Residuos
La cultura del residuo

El residuo tal como lo conocemos es un constructo cultural que tiene múltiples palancas para alentar su generación y mantener la maquinaria productivista que sostiene el PIB.

Lebrillo con lanas
Lebrillo cerámico reparado con la técnica tradicional de lañas metálicas Colectivo Burbuja
@nontropia
15 dic 2017 08:08

“Tal vez sólo el reflejo del interés material puede contrabalancear la tendencia a cumplir el gesto instintivo del hombre contemporáneo: el gesto de arrojar a la basura.”
Italo Calvino "El patrimonio de los dragones”, en Colección de Arena (Siruela, 2002)

El crecimiento económico tal como lo conocemos consiste en el incremento del Producto Interior Bruto (PIB), que mide la cantidad de bienes y servicios generados en un año en una región determinada. El PIB se cuantifica en unidades monetarias, que son un patrón inmaterial definido por mera convención cultural, pero lo que realmente crea PIB es el flujo de energía y recursos extraídos y transformados para dar lugar a los bienes y servicios medidos. Esta manera de entender la economía del crecimiento pone el énfasis en lo que se produce a partir de los recursos naturales disponibles, como una lavadora o un corte de pelo, pero para que esto ocurra se ha tenido que incentivar una cultura que le dé soporte y continuidad: la cultura del residuo.

En la biosfera no se generan residuos, sino subproductos de salida de determinados metabolismos que son recursos de entrada de otros

Esta movilización creciente de materiales y energía necesita la colaboración activa de la creación de residuos. Para que este sistema funcione se ha tenido que codificar el concepto de residuo, ya que en la naturaleza no existe como tal. En la biosfera no se generan residuos, sino subproductos de salida de determinados metabolismos que son recursos de entrada de otros metabolismos. Por ejemplo, el oxígeno generado por la fotosíntesis de unos organismos se utiliza para la oxidación respiratoria de otros organismos. A la vez, la oxidación respiratoria genera CO2, que es una de las materias primas de la fotosíntesis. Las sociedades orgánicas funcionaban en buena medida bajo estos principios, pero el llamado desarrollo ha institucionalizado el concepto de residuo como una algo inútil que, lejos de actualizarse, repararse o recircularse, se debe tirar y, con suerte, desmantelarse para su reciclaje. 

El residuo tal como lo conocemos es, por lo tanto, un constructo cultural que tiene múltiples palancas para alentar su generación y mantener la maquinaria productivista que sostiene el PIB. Debemos fomentar el deseo o la necesidad de deshacernos de lo viejo para poder adquirir lo nuevo. La magia de lo nuevo se invoca desde la promoción de la obsolescencia. Esta codificación del residuo se consigue por diversos caminos, desde el diseño y planificación de la obsolescencia hasta la pura creación cultural de lo viejo, que se consigue principalmente con las modas que se imponen temporada tras temporada. Para ello se interrumpen los caminos de lo reparable y actualizable, impidiendo el acceso a recambios o haciendo inviable la reparación, ya sea por precio, por normativa, por el diseño del producto o por falta de conocimiento. 

Un rango cada vez más extenso de cosas se convierten en residuos en un intervalo de tiempo cada vez más corto

El incremento en el ritmo de incorporación de nuevos productos y servicios debe acompasarse con un camino cada vez más corto de salida de los mismos en forma de residuos. Para ello, el concepto de residuo ha tenido que evolucionar a lo largo del tiempo, ampliándose a un rango cada vez más extenso la cantidad de cosas que se convierten en residuos en un intervalo de tiempo cada vez más corto. Una botella de cristal antes se limpiaba y se volvía a utilizar, ahora “se recicla” en un proceso de transporte, destrucción y nueva fabricación. La dotación de infraestructuras y la industria pesada han sustituido la red de talleres y profesionales de la reparación, que permitían recircular buena parte de los bienes sin que se convirtiesen en residuos. El residuo se ha convertido en una excusa más para generar infraestructuras que movilizan cantidades ingentes de materiales y energía. En este punto se cierra el círculo de la destrucción sobre la que se sustenta el crecimiento del PIB: el residuo invoca la producción de lo nuevo y a su vez, la gestión del residuo supone un aumento del consumo de recursos.

