Política Cipotuda
La masculinización de la política

La comparecencia de Aznar en la comisión del Congreso, más allá de las anecdotas, expone el resurgir de un modelo de liderazgo

Aleix Romero Peña
19 sep 2018 16:35

Aznar nunca defrauda. Ese ha sido uno de los pocos acuerdos al que han llegado políticos y comentaristas de diverso pelaje y condición tras la comparecencia del exjefe de Gobierno en sede parlamentaria el pasado 18 de septiembre. Pero, más allá de las anécdotas a que dio lugar, jocosas o bochornosas –“y es que en el mundo traidor / nada hay verdad ni mentira”–, con él volvió a irrumpir el siglo XX en la Cámara Baja, y con qué fuerza.

Rajoy fue durante todos estos años un líder decimonónico. Aunque se atenía a las formalidades, apenas se recataba en su reparo a someterse al escrutinio público. Era un hombre de casino, que podía ser hábil en el manejo de las clientelas, pero que era muy poco dado a romperse la cara en una tribuna. Eso no iba con él. Para tan ingrata tarea había otros, u otras; y ahí tenemos a la pobre Soraya, que de tanto darla ha terminado perdiendo su lugar en la política.

Aznar ha ido estos años esculpiendo su cuerpo (...) con una finalidad claramente semiótica. Nos está diciendo que se encuentra listo para el combate.

Aznar encarna otro tipo de liderazgo, más acorde con unos tiempos donde la edad media de los dirigentes de los principales partidos –todos hombres– no frisa siquiera los cincuenta años. Estos jóvenes necesitan caña, y Aznar, por supuesto, está dispuesto a ofrecérsela, ya sea a modo paternal y pedagógico, ya como fiscal y juez.
Tanto de su figura como de las palabras, gestos y ademanes que desplegó, emanaba algo de lo que no solo adolecía Rajoy, sino que también se echa a faltar en los nuevos cabecillas de la derecha: fuerza y poder. Porque ni Casado ni Rivera parecen haberse percatado de que el cuerpo es, aparte de una realidad biológica, una construcción social y cultural. Aznar ha ido estos años esculpiendo el suyo –en paralelo a su utilización de FAES como altavoz intelectual– con una finalidad claramente semiótica. Nos está diciendo que se encuentra listo para el combate.

Durante estos meses la escena se ha enrarecido como consecuencia del contencioso en Catalunya. La debilidad institucional, consecuencia de la dejación de la política con respecto a asuntos que la competen exclusivamente a ella –y no a otras instancias, como la justicia–, ha provocado que distintos sectores de la población catalana salgan a las calles: unos, diciendo hablar en nombre de una mayoría social que estaría siendo ninguneada por el poder central; otros, tratando de mostrar que son más que los otros, que también pueden llenar y que, si recurrimos al lenguaje sexista, tienen “más cojones”.

Es evidente que esta situación está conectada con el giro a la derecha de PP y Ciudadanos. A mi parecer, sin embargo, el contenido de su discurso –que en el fondo son cuatro ideas elementales– no es tan llamativo como el ropaje con el que se envuelve, tan masculino por un lado y, por otro, tan populista, lo que les conecta con otros fenómenos que estamos contemplando a escala mundial. Es un buen ejemplo la imagen de Rivera y Arrimadas arrancando lazos amarillos en un pueblo catalán, donde demostraron que viril casa con pueril, pues de su acto solo era esperable, como finalmente así fue, una escalada de la tensión.

Que la actuación parlamentaria de Aznar haya enardecido a los sospechosos habituales, hasta el punto de que alguno haya vertido su bilis homófoba y patibularia contra un portavoz parlamentario por el simple delito de hacer preguntas, es significativo de que estamos ante unos tiempos de masculinización de la política. Y, como saben los especialistas en la Europa de entreguerras, este es uno de los atributos del fascismo o, mejor dicho, fascismos. Sea lo que sea que esté por venir, ya conocemos uno de los síntomas.

Relacionadas

Política Cipotuda
De pollavieja para pollavieja
La anécdota de José Bono sobre Gil Robles es representativa de la mentalidad de ciertos personajes a los que se atribuye el parto de la transición.
Nacionalismo
Más allá de la Hispanidad
El concepto de Hispanidad está siendo utilizado para negar una historia de diversidad y mestizaje y convertirla en otra de dominación y poder
Opinión
La política de los abusones

Cuando la política es entendida como el ejercicio de la intimidación, las demostraciones de dominio, demandas de sumisión o la toma de decisiones arbitrarias para imponer un discurso.

3 Comentarios
Armando Mas Acres 11:39 20/9/2018

Aznar, no es mas que uno de esos miserables terroristas, que representan a los genocidas estados neofascistas europeos. Pero lo que más asco me dan son sus ignorantes votantes.

Responder
0
0
#23187 19:24 19/9/2018

Aznar: tiburón, tiranosauro, momia peluda, sesentón sin escrúpulos, canibal, mentiroso, se permitió amenazar varias veces al más puro estilo corleone. Aplicó el decálogo Goebbels y disfrutó de su postrero momento de gloria que ni un rufian, ni un matute, ni un iglesias fueron capaces de ensombrecer. Porque él está por encima de la ley española. Es inviolable.

