía de Harper Lee

Publicado en 1960, Harper Lee retrató en Matar a un ruiseñor lo que ella misma había visto y vivido en su infancia y adolescencia. No miente, no endulza y se atrevió a cuestionar el trato lamentable que las personas negras recibían por parte de las blancas en la Alabama rural de los años 30.

3 Comentarios
#42624 21:44 6/11/2019

VOX no son racistas, son simplemente neoliberales, por eso defienden la mano de obra sudamericana, van a por la pasta, son más de clasismo que de racismo

Responder
0
5
Pablo Muñoz 5:59 8/11/2019

Uno de los problemas a la hora de diagnosticar históricamente la discriminación contra los sujetos racializados ha sido reducirlo a un mero elemento económico. Vox es clasista? Claro. El capitalismo que tenemos a día de hoy es un capitalismo racializado que se construyó en parte a partir de la acumulación del trabajo esclavo negro. El capitalismo se estructuró a partir de una pirámide racial en un primer momento de orden genético para pasar con el tiempo a un orden cultural. Así, todo pueblo no blanco, es constituido desde europa como cuerpos a los que extraer saberes y mano de obra. El capitalismo se estructuró bajo ese orden racista colonial y se ha ido reformando a día de hoy para que siga en pié. La propia lógica de wallerstein de centro periferia se basa en eso donde naciones blancas (centro) se enriquecen de países no blancos. Hay un eje racial en todos esos elementos. El racismo no es un orden superficial sino estructural, allí donde hay estadísticas (en muchos países de America) se vuelve evidente el racismo como una categoría estructural independiente de la clase. El relato que permite a Vox hablar de inmigración como un peligro para el orden civilizatoria europeo bajo el binarismo buenos/malos, civilizados/salvajes, blancos/no blancos es el mismo que se empezó a construir hace 500 años. Hace poco tuve la suerte de publicar un libro donde reflejo a nivel cuantitativo y cualitativo desde una perspectiva histórica hasta nuestros días está idea. Por si te interesa se llama Sí es un problema de racismo. Un saludo

Responder
1
0
#42619 20:21 6/11/2019

¿Por qué no respondió Sanchez a Abascal sobre los costes sanitarios de los indocumentados?¿Tan interesado está Sánchez en inflar a Vox a costa de desinflar al PP?
El racismo no existe solo por los racistas, sino por los que callan ante el racismo.

Responder
8
1

Destacadas

Racismo
Un estallido antirracista en medio de la pandemia
La ola antirracista que ha desbordado ciudades en todo el mundo bebe de mareas preexistentes: una memoria múltiple de violencias policiales que quedaron impunes, años de resistencia contra el racismo institucional que dicta la exclusión de una parte de la población, y la conciencia de las clases trabajadoras racializadas de su condición desechable en las lógicas capitalistas. 
Sanfermines
San Fermín: una mundanidad imposible

Por primera vez las fiestas de Iruñea se han suspendido por motivos sanitarios, ya que el coronavirus es incompatible con el roce del festejo.

Cuando volvamos a encontrarnos
Vivir en las ciudades más afectadas por el coronavirus

Esperanza Balaguer y Javier Abella residen en dos de las ciudades más golpeadas por la pandemia. Desde Nueva York y San Pablo, comparten su experiencia como emigrantes en medio de la crisis del covid-19.

Últimas

Promociones
Disfruta del verano con El Salto
Del 1 de julio al 31 de agosto, suscríbete a El Salto y llévate un cuaderno de diversión de la editorial Alma.
Ley Trans
Confluencia Trans exige una ley estatal que garantice la autodeterminación de género
Una treintena de colectivos integrados en Confluencia Trans se movilizan en Madrid por los derechos de las personas trans y para que se apruebe la normativa que garantice la autodeterminación de género.
Costas
Contra el hotel de La Tejita y su mundo: rastros de una lucha ganada

Las que aquí hablan son solo unas pocas voces de las miles que gritaron en La Tejita. El texto bien podría ser anónimo. Esperamos recoger parte del sentir común.