Referéndum del 1 de octubre
El mayor acto de desobediencia de los últimos 30 años

Quizás hayamos visto, estemos viviendo, la mayor acción de desobediencia civil de los últimos 30 años en este rincón de mundo. Porque esto, señores, no va de Catalunya.

Imágenes del 1-0 (II)
Manifestantes por el derecho a decidir en una escuela de Barcelona el 1-0. Ione Arzoz
Marc Almodóvar
2 oct 2017 11:14

Ya está. Ya lo vimos. Ya sabemos, por fin, a qué se refería aquello del "¡a por ellos oé!".

“Actuaremos con toda la inteligencia”, nos había alertado Rajoy. Menudo augurio.

Curioso retrato de la democracia española. En lugar que contar votos hemos estado contando heridos. Y llevamos más de 800. Una persona al borde de la muerte y un chico operado en el ojo por el impacto de una pelota de goma. Aquellos que venían a respetar las leyes, a defender la Constitución y el Estatut, se trajeron armamento prohibido en Catalunya para hacerlo.

Curioso retrato de la democracia española. Policías arrancando urnas.

Curioso retrato de la democracia española. La ley como cárcel. Las urnas como akelarre. Al Estado se le cayó toda careta.

Curioso retrato de la democracia española. En lugar que contar votos hemos estado contando heridos. Y llevamos más de 800

No sé si hace falta resumir la operación policial. Si hace falta hablar de ese policía que salta tres escalones para caer encima de un peligroso hombre sentado en el suelo. O de ese otro que arrastra por las escaleras a una chica y le va rompiendo uno a uno los dedos mientras le mete mano y le lanza comentarios sexuales. O de ese otro que arranca cebollas jubiladas. O de ese grupo de antidisturbios que saltan la valla como poseídos para entrar en un colegio en Barcelona y empezar a repartir. Un avispado tuitero hablaba de “asalto a la valla de inmigrantes ilegales”. O de ese picoleto completamente desbocado que usa la cizalla durante cinco minutos para romper un cristal de una puerta en lugar de para cortar la cadena que impedía abrirla. Ante todas las cámaras.

En el pequeño pueblo de Fonollosa, 80 antidisturbios de la Civil arrasaron con los 70 votantes que hacían cola para entrar a votar. Con ellos y con el Ayuntamiento entero ya que les costó encontrar donde se ponían los peligrosos papelitos.

Ya no hablemos de la imagen de Puigdemont cambiando de coche en un túnel para evitar el seguimiento de los helicópteros policiales y poder votar mientras la civil arrasaba con todo en el colegio donde se le esperaba. Ante todas las cámaras. Con desfachatez. Imágenes de golpe de Estado, señores.

"Proporcionalidad", no paraban de repetir Soraya desde Madrid, y el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ejerciendo ya casi como de President interino, desde Barcelona. Proporcionalidad era reventar la cabeza a abuelos, aporrear a votantes estirados en el suelo y lanzar pelotas de goma a diestro y siniestro. Desde luego caló hondo entre las fuerzas policiales el discurso belicista de cierta brunete mediática que no paró de repetir aquello de "los escudos humanos de Puigdemont". Escudos humanos, repito, para proteger la peligrosa arma de destrucción masiva de unas urnas. De unas urnas cuya hipotética operatividad oficialista había ya sido desarticulada. O eso nos habían dicho.

Sale Rajoy y dice que hemos sido un ejemplo para el mundo. Ese hombre, que sigue viviendo en una galaxia muy muy lejana es quien efectivamente vive independizado de Catalunya

Mientras tanto, cuando en Catalunya teníamos 800 heridos, una persona en la UCI y otra operada del ojo por el impacto de unas ilegales (estas sí) pelotas de goma, en la portada del ABC se hablaba de seis policías heridos. No es broma. En la portada. En Telecinco se obviaba la actuación policial. Y en RTVE, donde el Consejo de Informativos ha estallado en ira por el sesgo implantado, se repetía una y otra vez la única imagen en que un cordón policial reculaba y les caía una botella de plástico. No pude ver más. Supongo que esa era la cobertura que necesitaba el Estado para desplegarse. Obviaban, sin embargo, que cientos de medios internacionales estaban aquí. Para cubrir precisamente todo esto.

Y mientras Le Monde decía en Francia que esta era la derrota de Rajoy, la CNN hablaba de la vergüenza de Europa y The Guardian hablaba que el estado había perdido, sale Rajoy y dice que hemos sido un ejemplo para el mundo. Ese hombre, que sigue viviendo en una galaxia muy muy lejana es quien efectivamente vive independizado de Catalunya. Él.

