Movilidad
Pulso en la calle para salvar Madrid Central

Miles de personas protestan en Madrid para intentar que el nuevo Gobierno dé marcha atrás en su afán de revertir la zona de bajas emisiones.

Manifestación por Madrid Central
Cabecera de la manifestación por el mantenimiento de Madrid Central. David F. Sabadell
29 jun 2019 20:01

Tras una semana de reuniones, acciones y movilizaciones, llegó el colofón final: la manifestación, anunciada hace apenas una semana, que ha recorrido la Gran Vía y la calle Alcalá para finalizar frente al Ayuntamiento que alberga desde el 15 de junio el nuevo Gobierno de la capital del Estado. Varios miles de personas han acudido a la cita, que ha salido a las 19h de la plaza de Callao con pancartas en las que se leían frases como “¿Dos razones? Tus pulmones” o “Quiero mis pulmones, no tus emisiones”.

Todo para intentar frenar la desactivación de Madrid Central que, de facto, dejará de funcionar el 1 de julio —y hasta el 31 de agosto, según anunció el nuevo Ejecutivo local— al haber decidido el nuevo alcalde, José Luis Martínez-Almeida, la suspensión de las multas en dicho período. Suspensión que, de paso, dejará las cuatro áreas de prioridad residencial (APR) —Embajadores, Cortes, Ópera y Letras— a merced de todo vehículo contaminante, una situación inédita desde la puesta en marcha de estas, algunas de ellas implantadas.

Los tres partidos de la derecha lo dejaron inicialmente claro en campaña: suspenderían Madrid Central, aunque del veto de la ultraderecha a la supuesta “mejora” de la medida que Ciudadanos planteó posteriormente hay un trecho. Tras el clamor popular, la vicealcaldesa Begoña Villacís ha rebajado el tono y habla de “remodelar” y “no revertir”, cargando contra el actual sistema de multas, al cual achaca “muchas deficiencias”. Algo similar ha dicho el PP, que también ha suavizado sus mensajes contra la zona de bajas emisiones con el paso de los meses y, especialmente, desde que consiguió la alcaldía. El nuevo delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, señalaba este jueves que la suspensión de las multas se hacía para “garantizar la fiabilidad técnica de las cámaras para poder identificar a los vehículos que acceden y poder sancionarles”.

En cualquier caso, el 27 de junio el Consistorio acababa con Madrid Central para los meses centrales del verano y aprobaba la moratoria que anula las multas desde el 1 de julio. Desde la recién creada Plataforma en Defensa de Madrid Central, formada por cientos de organizaciones, se apresuraban en señalar que “cualquier medida de modificación se puede hacer sin deshacer nada” y que “suprimir el periodo sancionador es una medida desproporcionada para los fines que se persiguen y solo busca consumar estrategias electoralistas y el pacto con Vox bajo un disfraz de tecnicismos sin rigor”.

Manifestación Madrid Central 2

La plataforma, de la que forman parte grupos ecologistas como la confederación Ecologistas en Acción y Greenpeace, la Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado Giner de los Ríos, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid, asociaciones ciclistas como Pedalibre o nuevos colectivos nacidos para luchar contra la crisis climática como Fridays for Future o Madres por el Clima, remarca que el nuevo Gobierno no tiene un plan alternativo. Este “requerirá tiempo de diseño y tramitación”, apuntan, “por lo que los coches ya tienen vía libre de forma indefinida para circular por todo el distrito Centro, incluso por las antiguas APR”.

Temen con esta moratoria el fin de una medida anticontaminación que ha rebajado en sus primeros meses a pleno rendimiento —abril, mayo y junio, ya que las multas comenzaron a imponerse desde el 16 de marzo— a niveles históricos nunca vistos desde que hay datos. Una zona de bajas emisiones que también ha alejado el fantasma de las multas millonarias impuestas desde Europa —al observar la Comisión Europea que, por primera vez, el Gobierno local se ponía manos a la obra— tras nueve años de incumplimientos de los niveles legales de calidad del aire en Madrid.