Quitar lazos amarillos: "un gesto entre viril y ¿¿pueril??". Pues no, saben muy bien lo que hacen, necesitan conflicto y confrontación, de eso ha vivido siempre el fascismo.

Aznar ha tenido la virtud de disipar mi intención de abstenerme después de la traición del chalet de Irene y Pablo. Me he dado cuenta que el electorado de derechas nunca falla, y no estoy dispuesto a permitir que su voto valga más por no votar yo.

Aunque tampoco descarto votar a los animalistas en las europeas.

Responder
3
0
Ralf kunnen lorenzo 25:31 19/9/2018

Pero como sois....el caballero no se merece semejante retórica.el señor patrón se hace con un país donde todo el mundo trabajaba,unos en el banco,otros en el despacho y otros debajo de la embajada de Venezuela,cuando los que volvían y pasaban por allí,se montaban ,no se...una empresa?? Con su propio...dinero?? De ...trabajar honradamente??? Todo ese batiburrillo comercial se sentaba a las 7am,en el pinche bar más elegante de la ciudad.unos jóvenes e ilusos bebían sin derramar una gota,pagaban,lanzaban una moneda al bote y sonreían...otros se embadurnaban el traje de restos de baba y Donuts,y el servicio d despedia,sin diferencia alguna y con sublime elegancia con un sonora,buenos días,señor marqués.unos bajaban al yate,otros bajaban a ver a Ariel roth,siniestro o pop-eyed plumbers,cada uno a su royo,sin rencor,cada uno sus drogas,cada uno su cena,cada uno su taxi,cada uno su caja de preservativos,o no,cada uno su piso en el centro,cada uno su banda,cada uno su coche,cada uno sus amigos...que ha pasado,señor ansar,que hago hoy,con 25 años más de rnr,esperando a que abra la farmacia...es waaaayyy vuestro rollito....no sé qué habrá sido de cónsul,mi vecino...unos dicen blanco otros ble,otros...no dicen una fokin mierder...sus vays al fokin Doñana y matais hasta el último fokin lince y lo disecais y lo plantas en el muelle de Muxia...y después,venís a un concierto de rnr,como queráis,corbata,sin,disimulo,peli,calva,qlzacuellos,verguilla,lo que queráis...huele a banderita de alambrada gillet que apesta,no se que coño negro se le ocurre inventar el sonido primigenio,no sé qué loco judío erótico se le va la pinza y vacila con torpedos poesía,no sé qué clase de peña estraña sirve jamaicanas con un cuchillo en el cuello,una pistola en las bolas,y sonríe como buen camarero,mantiene el tipo....sabe que un chavalito está sentado ..tomando café...y fuma..y observa...no sabe de qué le conoce,pero observa a los orcos ...y vaya,se mueven raro,geométricamente...pero si chavalito mueve un dedo...sus pupilas se expanden...es muy raro,piensa. .chavalito se levanta y se va más arriba....y así....amanece....un día más de vida!que pinche pasa en este templo?voy a ver de qué color le pintaron los clavos. .ostras!es... multicolor! Aquí pasa algo raro...Iago aspas no juega con Messi y el uruguayo....ya se....sería un fokin pachanga de playa....7 campeonatos..6 copas....pasamos de la final del mundo,Shakira toca a tiro de jet ...vaya pinche mierdder de copita de orfebrería de los 90!

Responder
0
0

Destacadas

Educación
Combinar estudios y trabajo, una necesidad materializada para las clases populares

La clase mayoritaria en las universidades españolas sigue siendo la alta. Cerca de 45.000 estudiantes han tenido que abandonar sus estudios por motivos económicos en 2019. Debido al deficitario funcionamiento del sistema de becas, los que no cuentan con altos ingresos económicos se ven obligados a desempeñar empleos precarios para mantenerse.

Violencia machista
El proceso judicial que sigue a una denuncia por violencia de género

Cada año son más las mujeres que rompen su silencio y denuncian las agresiones por violencia de género, pero el proceso no es sencillo y no siempre pone a las denunciantes en el centro.

Música
Biznaga: punk, ojos y capital

El cuarteto Biznaga descarga toda su rabia contra el algoritmo en un disco conceptual en torno a las transformaciones en lo personal y lo colectivo que ha supuesto la implantación del imperio GAFAM (Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft).

Reino Unido
Altos costos y viviendas precarias: la odisea que enfrentan los inquilinos en Londres

Las medidas sociales para el alquiler de pisos que se implementaron tras la Segunda Guerra mundial han ido desapareciendo. Ahora, los propietarios privados exigen cantidades desorbitantes para el alquiler de pisos en la capital inglesa.

Últimas

Migración
Organizaciones sociales entregan al Gobierno un decálogo de propuestas sobre migración

Las entidades españolas que forman la Red Migreurop entregaron al Ministerio de Interior un decálogo de propuestas sobre políticas migratorias y denunciaron que la continuidad del modelo de seguridad que defiende el Estado español aleja “del concepto de seguridad humana que propone la Agenda 2030”.

Huelga
La plantilla de jardines de Zaragoza continúa su huelga indefinida con una acampada

Los trabajadores reivindican una subida salarial acorde con el IPC, la incorporación de medidas sociales en el convenio y que la plantilla no se divida en dos empresas subcontratadas.