No han sido millones de catalanes los que han independizado Catalunya. Ha sido un Estado que ha tratado como colonia a sus gentes. La brecha en la cabeza de muchos catalanes ya no es solo una herida con sangre, es una ruptura emocional y factible que no se arreglará con diez puntos de sutura. Ni mucho menos con los 23 puntos que Mas planteó a Rajoy en 2014 y que aún aguardan respuesta.

Imágenes del 1-0 (III)
Manifestantes muestran las papeletas del referendum en Barcelona. Ione Arzoz

Pero no es solo el PP. No nos equivoquemos. El cheque en blanco del PSOE, la dualidad de Sanchez, con esa tacticista equiparación entre Puigdemont y Rajoy, lo hace igualmente responsable. Y lo convierte en estrategia de estado. No es Rajoy quien independiza Catalunya. Es España, su estado y su régimen del 78 sin careta ni cartón, quien lo están haciendo.

Corre por las redes un meme que pide un minuto de silencio por esos bipolares que odian los catalanes pero no quieren que se vayan.

Pues eso. Minuto de silencio. O un día entero, por favor.

Y el tema central es que, de hecho, ya lo tenían. Tenían su foto. Habían desarticulado por todos los lados posibles el operativo referéndum. Podían apelar, como hacían, a la falta de protocolos homologables, las famosas garantías. Ignorarlo. Atacar luego a los políticos si pensaban darle efectividad práctica, y secesionista, alguna. Tras semanas a la búsqueda de las armas de destrucción masiva, de haber intervenido miles de carteles, millones de papeletas, cerrado webs a diestro y siniestro, asaltado imprentas, redacciones de medios de comunicación, intervenido la economía y casi también la policía catalana. Tras todo eso, la benemérita ocupaba desde hacía 24 horas el CTTI y el CETICAT e impugnaba aparentemente todo acceso al censo o a los sistemas de recuento. Parecía el golpe definitivo. Seguramente les jodía no haber encontrado las urnas, vale. Pero Albiol ya lo había finiquitado con eso de que su mujer guardaba la ropa sucia en una caja muy parecida. ¿O no?

El Govern no sabemos todavía si improvisando o aplicando los planes B, Z u Omega, cambiaba las reglas del juego. A 45 minutos de abrir los colegios, implantaba el censo universal, es decir, votar en todos lados. Desconcierto en las considerables colas que, ya desde las 4:30h, esperaban defender la apertura de los centros de voto. Cuatro horas y media antes. Dispuestos a defender como fuera este akelarre satánico convocado. La gente se votaba, literalmente, encima.

Como decimos, el Estado había desarticulado el operativo del referéndum montado por el Govern. Y fue la gente quien lo defendió. Ocupando colegios por 48 horas, escondiendo urnas en sus casa, organizando las mesas electorales, coordinándose con los barrios, haciendo cordones humanos para garantizar el voto, chavales bajando sus equipos informáticos para sortear el hackeo al censo electrónico y permitir que la gente diese su voto. Y pese a la represión. Pese a los impactantes vídeos que iban llegando. Pese al nerviosismo. Pese a la lluvia. Pese al miedo desenfrenado por una caverna mediática harta de repetir que eso era ilegal. Pese a todo. La gente votó. Votó y se quedó a defender su voto.

El Estado había desarticulado el operativo del referéndum montado por el Govern. Y fue la gente quien lo defendió. Ocupando colegios por 48 horas, escondiendo urnas en sus casa, organizando las mesas electorales, coordinándose con los barrios

El hackeo constante al sistema de voto, así como el sabotaje a las líneas de wifi en algunos centros, ralentizó mucho el proceso. “Quitaos los datos de los móviles”, pedían desde un lado. A cada votante, una marea de aplausos y gritos de “votarem”. Y con la lluvia; impasibles. Y pese a las imágenes que llegaban, la gente se acercaba. “Yo no iba a votar”, me dice un hombre, “pero tras lo visto esta mañana, no podía quedarme en casa”.

