Casas de apuestas
“El Partido Popular está financiado y contaminado por parte de las casas de apuestas”

Luis y Daniel Díez (padre e hijo) publican el libro ¡Jugad, jugad, malditos! (AKAL, 2020), el primer trabajo periodístico que desnuda por completo a la industria de las apuestas en el Estado español.

Jugad, jugad malditos! - 1
Luís Díez y Daniel Díez Carpintero, autores de ¡Jugad, jugad, malditos! David F. Sabadell

Desde su legalización en 1978, la industria de las apuestas no ha parado de crecer. Pero en la última década, al calor de la crisis y del Gobierno del Partido Popular, las casas de apuestas han tomado los barrios, la publicidad del juego online se ha apoderado de la mayoría de espacios a los que alcanza nuestra vista y sus grandes empresas se han convertido en la envidia de otros sectores. Pero también en el punto de mira de movimientos sociales y plataformas vecinales.

Avisan antes de arrancar a contestar preguntas: Luis Díez —el padre— se encarga de la parte más política y económica del libro, Daniel Díez Carpintero —el hijo— de la parte más humana y social. A lo largo de sus 18 capítulos, ¡Jugad, jugad, malditos! (Akal, 2020) hace un repaso a todos los posibles flancos por los que se puede abordar la problemática de la proliferación de la industria de las apuestas y de la adicción al juego. Desde la vinculación del sector con la esfera política, pasando por la relación entre la persona ludópata y las lucecitas de una tragaperras, o la evasión de impuestos, hasta el estigma que sufren las mujeres jugadoras.

El libro, el primero que hace un estudio en tanta profundidad sobre el sector en el Estado español, se publica en medio de la polémica y la crítica hacia las medidas tomadas por el nuevo Ministerio de Consumo. A Alberto Garzón le piden más información para que “la gente sepa que el juego es una cosa muy adictiva, es una droga”, pero tienen claro que quienes se aprovecharon de esta “tierra abonada” de las apuestas fueron los grandes empresarios, fondos de inversión y políticos de la derecha.

Casas de apuestas
400.000 menores de 25 años apostaron online

El Informe del Jugador Online desvela que el número de jóvenes que apuestan no cesa de crecer año tras año.

España llegó un poco más tarde que otros países como Reino Unido al desarrollo de la industria de las apuestas, pero parece que en la última década ha habido un acelerón, ¿por qué creéis que ocurre?
Daniel Díez: Ha influido mucho la crisis económica, la precariedad y el paro. Lo que hacen las casas es sembrar esperanzas en los que no la tienen, en los que no tienen dinero y lo están pasando mal.

Luis Díez: España era un mercado muy interesante para las apuestas, lo decían muchos informes. Entonces llega Adelson, con el proyecto de hacer en Alcorcón una ciudad del juego. Encuentra algunas facilidades, pero también las dificultades financieras propias de la crisis. Fracasa Eurovegas y florecen las casas de apuestas en toda la geografía. No está muy claro que haya una relación entre ambas cosas, pero sí que en los dos casos se han encontrado todas las facilidades de las administraciones competentes, sobre todo en las autonomías gobernadas por la derecha.

Habéis citado tanto la crisis como a los gobiernos de derecha. Es bastante sangrante que la Ley de Ordenación del Juego se aprobara en 2011, justo en medio de esa crisis.
D.D.: Exacto. Es plena época de crisis y estas casas de apuestas hablan como si dieran dinero: “Te regalamos tanto dinero”, “vas a ganar tanto dinero”..., se aprovechan de la escasez y de los problemas que acarrea la escasez. Porque como toda adicción, funciona mejor en las personas que están sufriendo que en las que no.

L.D.: Las personas con problemas necesitan evadirse y una de las formas de hacerlo es el juego. No se dan cuenta de que, a su vez, la evasión es o va a ser su principal problema. En todos estos casos no hay ni un solo estudio serio sobre los efectos de la ludopatía. Pero hay algo muy claro: la finalidad de los poderes públicos con el juego es recaudatoria.

Cómo se desarrolla la Ley de 2011 y cómo se aplica es una broma. Se conceden licencias a empresas que ya estaban funcionado, que vivían en una situación de alegalidad, que patrocinaban a equipos de fútbol de primera y segunda división. Llega el Gobierno de derechas y con esa regulación lo único que se hace es la creación del organismo de Ordenación del Juego, pero luego este organismo no desarrolla nada de la ley en cuanto a mecanismos de control o la prevención del menor.

