Tribuna
El ejemplo de Vicálvaro: planear al límite, crear burbujas

El desarrollo urbanístico especulativo del distrito madrileño de Vicálvaro es un claro ejemplo del fracaso que supone los proyectos urbanísticos basados en la especulación. 

El poblado chabolista de El Cañaveral antes de ser demolido
El poblado chabolista de El Cañaveral antes de ser demolido

Responsable de Políticas Económicas de Izquierda Unida


publicado
2018-07-19 16:17:00

El Partido Popular durante sus años en el gobierno del Ayuntamiento de Madrid favoreció la edificabilidad al límite de la sensatez y la capacidad del territorio. Desde el primer momento impulsaron la promoción de nuevos barrios en la periferia: los PAU de Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro y los ensanches de Carabanchel, Barajas y Vallecas, entre otros. Y en 1997 dejaron un Plan General con consecuencias hasta nuestros días.

Declararon urbanizable todo terreno que no estuviera estrictamente protegido por su valor medioambiental y contemplaron la urbanización completa de Madrid, con 400.000 nuevas viviendas. De ellas 145.000 estarían en los Desarrollos del Sureste de Villa de Vallecas y Vicálvaro. 

Decían que la liberalización de los mercados bajaría precios, pero los precios se dispararon. Si en 1997 una vivienda media en Madrid costaba 4 años de salario de un trabajador medio, en 2007 costaba 10 años de salario. La dificultad para acceder a la vivienda se incrementó un 150%. 

Decían que la liberalización de los mercados bajaría precios, pero los precios se dispararon

En ese contexto, en 2007 la ejecución de los Desarrollos del Sureste era insignificante: solo se había finalizado el 4 %. El estallido de la burbuja y las restricciones de crédito paralizaron el sector y desencadenaron una cascada de quiebras y ventas de terrenos, que pasaron a engrosar los activos de grandes entidades financieras. La situación de los Desarrollos del Sureste se había degradado tanto que, hasta sus principales defensores, los propietarios de terrenos organizados en las Juntas de Compensación, reconocieron que eran inviables en las condiciones aprobadas y acudieron al Ayuntamiento para que redujera sus cargas, atendiendo a los problemas económicos que estaban atravesando. Como resultado el Ayuntamiento firmó con ellos un Acuerdo Marco para Viabilizar y Agilizar la Gestión de la Estrategia de “Desarrollo del Sureste” y una agenda que contenía un nuevo Modelo de Desarrollo Territorial para permitir a los propietarios ejecutar los desarrollos por etapas y en un plazo mayor.

Las dificultades para ejecutar los desarrollos no eran solo privadas. El Ayuntamiento reconoció que el mantenimiento de las calles y las zonas verdes en la zona provocaría un déficit de 26 millones anuales respecto a los ingresos por IBI. La ejecución de los Desarrollos del Sureste sería ruinosa para las arcas públicas. 

En 2015, Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos plantearon en sus programas electorales que era imprescindible actuar sobre el área. Y en eso se trabajó después con el Plan Director del Sureste, que constituye un hito positivo en la reconsideración del planeamiento urbanístico de la ciudad de Madrid y aborda todas las cuestiones críticas que suscitó el planeamiento del PP en los últimos 20 años y que no supo resolver este partido político.

Ahora el Tribunal Superior de Justicia lo suspende cautelarmente alegando que “podría ir en contra de la legalidad” y afectar a los intereses de los propietarios, que recurrieron en abril y reclamaron 1.580 millones de euros en indemnizaciones Lo cierto es que la figura del Plan Director se había utilizado antes, como en 2014, por ejemplo, cuando el PP aprobó uno para Azca. 

Madrid tiene un gran stock de vivienda vacía y lo que falta para abaratar los precios es vivienda pública en vez de venderla a fondos buitre

Mientras tanto cala la idea de que el mercado de viviendas se extingue aunque Madrid tiene un gran stock de vivienda vacía y lo que falta para abaratar los precios es vivienda pública en vez de venderla a fondos buitre, como hizo el PP desde el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. 

