Huelga feminista
Argentina: una huelga atravesada por el aborto

Más de medio millón de mujeres salieron a la calle en Argentina, en medio del debate por el proyecto de legalización del aborto legal, seguro y gratuito, presentado esta misma semana en el Congreso. La movilización popular cubrió las calles de Buenos Aires y de otras ciudades importantes del país. Estadísticas oficiales indican que en 2017 se produjeron más de 86.000 denuncias por violencia machista.

8M en Buenos Aires
Manifestación del 8M en Buenos Aires (Argentina). Imagen de Página 12.

publicado
2018-03-09 14:19:00

La movilización feminista en Argentina ha vuelto a romper todas las expectativas. Decenas de miles de mujeres llenaron las calles de la capital federal y otras ciudades del país dando continuidad al movimiento 'Ni una menos'. Tras la pancarta principal, que decía “¡Aborto Legal Ya”. Basta de Ajuste y Despidos” en un claro mensaje hacia el Gobierno y las instituciones, se estima que se manifestaron más de setecientas mil personas, según las organizadoras.

El movimiento se siente fuerte y vital, tanto que sigue desbordando al poder político y obligándolo a incluir en su agenda temas históricamente postergados. Ya en octubre de 2016 fue precursor de la primera huelga de mujeres en el país en respuesta al asesinato y empalamiento de la joven Lucía Pérez. El año pasado se internalizó, llamando a lo que se conoció como el primer Paro Internacional de Mujeres (PIM).

Uno de los grupos que encabezó la manifestación fue el de las mujeres de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Precisamente han sido ellas quienes esta semana presentaron por séptima vez, ahora con el aval de 71 diputados de todos los partidos políticos, un proyecto de ley que busca despenalizar el aborto y obligar al Estado a garantizar la gratuidad de esta práctica. En Argentina, cada año medio millón de mujeres se somete a abortos clandestinos y, de ellas, al menos cien pierden la vida a consecuencia de los mismos.

Por esta iniciativa, a diferencia de otros años, en los que el color hegemónico era el morado, la fuerza visual se repartió con los tonos verdes que identifican la campaña a favor del aborto, más allá de la innumerable cantidad de banderas y pancartas de cada organización sindical y política que se había sumado a la convocatoria.

Las organizaciones feministas, además de contar con el apoyo de gran cantidad de movimientos sociales, también tuvieron el de diferentes sindicatos que llamaron a la huelga general, como la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y varios gremios docentes. En todo caso, atendiendo a las limitaciones que impone la precariedad, ya en los días previos desde la organización se hizo hincapié en que se trataba de “un día entero de desobediencia al patriarcado”, por cuanto cada mujer podía traducir esa intención de la forma que pudiera.

Algunas administraciones públicas, especialmente ayuntamientos, optaron por dar el día libre a sus trabajadoras para que no sufrieran descuento en sus nóminas por sumarse al paro. En otros muchos casos decretaron suspensión de actividades para las mujeres a partir de las 12 del mediodía, para posibilitar su asistencia a las manifestaciones previstas a partir de las 16h. Provincias como la de Misiones declararon por decreto “asueto provincial” (día libre) a todas las mujeres.

86.700 mujeres han denunciado haber sufrido alguna agresión física o psicológica en Argentina en 2017

Cifras que asustan. Mucho por hacer

El Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) presentó este 8 de marzo por primera vez las estadísticas oficiales sobre violencia machista en Argentina. La cifra asusta: en todo el año 2017, 86.700 mujeres han denunciado haber sufrido alguna agresión física o psicológica, un 400% más de los registrados, con una forma de medición menos rigurosa, en 2013. Se trata ahora de información recabada en comisarías y juzgados de todo el país, y cualquier tipo de denuncia o solicitud de asesoramiento realizada ante un organismo público.

Con esta estadística, desde el INDEC se ha anunciado la creación del Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres (RUCVM), que anualmente publicará las estadísticas oficiales, herramienta que a priori permitiría evaluar de mejor forma el impacto de las políticas sociales que se implementen para erradicar la violencia machista.

Algunas de las conclusiones estadísticas relevantes son que el 60,2% de los casos registrados corresponde a mujeres que tienen entre 20 y 39 años de edad. Además, “en el 82,7% de los casos, el vínculo de la víctima con el agresor es el de pareja (45,8%) y expareja (36,9%)”, situación que se repite en todos los grupos de edad. En niñas de 14 a 19 años, adquieren relevancia las agresiones paternas (17,3%) y en mujeres mayores de 60 años, las de sus hijos (32,2%).

“A la relación de parentesco entre víctima y agresor se suma la condición de convivencia entre ambos. La víctima convive con el agresor en el 76,8% de los casos cuando se trata de la pareja, en un 69,1% cuando es el padre, en el 67,3% en el caso de la madre y en el 66,3% cuando son los hijos”, agrega el informe.

