Flamenco
El quejío minero de Pencho Cros

Fulgencio ‘Pencho’ Cros, cantaor natural de la localidad de La Unión, lo ha sido todo en el Festival Internacional del Cante de las Minas, que ayer inició su 57 edición.

Pencho Cros
Calle de Pencho Cros, en La Unión (Murcia).

publicado
2017-08-03 11:25

Del 2 al 12 de agosto La Unión (Murcia) acoge, y van 57 veces, una nueva edición del Festival Internacional del Cante de las Minas, uno de los más importantes festivales del arte flamenco en sus modalidades de cante, baile, toque e instrumentistas.

Este certamen comenzó a celebrarse en 1961, con la modalidad de cante. Veinte años más tarde se añadió el toque, otros diez años después el baile y desde el año 2009 se ha incorporado también la modalidad de instrumentistas flamencos.

Se celebra en el Mercado Central de La Unión, participan los artistas seleccionados en pruebas selectivas celebradas previamente en diferentes ciudades y, tras las correspondientes semifinales y final, se otorga como principal galardón la Lámpara Minera. Otros premios son el Bordón Minero, el Trofeo Desplante, el premio Filón y uno dedicado específicamente a otros cantes de Málaga, Granada, Córdoba y Huelva.

Fuera de concurso actuarán artistas de la talla de Lole Montoya, Juan Carmona, Rocío Márquez, Juan Pinilla, Manuela Carrasco, Mayte Martín, La Argentina, Paco Montavo, Antonia Contreras o Jesús Méndez, y se celebrarán galas dedicadas a figuras del flamenco como Camarón, Paco de Lucía, Antonio Canales, etc.

El Festival Internacional del Cante de las Minas nace como homenaje a los cantes minero-levantinos que los mineros (sobre todo los procedentes de Andalucía) cantaban en la sierra minera de Cartagena y La Unión en el siglo XIX y que expresaban el “quejío” por los sufrimientos que padecían en su trabajo en las minas.

Este festival ha recibido un premio de la Academia de la Música por su labor de difusión cultural, y desde 1984 está declarado de interés turístico.

El primer ganador de la Lámpara Minera fue Antonio Piñana, y desde entonces artistas que se convirtieron en figuras como Encarnación Fernández, Mayte Martín, Miguel Poveda, Rocío Segura, Juan Pinilla, Rocío Márquez… y un largo etcétera en el que destaca la figura de Fulgencio ‘Pencho’ Cros, cantaor natural de la propia localidad de La Unión y que lo ha sido todo en este festival.

A la figura de Pencho Cros le dedicó una conferencia Manuel José Navarro Jiménez, coordinador general del Festival, en las Jornadas Flamencas Ciudad de Valladolid de este año (Jornadas que sirven para una de las pruebas selectivas del Festival).

Pencho Cross, hijo y nieto de de partidarios (pequeños autónomos del sector de la minería), nace en La Unión en 1925, justo cuando comienza a decaer el esplendor que había vivido anteriormente el sector de la minería, lo que supone un descenso del poder adquisitivo de los trabajadores y la desaparición de muchos cafés cantantes.

Comenzó trabajando como aprendiz en una fragua, pero desempeñó después variados oficios: cosiendo alpargatas, operario de diversos sectores, mecánico de buques, mecánico de refinería de petróleo…

Trabajando en su juventud en el lavadero de la mina de su familia escuchó cantar a los mineros y sintió una punzada en el alma: interiorizó el dramatismo y la dureza de la clase trabajadora, de la que surge el grito del cante minero.

Comenzó a cantar él, de forma autodidacta, hasta convertirse en el artista más importante de La Unión y la representación más genuina del cante minero, expresando la pena minera sin imitaciones.

Por ello recibió múltiples invitaciones para trasladarse a Madrid y dedicarse profesionalmente al cante, pero las declinó. De haber aceptado a buen seguro se hubiera convertido en un profesional de enorme éxito. Pero Pencho estaba implicado en su pueblo, que no quiso abandonar; tenía más apego a su tierra y a los cantes mineros que a la fama, y le tiraba más cantar para sus amigos en tascas, tabernas y tablaos que en público.