1 Comentario
#4850 19:59 15/12/2017

El circuito mental de la insatisfacción, es el surco donde se cultiva la cultura del consumo que intenta distraernos de la crisis sistémica.

Responder
6
0

Destacadas

Temporeros
Los jornaleros no son bienvenidos en los hoteles de Lleida

Aunque el futbolista Keita Baldé se ofreció a pagar por adelantado el alojamiento de 200 trabajadores que duermen en la calle, los establecimientos están presentando excusas para no facilitar sus habitaciones.

Precariedad laboral
Los riders se reúnen con la ministra de Trabajo para exigir que se aplique la ley laboral

Riders X Derechos acudirán a la cita acompañados de representantes de la Unión de Autónomos UATAE y de Taxi Project. “Con la presencia de estos compañeros queremos mostrar la fuerza y unidad de la clase trabajadora”, resume Felipe Corredor.

Migración
Las personas solicitantes de asilo no podrán optar al ingreso mínimo vital

Al contrario de lo que se había anunciado previamente, los solicitantes de asilo quedan excluidos del ingreso mínimo vital. Se suman a las 600.000 personas migrantes en situación administrativa irregular que han quedado fuera de esta medida.


Coronavirus
Torrejón testea a su población en contra de las recomendaciones sanitarias

La localidad madrileña analiza la seroprevalencia de su población pese a que la OMS sigue sin recomendar los análisis masivos. Podemos Torrejón denuncia opacidad en la toma de la decisión y alerta de que puede ser contraproducente.


Estados Unidos
Trump, en un búnker, señala al movimiento Antifa como el enemigo a cazar

Las protestas por el asesinato policial de George Floyd se han extendido a todo el país, en un movimiento que ya se compara con los disturbios que, a finales de los 60, impulsaron el movimiento de los derechos civiles. Al menos cinco personas han muerto en el contexto de las manifestaciones. Trump pide considerar terroristas a los antifascistas.

Sanidad
El Gobierno de la Comunidad de Madrid dificulta la conciliación familiar al personal sanitario

El sindicato de enfermería SATSE denuncia que el Gobierno de Ayuso ha iniciado recortes en los derechos del personal sanitario al limitar la conciliación familiar de profesionales con menores de 12 años. 

Coronavirus
Sanitarios hoy, pacientes mañana

Según las estimaciones del Consejo General de la Psicología, cerca de 150.000 sanitarios necesitarán atención psicológica tras la pandemia.

Pobreza
Mínimo sí, vital ni por asomo

El Gobierno demuestra una enorme soberbia al despreciar la nueva oleada de pobreza que está generando la crisis del coronavirus. La mejor demostración de ello es que para optar al ingreso mínimo vital se tendrán en cuenta los ingresos percibidos en 2019.

Últimas

Comunidad de Madrid
Los municipios más pobres son los más afectados por el recorte de 14.000 plazas escolares aprobado por Ayuso

Los recortes en educación de la Comunidad de Madrid afectarán especialmente a las ciudades de renta más baja y los distritos con más carencias de la capital. En total se perderán más de 14.000 plazas en todo el ciclo desde infantil a bachillerato.

Menores tutelados
Ni familia ni apoyo social, el futuro de los menores migrantes en Andalucía

Con el verano a las puertas y el mar aún en calma, Andalucía prevé un incremento en la llegada de personas migrantes. Pese a ello, la Junta recorta 142 plazas destinadas a la acogida de menores migrantes sin referentes familiares desde el 1 de junio.


Crisis económica
Estados Unidos: coronacapitalismo y su inminente colapso

La riqueza privada siempre ha prevalecido sobre la salud pública en el manual de instrucciones capitalista. Aun así la enormidad de la crisis y el potencial explosivo de transformación que ésta encierra están cambiando las reglas y puntos de vista sobre el bien común.

Argentina
Mendoza lucha por su agua aún en medio de la pandemia

En esta provincia del oeste argentino la sequía ha reavivado la conciencia social sobre la importancia de proteger el agua. El covid-19 ha reabierto el debate de los últimos meses.


Opinión
Cuidados sí, guerra no

El uso de terminología militar por parte de diferentes mandatarios ha sido ampliamente debatido. Lo que no ha sido tan debatido es cómo este lenguaje refuerza el imaginario patriarcal.