Nonagenarios desafiando el miedo y alzando sus papeletas al aire. Éxtasis colectivo. Llamamientos a la paciencia y sobre todo a la calma ante la presencia de secretas. Una amalgama bestial de votantes en las colas. Ya lo he dicho, pero lo repito: que tengamos a miles de anarquistas defendiendo el voto es algo. Unos chavales que parecen más propios de MHYV ["Mujeres y hombres y viceversa", programa de TV] que de una mani indepe, lanzando gritos en la cola a cada vídeo que iban viendo de las cargas policiales. A su lado, grafiteros de barrio que han pasado la noche defendiendo el colegio y que han sido los primeros en echarse la foto con las urnas y los pies en la mesa. Al más puro estilo 36. Catalanes jienenses destacando la locura vivida los últimos días. A su lado, señoras bien peinadas de claro perfil ANCero. El pueblo, su gente, señores. Con todas sus contradicciones. Esas son las brujas satanistas dibujadas por algunos en la meseta.

A su lado, grafiteros de barrio que han pasado la noche defendiendo el colegio y que han sido los primeros en echarse la foto con las urnas y los pies en la mesa. Al más puro estilo 36

Este no fue el referéndum del Govern, ni el referéndum de Puigdemont. Cada uno le dará la lectura que quiera. Cada uno lo contará como quiera. Pero la lección de poder popular, de desobediencia, vivido ayer pese a todo, es enorme. Quizás hayamos visto, estemos viviendo, la mayor acción de desobediencia civil de los últimos 30 años en este rincón de mundo. Porque esto, señores, no va de Catalunya. No va de independencia. Al menos no independencia de los pueblos de la península.

Relacionadas

Criminalización y castigo en cuarentena
Daniel Gallardo y los muros de España

Daniel Gallardo cumple ocho meses en prisión preventiva a la espera de su juicio. La Fiscalía pide para él seis años de cárcel por un supuesto ataque a un policía durante una concentración en Madrid en apoyo a los condenados por el Procés.

Militarismo
La conflictividad en el mundo aumentó un 244% en la pasada década y seguirá creciendo tras el covid-19
El Índice de la Paz Global muestra una evolución negativa. Se han incrementado las tensiones como consecuencia de la desigualdad y los conflictos armados. Los investigadores advierten de que la crisis económica derivada del covid aumentará los niveles de violencia en todo el mundo.
Catalunya
Matar al periodista

Las 50 agresiones policiales contra periodistas documentadas durante las protestas en Catalunya hacen pensar en una estrategia coordinada para silenciar lo que ocurre en las calles.

24 Comentarios
MARA 14:17 8/10/2017

Bueno, creo que el título del artículo resaltando la desobediencia civil es poco adecuado y padece de cierta miopía romantizadora en el análisis sobre los hechos realmente ocurridos. Ciertammente ha habido desaobediencia al gobierno central pero esta resistencia social no es demasiado heroica ya que no nace espontáneamente desde abajo sino que está orquestada desde arriba cumpliendo el mandato y obedeciendo la agenda y la ruta marcada por las élites políticas del gobierno de la "casa nostra". Creo que es importante dar buena cuenta de este contexto estructural paradójico en el que se incumplen las órdenes de Rajoy al tiempo que se obedecen firmemente los mandatos de los propios dirigentes. No es un movimiento desde abajo como lo fue el 15M. Conviene por tanto no romantizar demasiado con los cantos de sirena de una "desobediencia" social que curiosamente se pone al servicio de la obediencia a las propias élites y a los cargos políticos e institucionales sin la pretensión de alterar ni una gota la estructura de desigualdad ni el modelo suicida del crecimiento económico en un planeta finito y esquilmado. La apuesta independentista catalana es en lo fundamental bien casposa y anacrónica. Más del viejo y peligroso jarabe de fragmentar fraticidamente las sociedades humanas, algo tan ensayado durante los últimos cinco siglos con los exitosos modelos de ordenación política: los estado-nación. Este modelo de organización territorial y política que multiplica sin final la división interna de la humanidad y pone por delante los intereses y luchas interhumanas no puede afrontar los nuevos problemas civilizatorios inéditos y terminales a los que nos enfrentamos: la continuidad y supervivencia socioecológica en una biosfera enferma. la apuesta por más estados es más de la medicina que mata y nos aboca a la tragedia colectiva de los declinantes bienes comunales del planeta, nuestro origen y nuestra fuente nutricia inevitable de recursos y servicios para la vida y el buen vivir.

Responder
1
2
#582 10:48 4/10/2017

¿Desobediencia...? Esto está perfectamente orquestado y manipulado, y ellos actúan exactamente como les dicen.

