2017, el año con más suicidios en prisión del último lustro

En 2017 murieron 188 personas en las cárceles del Estado español. De ellas, 35 fueron suicidios, una causa de muerte que alcanzó en el pasado año su cifra más triste desde 2013 y que, según los datos disponibles de 2018, podría seguir en aumento.

Cárcel

publicado
2018-11-01 06:27:00

En 2017 se contaron un total de 188 muertes en los centros penitenciarios del Estado español, según muestran las estadísticas publicadas por Instituciones Penitenciarias y por el Departament de Justicia de Catalunya —ya que esta comunidad tiene transferidas las competencias sobre prisiones—. Sin contar las cárceles catalanas, el centro penitenciario de Sevilla 2 fue el escenario donde se dieron más muertes —10—, seguido del de Albolote, en Granada —siete—.

Las cifras son ligeramente más bajas que las dadas desde 2010, exceptuando el año 2014, cuando se tuvo la menor cifra de muertes de personas encarceladas, según muestran las mismas estadísticas.

Sin embargo, al observar la tasa de mortalidad por cada mil internos, con la que se tiene en cuenta el cambio en la población carcelaria, las cifras son menos optimistas. Las estadísticas de Instituciones Penitenciarias —que no contemplan las cárceles catalanas— muestran una tasa de 2,85 internos fallecidos por cada mil internos, la más alta desde 2010 exceptuando el año 2016, cuando se alcanzó una tasa de mortalidad de 2,99 fallecidos por cada mil internos.

Fallecidos en la cárcel por enfermedad, sin pasar por el hospital

La edad media de los presos fallecidos en las cárceles del Estado, menos en Catalunya, fue de 49,1 años y la mitad de ellos contaban entre 40 y 56 años. La estadísticas señalan las causas naturales como principal causante de las muertes, con 108 en total, y, en especial,las enfermedades circulatorias —44 fallecidos—; dentro de este grupo, la cardiopatía isquémica o enfermedad coronaria —24 muertes—. Más de la mitad de estos presos murieron en el propio centro penitenciario —52,9%—, frente a los que murieron en centros hospitalarios —45,9%— y una persona que murió en el traslado.

Las estadísticas también subrayan que el sida ha dejado de aparecer como causa de muerte principal. En 2018 solo dos presos habrían muerto por dolencias directamente relacionadas con esta enfermedad, aunque, según se explica en el estudio, otros de los presos fallecidos también tenían sida. Las drogas como causa de muerte también habrían disminuido frente al año anterior —28 frente a 40 presos fallecidos—.

Más suicidios

Sin embargo, sí han aumentado los suicidios dentro de las cárceles. En total, en 2017 se suicidaron 35 presos y presas en las cárceles del Estado español —ocho en las catalanas—, frente a las 30 de 2016 y 2015, y 31 de 2014. Es la cifra más elevada desde 2013, cuando se contaron 41 suicidios en las cárceles. En el caso de Catalunya, las cifras para este año se prevén aún peores, ya que, en lo que llevamos de 2008, ya se han contabilizado siete suicidios.

El último conocido fue el de Katherine Gómez Gutiérrez, de solo 20 años de edad. Khaterine, que estaba en prisión preventiva desde noviembre de 2007, fue encontrada muerta en su celda de aislamiento, en la que llevaba nueve días. Antes ya había pasado hasta 74 días en régimen de aislamiento. Su familia denuncia que la administración no ha investigado la verdadera causa de la muerte de Katherine, que tomaba antidepresivos y antiansiolíticos.

Cárceles
Tercera presa que se suicida en régimen de aislamiento en la prisión de Brians I

Katherine Gómez, de 20 años, fue encontrada muerta en su celda. Estaba en régimen de aislamiento, a pesar de que, como expuso la primera autopsia, estaba medicada con antidepresivos, antipsicóticos, antiepilépticos y ansiolíticos.

