Memoria histórica
La Junta de Andalucía deja de publicar el anuario sobre fosas comunes del franquismo

La Junta de Andalucía no publicará en 2019 el anuario sobre los trabajos de exhumación en las fosas comunes del franquismo, tras haber colaborado y editado las dos entregas previas, realizadas por el periodista Juan Miguel Baquero.

Fosas andalucía 1
Un tercio de las desaparecidos forzados del franquismo están en Andalucía. Juan Miguel Baquero

publicado
2019-09-10 14:55

La Junta de Andalucía no va a publicar en 2019 el anuario sobre las intervenciones en fosas comunes del franquismo, según ha confirmado a El Salto Juan Miguel Baquero, el periodista encargado de este proyecto editorial que documenta las acciones de identificación y exhumación de los restos de represaliados por el franquismo que se llevan a cabo en Andalucía, una región en la que, al menos, 45.566 víctimas yacen en 708 tumbas colectivas.

“Para la edición correspondiente a 2018 han ido dilatando la publicación hasta que, a primeros de septiembre, me han dicho que la Consejería de Cultura no puede asumir el anuario. Ni siquiera me he reunido con el viceconsejero porque no lo ha estimado oportuno”, afirma Baquero.

Así, la que sería la tercera entrega del anuario no se publicará con la colaboración de la Junta de Andalucía —como lo hizo la primera, publicada en 2016 bajo el título Que fuera mi tierra— ni mucho menos aparecerá como editora del proyecto, como figura en la segunda, Las huellas en la tierra, presentada a finales del año pasado con el registro de las actuaciones efectuadas entre 2016 y 2017 y publicada por la Consejería de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática. Una Dirección General, la de Memoria Democrática, que desapareció con la llegada del Partido Popular y Ciudadanos a San Telmo y se quedó como área de actuación de la Consejería de Cultura. Ambas ediciones, por cierto, se pueden leer y descargar en la página web de la Junta de Andalucía.

Baquero no acaba de entender la razón esgrimida por la Consejería de Cultura para negar la publicación del anuario correspondiente a 2018 y recuerda que se trata de un contrato menor para el que no hizo falta licitación pública. También sitúa esta decisión en un contexto más amplio, relacionado con la falta de cuidado del nuevo gobierno autonómico con respecto a la memoria histórica: “No sé en qué sentido no lo puede asumir, porque el coste económico es muy bajo. Si no quieren difundir el trabajo que se está haciendo, a mí me asusta un poco. Hasta ahora no han hecho nada nuevo, lo que se viene haciendo es lo aprobado en la legislatura anterior, incluidas las intervenciones en fosas comunes. No han aportado un céntimo nuevo para abrir fosas ni a difundir ni a nada”.

El periodista, especializado en el seguimiento de los trabajos de recuperación de la memoria de las víctimas del franquismo, propuso en 2015 a la Junta la elaboración de un proyecto “pionero” para publicar un libro anual sobre las intervenciones en fosas comunes, que “uniera el trabajo científico de arqueólogos y antropólogos, el trabajo de campo, y las historias humanas que hay detrás, de los familiares y de las propias víctimas represaliadas”. Su objetivo era la difusión y la promoción de la cultura de paz y de los Derechos Humanos, para lo que entendía fundamental la participación de la institución pública y que los libros fueran accesibles, que no se vendieran sino que estuvieran disponibles de manera gratuita. “Lo primero en las dos ediciones ha sido entregar ejemplares a los familiares”, recuerda Baquero.

Una vez realizadas las dos primeras publicaciones, Baquero asegura que existía un compromiso verbal con la extinta Dirección General de Memoria Democrática para lanzar a principios de este año el anuario de 2018. Pero tras exponer su trabajo a los nuevos responsables, la respuesta recibida varios meses después le obliga ahora a buscar otras vías para que salga a la luz.

Desde la Consejería de Cultura explican a El Salto que el anuario “correspondiente a 2016-17 se publicó en el verano de 2018, por lo que el referido a 2018-19 correspondería publicarlo a mediados de 2020. Es imposible publicarlo antes porque hay que esperar la finalización del año natural en curso, 2019”.

Además, señalan que “la función que cumple este anuario, que es la documentación de fosas, ya se realiza por el personal de la Consejería y se publican en la página web” y precisan que “la prioridad de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico con respecto a la Memoria Democrática es la exhumación de fosas y la identificación genética, porque es lo que nos están reclamando los familiares que buscan a sus seres queridos”.

Crímenes del franquismo
Andalucía, tierra con memoria

El suelo andaluz está sembrado de fosas comunes y desaparecidos forzados: al menos 45.566 víctimas del terrorismo franquista yacen en 708 tumbas ilegales, un tercio del total en España.

Relacionadas

Memoria histórica
De espacios de represión a lugares de memoria

De Austchwitz al Museo de la Libertad de Lisboa: cinco ejemplos para una resignificación democrática del Valle de los Caídos.

Memoria histórica
Cuenta atrás para la salida de Franco del monumento fascista que él ideó

A las 10.30 horas del 24 de octubre deben comenzar los trabajos para el traslado de los restos del dictador Francisco Franco a un cementerio público.