Responder
3
28
YO TAMBIÉN QUIERO DECIDIR Y NO ME DEJAN 25:40 3/10/2017

¿Nadie se acuerda aquí de los derechos de los millones de votantes que votaron LEGALMENTE en unas elecciones de vedad para que un parlamento LIDERADO POR CORRUPTOS no respetara las leyes de su propio estatuto y así tener una coartada hacia su visión paranoica de Cataluña? ¿No es violencia imponer una consulta ilegal a una comunidad? ¿No les da vergüenza contar unos votos que arrojan un 90% de independentismo? ¿Es ésta la realidad de Cataluña? ¿Es que no hay otra soluciones que hacer seguidismo de un Napoleón mesiánico que está rompiendo la convivencia de familias y pueblos? ¿Es lícito dividir a los ciudadanos entre buenos catalanes y traidores simplemente por no tener las mismas ideas? ¿Es normal es victimismo paranoico del que estáis haciendo gala? ¿Es normal que una policía que podía haber actuado previamente hiciera dejación de sus funciones para convertirse en una policía de partido? Eso sí, no comparto la solución del corrupto de Rajoy cuyo partido está deslegitimado por la corrupción... pero no da vergüenza que quien lo pudo quitar prefirió la poltrona a dar una solución... también quiero cambiar la Constitución de 1978 que con tanta ilusión votaron el 92% de catalanes... pero para que haya mas derechos, para que todos tengamos salud, educación libre de adoctrinamiento y trabajo dentro de una comunidad que atienda a los verdaderamente débiles y no a los adalides del 3% o de los sobres... No me gustan las banderas y las etiquetas... y ojo que lo que está pasando en Cataluña tiene muchos que ver con el nazismo: un enemigo que tape mis vergüencas, un exceso de simbología, el aniquilamiento del pensamiento crítico, la persecución y descrédito del que no comparte mi ideología.

Responder
8
45
#14212 24:24 18/4/2018

Demasiado mierdastorm has visto tu

Responder
0
0
#551 21:07 3/10/2017

Felicidades por el articulo. Fiel a la verdad.

Responder
32
1
#538 15:56 3/10/2017

La derecha corrupta catalana defensora de las políticas mas reaccionarias va a convertir Cataluña en una sociedad más libre y solidaria y el PP la revolución social. Cuándo se habla de sociedad civil movilizada y asociada estáís hablando de la Assemblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural, TV3, Unió de Pagesos i la Iglesia?

Responder
4
18
Carles M. Sanuy 15:42 3/10/2017

Demócratas españoles, os necesitamos. Llamad a la mobiluzación permanente en solidaridad con nuestro País! Nuestros derechos són vuestras derechos! Defendedlos!

Responder
23
0
Victor Chmara 11:55 3/10/2017

Es increíble que el articulista nos afirme que el mayor acto de desobediencia civil ante la opresión en la Europa Comunitaria es la referéndum unilateral e insolidario respaldado desde hace años por la derecha burguesa corrupta catalana con la estimable colaboración de la ANC y OCl i la tendenciosa TV3 junto con el sindicato la Unión de Pagesos, que como todos sabemos fue creado por la derecha para contrarrestar la influencia del movimiento libertario y la CNT.
El autor se deja fascinar por la admirable sociedad catalana educada, civilizada y también manipuladora.

Responder
11
52
#507 8:50 3/10/2017

articulo brutal!! fuera censura politica

Responder
24
0
#506 8:46 3/10/2017

Es una pena adonde estamos llegando. Responsabilizar esta vergüenza que hemos vivido en España a solo un bando me parece muy conciliador... En fin, lo vivido el domingo no puede volver a pasar, pero sin embargo el gobierno de Puigdemont no puede estar orgulloso de la fractura que está haciendo en la sociedad catalana y en la española. Leo comentarios de que Cataluña merece respeto; ese mismo respeto que merecen los andaluces al que los politicos independentistas faltan una y otra vez y nadie dice y hace nada. En fin... Estaría bien reconocer en que nos hemos equivocado cada uno, No solo haciendo responsables a nuestros politicos.

Responder
5
37
#548 18:25 3/10/2017

Tu vives en otro mundo.
Aquí se respeta a todos los ciudadanos. ESPABILA

Responder
19
0
#504 7:58 3/10/2017

Todo muy bien dicho, oiga, sin pelos en la lengua. Gracias

Responder
22
0
Iñigo Arispe 25:38 2/10/2017

Sí, esto no va de independencia, esto va de derechos civiles. De defender a los 8 millones de personas pobres que sufren en toda España, a los 4 millones de personas que viven en el umbral de la pobreza. De defender el sistema de salud y educación pública. De defender los derechos de organización y decisión de la sociedad civil, de dar voz a las personas. Esto va de romper el Estado represor, corrupto y criminal que nos gobierna, y de construir una sociedad libre y solidaria.
Y si los catalanes lo pueden ir haciendo por su cuenta, pues mejor para ellos.Y seguramente, gracias a ellos, iremos los demás detrás.

