Ocupación israelí
Elecciones en Israel: ¿el punto clave para los palestinos?

Tras 13 años en el poder, Benjamin Netanyahu podría perder su trono en estos comicios.

Gaza concierto
Imagen: Novact
El autor es miembro de NOVACT
17 sep 2019 14:50

Las elecciones de este 17 de septiembre en Israel pueden ser el verdadero ocaso para el gobierno de derechas de Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí que más tiempo ha ostentado su cargo, tras más de 13 años en poder. Pero, ¿qué sentido tienen realmente las elecciones en Israel para la población palestina? ¿Puede el pueblo palestino, tras más de 70 años bajo ocupación, atisbar un mínimo de esperanza?

Los acérrimos seguidores de Netanyahu afirman que ha llevado al país al progreso, escondiendo bajo la manga sus escándalos de corrupción, mientras que sus detractores dicen que ha frustrado las esperanzas de paz con los palestinos, ha destrozado la sociedad atacando a la minoría palestina en el 48 y se ha llenado sus bolsillos y los de su familia por los numerosos escándalos de malversación del dinero público.

Sin embargo, el longevo mandatario puede estar llegando a su fin. Tras cinco meses de crisis política, en estos segundos comicios, la sociedad israelí se pregunta si aún está capacitado para poder continuar gobernando en coalición.

En plena campaña electoral Netanyahu prometió, en caso de victoria, anexarse un 30% de la Cisjordania ocupada

La religión y las políticas sociales están siendo la espada de Damocles estas elecciones, pero no lo están siendo ni Gaza ni la Ocupación. Y esta es la realidad teniendo en cuenta que el conglomerado de partidos políticos de Israel —tanto de derechas, como de centroizquierda, socialdemócratas o laboristas— responden, en su mayoría, al bastión de la creación de estado judío: el sionismo.

Pero Palestina siempre se usa para el rédito electoral israelí aunque una vez sentados en los asientos de la Knesset —Parlamento israelí— nada cambie ni a corto, ni a medio, ni a largo plazo. Así, en plena campaña electoral Netanyahu prometió, en caso de victoria, anexarse un 30% de la Cisjordania ocupada, y más concretamente el Valle del Jordán, una zona rica en recursos naturales y punto clave para continuar el sueño sionista del Plan Jerusalén, —anexarse todo el territorio desde Jerusalén hasta el Mar Muerto—. No contento con esto, afirmó que su victoria daría “soberanía israelí sobre todos los asentamientos” (los cuales en el último año han aumentado un 28%), todos ellos ilegales de cara a la Comunidad Internacional.

Pero el Estado hebreo es experto en nadar contracorriente a la legalidad internacional y al respeto al Derecho Internacional Humanitario y al Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Su aliado eterno, Estados Unidos, apoyará a Israel esté quien esté en el Gobierno, y con esa baza, no se juega. Y en toda esta película electoral, la Casa Blanca ya ha hecho público su idea para la paz o “Plan del Siglo” que básicamente consistiría en un desembolso económico a cambio de renunciar a la creación de un futuro estado palestino. Otra agonía más para los partidos políticos palestinos.

Acabar con la extrema derecha

La esperanza puede surgir, pese a todo, de la población palestina con ciudadanía israelí que puede acudir hoy a las urnas. Los líderes de la Lista Conjunta Árabe distintos partidos árabes en coalición para estas elecciones llaman a la ciudadanía palestina de los territorios del 48 a votar. Los buses que circulan por las comunidades palestinas de Galilea están llenos de eslóganes: “Es tiempo de votar”.

Ayman Odeh, dirigente del único partido compuesto por israelíes y palestinos, y mayor representante de alrededor de 1.7 millones de ciudadanos palestinos de Israel —no olvidemos que la población palestina en Israel supone el 21% sin contar los palestinos de Jerusalén, los cuales solo tienen permiso de residencia, y a los que, por lo tanto se les niega el derecho al voto— rebosa optimismo animando al voto y asegurando que si llegan al 65% de población palestina que acude a las urnas hoy acabarán con la extrema derecha. La Lista Conjunta Árabe es la tercera fuerza del Parlamento.

