Rusia
Putin y nosotras, las europeas

Las mujeres rusas y europeas deberíamos unirnos frente a Gazprom y a todo el poder corporativo que nos gobierna.

Vladimir Putin
Vladimir Putin, presidente de Rusia. Wikimedia Commons
Eurodiputada de Podemos

publicado
2018-03-18 06:00

A falta de un milagro, este domingo los dos polos opuestos de la geopolítica mundial seguirán gobernados por dos histriónicos paradigmas del patriarcado: Donald Trump a un lado y Vladimir Putin al otro. A la Revolución Feminista de 2018 le quedan, por lo tanto, muchas ofensivas a las que hacer frente en el panorama internacional. Hemos empezado desde abajo, en las casas, en los empleos, en las calles. Pero tendremos que seguir caminando largo rato, unidas, hasta alcanzar los espacios del poder corporativo que gobierna hoy el mundo.

En Rusia el poder se llama Gazprom y es una de las mayores compañías de gas del mundo, y el mayor suministrador de gas de Europa. Gazprom está generando un impacto económico, social y medioambiental irrecuperable en muchos territorios dentro y fuera de sus fronteras y todo esto en connivencia con la UE. La compañía es una buena conocida tanto entre los intrincados pasillos de la Comisión, como en el propio despacho del comisario de las puertas abiertas a los lobbies, Miguel Arias Cañete.

En Europa, en vez de orientar la producción hacia la soberanía energética y las fuentes renovables, así como hacia la reducción de la demanda de energía, es decir, hacia el mantenimiento de la vida, estamos apostando por el gas natural, que lejos de ser una energía limpia, es igual de dañino, si no peor, que otros combustibles fósiles. Su extracción y transporte produce fugas de metano, un gas muchísimo más contaminante que el CO2.

El gran respaldo electoral que avala al presidente ruso contrasta con las muchas acusaciones de violaciones de los derechos humanos que ha cometido estando en el Gobierno

Y en todo este entramado energético entre Rusia y la UE, las mujeres somos las grandes excluidas de las esferas de decisión. Y no es casual. El feminismo reclama poner la vida en el centro y este reclamo —el de la sostenibilidad de la vida— es incompatible con un modelo energético contaminante, inseguro, oligopólico, ecocida, injusto y, además, “machista y falocrático”, tal como denunciaron recientemente en Bilbao las organizadoras del I Encuentro Género y Energía.

Pero volvamos a Rusia. Putin se prolongará en el mandato durante seis largos años más. El gran respaldo electoral que avala al presidente ruso contrasta con las muchas acusaciones de violaciones de los derechos humanos que ha cometido estando en el Gobierno. Por no hablar de su manejo del conflicto checheno, de su implicación en la guerra de Siria defendiendo a Bashar Al Assad o del claro retroceso en las conquistas democráticas rusas que han supuesto reformas como el fin de las elecciones por voto universal y directo de los presidentes de las repúblicas de la Federación.

Para las mujeres y para la libertad sexual, Putin ha sido un continuo azote. El año pasado, aprobó una ley que libera a los maridos de la responsabilidad penal —con algunas pequeñas excepciones— por los actos de violencia física. Y lo hizo teniendo en cuenta que la gran mayoría de los los crímenes violentos contra las mujeres son cometidos por sus parejas.

El año pasado, Putin aprobó una ley que libera a los maridos de la responsabilidad penal —con algunas pequeñas excepciones— por los actos de violencia física

Las mujeres rusas no pueden, por ley, conducir un tractor, ni cambiar tuberías. Hay 456 empleos que tienen prohibido tener. La pocas mujeres que existen en la política rusa son ex modelos, bailarinas o presentadoras de televisión —es el caso de Ksenia Sobchak, única candidata a la presidencia en estas elecciones—. Y todo esto en un país cuyas mujeres desencadenaron una de las mayores revoluciones de la historia cien años atrás. En el primer país del mundo en legalizar el aborto.

El feminismo es hoy una mala palabra entre la élite rusa y entre gran parte de la sociedad. Abundan las reflexiones sobre cómo las mujeres postsoviéticas abogaron por recuperar “su feminidad” a costa de la igualdad. La defensa de los roles asignados al sexo está también detrás de la discriminación, violencia y persecución que sufren las personas LGTBI en Rusia.