Responder
68
5
#540 17:00 3/10/2017

Me parece un punto de vista muy certero y claro. Tienes mucha razón, Barcelona sabe mucho de movilización civil y de asociacionismo.

Responder
14
1
#549 19:18 3/10/2017

Catalunya no es sólo Barcelona. La sociedad rural catalana ha sido ejemplar.

Responder
28
0
#493 19:54 2/10/2017

Pues tiene razón el autor. Pero ojalá pusiéramos tanto interés y sentimiento en crear un estado de bienestar para toda la península. Estamos hablando de votar para crear otro estado dominado por los de siempre e inevitablemente insolidario.

Responder
10
26
#885 21:08 12/10/2017

Espero que no sea así. Recuerde que en las elecciones autonómicas catalanas las izquierdas (indepes o no) ganaron por mayoría absoluta. Que CIU ya no existe. Que Unió está defenestrada. Que convergencia no sólo cambió de nombre sino también ha perdido votos. Siempre hay poderes, pero dudo qeu los burgueses les interese mucho el tema de la independencia. Por lo menos un país más pequeño será más fácil de controlar por la sociedad, no cómo ahora, que tenemos que someternos constantemente a unos gobiernos centralistas que nada nos representan y que siempre nos utilizan como cortina de humo, como cuando con el Estatut.

Responder
0
0
Xavier Egarenc 17:17 2/10/2017

Es lo que pasa en una sociedad madura y democrática: cuando el estado de derecho abandona - cuando no ataca- a la sociedad civil, ésta se organiza (a través de sus representantes legales) y se defiende legítimamente.

Responder
29
0
Xavier 15:41 2/10/2017

Felicidades por el articulo! Realmente me parece que refleja la realidad. Quiza solo añadiria el delay de algunos politicos q ahum hablan de federaciones y pactos fiscales que tampoco lleva a ningun lado hoy en dia

Responder
34
1
gurutxurtu 15:28 2/10/2017

El pueblo catalán merece respeto, mucho respeto. Porque como bien dice el autor (también en la línea en la que se pronuncia Julian Assange) estamos viviendo uno de los episodios democráticos, de dignidad, mobilización y desobediencia civil más importante del presente, pasado y futuro.
Hace tiempo que ya no iba de independencia,de ruptura o de legalidades/ilegalidades, se trataba y se trata de dignidad y el pueblo catalán (en toda su transversalidad) se ha sentido herido, humillado y vapuleado pero ha demostrado a ojos de todo el mundo valiente y pacificamente que su dignidad esta intacta ante un gobiero/estado/régimen 78 que la golpea (literalmente).
También ha quedado claro y al descubierto, (a ojos de todo el mundo, es decir fuera de la burbuja mediática del régimen 78) la verdadera cara del Estado Español y sus miserias... ¿Cuál es la diferencia con la Turquía de Erdogan, por ejemplo?.
Y por último, ha puesto al descubierto que Mariano Rajoy es un psicópata muy peligroso rodeado de una banda de fanáticos iluminados y autoritarios con mucho poder, demasiado.

Responder
83
1
#508 8:50 3/10/2017

Tanto que hablas de dignidad y respeta del pueblo catalán, me gustaría que también hablaras de respeto y dignidad hacia el pueblo andaluz. Humillación es que digan en Cataluña que los andaluces son vagos, que os robamos, que no pagamos impuestos, y que nadie mueva un dedo en contra de estos "politicos", más bien se aplauda... Para ganarse el respeto hay que respetar. Para nada estoy defendiendo lo del domingo, pq yo como andaluz pido el respeto del pueblo, y no aplaudo el linchamiento.

Responder
10
40
Jordi 11:09 3/10/2017

Quedarse con estereotipos dichos alguna que otra vez por alguns, me parece un poco superficial. Soy nieto e hijo de andaluza, como muchos aquí. Este país (Catalunya) està muy orgulloso de los andaluces y extremeños que aportaron su sudor y su tesón para levantar un territorio devastado por un régimen dictatorial. La gente aquí respectarmos, no solo a los andaluces, sinó a todos los españoles. Quedarse con un comentario soltado por un político de turno o por un ciudadano "ignorante", que los hay en todas partes, és un argumento muy pobre. Estoy harto de oir que los catalanes somos agarrados y aburridos, o que los gallegos Nunca sabés si suben o bajan, etc. Y conozco gallegos que habla muy clarito, catalanes muy generosos y andaluces muy currantes. Creame, aquí respetamos a todos, igual que ustedes seguro nos respetan a nosotros. No sé quede con lo que le muestren por los medios de comunicació, siempre sesgados y malintencionados. Un saludo.