Tras la moción de censura a Rajoy y la entrada de Pedro Sánchez, se empiezan a presentar medidas para que las empresas online empiecen a rendir cuentas, pero hasta entonces lo único que se hizo fue darle licencias a empresas que, por ejemplo, en muy pocos casos tienen domicilio fiscal en España. Muchos de ellos tienen su sede fiscal en la oficina del despacho de abogados Cuatrecasas, al que luego hemos visto cómo se ha incorporado Soraya Sáenz de Santamaría. Sáenz, junto a Montoro, es quien se encarga de dar todas esas licencias al sector del juego. Es un mercado abonado durante años, un negocio extractivo. Esto también explica la voracidad y crecimiento del mercado de las apuestas online, mientras el regulador no desarrolla la ley ni tiene más interés que el recaudatorio.  

Sector del juego
Tranquilidad en las patronales, indignación en la calle: la polémica del decreto Garzón

Mientras los colectivos que han protagonizado la lucha contra las casas de apuestas consideran el decreto como insuficiente, el sector del juego ha mostrado conformidad con las medidas propuestas.

Habéis nombrado a Soraya y Montoro, pero en el libro también habláis de Núñez Feijoo o Rafael Catalá. ¿Qué papel tiene el Partido Popular en el desarrollo de la industria de las apuestas? ¿Podría haber sido diferente?
L.D.: Hubiera sido diferente seguro, porque la izquierda es sensible a este tipo de temas, a la ludopatía. El Partido Popular está contaminado y financiado por parte de las casas de apuestas. Y eso se ve en la trama Gürtel, donde aparecen los señores de Luckia —los hermanos gallegos González Fuentes— como donantes de la caja B del Partido Popular. En Castilla León hay bastantes signos de que ha podido ocurrir lo mismo con el presidente de esa comunidad. El jefe de ética del Partido Popular, Andrés José Ayala Sánchez, era socio y trabajaba como conseguidor para el grupo murciano Orenes. Y podría seguir contando muchos más, pero mejor dejamos que se lean el libro.

El lobby del juego siempre argumenta que no se debería hacer una diferenciación, tanto regulatoria como de otro tipo, entre las empresas privadas del juego y las públicas, como la ONCE o las loterías y apuestas del Estado. Pero en el libro, vosotros defendéis que sí existe diferencia.
D.D.:
El juego privado no tiene nada que ver con el público, en el libro se citan varias encuestas en las que las personas consultadas explican que es mucho más adictivo el juego privado —casas de apuestas, casinos, etc.— que el juego público. Hay muchos motivos, pero el principal es que es más directo, más inmediato. Para algunos psicólogos especialistas en este ámbito, es el factor más significativo que hace que el juego sea más adictivo: que sea inmediato. Que la respuesta llegue inmediatamente después de la pregunta. Que tú sepas el resultado de tu apuesta justo después de hacerla, en poco tiempo. Como, por ejemplo, las máquinas tragaperras, que te dan el resultado justo después de meter la moneda. En cambio la lotería o la ONCE pasa mucho tiempo. Hay muy poca gente que sea adicta solo a los juegos de apuestas públicas.

También habláis sobre el lobby mediático del juego o el poder que tiene la industria sobre los medios de comunicación o las universidades. Mencionáis a Roures, medios especializados, informes… ¿Qué poder tiene este lobby?
D.D.: Hay lobbies visibles y no tan visibles. Uno no sabe hasta qué punto han movido los hilos, pero lo que sí que es verdad es que hay personas de cierta notoriedad pública que deberían ser independientes y que, claramente, han sido comprados por la industria del juego. Por ejemplo, hay un profesor de la Universidad Carlos III, Juan Antonio Gómez Yañez, que es quien se encarga de realizar los informes anuales sobre la industria del juego que publica Codere a través de su fundación en los últimos años, aunque ahora ya no existe.

Unos estudios sobre el juego que deberían ser realizados por el Estado y por organismos independientes están siendo financiados por una de las mayores empresas del sector y realizadas por este sujeto. La existencia de estos tipos demuestran que existen esos lobbies y que se están adentrando en la política, en las universidades, en las administraciones públicas para comprar a personajes, aparentemente independientes, que les den un poco de credibilidad.

La industria del juego es un negocio que funciona con la desinformación, tal y como ha ocurrido anteriormente con el tabaco

L.D.: En la publicidad mueven unos 300 millones de euros al año, por lo que te puedes hacer una idea de su poder. El Estado maneja un presupuesto anual de unos 90 millones en publicitar todo, desde “haz deporte” hasta el “tienes que hacer la declaración de la renta”, lo que quiere decir que invierten un tercio de lo que gastan los grandes operadores del juego online. Esos grandes operadores viven de eso. Si no se anuncian, no existen. Los beneficios que le dan la publicidad y las promociones son necesarios para ellos.