También hace falta que se dote de infraestructuras a las zonas donde ya hay viviendas. En otro desarrollo urbanístico ya consolidado de Vicálvaro, El Cañaveral, se ha terminado el 8% de las viviendas previstas, pero quienes quieren irse allí a vivir no cuentan con servicios. La Comunidad de Madrid no explica cuándo hará escuelas públicas o centros sanitarios en El Cañaveral pero celebra que se paralice un Plan Director que afecta a otra área de Vicálvaro, el de los Desarrollos del Sureste. Es paradójico. 

Las vecinas y vecinos de Vicálvaro, como las del resto de Madrid, merecen que actuemos con responsabilidad, fomentando el acceso ordenado a la vivienda. Que estemos de su lado y no del de la especulación. 


Carlos Sánchez Mato
Concejal Presidente Distrito de Vicálvaro
Responsable de Políticas Económicas de Izquierda Unida

Guillermo Martínez Ferrer
Activista y militante de Izquierda Unida

 








Relacionadas

Tribuna
Acuerdo UE-Mercosur, un mal acuerdo en el peor momento posible

El acuerdo de la Unión Europea y Mercosur, cerrado la semana pasada después de 20 años de negociaciones, traerá graves consecuencias medioambientales y económicas.

Tribuna
Construir la Europa fortaleza: muros, aislamiento y narrativas de odio

La frontera continúa siendo un instrumento de los privilegiados, un síntoma de la cartografía de la desigualdad global que nos rodea. Nueve países de la Unión Europea han construido muros para impedir la entrada de personas migradas.

Tribuna
Cuatro años por delante para la izquierda andaluza

Todo apunta a que lo que realmente requeriría Adelante Andalucía para alcanzar nuevas cotas electorales sería precisamente tiempo y maduración. Tiempo y maduración para realizar con convicción y valentía su ventaja potencial en los campos andalucista, ecologista, laicista y feminista, todos campos que están llamados a ser marcos relevantes de la agenda mediática en futuros pulsos electorales.

0 Comentarios

Destacadas

Pobreza
Casi la mitad de los pobres del mundo son niños y niñas

Una de cada tres criaturas están en situación de pobreza en todo el mundo, mientras que entre los adultos la proporción es de uno de cada seis. Los índices de la ONU mejoran respecto a la década anterior, pero el organismo alerta de la vulnerabilidad de la infancia y de la distribución irregular de la pobreza.

Contigo empezó todo
El héroe de la habitación 36

En una residencia de ancianos coinciden Laura y Antonio. Ella, de 23 años, comienza en el sindicalismo. Él es sindicalista desde antes de la guerra.

Universidad
Papers y más papers: las sombras en la industria de las publicaciones científicas

Hacerse un lugar en el mundo de la investigación pasa por la publicación de artículos en revistas científicas. Cuantos más papers publique un investigador, más posibilidades tendrá en el competitivo ámbito académico. Lo mismo pasa con las universidades, a las que las publicaciones reportan prestigio. Pero, ¿qué hay detrás de la industria de los papers? 

Independentismo
La Audiencia Nacional desiste de juzgar por pertenencia a Resistência Galega a miembros de Causa Galiza

Tras cuatro años de investigación, el alto tribunal retira la acusación de pertenencia a organización terrorista que pesaba sobre nueve miembros de la formación política independentista Causa Galiza que siguen acusados de enaltecimiento del terrorismo.

Libertad de expresión
La educación como práctica de la libertad

Las charlas educativas sobre educación sexual, lucha contra la homofobia, respeto a la diversidad y tolerancia las hacen personas con conocimientos, estudios y formación. Se hacen siguiendo la ley y la Constitución. El autor reflexiona sobre la importancia de la educación para formar a sujetos críticos.

Consumo
En tienda o en línea, ¿cuál de las formas de compra es más respetuosa con el medio ambiente?

Drones, robots, crowd-shipping y otros ofrecen nuevas opciones para resolver, en la tarea de llevar nuestras compras a casa, el complicado problema de la “última milla”.

Últimas

Barrios
Necesitamos una batalla naval en cada barrio

Ayer en Vallecas había una batalla que es una fiesta, que es un derroche y un sindiós acuático. Una fiesta que tiene historia y es presente, pues cada año renueva sus reivindicaciones, pero también innova en el arte de la guerra naval de secano.

Ciencia
Corrupción en la investigación científica
La obtención y gestión de los recursos públicos para la investigación no es todo lo transparente que debería.