El informe de Instituciones Penitenciarias señala que el índice de suicidios en las cárceles es “sensiblemente superior” al de la población general, pero excusa esta diferencia en que los presos presentan a menudo “muchos de los factores de riesgo que la OMS [Organización Mundial de la Salud] asocia al suicidio”, entre los que enumera la ruptura de relaciones sociales y el aislamiento social —que muchas veces provoca el propio régimen penitenciario—, los problemas jurídicos —obvios ya que están en la cárcel—, un nivel socioeconómico bajo, el abuso de alcohol y drogas y trastornos mentales como depresión y esquizofrenia, o trastornos de la personalidad y el padecer enfermedades orgánicas graves que acortan la esperanza de vida.

Relacionadas

Contigo empezó todo
Ángeles gitanos en la Modelo

Helios Gómez, gitano y artista de primer orden, pintó un fresco en la Modelo de Barcelona que fue tapado hace 20 años por una capa de pintura blanca.

Cárceles
Las dos huelgas de las prisiones

Aparte de la huelga realizada por los funcionarios de prisiones, desde el 1 de octubre un buen número de personas presas secundaron una huelga de hambre para reivindicar algunos derechos básicos, fruto de varios meses de lucha colectiva en diferentes cárceles del Estado y de la que casi ningún medio se ha hecho eco.

5 Comentarios
Gabitones 12:16 1/11/2018

Datos muy detallados, pero falta algo ¿Que le pasó a la perspectiva de género que introducen ustedes en todos los artículos? ¿Qué es que cuando un problema es mayoritariamente masculino entonces no se dice nada de eso? Aunque bueno, como el único ejemplo que ponen es del suicidio de una interna a lo mejor es que estoy equivocado... Veamos los datos oficiales que se presentan: obviando Cataluña (que no detalla tanto) en 2017 hubo 139 muertes de presos y 8 muertes de presas. Como hay cerca de 48000 presos y 4000 presas (92% y 8% del total respectivamente), esto significa una mortalidad 2,9 por mil presos y del 2,0 por mil presas. Es decir, la tasa masculina es casi una vez y media la femenina.

¿Y concretando en los datos de suicidios? En 2017 hubo 26 suicidios masculinos y 1 femenino. Lo que significa una tasa del 0,54 por mil para los hombres y del 0,25 por mil para las mujeres. Es decir, la masculina es más del doble que la femenina.

O sea, como la última suicida fue una mujer, se pone ese caso de ejemplo. Y, de paso, se dan datos detallados de todo excepto los del sexo. Y es que como resulta que en los problemas de encarcelamiento, suicidio e incluso mortandad general la brecha de género es en sentido contrario al del discurso que deben dar, mejor olvidarse o incluso resaltar la excepción dentro de la estadística. Resulta un poco injusta y triste esta manera de hacer periodismo.

Responder
8
4
#25396 13:00 2/11/2018

Tu comentario ni defiende nada ni justifica nada , ni aporta nada esclarecedor. Gracias por nada

Responder
0
2
Gabitones 21:37 2/11/2018

El suyo, sin embargo, aporta muchísimo. Si no es usted capaz de entenderlo aún, le doy otro dato más. El informe del Ministerio del Interior que está enlazado como referencia del artículo tiene un capítulo 2 que es el que trata la mortalidad en las cárceles. Ese capítulo 2 tiene 4 sub-capítulos. Todos ellos se tratan en el artículo (grupos de edad, causas, lugar de fallecimiento, centros) Todos excepto uno. El primer punto del capítulo dos habla de la mortalidad por sexo y se obvia deliberadamente en el reportaje porque los datos no encajan con la visión de género que se pretende dar, ya que en este caso la mujer no es la víctima principal.

Otro tanto de lo mismo ocurre cuando explican el tema de los suicidios en prisión. En el informe se despacha el tema en dos párrafos. Casi todo el contenido de ese apartado se reproduce, pero se obvian los datos de distribución por sexo (26 hombres y 1 mujer).