D.D.: La industria del juego es un negocio que funciona con la desinformación, tal y como ha ocurrido anteriormente con el tabaco. No hay información, y como tiene que haber estudios, buscan la manera de hacerlos ellos mismos. En este informe de la Carlos III y Codere se dice que solo hay un 0,3% de la población en el país que tengan problemas con el juego. Eso es evidentemente falso.

Recuerda a los informes negacionistas del cambio climático subvencionados por industrias contaminantes. 
D.D.: Exacto. Igual que esas empresas necesitan seguir contaminando, las del juego necesitan seguir atrayendo adictos al juego a sus apuestas.

Jugad, jugad malditos! - 3
Luís Díez, coautor de ¡Jugad, jugad, malditos! David F. Sabadell

En la publicación explicáis que la industria del tabaco vive de gente que es adicta y que se fuma unas 350 cajetillas al año, y no del fumador ocasional, que se fuma cinco o seis. ¿Pasa lo mismo con la industria del juego?

D.D.: No sabemos las cifras exactas porque no existen estudios. Pero en el libro citamos uno realizado en Canadá en el que explican que, en algunas regiones del país, el 50% de los ingresos venía del 4% de los jugadores. O sea, existen pocos consumidores habituales que representen la mayoría de los ingresos y mantengan esa industria.

Cuando uno piensa cómo se organiza este negocio y ve que donde se expande es en los barrios pobres, en aquellos donde hay más paro, donde las personas están más desesperadas y empujadas a pensar que las apuestas les pueden solucionar la vida, ves que claramente están buscando adictos. Igual que en la epidemia de la heroína, que afectó a los barrios más pobres, ahora están buscando esos nuevos adictos.

Es muy curioso ver cómo los mismos fondos buitre, como el claro ejemplo de Blackstone, dueña de Sportium, son los mismos que se están haciendo dueños de cantidades ingentes de viviendas en esos mismos barrios. ¿Veis alguna conexión?
L.D.: Sí, claro. Donde hay especulación, hay beneficio. Y estos son claramente especuladores, y da igual que sea de la salud o de productos básicos como puede ser la vivienda. No tienen alma. No tienen vergüenza, cómo van a tener alma.

En el mecanismo de división social, las casas de apuestas y la especulación inmobiliaria forman parte del mismo organismo

D.D.: No tienen rostro. Son grupos de inversores anónimos que, desde ese anonimato, pueden hacer lo que les dé la gana. Cada vez los ricos son más ricos y lo pobres son más pobres, y aquí vemos una clara herramienta para sangrar a los más pobres y alimentar a esa población rica. En ese mecanismo de la división social en diferentes clases, vemos cómo las casas de apuestas y la especulación inmobiliaria forman parte del mismo organismo.

Las estadísticas dicen que los hombres son los más propensos en caer en la adicción del juego, pero en vuestro libro también dedicáis un capítulo al fenómeno creciente de la adicción en las mujeres.
D.D.:
Para el libro me he documentado leyendo informes de varios países y mucha documentación periodística, y en casi todos se dibuja el perfil de un hombre. Las mujeres aparecen, en general, como las esposas abnegadas que ayudan a sus maridos a salir de esa situación. Pero también he podido leer mucho sobre las jugadoras y el estigma social al que se enfrentan.

Para los hombres es algo que está incluso bien visto, que está relacionado con el deporte, etc. Que un hombre abandone su casa y sus hijos para gastarlo todo en la casa de apuestas no parece tan grave. En cambio, cuando es una mujer la que abandona a sus hijos para ir a apostar en esta sociedad tan machista, es terrible. Hay estigmas muy duros que se centran en las mujeres y eso hace que las mujeres no se atrevan a pedir ayuda a psicólogos o a asociaciones .

El estigma que sufren las mujeres que 'abandonan a sus hijos' para apostar es mayor que el de los hombres y eso hace que no se atrevan a pedir ayuda

Hay dos estigmas principales: el de la mala madre y el de la falta de empatía, de la muerte emocional. Las mujeres en esta sociedad machista tienen un papel empático, de cuidadoras, y en el juego, como en todas las adicciones, se vuelven egoístas. Ese estigma de ser una “egoísta que no se ocupa de sus quehaceres”, sumado al de la “mala madre” afectan mucho más a las mujeres que a los hombres. La sociedad está acostumbrada a que el hombre sea egoísta, pero estigmatiza más a la mujer que también lo es.