Tres exjefes del Ejército encabezan la alianza electoral que se llama de centro, para desbancar a Netanyahu, uno de ellos Benny Gantz, que hace menos de cinco años dirigió la guerra en Gaza, cobrándose la vida de más de 2.000 palestinos

Mientras, al otro lado del muro, los palestinos de Cisjordania por el contrario, no mirarán hoy perplejos a la televisión. Su día a día continúa controlado al milímetro por las fuerzas de ocupación. Los checkpoints para ir a clase, al trabajo… Los permisos denegados para acudir a Jerusalén para tratar un cáncer, para realizar una prueba de acceso a la universidad, para visitar a esa otra parte de su familia que quedó, simplemente, al otro lado. La cotidianidad en Cisjordania la marcan las incursiones militares, las detenciones arbitrarias, la violencia diaria y ya casi perpetua de los colonos. Los palestinos observan con resignación la cita en las urnas.

Otra guerra

Y un poco más lejos… Gaza, con más de 10 años bajo un bloqueo ilegal que mantiene a sus más de sus dos millones de habitantes en una crisis humanitaria permanente. La eterna moneda de cambio para sacar rédito en campañas electorales: Gaza, “donde todo vale”. Durante su campaña, el líder del Likud, dijo que “el lanzamiento de cohetes desde Gaza está haciendo inevitable otra guerra”. Ya ha dictado sentencia.

Las últimas encuestas arrojan que el partido Likud de Netanyahu se enfrenta a la alianza opositora Azul y Blanca, dirigida por su exjefe militar Benny Gantz. Esto quiere decir que, quien gane las elecciones tendrá que hacer tratos con partidos más pequeños para asegurar una mayoría en la Knesset y formar gobierno, lo que no lograron en los comicios de pasado abril. Tres exjefes del Ejército encabezan la alianza electoral que se llama de centro, para desbancar a Netanyahu, uno de ellos Benny Gantz, que hace menos de cinco años dirigió la guerra en Gaza, cobrándose la vida de más de 2.000 palestinos.

Tan solo en 2018, y de acuerdo con los datos arrojados por la Oficina Central israelí de estadística los asentamientos ilegales en la Cisjordania ocupada aumentaron un 28%

Y entre militares está el juego. Pase lo que pase, Israel continúa manteniendo su política de status quo —mientras todo se negocia en mesas electoras y en hojas de ruta que mostrar a la comunidad internacional— la ocupación continúa anexando tierras palestinas y desplazando a su población de manera ilegal y en contra de las resoluciones de Naciones Unidas.

Tan solo en 2018, y de acuerdo con los datos arrojados por la Oficina Central israelí de estadística (CBS) los asentamientos ilegales en la Cisjordania ocupada aumentaron un 28%. Según datos de la agencia de noticias oficial palestina, de enero a octubre de 2018, 908 menores palestinos fueron arrestados y 270 permanecen aún en centros de detención israelíes. El Centro Palestino de Derechos Humanos en Gaza publicó en su informe sobre violaciones de Derechos Humanos en Palestina que 302 palestinos, 242 de ellos civiles, fueron asesinados en el último año a manos del ejército israelí y de los colonos, y más de 10.731 palestinos y palestinas resultaron heridos.

Sobre este blog
El blog de luchas sociales a lo largo del planeta, conflictos internacionales y propuestas desde abajo para cambiar el mundo. El Salto no comparte necesariamente las opiniones volcadas en este espacio.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Ocupación israelí
La oposición internacional e interna aplaza el plan de anexión de Netanyahu

El 1 de julio, al contrario de lo que había anunciado y defendido su primer ministro, Israel no inició la incorporación unilateral del 30% de Cisjordania. El plan, que ha sido objeto de críticas por parte de la comunidad internacional y no contaba con el consenso de todo el Gobierno, queda en suspenso. 

Ocupación israelí
Netanyahu quiere ya para Israel casi un tercio de Cisjordania
Desde que tomara posesión de nuevo como primer ministro, Benjamín Netanyahu se ha fijado como objetivo avanzar en la anexión de territorio palestino, aprovechando una Casa Blanca favorable a los intereses israelíes. El 1 de julio podría incorporar a Israel de manera unilateral el territorio ocupado por 132 asentamientos en Cisjordania y el Valle del Jordán. 
Palestina
53 años tras la Naksa, el virus racista en Palestina e Israel
Tras la Nakba de 1948, la Naksa de 1967 supone una nueva tragedia de matanzas y usurpación inserta en la lógica sionista de maximalismo y voracidad territorial sin límites.
0 Comentarios
Sobre este blog
El blog de luchas sociales a lo largo del planeta, conflictos internacionales y propuestas desde abajo para cambiar el mundo. El Salto no comparte necesariamente las opiniones volcadas en este espacio.
Ver todas las entradas

Destacadas

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
El Gobierno vasco impide votar a al menos 200 personas en las elecciones del domingo

Tanto si presentan síntomas activos como si se encuentran asintomáticas, las 200 personas que actualmente tienen covid-19 no podrán acudir a los colegios electorales el 12 de julio. Los contactos estrechos de los positivos, otras 500 personas, deberán ir con la papeleta desde casa, si es que la tienen.

Crisis económica
Estados Unidos y China, en rumbo de colisión

La construcción de China como enemigo es la apuesta política de Donald Trump para su reelección en noviembre. Los movimientos en inteligencia militar dibujan el rastro de una escalada del conflicto desde su faceta comercial y mediática.

La semana política
Colchones y suelos

Fomento anuncia un plan para poner suelo público a disposición del sector privado a coste cero. Ada Colau ofrece 1.200 euros mensuales a los propietarios de pisos turísticos para solucionar temporalmente la necesidad de familias vulnerables. El sector de la inversión inmobiliaria no se inmuta con la crisis, convencido de que nadie va a tocar sus privilegios.

Temporeros
7.000 temporeras marroquíes atrapadas y ningún plan
Miles de temporeras permanecen bloqueadas sin recursos económicos ni información sobre cómo y cuándo podrán retornar a su país. Las organizaciones denuncian abandono institucional y cuestionan el marco de la contratación en origen.
Crisis económica
¿Hacia dónde vas, España?

El dictamen de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica establece las bases del futuro post covid-19. Un futuro que trata de acercarse a la Unión Europea y dejar atrás la España del ladrillo y la evasión fiscal, para centrarse en reindustrializar el país y caminar hacia el estado del bienestar. Pero, en medio, se han colado medidas neoliberales, como la mochila austriaca.


Urbanismo
El hotel de cala San Pedro recibe un dictamen ambiental negativo
El proyecto, que supondría la construcción de un complejo de casi 600 metros cuadrados con 11 habitaciones y 22 plazas, se considera “inviable”.
Opinión
Naciones Unidas suspende a España por su maltrato al empleo doméstico

El informe del exrelator Especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos Philip Alston destaca la desprotección social y la precariedad de las empleadas domésticas y urge a que España ratifique el Convenio 189 de la OIT. Ojalá que esa llamada de atención por parte de Naciones Unidas haga un poco más visibles nuestras demandas

Últimas

Contigo empezó todo
Los españoles antifascistas presos de la Inglaterra antifascista

En 1945, 226 presos españoles que habían pasado por campos de concentración en Francia acabaron siendo acusados por las autoridades británicas de colaborar con los nazis.

Sanidad
Médicos MIR del País Valencià irán a la huelga desde el 21 de julio

El colectivo de Médicos Internos Residentes (MIR) de los servicios públicos sanitarios valencianos anuncia huelga indefinida a partir del 21 de julio.

Ecofeminismo
Y este verano, ¿qué plan?
Mucha gente no puede pensar en veranear. Pero queremos daros algunas ideas para que vaya lo mejor posible. Quien sabe, igual acabáis con el planazo del verano.
Crisis climática
La Tierra podría sobrepasar el umbral de los 1,5ºC en los próximos cinco años

La Organización Meteorológica Mundial publica sus últimas predicciones y señala que, en 2020, la temperatura media será 0,8ºC superior a la media de los años 1981-2010.

Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.