Seis muertos y 25 heridos en la última ofensiva del ejército israelí contra Gaza

Los bombardeos israelíes contra Gaza y el lanzamiento de proyectiles palestinos contra Israel son el resultado de un pico crítico que se alcanzó cuando la unidad especial israelí Mista’arvim penetró tres kilómetros dentro del sur de la franja el domingo 11 de noviembre.

Protestas en Gaza
Este de la ciudad de Khuza'ah, al sur de la Franja de Gaza. Foto de Muhammad Sabah (B'Tselem), 6/4/2018

publicado
2018-11-13 15:13:00

Lo que ha sucedido en la franja de Gaza en las últimas 48 horas no es la antesala de una guerra, porque “la guerra” está ahí desde 1948. Las personas que nunca han vivido una operación militar tienen en su imaginario colectivo que una guerra es solo cuando hay bombardeos y los soldados (y/o las milicias) están arrastrándose por el suelo portando su AK (Kalashnikov). Cuando vuelan por los aires barricadas, puestos militares y lugares civiles. Cuando la metralla desmembra a civiles. No. Lo que ocurre en Palestina es una operación de desgaste continua por un proyecto de colonización en el que la franja de Gaza es el laboratorio militar.

Las últimas dos noches las familias gazatíes han estado en sus casas siguiendo en la televisión o en la radio las noticias mientras el cielo se iluminaba y retumbaba con las explosiones. Desde el ministerio de Salud en Gaza su portavoz, Ashraf al Qidra, apunta que los ataques israelíes han matado a seis personas y herido a 25 desde el lunes. El Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR en sus siglas en inglés) destaca que dos de los palestinos asesinados eran civiles y que entre la gente herida hay cinco menores y cuatro mujeres.

En Israel, los cohetes palestinos mataron a un palestino de Hebrón en Ashkelon y dejaron heridas a dos personas de consideración y otras tantas con heridas leves. Las autoridades israelíes ya han procedido a la evacuación de cientos de personas que viven en las inmediaciones de la franja de Gaza.

Los bombardeos israelíes contra Gaza y el lanzamiento de proyectiles palestinos contra Israel son el resultado de un pico crítico que se alcanzó cuando la unidad especial israelí Mista’arvim penetró tres kilómetros dentro del sur de la franja el domingo 11 de noviembre. La unidad, sin embargo, fue sorprendida por un grupo de milicianos de Al Qassam, brazo militar de Hamas, que abrió fuego contra ellos. El resultado: un teniente coronel del Ejército israelí y siete milicianos de Qassam muertos. El resto de soldados israelíes fueron evacuados por helicóptero mientras eran cubiertos por el Ejército del Aire israelí.

La ciudad de Gaza se quedaba sin tres edificios residenciales, el edificio al Rahmah, al Yazji y el conocido como “hotel Amal”. Los tres fueron objetivo de más de una decena de misiles

Durante los primeros momentos del suceso ni palestinos ni israelíes eran capaces de hacer una lectura clara de lo que estaba aconteciendo. Tanto era así que la cadena pública israelí, Kan Bet, barajaba exactamente la misma información que los medios palestinos. Poco después, los medios israelíes de tono más nacionalista resaltaban que uno de los palestinos muertos en combate era el comandante del frente sur de Al Qassam. Otros medios más moderados en cambio decían que se trataba de un “líder local”. 

La naturaleza de la penetración israelí no ha sido aclarada al completo, pero en el twitter en hebreo del Ejército israelí se menciona que son acciones entrenadas durante años. 

¿Por qué ahora?

Por primera vez en muchos meses, la población de la franja de Gaza llevaba días disfrutando de hasta 20 horas de suministro de electricidad al día, en los mejores casos, o entre 12 y 16 horas de forma más general. Parecía que la pesadilla de vivir con solo cuatro horas al día de luz había pasado. Todo gracias al acuerdo alcanzado entre Hamas, Cátar, Egipto e Israel.

Según dicho acuerdo, Israel permitiría la entrada de combustible a cambio de que Hamas controle a la masa de manifestantes que desde el Día de la Tierra palestina, el 30 de marzo, se concentran en la Línea Verde para protestar bajo el lema del derecho al retorno. El Ejército israelí ha matado en ese contexto a 230 personas palestinas, la mayoría son hombres, también hay más de 40 menores y dos mujeres. Los hospitales de Gaza han llegado a hospitalizar a más de 12.000 personas heridas en estas manifestaciones, además de las más de 10.000 atendidas por los servicios de urgencias de salud en terreno.

Los números son, quizá, una cuantía poco ajustable a la dura realidad, ya que los hospitales y clínicas de toda la franja de Gaza llevan meses anunciando falta de abastecimiento de materiales. En los quirófanos apenas se descansa. Hamas está en una situación bastante delicada tras más de doce años de bloqueo.

A pesar de cierta paz reinante, la unidad especial israelí siguió con su actividad y entró en Gaza la noche del domingo. La respuesta de las milicias armadas palestinas, no solamente la perteneciente a Hamas, también la Yihad Islámica Palestina o las Brigadas de Abu Ali Mustafa del Frente Popular para la Liberación de Palestina, lanzaron un mensaje conjunto a través de la sala de operaciones conjunta de la resistencia palestina: “No dejaremos sin respuesta esta agresión y los crímenes del enemigo sionista contra nuestro pueblo”.

