Antifascismo
Imputados por manifestarse contra la Lega

Dos episodios graves ocurridos en Salerno y que afectan de diferentes maneras a la vida universitaria, vistos en conjunto, resultan muy indicativos del período que estamos atravesando.

Gennaro Avallone
Gennaro Avallone, imputado por un paseo que denunciaba la xenofobia de la Lega italiana.

publicado
2019-06-24 16:25:00

Un investigador de la Universidad de Salerno (Italia), Gennaro Avallone, militante de las luchas antirracistas y estudioso de las políticas migratorias, ha sido imputado junto a otras once personas por haber protestado contra un "paseo" de la Lega por la "seguridad" y contra las personas inmigrantes.

Al mismo tiempo, el Rector de la Universidad de Salerno, polo académico muy relevante en el sistema universitario del sur de Italia, se presenta como candidato por la Lega y hace un llamamiento "acalorado" a la "comunidad estudiantil". Conseguir una escuela, investigación y universidad domesticadas es un objetivo claro de las políticas reaccionarias.

Sin embargo, las desobediencias difusas que reivindican la libertad de expresión, de enseñanza, de manifestación, están empezando a construir una convergencia importantísima, conectando prácticas de resistencia y construcción de relaciones y de "común".

Docente imputado por manifestarse contra la Lega

Doce notificaciones han sido remitidas a las personas imputadas, bajo la acusación de manifestación no autorizada. Entre las personas imputadas figura Avallone, profesor de sociología urbana y conocido en el campo de los estudios migratorios y la ecología política, con una larga trayectoria militante en los movimientos sociales y colaborador de diferentes periódicos (entre ellos, El Salto). Entre las personas imputadas figuran también algunos/as estudiantes de la misma Universidad. En mayo se difundió un documento en apoyo a Avallone y a las otras personas imputadas, acompañado de la firma de más de cien docentes de la Universidad de Salerno, en los que se resumen los elementos más inquietantes de esta vicisitud.

Gennaro Avallone está comprometido desde hace tiempo en una encuesta participativa con respecto de la situación del trabajo migrante, y en particular, sobre la relación entre venta ambulante y organización de los espacios urbanos

Los hechos se remontan al pasado 11 de septiembre, aunque las notificaciones de imputación han sido recibidas nueve meses después, coincidiendo de manera singular con otra jornada de protesta contra Salvini, que en Salerno ha sido particularmente animada. Ese día la Liga intentando radicar su presencia y organización en el sur, declaró que una marcha "por la legalidad y la seguridad" iba a recorrer el paseo marítimo de Salerno. El lugar no ha sido elegido al azar: el paseo marítimo ha sido señalado por parte de la retórica securitaria como un símbolo de la "degradación" de la ciudad, pues es utilizado por personas vendedoras ambulantes, muchas de ellas migrantes, para trabajar. Estas personas llevan tiempo reivindicando ante la administración municipal la posibilidad de obtener puestos decentes para poder desempeñar su oficio, sin ser relegadas a mercados periféricos y escondidos.

La lucha está hoy en día estancada y se han dado varios episodios de fuerte tensión entre los representantes de la comunidad senegalesa y el presidente de la región de Campania, el ex alcalde de Salerno Vincenzo De Luca, aún muy influyente en la ciudad. Este último, por su parte, nunca ha dejado de repetir consignas sobre la seguridad y de alimentar una retórica de la degradación. La Lega, que ha encontrado un terreno bien abonado por el discurso de De Luca, aprovechó la ocasión y organizó lo que enseguida se configura como una “ronda anti-migrantes”, por más o menos simbólica que fuera.

De ahí que, como muestra de preocupación ante los acontecimientos, y mediante un rápido “pasapalabra”, numerosos/as ciudadanos/as antirracistas acudieran al paseo marítimo, junto a quien, en la Universidad de Salerno, conoce la cuestión desde cerca. En efecto, Gennaro Avallone está comprometido desde hace tiempo en una encuesta participativa con respecto de la situación del trabajo migrante, y en particular, sobre la relación entre venta ambulante y organización de los espacios urbanos. Avallone estaba allí haciendo su trabajo, el de un investigador que piensa que los saberes sirven para tomar partido: observar, entender, facilitar la toma de palabra de las personas que la iniciativa leguista quería reducir a elementos de degradación, continuar el trabajo colectivo iniciado en la Universidad para permitir que la ciudad saliera de las retóricas securitarias y racistas y repensar la convivencia misma.