Jugad, jugad malditos! - 4
Daniel Díez Carpintero, coautor de ¡Jugad, jugad, malditos! David F. Sabadell

¿Qué le pediríais al ministro Alberto Garzón?
L.D.: Que haga lo que pueda, pero que haga algo. Sobre todo para preservar la salud. Que el consumo sea saludable y, que en vez de poner casas de apuestas, promocione centros culturales y sociales, de socialización, en las zonas más reprimidas y de menores rentas. Que la gente no eche las monedas a las tragaperras, sino en deporte, en salud, en cultura, etc. Y si no puede regular la publicidad, pues que la prohíba. Prohibir es la mejor regulación. No se puede publicitar una droga, aunque no sea ilegal.

También le pediría el desarollo de la Ley del 2011 que atribuye al Estado las competencias sobre el juego online. Hasta ahora solo se han dedicado a perseguir y sancionar a las empresas más piratas, pero hay mucho por hacer. Por ejemplo, no dar licencias a quien no paga impuestos, a esas empresas que están en territorios de baja fiscalidad. No somos una sociedad virtual, necesitamos carreteras, hospitales, etc., y estas industrias extractivas se van de rositas sin pagar impuestos de donde sacan beneficios.

D.D.: Yo lo que creo que es que hace falta información. Con la publicidad lo que consiguen es que la gente no tenga muy claro qué es esto. La gente tiene que saber que es una cosa muy adictiva, es una droga. Hace falta información, concienciación, una campaña muy potente, como se ha hecho con otras drogas como el tabaco. Una campaña que se encuentre omnipresente para que cuando la gente joven pase por una casa de apuestas diga ‘pues no entro porque esto es una mierda’.

Casas de apuestas
BetOver, la aplicación para mapear casas de apuestas

Una app colaborativa permite mapear las casas de apuestas, colegios y otros puntos sensibles de manera colectiva para “que haya una presión ciudadana sobre estos negocios y para luchar contra la ludopatía”.

Relacionadas

Casas de apuestas
El Gobierno prohíbe la publicidad del juego online salvo en la madrugada

El nuevo real decreto ley presenta una batería de medidas debido a que las condiciones de confinamiento en el domicilio favorecen la aparición y desarrollo de nuevos casos de adicción al juego.

Sector del juego
Tranquilidad en las patronales, indignación en la calle: la polémica del decreto Garzón

Mientras los colectivos que han protagonizado la lucha contra las casas de apuestas consideran el decreto como insuficiente, el sector del juego ha mostrado conformidad con las medidas propuestas.

5 Comentarios
#50595 11:55 20/3/2020

No, si está claro que las casa de apuestas generan una cantidad de dinero increíble, y los políticos no van a frenar algo que genera tantos impuestos, porque sus presupuestos se verían bastante afectados. Al menos existe la DGOJ que audita a las casas de apuestas y solo da permisos a las que cumplen con las normativas, pero a día de hoy son casi 40 las que tienen licencia para operar online en España, aqui tenéis la lista de casas de apuestas con licencia https://www.xn--tmbola-bxa.es/casas-de-apuestas/

Responder
0
0
#48807 14:08 9/3/2020

El PP es una asociación de malhechores para delinquir. Rezuma corrupción por los cuatro costados: Gurtel, Púnica, Caja B, Bárcenas, etc etc. Y en Galicia se financió con el narcotráfico y ahora se financia con las casas de apuestas. A esta gente no les importa destrozar la vida de mucha gente con tal de conseguir el poder.Y Vox idem de idem, pues hasta hace dos días estaban en el PP chupando de sus mamandurrias y son una parte del PP.

Responder
2
0
#48801 12:59 9/3/2020

Los neoliberales que financian a los fachas, para usarlos como escudos, ganando pasta a mansalva fomentando la ludopatía. Nada nuevo, solo llevándolo a otro nivel.

Responder
2
0
#48689 11:39 7/3/2020

Una entrevista clarificadora, gracias. Buscaré el libro

Responder
2
0
#48641 14:00 6/3/2020

Ya me he leído el libro y es muy bueno. El tema debe ser tratado con sumo respeto y desde el conocimiento, como lo hacen estos dos autores. Muy recomendable. Maravillosa entrevista.

Responder
8
0

Destacadas

Coronavirus
La UE observa impotente el giro autoritario en los países del Este

El primer ministro húngaro, Víktor Orban, se ha otorgado poderes casi absolutos para combatir la emergencia sanitaria continuando con su tendencia autoritaria, sin que Bruselas ni el Partido Popular Europeo, del que forma parte, tomen medidas. El apoyo del PP español ha resultado clave para que el coronagolpe de Orban no tenga consecuencias.

