Huelga feminista
8 de marzo: las mujeres han parado, ha cambiado todo

Como una ola, el feminismo ha arrastrado el 8 de marzo una fase de pasiones tristes y ha introducido nuevas herramientas para la conquistar la igualdad real.


publicado
2018-03-08 20:19

El movimiento feminista del Estado español había marcado esta fecha como un momento definitivo para consolidar su potencia. Y ha protagonizado una jornada de manifestaciones, acciones y presencia en las calles que marca ya y marcará durante los próximos meses la agenda política. Millones de mujeres han protagonizado, en todo el territorio, una jornada que también se ve reforzada por el alcance internacional del 8 de marzo.

Las manifestaciones finales han puesto el colofón a un día en el que ha saltado por los aires una máxima no escrita de la movilización sociolaboral: que solo la llamada unidad sindical, un club restringido formado por CC OO y UGT, es capaz de romper el ritmo de productividad y actividad cotidiana a escala de todo el Estado.

En Madrid, desde las 19:30 la manifestación no podía avanzar por Atocha hasta Plaza de España, donde finalizaba la marcha. Son casi cuatro kilómetros de avenidas de más de seis carriles. Estaban llenos a las 19:45, y parte de la manifestación se extendía hasta Sol, la gran almendra del centro de la ciudad. También ha habido gigantescas movilizaciones en Barcelona, Valencia, Bilbao, Sevilla, Zaragoza, Coruña, millones de mujeres que se han volcado en las manifestaciones en las grandes y las pequeñas capitales de toda la península. Si se parte de la cifra que ha dado CC OO a las 12 del mediodía, más de cinco millones de personas habían participado en la jornada. Y el desborde ha continuado durante muchas más horas.

El colapso de las estaciones de cercanías y metros, y la quiebra del tráfico de coches a lo largo de todo el día en el centro de las ciudades; la actividad, frenada en la administración, las escuelas y las facultades, e interrumpida mediante acciones disruptivas en los comercios, ha hecho del 8 de marzo la primera jornada de huelga general protagonizada por mujeres en todo el territorio.

Los cuatro ejes de la huelga —laboral, de consumo, estudiantil y de cuidados— introducen en la agenda pública nuevos factores que van a ser determinantes en la reconfiguración de los modelos sindicales. La jornada también ha sido esclarecedora en cuanto a la incorporación en la vida política de adolescentes y jóvenes contra el machismo. No obstante, en los días previos, una parte significativa del feminismo racializado ha rechazado la convocatoria de hoy, según afirman, por no sentirse representada.

El movimiento feminista, con un funcionamiento horizontal que está en su genética, ha sido capaz de romper la cotidianidad de ciudades, medios de comunicación y redes sociales para reclamar una serie de objetivos políticos de urgencia —fin de la violencia machista, igualdad en todos los niveles— bien expuestos a lo largo de las últimas semanas. La pedagogía, el trabajo de base y de confluencia de lo social que han llevado a cabo las distintas Comisiones del 8 de Marzo abren una nueva fase de conflicto, en el que debe estar presente el objetivo de poner la vida en el centro de la política.


La calculada presencia de los sindicatos a nivel institucional y mediático no ha influido en que distintos sectores, comenzando por federaciones como la de Enseñanza de CC OO, hayan secundado y ayudado a generar una huelga que, con formas menos clásicas, ha tenido impacto en medios internacionales y ha integrado a mujeres de todas las edades a costa de la tipología de  varones que se identifican como actores principales de las huelgas generales. Los símbolos como los guantes de limpieza y los delantales, las pelucas y miles de pañuelos, lazos y sudaderas moradas también han sido mucho más visibles que las banderas en los balcones colgadas en otoño.

El ciclo largo de movilización del feminismo internacional ha introducido una cuña en la crisis global, marcada por las pasiones tristes y el auge de fascismos y reinvenciones neoliberales. La huelga del 8 de marzo ha herido hoy en su núcleo la posibilidad de una salida a la crisis de civilización en la que quede fuera mucho más de la mitad de la población. Si las mujeres paran se para todo. Y eso se ha oído hoy en todo el mundo.

Relacionadas

Huelga feminista
El Gobierno vulneró el derecho a la huelga con los servicios mínimos de transporte el 8M de 2018

La Audiencia Nacional anula los servicios mínimos del transporte ferroviario y por carretera de la huelga del 8 de marzo de 2018 tras el recurso de CC OO. El sindicato ha interpuesto recursos también por los servicios mínimos impuestos este año.