El feminismo es hoy una mala palabra entre la élite rusa y entre gran parte de la sociedad. Abundan las reflexiones sobre cómo las mujeres postsoviéticas abogaron por recuperar “su feminidad” a costa de la igualdad
Ante este panorama, ante los Putin y los Trump del mundo, urge una alianza entre mujeres, no sólo para que aquellas que están más sometidas estas recuperen o amplíen sus derechos como ciudadanas, sino también para poder hacer un frente común en defensa de la tierra y de los recursos naturales. Porque lo que decide Putin, nos afecta a todas. Porque somos las mujeres las que más sufrimos los efectos del cambio climático, de las guerras, de la pobreza y a la vez las que tenemos más experiencia y más recursos para organizar y gestionar el mundo de una manera más sostenible para la vida.

Por eso, las mujeres rusas y europeas deberíamos unirnos frente a Gazprom y a todo el poder corporativo que nos gobierna.

Relacionadas

Antifascismo
La represión del antifascismo en Rusia: el caso de “la Red”

Un tribunal militar ruso condena a largas penas de prisión a un grupo de jóvenes anarquistas por pertenencia a una organización terrorista que, según diversas organizaciones de derechos humanos, nunca existió.

Cine
El Eje del Mal fílmico chino-ruso tendrá que esperar

El misterio del dragón ejemplifica que cineastas de alrededor del mundo codician el inmenso mercado chino. El realizador Oleg Stepchenko ha incorporado a actores como Jackie Chan en su secuela del filme de aventuras fantásticas Transilvania, el imperio prohibido. El resultado ha sido un barroco entretenimiento de regusto pulp que no ha cumplido sus expectativas comerciales.

Europa del Este
La vida tras el kalashnikov en el Donbás independiente

El conflicto latente del Donbás, aún pendiente de resolución, acabó con la idependencia de facto de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk. Milicianos como el español Alexis Castillo y el norteamericano Russel Bentley, que en 2014 viajaron a la zona para combatir con los rebeldes y hoy forman parte del ejército de la RPD, hacen balance de estos seis años con el kalashnikov a cuestas.

10 Comentarios
Anómico 17:43 20/3/2018

El dinero de Soros ha llegado a El Salto.

Responder
8
0
#11233 13:08 19/3/2018

Este artículo contiene muchas demandas y análisis muy justos y necesarios, pero meter como argumento el papel de Rusia en Siria me parece irse mucho, más cuandosin ellos el ISIS ahí seguía, o si no los "rebeldes sirios" cuyo gusto por rebanar cabezas no les impide tener una magnífica prensa por ser afines a USA.
Salvando ese aspecto, un artículo para reflexionar.

Responder
7
2
auskalo 2:36 19/3/2018

Por respetar convenciones, debía haber dicho Gobernadora del Banco Central, no ministra, que lo fue anteriormente en otros cargos.

Responder
7
0
auskalo 2:24 19/3/2018

Yo no sabía lo de los cientos de empleos prohibidos para las mujeres rusas, pero me parece muy chocante que la Ministra del Banco Central de Rusia sea una mujer llamada Elvira Sakhipzadovna Nabiullina, que ha hecho tan bien su trabajo desde el principio de la crisis ucraniana, que ha enderezado la economía del país dominando la inflación causada por las sanciones a Rusia, y ha conseguido que Rusia sea el mayor productor de grano del mundo aconsejando debidamente a Putin, que la nombró para el cargo. Ha sido la primera mujer en una reunión del G8, tanto Forbes como Euromoney o The Banker la han elogiado. Mira su curriculum. Y antes que ella, otra mujer llamada Tatiana Paramonova fue también Ministra del Banco Central. ¿Me puedes dar el nombre de alguna Ministra del Banco Central de algún país de Europa?