“No era un hombre de escenarios, su cante se engrandece en la intimidad”, afirma Manuel Navarro. Quizás también influyera en su decisión el no ser consciente de la figura flamenca que era… Aunque de forma esporádica actuó en Murcia o Madrid, era feliz alejado de los grandes escenarios.

En el Festival Internacional de Cante de las Minas de La Unión, Pencho Cros lo fue todo. Como participante ganó tres veces la Lámpara Minera, y no le permitieron participar más. Fue jurado, pregonero, comentarista en programas de radio, promotor de jóvenes artistas, participó en recitales de promoción, etc.

Una enfermedad cardiaca provocó que los médicos le prohibieran todo lo que hacía en su vida nocturna en las tascas y tabernas: beber, fumar y cantar. Él hizo caso a medias: cantar no lo dejó del todo, porque no podía dejarlo. Hasta que el alzheimer se apoderó de él, falleciendo en 2007.

Un premio lleva su nombre: el que cada año concede la Fundación Cante de las Minas en reconocimiento por promover y estimular el desarrollo de manifestaciones culturales en torno al Festival Internacional del Cante de las Minas. En esta edición los reconocidos con el premio Pencho Cros han sido Onda Regional de Murcia (por sus reportajes radiofónicos), el Ayuntamiento de Valladolid (como sede de las pruebas selectivas del Festival en el marco de sus Jornadas Flamencas Ciudad de Valladolid), Unión Cable (por su apoyo al Festival), y Onésimo Samuel Hernández Gómez (profesor del área de Publicidad y Relaciones Públicas en la Facultad de Comunicación y Documentación de la Universidad de Murcia, por sus documentales).

Este año, décimo aniversario de la muerte de Pencho Cros, el premio consistirá en una figura de su busto, de 21 centímetros de altura, en bronce.

Relacionadas

Música
DMBK: la “kinkidelia” como seña de identidad

De la sigla DMBK surge Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, la sucesión de cuatro palabras que dan nombre a este peculiar sexteto hispalense integrado por Bacca, Gringo, Dandy Piranha, Soni, Máscara y El Papi ‘aka’ Pachuli.

Periodismo
La Línea no prohíbe el reguetón pero el asunto se convierte en noticia viral

La supuesta prohibición publicada por medios estatales ni afecta a la totalidad del municipio ni a la totalidad de la feria local. El bando municipal no hace mención al reguetón ni extiende la medida más allá de las calles y plazas del centro de la localidad gaditana durante el domingo rociero, día grande de la festividad.

Música
La alegría de tener a Kiko Veneno

El cantante Kiko Veneno presenta nuevo disco, un álbum que se engarza con Veneno, el disco que le abrió las puertas de la música hace más de 40 años.

0 Comentarios

Destacadas

Industria farmacéutica
Más de 500 medicamentos con problemas de suministro en España

El desabastecimiento de medicamentos en España ya supone más que una alerta farmacéutica. Son cientos de historias de pacientes sin su tratamiento.

Economía
Impuestos a la carne y al plástico: los impuestos Pigouvianos

Debido a la crisis climática, muchos países ya se plantean poner impuestos a la carne o a los plásticos. Estos impuestos, cuyo coste recae directamente en el consumidor, se llaman impuestos Pigouvianos.

Aporofobia
El doble filo para esconder el racismo

El rechazo a las personas migrantes rescatadas en el mar tiene un componente aporófobo desde nuestra mentalidad capitalista porque se considera que estas personas no van a poder aportar algo útil a la sociedad, pero este rechazo no deja de ser también racista, xenófobo, islamófobo y machista.

Tenemos que hablar
Hacer el agosto

A veces parece que agosto es un mes de saldo y esquina, de periódicos delgados sin noticias, de columnistas escribiendo sobre sus vacaciones en Benidorm. Es como si el mundo se parara.