Coronavirus
Los mil obstáculos para acceder a las ayudas de vivienda

Asociaciones de consumidores y el movimiento por la vivienda denuncian que el “escudo social” frente al covid19 no está funcionando como debería. La burocracia, las dificultades añadidas en tiempos de confinamiento, la brecha digital y unos requisitos “excesivos”, según denuncian, hacen que buena parte de las personas que las necesitan no puedan acceder a las ayudas.

Coronavirus
Muchos clientes, poca empatía

Las empleadas de los supermercados denuncian la falta de compromiso en los consumidores ante los protocolos contra el covid-19.

Coronavirus
Rafael Correa: “Pagar ahora las deudas externas significa perder vidas”

Líderes políticos de Latinoamérica como Dilma Rousseff, Jorge Taiana, Gustavo Petro, Camila Vallejo, Maximiliano Reyes, Álvaro García Linera y Rafael Correa exigen la condonación y reestructuración de las deudas externas para luchar contra el Covid-19

Series
Vuelve ‘The Good Fight’, la serie que nació para combatir a Donald Trump
‘The Good Fight’ usa tramas aparentemente sencillas y un tono amable para atraer al espectador medio y convencerlo en su activismo antiTrump.
Coronavirus
Antigitanismo y emergencia económica: la crisis sanitaria se ensaña con el pueblo gitano
El colectivo gitano llega a su Día Internacional denunciando el recrudecimiento de discursos estigmatizantes y prácticas discriminatorias durante la crisis del covid19. También señalan cómo la situción económica de gran parte de la población gitana está en una situación límite a causa del confinamiento.  
Coronavirus
La era está pariendo un corazón. Es la hora de la renta básica

La renta básica garantiza unas condiciones materiales de vida digna y constituye un fondo de resistencia frente a la explotación laboral. Pero también atesora otra virtud, fundamental en este momento: es una medida estructural que ayuda a la transición emancipatoria hacia otro modelo de sociedad.

Coronavirus
Los grupos de apoyo mutuo plantan cara a la crisis del coronavirus

Las iniciativas en Sants, Ciutat Vella, el Raval o el Poble Sec beben directamente de la experiencia de las plazas durante el 15M. En este último barrio se ha generado una red de apoyo de 500 personas. El Sindicato de Manteros cose material sanitario mientras en Nápoles funcionan iniciativas para pagar la compra a los vecinos que lo necesiten.

Últimas

Migración
El Alan Kurdi rescata a 150 personas en el Mediterráneo central y busca puerto seguro

Los gobiernos de Italia y Malta se niegan verbalmente a permitir el desembarco del buque humanitario que apela ahora a Alemania, su Estado de bandera.

Coronavirus
“Nos han robado la oportunidad de vivir juntos el nacimiento de nuestro hijo”
Las matronas y madres ganan su particular batalla y logran tumbar una directriz de la Generalitat Valenciana que prohibía el acompañamiento durante el parto. Aunque llega tarde, el nuevo protocolo sirve de aviso para hospitales y otras comunidades autónomas: quienes vulneren los derechos de las embarazadas tendrán a las matronas enfrente.
Agroecología
600 organizaciones piden salvar la producción agroalimentaria de pequeña escala

600 colectivos exigen que se revise el cierre generalizado de los mercados y ferias agroalimentarias de proximidad ante lo que consideran una interpretación “excesivamente restrictiva” de las prohibiciones decretadas por el Ejecutivo estatal ante la pandemia del covid19.

Opinión
El patriarcado está muerto

Hoy, en medio de la pandemia del coronavirus, el patriarcado está muerto y en descomposición y un bichito ha puesto sus despojos en la periferia, para ver qué sucede cuando la fuerza de la vida y la muerte se ponen en el centro de la convivencia.

Migas
El menú del día

Hacer la compra, bajar a la tienda, como quien burla un encierro y recobra su libertad. Pero, ¿cómo se viven estos días raros trabajando de ese otro lado? Desde la panadería de un hipermercado vizcaíno, aquí van unas pequeñas anécdotas, migas cotidianas, para alimentarnos y entretenernos mientras dure esta pandemia.

Maltrato animal
Salvar al ternero Pepe
La Conselleria impide rescatar a los animales de una granja escuela clausurada, a pesar de la voluntad de la granja escuela y el santuario de colaborar.
Coronavirus
Europa recurre a los ERTE y la UE se divide en las primeras semanas de la crisis económica provocada por el covid19

Los países europeos coinciden en las primeras medidas para tratar de evitar el colapso económico, pero se muestran distanciados en torno a las soluciones a medio plazo. Hoy, martes 7 de abril, el Eurogrupo se reúne y discutirá la posibilidad de mutualizar las deudas como piden los países del sur.