El profesorado solidario pide en el documento al rector que se pronuncie en defensa de la libertad de manifestación y de investigación. La paradoja es que el rector de la Universidad de Salerno está actualmente participando en la campaña electoral como candidato de la misma Lega. El rector hasta ahora no ha mostrado ninguna intención de dimitir, ni siquiera de auto-suspenderse de sus funciones. Veremos si contestará algo a sus docentes: hasta ahora, esto parece muy improbable. Mientras tanto, el crecimiento de la solidaridad es la ocasión para fortalecer la reorganización de espacios de investigación y expresión colectiva, basados en la experimentación de relaciones novedosas entre la universidad y su "afuera": una concepción de la vida universitaria radicalmente alternativa a esa mezcla de lógicas propietarias y gobierno de los algoritmos que ha constituido la retórica de la "excelencia" en estos años. Una retórica de la innovación que, por otra parte, tal como la vicisitud de la candidatura del Rector muestra claramente, no es nada incompatible con respecto de las prácticas más tradicionales de relación e intercambio para con el poder político.


lLamamiento en solidaridad con Gennaro Avallone elaborado por los/las docentes de la Universidad de Salerno
Algunos periódicos locales han dado a conocer que Gennaro Avallone, investigador de nuestra universidad, estaría imputado junto a otras personas, por haber participado en septiembre de 2018 en una protesta no autorizada contra una "ronda anti-inmigrantes” de la Lega en Salerno. Queremos manifestar tajantemente y sin ambages nuestra solidaridad con Gennaro y nuestra indignación ante el enésimo episodio de represión del disenso en nuestro país, a la luz del hecho de que, tal como muestran las crónicas periodísticas, los/as manifestantes no han hecho nada más que expresar una opinión, sin mostrar ninguna actitud o comportamiento ofensivo o violento. También pedimos al Rector de la Universidad de Salerno que exprese solidaridad a su compañero de trabajo y que muestre su disenso contra cualquier forma de represión de la libertad de expresión.

- Llamamiento en solidaridad con Gennaro Avallone y las otras once personas investigadas.

 

euronomade
El presente texto es la traducción de otro redactado por Giso Amendola, aparecido en la web de Euronomade y, anteriormente, en Il Manifesto del 25 de mayo de 2019

 


Relacionadas

Educación
‘Fent escola, fent país’: medio siglo de escuela antifascista en el País Valencià

Cuando el proyecto de La Masia comenzó, aún estaba vivo Franco. Una docena de personas relacionadas con la pedagogía, el nacionalismo catalán y el antifascismo alquilaron un chalet en Vedat de Torrent en septiembre de 1968 y allí montaron una escuela construida sobre valores democráticos, humanísticos y laicos. Hoy, cincuenta años después, 350 alumnos aprenden y crecen en sus aulas.

Barrios
¿Qué farsa es esta?

Mi hija ve a la gente recorrer la ciudad con prisa. Ve el tiempo enajenado de los adultos. Intuye que no hay una relación clara entre lo que se trabaja y los recursos que llegan para la vida, aunque aún no sabe que hay gente que vive del trabajo de los otros. Algo sospecha.

1 Comentario
Saestero 17:33 24/6/2019

Gracias por el artículo que pone luz en lo que sucede en las provincias italianas, estos hechos me tocan de cerca. Como de cerca deberían tocarnos más casos en todos los lugares "parque de juegos" del capitalismo global.

Responder
0
0

Destacadas

Educación
‘Fent escola, fent país’: medio siglo de escuela antifascista en el País Valencià

Cuando el proyecto de La Masia comenzó, aún estaba vivo Franco. Una docena de personas relacionadas con la pedagogía, el nacionalismo catalán y el antifascismo alquilaron un chalet en Vedat de Torrent en septiembre de 1968 y allí montaron una escuela construida sobre valores democráticos, humanísticos y laicos. Hoy, cincuenta años después, 350 alumnos aprenden y crecen en sus aulas.

Huelga feminista
Eulen despide a una limpiadora por secundar la huelga del 8M
En la carta de despido, la empresa alega que la trabajadora no acudió a su puesto de trabajo sin justificar la ausencia.
Literatura
“Hoy a las mujeres gordas se les permite contar sus propias historias”

La escritora Sarai Walker aborda en Bienvenidos a dietland dos cuestiones importantes: una sobre el cuerpo y otra sobre la ira de las mujeres

Literatura
“Europa no ha perdido su memoria sino su sensibilidad”

En Una vez caminé sobre la suave hierba la escritora austriaca Carolina Schutti propone, con un estilo intimista y sutil, una historia de identidad y desarraigo, un pulso por recuperar la memoria negada. La protagonista se llama Maja, pero podría llamarse de cualquier modo y estar en cualquier sitio.  

Venezuela
El ocaso de la insurrección de Guaidó

La reciente visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el avance de las negociaciones en Noruega han dividido a la oposición venezolana. Mientras tanto, una vez disipada la amenaza de una intervención militar, Maduro debe enfrentar los graves problemas internos y las corrientes chavistas críticas con su gobierno. 

Últimas

Laboral
Las kellys llaman a la primera huelga de camareras de piso en Baleares

Camareras de piso de Ibiza y Formentera han decidido en una asamblea celebrada este lunes convocar una huelga de dos días en agosto. Piden regular la carga de trabajo de manera urgente para evitar riesgos innecesarios para las 6.000 trabajadoras empleadas en este sector en estas islas.

Violencia machista
“Violencia intrafamiliar” y memoria del olvido

Mi padre era un monstruo, pero era un monstruo del franquismo. Era la reproducción “intrafamiliar” de la dictadura: el poder único e incontrolado de un macho, inculcado, aplaudido y avalado por el sistema político-social.