Memoria histórica
Martín Arnal: “Yo habría matado a Franco, aunque nunca maté ni a una mosca”

Tras vivir casi 40 años exiliado en Francia, Martín Arnal Mur volvió a España al morir Franco. Y se decepcionó. En su larga biografía hay espacio para la derrota, el dolor, las ilusiones perdidas y la esperanza. La llama del anarcosindicalismo, la experiencia de la colectividad agraria en su pueblo en 1936 y el paso por los campos de concentración franceses forjaron una vida que es todo un monumento a la dignidad y a la memoria.

7 Comentarios
Roberto 8:16 11/9/2019

Ahora falta desenterrar las muertes de las chekas y no te olvides de la mayor fosa común que hay en España,la de para cuellos del jarama

Responder
2
3
#39240 14:45 11/9/2019

Ya las levantaron hace décadas y les hicieron un monumento con esclavos, qué más quieres?

Responder
0
2
José Luis 9:37 11/9/2019

Y quién lo impide!?

Responder
1
0
Cecilio Gordillo 17:12 10/9/2019

Institucionalmente, la Junta tiene responsables en materia de Memoria Histórica desde el año 2003, aunque en algunas ocasiones ha recaido dicha responsabilidad sobre Viceconsejeros o Directores Generales, hasta que en 2007 se conmienza a nombrar Comisarios (unos 4), y despues Directores Generales. En ningún momento se han dado a conocer unos mínimos textos (anuarios o similar) de las diferentes temáticas que componen la "Recuperación de la Memoria Historica", pero tampoco la de la Memoria Democrática. En algún momento algún colaborador y/o colaboradora ha escrito, a modo de resumen, las tareas desarrolladas en las fosas com´unes o en "lugares de la Memoria", pero lo que evidentemente falta es una Memoria de las tareas desarrolladas por dicho organismo entre 2003 y 2019. Creo que ya va siendo hora. Aunque lo más lamentable es que nadie lo haya pedido desde el Parlamento, que est´para eso de controlar al ejecutivo ¿no?.

Responder
0
0
#39205 15:39 10/9/2019

ahora toca levantar las tumbas de las chekas

Responder
3
2
#39263 11:02 12/9/2019

... y dejar abiertas aquellas que cuando son muertos "distintos", vuelven a cerrar a toda prisa...

Responder
0
0
#39225 9:39 11/9/2019

Tuvieron su reparación y su historia, cuando contemos la de la otra mitad, se significarán todos.

Responder
2
2

Destacadas

Memoria histórica
Cuenta atrás para la salida de Franco del monumento fascista que él ideó

A las 10.30 horas del 24 de octubre deben comenzar los trabajos para el traslado de los restos del dictador Francisco Franco a un cementerio público.

Memoria histórica
De espacios de represión a lugares de memoria

De Austchwitz al Museo de la Libertad de Lisboa: cinco ejemplos para una resignificación democrática del Valle de los Caídos.

Catalunya
La sentencia, un terremoto político en Catalunya

En medio de las balas de goma, de foam, y las porras, Catalunya se encuentra con una clase política sin líderes claros, en la que los dos partidos hegemónicos (Esquerra Republicana de Catalunya y Junts per Catalunya) se apuñalan entre ellos y en la que las entidades sociales (Òmnium Cultural y Assemblea Nacional de Catalunya) se han quedado sin el carisma de Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

Memoria histórica
Martín Arnal: “Yo habría matado a Franco, aunque nunca maté ni a una mosca”

Tras vivir casi 40 años exiliado en Francia, Martín Arnal Mur volvió a España al morir Franco. Y se decepcionó. En su larga biografía hay espacio para la derrota, el dolor, las ilusiones perdidas y la esperanza. La llama del anarcosindicalismo, la experiencia de la colectividad agraria en su pueblo en 1936 y el paso por los campos de concentración franceses forjaron una vida que es todo un monumento a la dignidad y a la memoria.

Chile
El fantasma de la dictadura recorre Chile

Regresan los fantasmas del pasado en un país con una paradigmática dictadura militar, en la que las violaciones a los derechos humanos y la instalación neoliberal son cuestiones imposibles de olvidar.

Catalunya
La caza del octubre rojo (2017-2019)

Resulta llamativa la insistencia con la que se interroga al movimiento de masas en Catalunya respecto a sus intereses de clase y los peligros chovinistas en que podría incurrir o incurre.

Últimas

Opinión
Los anarquistas: el enemigo

Lo podemos leer en todos los medios de comunicación mainstream: los anarquistas han hecho todas las maldades sucedidas en el último mes en toda España. 

Insólita Península
Tiempo y tragedia en Granada

Nadie tiene dudas de que el cadáver de Federico García Lorca se encuentra en una zona abarrancada entre las localidades de Alfacar y Víznar, a pocos kilómetros al norte de la capital granadina. Allí fue asesinado.

Historia
Barcelona disturbios S.A.

El conflicto urbano es una seña de identidad de Barcelona. Los acontecimientos de esta semana muestran que, más allá de la sentencia del Supremo, hay motivaciones profundas por parte de sujetos políticos nuevos sin expectativas ni futuro.