Literatura
Solo soy yo cuando soy otra(o): entrevista a Patricia de Souza

Hablamos con la escritora peruana Patricia de Souza sobre su ensayo Eva no tiene paraíso, publicado en La Moderna editora. Un libro que agujerea al tiempo que abre nuevos caminos.

22 mar 2019 22:18

Hablamos con la escritora peruana Patricia de Souza sobre su ensayo Eva no tiene paraíso,publicado en La Moderna editora. Un libro que agujerea al tiempo que abre nuevos caminos.


En un momento del libro citas a Kristeva para hablar de esa extrañeza del idioma en un país que no es el nuestro. Eso crea una necesidad de decir yo, pero también de reiventarse, de ponerse en cuestión, de volverse esponja. Tú vives en Francia desde hace ya algunos años. ¿Cómo ha influido este hecho en tu escritura? ¿Cuál es tu relación con la lengua francesa? ¿De qué manera se relaciona la escritura extraterritorial con tu propia experiencia? 

Sí, la cito porque esa imagen me hablaba, una siempre se transforma en otra persona cuando habla “otro idioma”. Las mujeres siempre carecemos de un lugar “natural” en el mundo, esa es la razón por la cual nos reinventamos. No puedo saber “cómo” exactamente ha influenciado el francés en mí, solo lo percibo a través de lo que escribo, una especie de gusto por la síntesis y el aforismo, aunque me gusta el lado barroco de mi castellano, una suerte de no decir todo desde el inicio, los párrafos largos como un cabello. De todas formas es siempre un proceso que te fortalece y te hace vulnerable a la vez. El territorio lo exploro más en el último ensayo Ecofeminismo decolonial y crisis del patriarcado(Libros de la mujer rota, 2018) donde hablo de mi relación con la naturaleza, de la necesidad de un ecosistema armonioso donde nos sintamos a gusto. Francia es muy burguesa, el territorio se ha desfigurado por la modernidad, menos que otros países, pero justamente es el tema que debemos considerar al aceptar un modelo que es bastante depredador y que rompe con la armonía del ser humano integrado a su entorno y en contacto con él.

Otra cuestión interesante con respecto a la escritura extraterritorial es la (des)identificación con nuestro sexo y/o género o el exilio. Hablas de ello como de un "no lugar" retomando la fórmula de Marc Augé. ¿Podríamos hablar de un movimiento internacional de escrituras extraterritoriales que trabajen con el lenguaje en estos sentidos; escrituras como líneas de fuga a lo establecido?

No sé si sea línea de fuga de lo establecido, puesto que muchas veces reproducimos, de forma idéntica, lo que se nos ha transmitido. No siempre escribir nos hace críticas de lo que recibimos y observamos. El “no lugar” del que habla Augé son esos lugares indiferenciados, aseptizados por la idea productivista de la sociedad industrial: los aeropuertos, los centros comerciales con las mismas marcas, las ciudades que imitan los modelos de los países occidentales, etc… 

Soportar el peso de trabajar con un lenguaje fundamentalmente alienado, aun sabiendo que nos perderemos en sus redes, es quizá el trabajo fundamental de la literatura, es donde empieza a aparecer lo que podría llamarse el trabajo de la escritura


Hablas también de la desterritorialización para señalar posiciones conciliadoras o marginales en la escritura femenina, según los géneros que se utilizan pero también los mundos que se construyen en ella. A este respecto, en un mundo capitalista y colonial, ¿sigue habiendo buenas y malas mujeres? ¿Qué opinión te merece, por otro lado, la afirmación del filósofo Paul B. Preciado cuando dice que la escritura es una tecnología de producción de subjetividades de género?

Hummm… la escritura es una tecnología, no lo sé, no es solo técnica, eso no hace una escritura a mi modo de ver, es también emoción y sensación antes que nada. Ella, ahora él, se ha inspirado mucho en Michel Foucault y coincido en algunas cosas, en que hay una arqueología del poder y una subjetividad que se produce, pero Paul Preciado no habla de colonialidad, ese no es su tema porque construye desde una mirada eurocéntrica, y yo, aunque viva aquí tengo otra mirada. Cada escritura produce una subjetividad, mi idea, algo romántica es explorar la colectiva, la que habla en nosotras pese a la distancia y el tiempo, el idioma que hablamos desde el afecto, esa parte está dejada de lado. Obviamente que como mujer, primero, hay una subjetividad violentada, maltratada y que tiene que construir su espacio. Pero no solo como mujer, sino como trans, homosexual, es la misma historia. Ahora, la sexualidad no nos define, es decir, siempre hay un “no lugar”, limitado por el cuerpo y el bio-poder, el control de ellos y sobre todo ellas… Todo eso lo proceso cuando escribo un ensayo, pero no ficción.