8 Comentarios
Erika 7:22 14/3/2018

No nos hipotequemos con los políticos. Ni con la religión. Ni siquiera con el amor. Tenemos que ser tan tan libres que podamos expresar nuestras tendencias sin ningún freno. Puedo odiar a Franco...o no. Puedo amar a mi cuñada y poseerla muchas noches... y seguir con mis hijos y su padre. En fin, que sea LIBERTAD TOTAL. Lo único, que quiero ser igual a todos los tíos y que no se me fuerce a decir que soy de izquierdas o de derechas. Y si me enamoro de un tío pues que no tenga que ocultarlo porque cuando un tío se acuesta con una chavala no lo oculta, se jacta de ello.
La secretaria general del partido comunista portugués dijo que la huelga de España no era necesaria porque las huelgas son para ir contra los patronos y en este caso no había patronos. A esa mujer portuguesa le ciega el odio a España y ¿sabéis que hizo el Presidente del PCP? Regalar rosas a todas las empleadas de su sede. Vamos, el dia de S. Valentín.

Responder
0
0
#10285 9:48 9/3/2018

Es histórico y un triunfo, es el inicio, evidentemente con solo salir s la calle no cambia todo. Ahora nos toca unirnos activamente a este movimiento y así sí que van a cambiar las cosas. Quien no quiera verlo asi, si no cree que podamos cambiar las cosas, que se aparte a un lado y nos deje hacer a las que sí creemos que de puede.

Responder
16
1
#10282 8:27 9/3/2018

¿Y yo por qué lo veo todo igual?

Responder
2
14
#10286 11:01 9/3/2018

Ve al oculista, seguramente a corto o largo plazo lo verás. Ayer fue acción; con su consecuente reacción.
Unidas somos una fuerza arroyadora!!
Te animo!!

Responder
11
1
#10279 2:51 9/3/2018

¿Ya se ha tumbado la reforma laboral?

Responder
2
13
#10329 21:00 9/3/2018

No, pero al menos han organizado una huelga que ha movido millones de trabajadoras y estudiantes y ha abierto un futuro donde parar la reforma laboral y mucho más es posible.

Responder
3
0
Andrés Sanz Álvarez 2:49 9/3/2018

UGT y CCOO no han dinamizado nada. Se han aprovechado de la organización del movimiento feminista para sus intereses espúreos. Han convocado tarde y mal un "Paro" ridículo de dos horas. Otros sindicatos se han puesto al servicio del movimiento feminista y han convocado huelga de 24 horas para dar cobertura legal a las trabajadoras. ¡Qué pena de noticia el salto!

Responder
31
0
Olga 9:18 9/3/2018

Releelo. Dice que ha saltado por los aires una màxima no escrita, refiriendose a los sindicatos mayoritarios, y esa màxima es que són los jefes de la lucha obrera.....
Sin ellos, ayer paramos Espa¿a

Responder
15
0

Destacadas

Brasil
Las causas políticas detrás de los incendios en el Amazonas

Desde hace semanas, la región tropical más grande del planeta está en llamas. Entre enero y agosto, el número de incendios ha aumentado un 145% en comparación con el mismo período en 2018.

Palestina
Asentamientos israelíes, ciudad de vacaciones

El turismo en los asentamientos ilegales de Cisjordania promovido por el Gobierno israelí y empresas como Airbnb, Booking, TripAdvisor y Expedia perpetúa la expansión de las colonias y contribuye a normalizar la ocupación en Palestina.

Medios de comunicación
Vázquez Montalbán, periodista

Escribir deprisa, masticar despacio. El periodista Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939-Bangkok, 2003) sigue siendo una referencia en el periodismo popular y en el discurso de la izquierda política no dogmática y zumbona. Su obra periodística, que fue compilada en 2011 por la editorial debate, y la reciente reedición de su ‘Diccionario del Franquismo’ son el pretexto para recuperar fragmentos de reportajes y crónicas que marcaron su tiempo y nos permiten mirar al nuestro con mucha menos ira y algo de tino.

China
Xinjiang, China y los medios de comunicación occidentales

Tras la repercusión que tuvo hace unos días la entrevista a Carl Zha sobre las protestas en Hong Kong, El Salto publica una segunda parte sobre la China contemporánea, en esta ocasión sobre el conflicto en Xinjiang.

Enteógenos
La ayahuasca se abre camino en Occidente como cura de adicciones y depresión

Utilizada por comunidades indígenas amazónicas desde hace milenios, el potencial terapéutico de la ayahuasca comienza a abrirse camino en Occidente.

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo