Frontera sur
Hassane Ammari: “La Unión Europea debería ser la responsable de salvar a las personas que se ahogan en el Mediterráneo”

Hassane Ammari es miembro del proyecto Alarme Phone Sáhara, que se dedica a vigilar y rescatar, cuando es necesario, a los migrantes que intentan llegar a Europa atravesando el peligroso desierto del Sahel y el mar Mediterráneo.

HASSANE AMMARI
Hassane Ammari traballando na súa oficina de Oujda. Enrico Pascatti
Oujda (Marruecos)
6 sep 2019 06:30

Según una investigación del colectivo Caminando Fronteras, entre enero de 2018 y junio de 2019 se ahogaron al menos 1.020 personas que intentaban cruzar la frontera sur europea por vía marítima. De ellas, tan solo se recuperaron el 25% de los cuerpos mientras que del resto, 816, nunca se ha vuelto a saber nada. Hassane Ammari, miembro del proyecto Alarme Phone Sáhara, trabaja en su día a día intentando reducir estas cifras.

Alarme Phone Sáhara es un proyecto colaborativo con miembros en Niger, Mali, Burkina Faso, Togo, Marruecos, Alemania y Austria. Su principal meta es la de vigilar y rescatar a los migrantes que se encuentran en apuros mientras intentan cruzar el peligroso desierto del Sahel o el mar Mediterráneo.
Hassane habla apurado mientras se mueve de un lado para el otro, fuma y dibuja gráficos explicativos en un encerado. Su oficina en Oujda, una ciudad del norte marroquí fronteriza con Argelia, está llena de libros desordenados, mapas y carteles con distintos lemas a favor de la libertad de movimiento.
Hassane suda, se saca la chaqueta, deja transpirar una mezcla de entusiasmo y rabia.

¿Cómo comenzó a involucrarse en el activismo a favor de la libertad de movimiento?
Por Oujda pasan el 90% de migrantes que vienen a Marruecos. A principios de siglo no había ninguna organización ayudando a estas personas en la región, tan solo la Iglesia. En 2001 conocí de casualidad a una mujer congolesa que me contó su historia y, como no encontré ninguna asociación que se hiciera cargo de ella, la traje para mi casa.

Por entonces, la situación en Oujda era trágica: mujeres y menores eran violados en la frontera por argelinos, marroquís, por la mafia… entonces yo empecé a involucrarme centrándome sobre todo en cuestiones de orientación y ayuda jurídica. A partir de 2006, organizaciones como Médicos sin Fronteras o la Organización Internacional para las Migraciones comenzaron a interesarse más en esta zona.

Antes de 2013 había una situación de ping-pong: los marroquís devolvían a los migrantes que se encontraban en su territorio a la frontera con Argelia y los argelinos hacían lo mismo

¿Cómo cambió a lo largo del tiempo la situación en Marruecos para las personas migrantes?
Antes de 2013 era una situación de ping-pong: los marroquís devolvían a los migrantes que se encontraban en su territorio a la frontera con Argelia y los argelinos hacían lo mismo. Recuerdo que en aquel tiempo había muchísima gente de nacionalidades diferentes en esta área. Yo traía a muchos de ellos a dormir en mi casa. Hubo una época en la que en esta oficina dormían muchas personas.

Con el tiempo, organizaciones como Amnistía Internacional y la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía comenzaron a hacer informes sobre todas las violaciones de derechos humanos que se estaban cometiendo aquí. Desde entonces, el régimen marroquí comenzó a respetar un poco los derechos humanos. No mucho, solo un poco. 

Cuando más tarde se inició la cooperación en materia de migración entre la Unión Europea y Marruecos, las fronteras se cerraron mucho más. Marruecos comenzó a devolver a todos los migrantes que se encontraba en zonas fronterizas a ciudades en el sur del país para que les resultara más complicado cruzar y tuvieran que emprender viaje de nuevo.

¿Cuáles son las rutas principales que siguen los migrantes subsaharianos hasta llegar a Marruecos?
Casi todos van hasta la ciudad nigeriana de Agadez, donde se encuentra la sede de Alarme Phone Sáhara y, desde allí, atraviesan el desierto para dirigirse al norte: algunos van a Argelia, desde allí a Marruecos y después intentan cruzar a España y otros se dirigen hacia Libia para intentar llegar por vía marítima a Italia.

¿Cuánto tiempo se puede llegar a pasar una persona en Marruecos esperando cruzar a España?
Hay varias categorías. Por un lado, están las personas que salen de sus países de origen con bastante dinero y saben que podrán estar en España en una semana o menos. Después están las personas que tienen menos recursos. Ellas se pueden llegar a pasar alrededor de cuatro meses en Marruecos buscando oportunidades para cruzar. Por último, tenemos el grupo más vulnerable, que son los que no tienen ningún tipo de recurso económico y se pueden llegar a estancar aquí durante años. Muchos piden en la calle y algunas mujeres se ven obligadas a prostituirse para conseguir el dinero que necesitan para poder cruzar.

Después están los más pobres, que son los que no pueden pagarles a las mafias de ninguna manera y entran a España cruzando la valla de Ceuta o Melilla. Sin embargo, esto es cada vez más difícil porque las fronteras están completamente cerradas. Estas personas se pueden pasar también años malviviendo en Marruecos hasta que encuentran una estrategia o tienen suerte y consiguen cruzar.

¿Cómo funciona Alarme Phone Sáhara en estos lugares de tránsito?
En Alarme Phone Sáhara siempre hay alguien trabajando. Hay personas vigilando las rutas migratorias las 24 horas del día los siete días de la semana. Nosotros tenemos un teléfono de contacto al que los migrantes nos pueden llamar si se encuentran en apuros y, a partir de ahí, miramos cómo podemos ayudar.

En lo referente al mar Mediterráneo, estamos divididos por áreas: el Mediterráneo Occidental (vigila las rutas desde Marruecos a España), el Mediterráneo Central (Túnez-Libia hacia Italia) y el Mediterráneo Oriental (controla la zona de Egipto)

Cuando una de las embarcaciones necesita ayuda, nos llama, nos dice la posición concreta en la que se encuentra y el número específico de personas y nosotros avisamos a salvamento marítimo, en mi caso, al marroquí o al español según corresponda. A veces tenemos problemas porque llamamos a los españoles y dicen que esa lancha es responsabilidad de los marroquís y viceversa. Sin embargo, sí que es cierto que las relaciones son mejores que con las autoridades italianas. Italia manda siempre a gente de vuelta a Libia y hay que repetir que Libia está en guerra y no es un país seguro.

Cuando una de las embarcaciones necesita ayuda, nos llama, nos dice la posición concreta en la que se encuentra y el número específico de personas y nosotros avisamos a salvamento marítimo

¿Cómo hacéis para que los migrantes tengan vuestro contacto, para que sepan sobre la existencia de Alarme Phone Sáhara?
Yo le doy nuestro contacto a todas las personas que me encuentro en cualquier lado: conferencias, cafeterías, por la calle… Tenemos una amplia red y nos damos a conocer. A veces también llevamos nuestras tarjetas a las personas que se esconden en los bosques de Nador antes de intentar cruzar a España.

Las mafias se aprovechan de las dificultades de cruce para hacer negocio. ¿Cuánto puede llegar a costar un viaje a Europa?
Para cruzar en barco pueden ser 1000, 2000, 3000 euros… depende del tipo de lancha que escojas, hay varias categorías. En las lanchas que son muy buenas, van entre 15 y 30 personas, tienen tres motores, son muy caras y recorren la distancia Marruecos-España en muy poco tiempo. Después están las de precio moderado. En ella viajan entre 30 y 40 personas, solo tiene un motor y les lleva ocho horas llegar a la Península. Finalmente están las más baratas, que son hinchables o de madera, están mucho más aglomeradas y tardan alrededor de tres días en alcanzar costas españolas.

¿Tiene la Unión Europea responsabilidades ante esta situación?
Quiero dejar muy claro que la Unión Europea (también Estados Unidos y Canadá) son responsables de las muertes y de todo lo que está sucediendo. El cierre de fronteras provoca esta situación. Aún más, Europa ahora se dedica a criminalizar a las personas y organizaciones que ayudan a los migrantes. Para nosotros, la Unión Europea debería ser responsable de salvar a las personas que se ahogan en el Mediterráneo.

Relacionadas

Migración
Helena Maleno, una vida en muchas vidas

La periodista e investigadora ha presentado Mujer de frontera. Defender el derecho a la vida no es un delito, editado por Península, un libro que nace de las luchas y resistencias compartidas con las comunidades migrantes.

Migración
Empadronamiento sin domicilio fijo, el negocio de un derecho que los ayuntamientos se niegan a reconocer

Las trabas burocráticas que aplican la mayoría de ayuntamientos al proceso especial de empadronamiento incumplen la normativa vigente sobre el acceso al padrón, que debe ser facilitado con independencia de la situación administrativa o habitacional de las personas que residen en cada municipio. Los impedimentos constantes han dado origen a un negocio paralelo donde se debe pagar a terceras personas por los documentos que la administración exige.

Sanidad pública
Exigen un servicio de intérpretes en sanidad

Una performance frente al Centro de Salud de Lavapiés sirvió para reiterar la grave carencia que implica no contar con intérpretes que faciliten el entendimiento entre el personal sanitario y sus pacientes. El pasado mes de marzo, un ciudadano bangladesí falleció tras no poder entender las indicaciones médicas que se le transmitían en forma telefónica.

3 Comentarios
#39155 24:25 8/9/2019

Los dirigentes de los países de origen nada pueden hacer, está bajo el dominio de las potencias que expolian sus riquezas, y el que les contradice, le hacen el bloqueo , el bloqueo de todo, están entre la espada y la pared, sólo quieren sus riquezas, a ellos no les quieren , mientras ocurra esto, siempre habrá emigrantes, los políticos saben más que cualquiera respecto a este gran problema, todos los partidos ahora se alimentan de emigración ambicionando el poder, Salvini y otros parecidos, aún no estando ahora en el poder, usará la emigración en sus campañas para volver.

Responder
1
1
#39091 10:27 6/9/2019

NO. Los países de origen deben ser los responsables de porque sus ciudadanos se van a la desesperada. Uno no se va jugándoselo todo a otro lugar del mundo si está cómodo en su país.

Responder
2
2
#39106 16:56 6/9/2019

No está diciendo eso, dice que una vez en el mar , puden dejarlos que se ahoguen. Es decir que si hay dinero para Frontex (por ejemplo) no deberían dejar a estas personas en manos de guardacostas libios, marroquís o directamente hundirse y ahogarse.

Responder
0
0

Destacadas

Industria
Nissan anuncia que se va de Barcelona y deja en el aire 23.000 empleos

La multinacional japonesa cierra su principal planta en España. El Ministerio de Industria anuncia que seguirá ofreciendo subvenciones que eviten el cierre.

Vivienda
Las ayudas al alquiler se quedan cortas y no terminan de llegar

Los grandes bancos siguen sin firmar el convenio para distribuir los microcréditos del ICO para la familias más afectadas por la crisis social y sanitaria. Mientras, en la Comunidad de Madrid las ayudas directas al alquiler se agotan en la primera semana.

Crisis económica
Hong Kong, algo más que una ficha en la disputa de China por la hegemonía global

Los medios occidentales amplifican las protestas en Hong Kong, un “problema interno” de China que confluye con los temores del establishment a que las sociedades europeas simpaticen más con el país dirigido por Xi Jinping.

8 de marzo
Testigos del informe de la Guardia Civil: “Mi declaración se ha tergiversado”
Dos de los cinco integrantes de CGT que aparecen en el informe de la Guardia Civil que culpa al Gobierno de no haber tomado medidas pese a conocer la situación de emergencia por el coronavirus aseguran que se han manipulado sus declaraciones. El sindicato estudia emprender acciones legales por lo que considera un “montaje” para desacreditar al movimiento feminista.
Migración
Helena Maleno, una vida en muchas vidas

La periodista e investigadora ha presentado Mujer de frontera. Defender el derecho a la vida no es un delito, editado por Península, un libro que nace de las luchas y resistencias compartidas con las comunidades migrantes.

Música
Belén Gopegui pone letra a las nuevas canciones de Milagros, el grupo coral que salió de un colegio público

De empezar a cantar en clase con su profesora a participar en uno de los mayores éxitos de Rosalía, la peculiar trayectoria del grupo coral Milagros añade ahora otro capítulo destacado: las letras de sus nuevas canciones llevan la firma de la escritora Belén Gopegui.

Migración
Empadronamiento sin domicilio fijo, el negocio de un derecho que los ayuntamientos se niegan a reconocer

Las trabas burocráticas que aplican la mayoría de ayuntamientos al proceso especial de empadronamiento incumplen la normativa vigente sobre el acceso al padrón, que debe ser facilitado con independencia de la situación administrativa o habitacional de las personas que residen en cada municipio. Los impedimentos constantes han dado origen a un negocio paralelo donde se debe pagar a terceras personas por los documentos que la administración exige.

Residencias de mayores
No tenemos perdón (ni vergüenza)
Se preparan protocolos para abrir comercios o terrazas pero, ¿para cuándo un protocolo para visitar a nuestros familiares en las residencias?
Crisis económica
España recibiría 77.000 millones a fondo perdido del plan de recuperación que ultima la Unión Europea

El Gobierno de Pedro Sánchez tendrá acceso a 77.000 millones para paliar el descuadre en las cuentas públicas provocado por las medidas del covid-19, según ha adelantado Bloomberg. Es aproximadamente un 6% del PIB.

Últimas

Coronavirus
La autogestión de los cuidados en un Chile en resistencia

Numerosas iniciativas en Valparaíso permiten crear estructuras de salud paralelas a las oficiales, ante el olvido de los más vulnerables por parte del Estado

Memoria histórica
Carabanchel pide a Marlaska recuperar la memoria de la cárcel convertida en CIE
Una plataforma ciudadana de Carabanchel solicita a Interior la apertura de un centro de memoria para recuperar la historia de la cárcel del barrio madrileño construida por presos franquistas, que estaba siendo usada como CIE.
Humor
Las terrazas en ‘Madrid’, por Mauro Entrialgo

Nueva entrega del cuaderno de bitácora de una pandemia que Mauro Entrialgo está realizando para El Salto.

Migración
Migrar o invertir la propia vida como peaje

A los detractores de la inmigración todo indica que les mueve un egoísmo desbordante fruto de un privilegio inmerecido. La mera casualidad de haber nacido en un lugar concreto les otorga un derecho de movilidad ilimitado que, a su vez, les habilita a desembarcar en los países de aquellos que quieren ver sólo como atracción exótica.