Otra estadística que da cuenta de la gravedad de la violencia machista en la sociedad argentina es la de la duración de las agresiones. En el 93,3% las mujeres mencionan que han sufrido situaciones de violencia más de una vez. El 40,5% refiere haber recibido maltrato entre 1 y 5 años, y el 23,8% durante más de 10 años.

Según el diario Clarín hasta las 17h de la histórica jornada del 8M, solo en la provincia de Buenos Aires 433 mujeres habían denunciado situaciones de violencia de género, es decir unas 25 mujeres cada hora.

El “hit del verano” se hace sentir

El escenario de la manifestación feminista fue propicio para que sonara la “versión 8M” del considerado hit del verano en Argentina: la canción que se reproduce en los más diversos escenarios del país y que escenifica un insulto colectivo al presidente de los argentinos, Mauricio Macri.

En este caso, el cántico sonó mayoritariamente (aunque algunas prefirieron el tradicional) con un “Mauricio Macri la yuta que te parió”, valiéndose del término con que se identifica vulgarmente a la policía, un simil al “madera” que conocemos en el Estado español. También se escuchó “Mauricio Macri el huevo que te expulsó”, entre otras variables.

Justo ayer, el mandatario presidió el acto oficial del Día Internacional de la Mujer que organizó su gobierno. En el mismo, la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, María Fabiana Túñez, lo presentó como “el feminista menos pensado”.

En la oportunidad, Macri adelantó que hoy mismo enviará al Congreso un proyecto de ley de “salario igualitario”, tendiente a impedir que los hombres sigan ganando más que las mujeres por el mismo trabajo realizado.

Según destacan distintos medios, el acto comenzó de una forma bastante inadecuada para la ocasión —y para cualquier momento—, cuando el locutor presentó al presidente como “Mauricio Macri y señora de Macri”.

Relacionadas

Huelga feminista
El Gobierno vulneró el derecho a la huelga con los servicios mínimos de transporte el 8M de 2018

La Audiencia Nacional anula los servicios mínimos del transporte ferroviario y por carretera de la huelga del 8 de marzo de 2018 tras el recurso de CC OO. El sindicato ha interpuesto recursos también por los servicios mínimos impuestos este año.

0 Comentarios

Destacadas

Pensamiento
Luciana Cadahia: “Frente a la idea de nación oligárquica hay que pensar la de una nación plebeya”
La estigmatización del término populismo se ha extendido en los últimos años. La profesora Luciana Cadahia defiende la vigencia de esa idea, que emparenta con el socialismo en su búsqueda de la igualdad de todos los seres humanos.
Gordofobia
Cuerpos en la playa, el bikini como forma de resistencia

Tener un cuerpo no normativo se castiga en el probador del Calzedonia, en el chiringuito de playa y en la piscina municipal. La producción cultural se ha encargado de dictar a las personas cómo deben ser sus cuerpos: en este dictado, el cuerpo gordo es un cuerpo incorrecto. Exponerlo, un desafío.

Senegal
Aar Li Nu Bokk: cuando el pueblo senegalés dijo basta al saqueo

El verano en Senegal empezó con amplias movilizaciones contra la corrupción. El movimiento Aar Li Nu Bokk [proteger el bien público] se enfrenta a un horizonte de políticas extractivistas tras el descubrimiento de yacimientos de petróleo y gas en el país. 

Opinión
Ese dolor de todas

Decir que si las mujeres no tienen una presencia más destacada en la literatura es porque no alcanzamos la excelencia masculina supone negar la dimensión política e ideológica de la literatura, como si esta fuese una esfera luminosa al margen de la vida.

Partidos políticos
La renuncia de Iglesias clausura una semana de bochorno

La correlación de debilidades entre PSOE y Unidas Podemos ha dado lugar a una semana de movimientos y declaraciones de pésimo gusto para una mayoría de votantes de izquierdas. Sánchez ha conseguido que Iglesias no esté en el Consejo de Ministros.

Nicaragua
Cuarenta años de revolución sandinista

Ortega y Murillo afirman en la conmeración del 40 aniversario de la Revolución Popular Sandinista que no habrá elecciones hasta 2021 y responden con un "no pudieron ni podrán” a las protestas que han alcanzado centenares de muertos desde abril del año pasado fruto de la represión.

Últimas

Humor
Acuerdos

Octava entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto.

Especulación urbanística
Hasta siempre, Calderón

El antiguo estadio del Atlético de Madrid desaparece y el club vende los terrenos por 100 millones de euros para hacer viviendas de lujo.

La Rioja
Cuando 2 diputados sí valían 3 consejerías
En 1991 el PSOE formó un gobierno de coalición con Partido Riojano al que ofreció 3 consejerías, y sólo contaba con 2 diputados
Bebés robados
Ni un paso atrás

Son sorprendentes algunas declaraciones de la prensa que dicen que este hallazgo puede dar un vuelco al relato sobre bebés robados. No debería ser así, ya que si algo se ha demostrado con este reencuentro es que el tráfico de bebés existía.