Bombardeos israelíes contra edificios civiles

La Universidad de Ciencias Aplicadas apareció la mañana del martes 13 de noviembre con varios destrozos producidos por los bombardeos israelíes. La ciudad de Gaza se quedaba sin tres edificios residenciales, el edificio al Rahmah, al Yazji y el conocido como “hotel Amal”. Los tres fueron objetivo de más de una decena de misiles, mientras que las casas de alrededor quedaron afectadas con daños severos. Además, la cadena de televisión Al Aqsa perteneciente a Hamas, y donde trabaja un gran número de periodistas, fue totalmente destruida.

Cabe mencionar que el Ejército israelí utilizó el previo lanzamiento de misiles de drones en los tejados como “toque” para “avisar” de que dicho lugar estaba en la mira de un caza. Un método usado en la última operación militar a gran escala de 2014.

El PCHR advierte del “deterioro de las condiciones humanitarias en la Franja de Gaza a la luz de la escalada militar israelí que amenaza con expandir los ataques aéreos junto con las medidas de cierre de estrangulamiento que afectan los aspectos de la vida de los civiles palestinos”. La organización de derechos humanos exhorta a la comunidad internacional “a que tome medidas inmediatas para poner fin a los crímenes israelíes”, entre los cuales está el quebrantamiento del cuarto Convenio de Ginebra.

1 Comentario
#25961 8:44 14/11/2018

http://www.revistalacomuna.com/internacional/gaza-en-lucha-informe-12-11-2018/
http://www.revistalacomuna.com/internacional/palestina-una-cuestion-de-justicia-programa-ivoox-en-25-min/

Responder
0
0

Destacadas

Vivienda
Solo en el día de hoy se ejecutarán 163 desahucios en toda España

La PAH anuncia movilizaciones masivas por el derecho a la vivienda para comienzos de 2019. El año que se cierra puede batir récords en la ejecución de desahucios.

Acuerdos comerciales
El Parlamento Europeo ratifica el tratado comercial con Japón ignorando el malestar social

La bancada socialdemócrata traiciona una vez más sus promesas de defender una política comercial más justa. Los parlamentos nacionales están excluidos de la ratificación del nuevo tratado comercial.

Violencia sexual
Actrices argentinas denuncian la violencia sexual en la industria: “No nos callamos más”
La actriz Thelma Fardín anuncia, arropada por más de cincuenta compañeras, que ha interpuesto una denuncia contra Juan Darthés por una agresión en 2009.
Francia
“Chalecos amarillos”, la movilización espontánea que frenó a Macron

El presidente francés busca comprar la paz social con un aumento del poder adquisitivo, pero estas medidas resultan insuficientes. Preparan un quinto sábado de manifestaciones conflictivas.

Memoria histórica
La Fiscalía mantiene los dos años de cárcel para Clemente Bernad y Carolina Martínez

La pareja de documentalistas fueron acusados de un delito de revelación de secretos por grabar en la cripta del Monumento a los Caídos de Iruñea, donde la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz realiza cada mes misas en honor a los golpistas

Últimas

Tribuna
La Bancada: el municipalismo madrileño en juego
6
#LaBancada Municipalista, que se presentó ayer en Madrid, es la penúltima apuesta en la reivindicación de un municipalismo 15M para la ciudad de Madrid.
Frontera sur
Las balsas de la muerte inundan el Mediterráneo

30 años han pasado desde que la ausencia de vías seguras comenzara a ser sinónimo de personas fallecidas por intentar atravesar el Estrecho de Gibraltar. Tres décadas después, la tragedia ha aumentado su dimensión y contabiliza casi 7.000 muertes.

Música
El Indigente Cognitivo: “Tal y como está todo, nos va a tocar exiliarnos del planeta Tierra”

El sábado 8 de noviembre la Internacional Teatral recibió a la banda “El Indigente Cognitivo” para la presentación de su primer disco. Eugeni Serra, su impulsor, cantante y guitarrista, cuenta cómo su proyecto de cantautor se transformó en una banda.

Migración
El Parlamento Europeo da luz verde al visado humanitario

Gracias a esta medida se abre una vía legal para que los demandantes de asilo puedan acceder a Europa de forma segura.

Residuos
Nuevo frente antivertedero en Madrid: la movilización llega a Colmenar tras Loeches

La Mancomunidad del Norte de Madrid aprueba por la mínima la ampliación de las instalaciones de Colmenar Viejo, en las que se entierran los residuos de 81 municipios. La plataforma Aire Limpio Norte convoca una manifestación el 15 de diciembre. El rechazo a la construcción del macrovertedero de Loeches reunió a un millar de personas el pasado día 2.

Derechos Humanos
Kafka en Casas Viejas
1

Once años después del desalojo del CSOA Casas Viejas, una sentencia del tribunal de Estrasburgo viene a corregir parte de las injusticias que se cometieron en su momento contra el colectivo que protagonizó la sonada resistencia.