Cuando ponemos en relación la escritura con la identidad y el posicionamiento de la persona que escribe, nos acabamos dando cuenta de los espacios de opresión discursivos de los que resulta complejo salir. El lenguaje nos aliena al tiempo que escribimos para desalienarnos. ¿Te parece que la autoficción es hoy una manera de ofrecer un relato contrapuesto al hegemónico, de hermanar a los sujetos subalternos?

Tal vez sí porque deja oír voces que no se han oído antes. El mundo ha sido narrado, construido por hombres donde no estamos nosotras. Lo que me preocupa ahora es el exceso del Yo… ¿Ese yo está tan solo o es parte de una colectividad hablante y pensante? Es algo por explorar…

Me gustaría preguntarte por qué elegiste un título como "Eva no tiene paraíso" para este libro. ¿Hemos de partir de la negación para sobrevivir en el lenguaje y en el mundo?

Negación, no, recuperación, apropiación, presencia, más en ese sentido. Es un título algo pesimista y al mismo tiempo no lo es porque es una constatación… no hay tal lugar para nosotras en el sentido simbólico. Desde el relato bíblico que ha formateado la civilización occidental de la cual hemos heredado nuestra manera de ver el mundo, Eva fue expulsada y el castigo es una razón. Eso actúa de forma negativa en la subjetividad colectiva, partimos de una falla, y falla la mujer… No sorprende la falta de confianza que sentimos por todo lo que hacemos, pensamos o decimos, por eso es importante huir de esta simbología, de esa herencia que se ha transmitido y se sigue transmitiendo. Mirar hacia otras culturas. 

FICHA TÉCNICA
TÍTULO: Eva no tiene paraíso. Ensayo sobre las escrituras extraterritoriales y la autoficción
AUTORA: Patricia de Souza
EDITORIAL: La Moderna
NÚMERO DE PÁGINAS: 125

Sobre este blog
Mujeres Reseñando es una iniciativa feminista que trabaja visibilizando literaturas escritas por mujeres y gente no binaria. Desde 2014 reseñamos libros que nos enseñan a pensar(nos) como sujetas políticas de cambio. Después de casi 2.000 seguidorxs en Facebook y más de 50.000 visitas en nuestro antiguo blog, hemos decidido unirnos a El Salto para seguir trabajando en la escritura como experiencia liberadora de nuestras mentes y de nuestros cuerpos. Contacto: mujeres.resenando@gmail.com
Ver todas las entradas

Relacionadas

Feminismos
¿Se puede ser feminista y españolista?

El españolismo permea a toda la sociedad española, el campo del feminismo no es una excepción.

Feminismos
Conversatorio abierto con María Galindo

El próximo viernes 28 de febrero hablaremos de Feminismos, Fascismos y Estado liberal con la cofundadora de Mujeres Creando y autora de  No se puede Descolonizar sin Despatriarcalizar o No hay Libertad Política sin libertad sexual.

0 Comentarios
Sobre este blog
Mujeres Reseñando es una iniciativa feminista que trabaja visibilizando literaturas escritas por mujeres y gente no binaria. Desde 2014 reseñamos libros que nos enseñan a pensar(nos) como sujetas políticas de cambio. Después de casi 2.000 seguidorxs en Facebook y más de 50.000 visitas en nuestro antiguo blog, hemos decidido unirnos a El Salto para seguir trabajando en la escritura como experiencia liberadora de nuestras mentes y de nuestros cuerpos. Contacto: mujeres.resenando@gmail.com
Ver todas las entradas

Destacadas

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.

Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Últimas

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos

El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.

Tecnología
El valor de la incomodidad

Tu móvil sabe dónde estás, dónde compras, dónde comes, dónde te desplazas y dónde te alojas. Te sugiere cosas, actividades que hacer y sitios que visitar. Es estupendo, porque es cómodo no tener que buscar lo que te apetece hacer.

Islas Canarias
Contra el hotel de La Tejita y su mundo (II): tierras arrasadas

En contraposición a lo que nos cuentan en el telediario acerca de las virtudes del turismo, los datos son demoledores: las zonas turísticas coinciden exactamente con las zonas con mayor índice de pobreza extrema no solo de Tenrife, sino de todo el Estado español.

Vivienda
Demanda del Sindicato de Inquilinas contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.