La protesta de este sábado ha estado precedida de otras acciones, como la reiterada exigencia y petición por registro de una reunión urgente de la Plataforma con el alcalde para debatir el tema, acciones informativas y paseos reivindicativos en bici. Asimismo, la plataforma ya ha señalado que, si el Gobierno local acaba con Madrid Central, irá por el camino de las acciones legales. “Clarísimamente vamos a ir a los tribunales si se suspende. Suspender una medida que salva muchas vidas es absolutamente inmoral y reprobable desde el punto de vista legal. Iremos a la UE y a los tribunales españoles”, amenazaba el lunes Paco Segura, portavoz de la Plataforma y coordinador de Ecologistas en Acción.

Relacionadas

Movilidad
Operación malos humos: ¿146 nuevas zonas de bajas emisiones en España?

El anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica contempla la obligatoriedad de crear zonas de bajas emisiones en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes. A pesar de que la ley se presentará en el Congreso en marzo, algunas urbes ya se están preparando.

Medio ambiente
Treinta propuestas ecologistas para cien días de Gobierno

Las cinco principales organizaciones ecologistas presentan a la vicepresidenta para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, una batería de propuestas medioambientales para los tres primeros meses de mandato.

Transporte
La privatización de la alta velocidad lleva el modelo Ryanair al tren

La liberalización del transporte de pasajeros por tren ya está aquí. A finales de año, varias compañías competirán con Renfe por las líneas de alta velocidad más rentables. Los fiascos del caso inglés y de la privatización del ferrocarril de mercancías en España sobrevuelan un proceso que supone todo un terremoto para el sector.

0 Comentarios

Destacadas

Especulación urbanística
La PAH exige al Gobierno de coalición que “mejore y amplíe” la moratoria de desahucios del PP

Un día después del lanzamiento de una campaña para que el Gobierno tome medidas urgentes en materia de vivienda, el ministro Ábalos anuncia que prorrogará la moratoria de desahucios. La PAH pide que la moratoria incluya a los desahucios de alquiler y otras situaciones de vulnerabilidad que la normativa del PP deja fuera.

Crisis climática
Alerta climática

Los últimos cinco años, de 2015 a 2019, han sido los más calurosos de los que se tiene constancia, con un aumento del mercurio de entre 1,1 y 1,2°C por encima de las temperaturas preindustriales. Con esto concluye la década más cálida registrada en el planeta.

Vivienda
Pulso de inquilinas e instituciones catalanas contra el fondo de inversión Azora

La presión en Cataluña contra el segundo propietario de vivienda de alquiler más grande de España crece porque los Ayuntamientos afectados están aprobando mociones. 

Literatura
Dolores Reyes: “Decir que una novela es feminista me parece forzado”

Dolores Reyes es la autora de Cometierra, una novela sobre feminicidios y otras violencias. Las proletarias de la periferia también escriben.

Movimientos sociales
La Generación Z lidera el movimiento climático

Con el ascenso de organizaciones como Zero Hour (Hora Cero) o Fridays For Future (Los Viernes para el Futuro) de Greta Thunberg, el movimiento climático juvenil no ha hecho más que empezar.

Unión Europea
La nueva batalla contra la extrema derecha se llama Eslovaquia

Las elecciones del 29 de febrero al Consejo Nacional eslovaco se celebran con la amenaza de un buen resultado para Nueva Eslovaquia, el partido de extrema derecha que reivindica el pasado nazi del país, y en el segundo aniversario del asesinato del periodista Ján Kuciak, que investigaba la corrupción del actual Gobierno socialdemócrata.

Últimas

Iglesia católica
La revuelta feminista llega también a las mujeres de la Iglesia

Teólogas, integrantes de parroquias, feligresas, comunidades de base y algunas congregaciones de religiosas alzan la voz contra la profunda discriminación que viven por parte de la jerarquía eclesial. La primera concentración será este domingo 1 de marzo.

Laboral
“Outsourcing” o externalización ruinosa: las ETT 2.0
Diversos colectivos denuncian que muchas empresas sortean los convenios colectivos sectoriales externalizando servicios a través de empresas multiservicios o también llamadas “outsourcing”, lo que lleva de la mano la precarización laboral, devaluación de salarios y contratación temporal y a tiempo parcial.