¿Cree usted que todo esto es un descuido? ¿O es que cree que estos datos son obviados porque no aportan nada? ¿De verdad cree que no aportan nada unas diferencias de 12 a 1 en población carcelaria, 1,5 a 1 en mortandad en la cárcel o 2 a 1 en suicidios?

Responder
2
0
#25397 13:36 2/11/2018

Descansen en paz.

Responder
1
0
Juana-orraca@hotmail.com 11:01 1/11/2018

Es un grito sin pausa al esclarecimiento de todos los casos que así exigimos por tantas irregularidades fehaciente. Madre.

Responder
3
0

Destacadas

Empresas autonómicas de capital riesgo
CRM destinó 1,5 millones de euros a una empresa cuando un primo de Esperanza Aguirre entró en su accionariado

La empresa de capital riesgo madrileña Capital Riesgo Madrid perdió 1,3 de los 1,5 millones de euros que invirtió en la empresa textil Suprasport coincidiendo con la entrada de Esperanza Aguirre en el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Catalunya
16 detenidos, entre ellos dos alcaldes, en una operación de la Policía Nacional en la comarca de Girona

Las detenciones no han sido ordenadas por el Juzgado de Instrucción número 4 de Girona, que lleva la causa, sino ejecutadas directamente por las fuerzas de seguridad españolas. Las acusaciones de desórdenes públicos están relacionas con la ocupación de las vías del AVE durante el aniversario del 1 de octubre.

Chalecos amarillos
“La protesta de los chalecos amarillos tiene que ver con la vida, la gente dice: ‘No conseguimos vivir así’”

Conversamos con la filósofa francesa Judith Revel sobre los chalecos amarillos franceses, los movimientos sociales que les precedieron durante esta década y cómo Foucault puede ayudarnos a entender estos tiempos.

Brexit
La propuesta de Theresa May fracasa, su gobierno sobrevive, y el Brexit sigue siendo un enigma

En la práctica, hay un motivo muy sencillo para que May haya sobrevivido la moción: Jeremy Corbyn es el líder de la oposición. La moción fallida de censura alimenta las posibilidades de un segundo referéndum sobre el Brexit.

Últimas

Laboral
Konecta despidió a 92 personas discapacitadas con la aprobación de la Agenda Tributaria
La Justicia madrileña da la razón al sindicato CGT y considera nulo el despido de 92 trabajadores con discapacidad de la multinacional del call center Kontacta. El sindicato señala la responsabilidad de la Agencia Tributaria, cliente de la empresa, a la que acusa de “cómplice” de los despidos. 
Refugiados
¿A qué huele un refugiado?
1

Los pabellones que todavía se mantienen en pie en el campo de concentración franquista de Montijo son un monumento (no reconocido) a la memoria de las víctimas de la represión fascista. Estos días, el bloqueo en el puerto de Barcelona del barco de Open Arms devuelve al presente la indignidad del trato degradante a los refugiados.  

México
El perdón del Gobierno de Mexico a la periodista Lydia Cacho llega con 14 años de retraso

El Gobierno de México pide perdón a la periodista Lydia Cacho por la persecución, detención y tortura que sufrió en 2005 tras la publicación de su libro Los demonios del Edén, una investigación sobre las mafias de la trata y la explotación infantil en el sur del país.

Pueblos recuperados
La Audiencia Provincial confirma la sentencia a los pobladores de Fraguas

Los seis jóvenes condenados afirman que no pagarán la demolición del pueblo, por lo que la pena de cárcel podría ampliarse a los dos años y tres meses.

Catalunya
Dos alcaldes y ocho activistas detenidos en una operación de la Policía Nacional en Girona

Los arrestos no han sido ordenados por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Girona, que lleva la causa, sino directamente por las fuerzas de seguridad españolas. Las acusaciones de desórdenes públicos están relacionadas con la ocupación de las vías del AVE durante el aniversario del 1 de octubre.