Sobre República

Los autores cuestionan el alcance republicano práctico del procés, supuesto fundador de la República catalana. 

171108 Huelga General Catalunya 1
Huelga general en Catalunya para protestar por la persecución política a los miembros del Govern Víctor Serri

Toda constitución de un nuevo cuerpo político exige controlar la producción del derecho. En Catalunya, quienes nos han gobernado estos últimos años, nos han prometido repetidas veces que, pronto, Catalunya sería un sujeto soberano, una República que produce su propio derecho, capaz de hacer nacer un nuevo ordenamiento jurídico marcadamente justo y social.

Hasta aquí, ésta parece la historia de una Nación-sin-Estado oprimida cualquiera en busca de un proceso de autodeterminación y autonomía (auto-nomos). Pero las diferencias empiezan a emerger cuando consideramos que poco tiene que ver la inserción política y cultural de Catalunya con la que pudo tener la India colonial o la que tiene el Kurdistán.

En este proceso, cuenta más un zasca de Rufián que procesos de constitución material, jurídica e institucional

Más allá de esta especificidad hay otra: un ordenamiento singular en el que está insertada Catalunya, que es la Unión Europea. “Tomemos el ejemplo de las repúblicas bálticas”, dicen algunos, esgrimiendo las posibilidades de hacer emerger un nuevo ordenamiento jurídico en el marco de la UE. Esta otra falsa analogía implica pasar totalmente por alto no solo la historia de Europa, sino el papel del poder atlántico, mano visible del mercado y principal árbitro de las relaciones geopolíticas a nivel mundial. El ninguneo absoluto de la UE y los estados miembros a la DUI habla por sí solo.

Desplazadas las dos hipótesis basadas en el derecho nos queda la de los hechos: la de un supuesto poder popular insurreccional capaz de tomar el control de fronteras, hubs de comunicación y transporte, durante el tiempo suficiente hasta lograr el reconocimiento internacional y el repliegue del Estado español, y así poder desplegar su propio cuerpo jurídico-político.

Si bien estas tres hipótesis carecen del más básico realismo, quienes nos han gobernado -y posiblemente nos volverán a gobernar- siguen empecinados en que la República está a la vuelta de la esquina. Esto dice mucho de una noción de república que podríamos calificar de meramente declarativa, donde, por decirlo de forma simple, cuenta más un zasca de Rufián que procesos de constitución material, jurídica e institucional. Y es que, en estos años de procés, la constitución jurídica e institucional ha brillado por su ausencia y se ha reducido a una política de grandes gestos y palabras, textos jurídicos sin validez y hasta una Declaración de Independencia que no fue tal, sino una simple instancia al Gobierno que no supo cómo formalizar. Como declaraban recientemente los miembros de la Diputación Permanente del Parlamento de Catalunya, “una mera declaración retórica”.

Pero lo preocupante no solo es esta noción de República diametralmente alejada de la realidad y de las condiciones materiales dadas, sino una noción de República vaciada de los contenidos de todo punto de partida republicano: el igualitarismo y la justicia social. ¿Cómo pueden hablar de república unos partidos que han blindado los recortes en sanidad y educación, han financiado las escuelas del Opus, han votado en contra de poner freno a los alquileres abusivos y se han negado a subir los impuestos a los más ricos? Si bien las acciones emprendidas, en dirección al contenido de autodeterminación de la República, han carecido de validez jurídica, las acciones dirigidas a vaciar de contenido republicano a la supuesta República sí que han tenido efectos jurídicos: han blindado las enormes desigualdades sociales y la concentración de poder político y económico. El resultado de la legislatura es una Catalunya igual de alejada de la autodeterminación nacional y aún más alejada que antes de constituirse como república social.

Todo republicanismo no se opone simplemente a la monarquía sino a la oligarquía, a la concentración del poder sea en una o en pocas manos. Pues no hay libertad sin reparto de la riqueza, ni democracia sin distribución del poder. Elementos claves del republicanismo son la lucha contra la corrupción, la protección y garantía de los derechos humanos, la radicalización democrática, la laicidad, el federalismo como reparto equitativo del poder territorial, la fraternidad, la libertad y la igualdad, como valores primordiales. Teniendo en cuenta estos elementos y la situación social y política en la que se encuentra Catalunya, se hace difícil pensar que el bloque independentista pueda llamarse republicano. Veremos lo que nos depara la siguiente legislatura pero, sea como sea, habrá que seguir vigilantes para llenar de republicanismo lo que ahora mismo no es más que un significante vacío.

12 Comentarios
Arnau Montserrat 14:14 27/1/2018

Mmmh, poner todo en el mismo saco para quadrar una tesis es demasiado reduccionista. Es mas complejo. Si que existen elementos de republicanismo en el bloque independentista -especialmente en les CUP y en parte en ERC-, y no solamente en las intenciones. Pasar por alto las leyes progresistas anuladas por Madrid es poco honesto. Pero la crítica a las debilidades, contradicciones y declaracionismo, me parece acertada.

Responder
20
4
#7678 11:05 30/1/2018

Un artículo basado en premisas falsas, simplista y con argumentos falaces.

En Cataluña se ha construido una mayoria republicana, se han conseguiendo victorias concretas y materiales en clave republicana como por ejemplo cierta recuperación niveles inversión educación (mirar última amenaza huelga USTEC), se ha producido legislación social, se ha puesto en valor el concepto de democracia más allà de ley de los poderosos y sobretodo se ha conseguido hacer que la Republica social sea el concepte aceptado por la mayoria que ni tan siquiera la derecha catalana se atreve a desafiar públicamente.

Que aún falta mucho y que podemos perder esta claro ... pero de aquí a decir que no ha pasado nada parapara mantener un discurso hay un salto al abismo que da pena.

Responder
2
2
#7948 9:39 5/2/2018

genial el
comentario!

Responder
0
0
#7613 8:03 29/1/2018

Y alegar que no se podía hacer nada más, por parte de los comentaristas a este artículo, es una excusa. Callar ante la corrupción, reducir las inversiones sociales y confirmar lis recirtes, 0€ en guarderias, recortes en sanidad y educación,...y más...cosas que se podían hacer, pero que se siguieron haciendo igual de mal y que pudieron hacer diferente. Podemos dar muchas excusas, pero son eso..excusas.

Responder
1
2
#7612 7:59 29/1/2018

En lugar de leer y entender el texto, que resalta la realidad, simplement seguimos mirándonos el ombligo. La realidad empírica, relatada por el artículo, y la realidad metafísica, la de la supuesta República, dos realidades que se afrontan.

Responder
1
3
#7628 14:22 29/1/2018

De vuelta al instituto a clase de filosofía. No tiene Ud ni idea de que es la metafísica, pero a intentado dárselas de entendida.

Responder
0
0
#7565 9:47 28/1/2018

Si algo ha dejado claro esta legislatura es que sin poder político, sin ejercicio de la soberanía, no se puede hacer nada.
Aquí una lista de leyes tumbadas por el Tribunal Constitucional, que es quien legisla en Cataluña y no su parlamento.
Entre otras: Ley de impuestos a los bancos, decreto contra la pobreza energética, de impuestos a la producción de energía nuclear, impuestos a viviendas vacías, igualdad efectiva entre hombres y mujeres, de prohibición del fracking, contra las grandes superficies fuera de las ciudades, contra los desahucios, cambio climático...
https://ca.wikipedia.org/wiki/Llista_de_recursos_o_sent%C3%A8ncies_del_Tribunal_Constitucional_d'Espanya_contra_lleis_del_Parlament_de_Catalunya

Responder
9
3
#7566 10:01 28/1/2018

Es un texto de primero de Periodismo. Obvias toda las leyes aprobadas y tumbadas por el TC. Los resultados electorales. Es falso que no hayan estructuras preparadas para funcionar en la República. Ciu ha DESAPARECIDO. A ver que otro partido ha hecho eso. Los recortes fueron impuestos por el Estado como a TODAS las demás CCAA. Y mucho más. El artículo es muy flojito.

Responder
11
7
#7554 23:36 27/1/2018

Con una educación y formación previa no puede haber lógica natural.

Responder
0
1
#7547 20:18 27/1/2018

Que alternativa queda? La sumisión A la monarquía neofranquista? Cataluña camina hacia una república y.aunque sea duro y largo el camino, el recorrerlo ya es un acto republicano.

Responder
10
2
#7531 16:01 27/1/2018

"Elementos claves del republicanismo son la lucha contra la corrupción, [...], el federalismo como reparto equitativo del poder territorial"
Buena critica pero se os ve el plumero macho.

Responder
6
5

Destacadas

Democracia participativa
E-democracia: la innovación democrática que no termina de arrancar

Varios países han avanzado mucho en la participación ciudadana a través de mecanismos de e-información, consulta y toma de decisiones. Sin embargo, sus expertos alertan de la dificultad de implicar a la ciudadanía en herramientas que pueden hacer de dique ante la progresiva reducción a lo representativo de la política institucional.

Global
Pierre Rousset: “La globalización neoliberal no es una herencia de Mayo del 68, sino de nuestra derrota”

Pierre Rousset, uno de los protagonistas de Mayo del 68, activista hasta el día de hoy, miembro de la Cuarta Internacional y especialista en los movimientos de lucha asiáticos, habla sobre los éxitos, derrotas y herencias de 1968.

Trabajo doméstico
Empleo abre una puerta a que las trabajadoras domésticas reduzcan su brecha de cotizaciones en 2019
El ministerio estudiará las propuestas de las trabajadoras domésticas para aumentar sus tramos de cotización un mes después de que una enmienda en los Presupuestos retrasara la equiparación plena a la Seguridad Social hasta 2024.
Partidos políticos
Casado, nuevo presidente del PP
El vicesecretario de comunicación del PP se impone a Soraya Sáenz de Santamaría en las primeras primarias del Partido Popular.

Últimas

Deportes
Ahora Madrid y la remunicipalización simulada de los polideportivos público-privados

Alegando el mantenimiento de los puestos de trabajo —que continúan precarios— y la ficción de colocar un administrador público al frente de cada entidad, el ayuntamiento simula una inexistente remunicipalización de servicios en cinco polideportivos municipales.

Arte
Una artista denuncia al director del CAC de Málaga, que ya fue señalado por “abuso de poder”
La artista plástica Marina Vargas ha interpuesto una denuncia contra Fernando Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC).
Falsos autónomos
Huelga indefinida en Sueca tras la inspección que declara Servicarne falsa cooperativa
Inspección alega que la empresa principal en la que prestan servicios ha utilizado los servicios de Servicarne para evitar la contratación directa de las trabajadoras.