Responder
13
0
#11189 25:10 18/3/2018

Qué manera de mezclar churras con merinas, sonrojante

Responder
8
0
#11157 18:28 18/3/2018

Soy peruano,,,por que no te fijas en los verdaderos asesinos del mundo. Estados Unidos y sus marañas occidentales,,, que invaden paises para saquearlos,,,creaan terroristas para tener un motivo de invacion,,,,con sus grandes empresas se llevan los recursos mineraales de muchos paises dejando contaminacion en el medio ambiente hambre y miseria en la jente,,,,especialmente en el peru se saquea a diestra y siniestra con ayuda de las autoridades peruanas,,,,fijate primero en los verdaderos asesinos del mundo y destructores del medio ambiente y despues as un comentario real de esa gran civilisacion de rusia que son defensores de los pueblo que estados unidos y occidente invaden,,rusia tiene una diplomacia de alta capacidad donde impera la razon y caballerocidad,,,,mieentras estados unidos y occidente una diplomacia de niños sin educacion,,acostumbrados amentir entre comillas "mentirosos" tienen el cerebro putrefacto,,,ellos solo quieren vivir bien y dejar que el resto del mundo mueran,,,,tienes un articulo de odio a la nacion rusa,,,eso destruye tu alma....analizate aun puedes ser justo de la razón,,,,,, te quiero....no envenenes tu alma,,,,,,,,

Responder
12
1
#11213 10:43 19/3/2018

Pues porque fueron las elecciones rusas, ¿ayer?

Responder
0
10
Ramón 25:29 18/3/2018

Para denunciar las tropelías de los gobiernos de EEUU no hace falta ensalzar a Rusia. Salvo que te hayas quedado en la época de la guerra fría y creas que Rusia es la URSS. Vamos, que estés muy fuera de la realidad, amigo peruano.

Responder
3
11
#11141 15:19 18/3/2018

ABC se suma a la campaña: https://pbs.twimg.com/media/DYkTVLTX4AUlLa7.jpg

Responder
14
0
#11126 13:13 18/3/2018

#culpaderussia, #unodecadadosrusosenespañaesunespiasovietico, #cospeinvadeletonia, #quevienenlosrojosylosmasones, #denunnnnnsssssiennnnnnn

Responder
18
0

Destacadas

Laboral
Trabajo elimina las bajas por enfermedad como causa de despido objetivo

El Gobierno elimina el artículo 52 d) del Estatuto de los Trabajadores, que permitía el despido objetivo si las bajas por enfermedad superaban el 20% de la jornada en dos meses consecutivos o el 25% en cuatro meses no consecutivos. 

Comunidad de Madrid
El Gobierno de Díaz Ayuso encubrió un recorte de 145 millones de euros en partidas sociales
Una denuncia lanzada por el grupo de Más Madrid revela que 145 millones de euros destinados a educación, sanidad, dependencia, vivienda y exclusión fueron desviados para cumplir con la “regla de gasto”.
Euskal Herria
Gobierno vasco revela que al vertedero de Zaldibar solo le quedaban tres años de vida

A petición de la oposición, el lehendakari Iñigo Urkullu ha realizado una comparecencia parlamentaria en la que ha defendido la “responsabilidad subsidiaria” del Gobierno vasco, frente a la empresa gestora del vertedero de Zaldibar, cerrando filas sobre su gestión en el accidente ambiental más grave de la década.

Residuos
Zaldibar, de prohibir vertederos en el pueblo a la crisis de la década

El vertedero de Zaldibar (Bizkaia) se derrumbó el 6 de febrero. Dos operarios desaparecieron sepultados, la autopista quedó cortada, los escombros se incendiaron y las nubes de humo tóxico se propagan desde entonces por las inmediaciones. El gobierno del PNV y PSE comparece hoy, presionada por la oposición, para dar cuentas sobre su gestión institucional.

Podemos
El escenario que queda después de la ruptura de Anticapitalistas y Podemos

La desafección entre los grupos políticos que representan Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez ha desembocado en una ruptura previsible. Anticapitalistas anuncia un tiempo de reflexión para crear un espacio de oposición al PSOE, y Podemos afronta una asamblea clave para reubicarse tras el pacto con los socialistas.

Últimas

Humor
Terraplanismo

Colaboración de Yeyei Gómez para El Salto.

Humor
La letra pequeña

Trigésimo octava colaboración de Mauro Entrialgo para El Salto.

Centros de Internamiento de Extranjeros
Un menor permanece ingresado en el CIE de València a pesar de probar que tiene 16 años

El colectivo CIEs No denuncia que el juez no ha admitido el documento de identidad del ingresado porque llegó partido desde Argelia, aunque la familia asegura que la envió en perfecto estado.

Brasil
Brasil, los otros genocidios

El presidente Jair Bolsonaro nunca lo ha ocultado y ha llegado a poner públicamente en duda el carácter de seres humanos de los pueblos indígenas.