Agricultura
Sindicato Labrego Galego se desmarca de otras patronales del campo y apoya la subida del SMI

Las principales organizaciones agrarias estatales hablan de "crisis de rentabilidad" en el sector y COAG advierte de que la subida del SMI sería "inasumible" en el campo. SLG se desmarca de esta posición patronal y anuncia su apoyo "claro e inequívoco" a la subida. 

Vendimia
Las condiciones de trabajo en las vendimias llevan décadas provocando todo tipo de reclamos laborales.

publicado
2020-01-20 16:12

El Sindicato Labrego Galego se ha desmarcado la mañana del lunes de las posiciones de representantes de diferentes organizaciones agrarias de ámbito estatal en las que se declaran contrarias a la subida del Salario Minimo Interprofesional (SMI) hasta el 60% del salario medio español. El SLG ha señalado en un comunicado su apoyo “claro e inequívoco” a la propuesta. “Mantener el salario mínimo en el nivel actual supone legalizar la pobreza y la exclusión social”, afirman.

Este posicionamiento contrasta con la posición de las patronales agrarias de ámbito estatal. En declaraciones a Agropopular, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, apuntó que “la mayor parte de las explotaciones agrarias de este país no pueden soportar la subida de costes laborales”, en referencia a la subida del SMI. El jueves de la semana pasada, un documento de la misma organización cifraba en un 50% el aumento de costes laborales que se derivaría de la subida del SMI tal y como está prevista en el acuerdo de investidura PSOE y Unidas Podemos. Según COAG, la subida sería “inasumible” para las explotaciones con entre dos y tres trabajadores fijos.

El SLG demanda también una renta mínima garantizada para trabajadores y trabajadoras del campo por cuenta propia, con nos ingresos mínimos vinculados al SMI. Según el SLG, dicho ingreso podría financiarse con cargo a los fondos de la Política Agraria Común (PAC) europea, “no malgastando cantidades millonarias que van parar mayoritariamente a familias terratenientes, latifundios, corporaciones industriales, grandes empresas, especuladores y fondos de inversión”. Los empresarios agrarios perciben anualmente de la Unión Europea, a través de la Política Agrícola Común cerca de 6.000 millones de euros anuales de subvenciones públicas

Los posicionamientos de las diversas organizaciones llegan en medio de la designación de cargos del nuevo Gobierno y de fuertes presiones en todos los sectores para mantener la competitividad, caso del aceite de oliva. Representantes de COAG, Asaja y UPA, las principales organizaciones agrarias de ámbito estatal, se reunieron el miércoles 15 con el ministro de Agricultura, Luis Planas, para trasladarle sus peticiones, entre las que destaca la crisis de precios y el posible recorte de ayudas de la PAC. Aunque entre el listado de temas a tratar con el ministro no incluía la subida del SMI, sí se hacía referencia a la “crisis de rentabilidad” del sector agrario, uno de cuyos componentes son los costes laborales.

También CC OO ha criticado la posición de COAG acerca del salario mínimo y ha acusado a las patronales agrarias de incumplir en muchos convenios la actualización del SMI de 2019, “que supone en torno a 7€ la hora incluidos todos los conceptos (pagas extras, vacaciones, descansos, etc)”. Es el caso de Cataluña, autonomía que lleva con el convenio del campo bloqueado desde 2018, en un conflicto que tiene como protagonistas a los trabajadores eventuales del campo (tres de cada cuatro en Cataluña).

Para CC OO, las organizaciones agrarias “deben abordar su futuro exigiendo una ley que obligue a las grandes superficies a respetar la supervivencia de todos los agentes de la cadena de valor, en la que deben encontrarse las personas trabajadoras por cuenta ajena”. “Los salarios del campo no son los responsables de la situación de competitividad de las explotaciones agrarias en España”, concluye CC OO.

Relacionadas

Laboral
La reacción contra la subida del SMI o por qué el capitalismo necesita trabajadores pobres

La intención del nuevo gobierno de subir el SMI hasta 1200€ ha levantado airadas reacciones por parte de la clase empresarial. Este artículo resume una investigación recientemente publicada en la revista Sociología del Trabajo y nos explica por qué la clase empresarial se opone a una medida que beneficiaría al sector más vulnerable de la población.

0 Comentarios

Destacadas

Tecnología 5G
Las manos visibles del capitalismo echan un pulso por el control del 5G

El fracaso de la estrategia punitiva de Trump con China podría llevar a Estados Unidos a buscar alianzas puntuales entre sus empresas y otros gigantes europeos.

Economía digital
La corporación inteligente

En todos los sectores económicos, desde la agricultura a la industria predictiva, el comercio minorista e incluso el trabajo de cuidados remunerado, el modelo de plataforma es ahora una capa esencial de la infraestructura.

Feminismos
Izquierda Unida expulsa al Partido Feminista

Con un 85% de votos a favor, la Asamblea Político Social de la formación liderada por Alberto Garzón ha decidido la salida del partido de Lidia Falcón.


Cine
Cuando los ecologistas son los malos de la película

El audiovisual comercial mira el ambientalismo con mejores ojos que otras causas, pero aun así se ha recreado en la representación de ecoterroristas más o menos carnavalescos.

Últimas

Insólita Península
La leyenda del Puente de Hierro

El antiguo convento de los Templarios recreado en la leyenda de Bécquer es el monasterio de San Polo en Soria. Del conjunto original ha sobrevivido la iglesia.