Responder
57
1
gurutxurtu 11:54 3/10/2017

Disculpa, pero me me gustaría hacer una aclaración.
Yo únicamente estaba hablando de los hechos concretos acaecidos el 1-0. No estaba hablando ni de bandos, ni de agravios y/o desagravios, ni del largo proceso por el que hemos llegado hasta aquí (dónde efectivamnete las responsabilidades están muy repartidas).
Simplemente estaba describiendo lo tú, yo y afortunadamente todo el mundo vió que basicamente fue una gigantesca manifestación/mobilización/protesta totalmente pacífica y civil de un pueblo, brutal y salvajemente reprimida con toda la fuerza de un poderoso estado (el tuyo, el mío y también el de aquellos que fueron brutalmente masacrados) por responsabilidad única y exclusiva de un Gobierno psicópata y autoritario.

Responder
30
1
Laura 14:59 2/10/2017

Gracias a ese pueblo valiente hoy el resto de la península es un poco más libre :)

Responder
54
0

Destacadas

Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia)
El Gobierno vasco impide votar a al menos 200 personas en las elecciones del domingo

Tanto si presentan síntomas activos como si se encuentran asintomáticas, las 200 personas que actualmente tienen covid-19 no podrán acudir a los colegios electorales el 12 de julio. Los contactos estrechos de los positivos, otras 500 personas, deberán ir con la papeleta desde casa, si es que la tienen.

Temporeros
7.000 temporeras marroquíes atrapadas y ningún plan
Miles de temporeras permanecen bloqueadas sin recursos económicos ni información sobre cómo y cuándo podrán retornar a su país. Las organizaciones denuncian abandono institucional y cuestionan el marco de la contratación en origen.
Crisis económica
¿Hacia dónde vas, España?

El dictamen de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica establece las bases del futuro post covid-19. Un futuro que trata de acercarse a la Unión Europea y dejar atrás la España del ladrillo y la evasión fiscal, para centrarse en reindustrializar el país y caminar hacia el estado del bienestar. Pero, en medio, se han colado medidas neoliberales, como la mochila austriaca.


Urbanismo
El hotel de cala San Pedro recibe un dictamen ambiental negativo
El proyecto, que supondría la construcción de un complejo de casi 600 metros cuadrados con 11 habitaciones y 22 plazas, se considera “inviable”.
Opinión
Naciones Unidas suspende a España por su maltrato al empleo doméstico

El informe del exrelator Especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos Philip Alston destaca la desprotección social y la precariedad de las empleadas domésticas y urge a que España ratifique el Convenio 189 de la OIT. Ojalá que esa llamada de atención por parte de Naciones Unidas haga un poco más visibles nuestras demandas

Medios de comunicación
La necesidad de criticar al periodismo para salvar a los periodistas

Es imprescindible politizar el acceso a la información, de la misma manera que se ha politizado el acceso a la vivienda o el acceso a una subsistencia mínima.

Europa
No te duele Nadia Calviño, te duele la Unión Europea

La derrota de Nadia Calviño en su carrera por presidir el Eurogrupo parece una oportunidad perdida para cambiar la Unión Europea. Pero que alguien como ella haya llegado y que haya ganado un irlandés solo demuestran que nada va a cambiar pase lo que pase.

Coronavirus
Las epidemias: viejas causas, nuevos escenarios y futuros desafíos

El estudio histórico de las epidemias nos muestra que su transmisión e impacto están muy ligados a las condiciones sociales donde ocurren, y actualmente este lugar es el mundo entero.

Últimas

Ecofeminismo
Y este verano, ¿qué plan?
Mucha gente no puede pensar en veranear. Pero queremos daros algunas ideas para que vaya lo mejor posible. Quien sabe, igual acabáis con el planazo del verano.
Crisis climática
La Tierra podría sobrepasar el umbral de los 1,5ºC en los próximos cinco años

La Organización Meteorológica Mundial publica sus últimas predicciones y señala que, en 2020, la temperatura media será 0,8ºC superior a la media de los años 1981-2010.

Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.