Italia
Música clásica para luchar contra la mafia y el alistamiento de menores

Pobreza y paro precipitan a una parte de la juventud siciliana a los brazos de la mafia. No todo el mundo ha bajado los brazos: mediante el aprendizaje de música y conciertos, una fundación abre nuevos horizontes a los niños, frente a la atracción del dinero fácil.

Concierto Basilica Saint Benito
Concierto benéfico en la Basílica de San Benito, en Catania, el 4 de mayo de 2019. Quentin Raverdy
Traducción de Eduardo Pérez
14 oct 2019 06:00

A la vuelta de un pequeño callejón del centro histórico de Catania (Sicilia, Italia), una nota de violín se escapa por una ventana, pronto retomada en coro por varios arcos vacilantes. No hay más que dejarse guiar por el oído para encontrar la dirección exacta de la Città Invisibile. En el primer piso de un inmenso inmueble un poco marchito, esta fundación ofrece gratuitamente cursos de música a los niños de los barrios precarios de la segunda ciudad de Sicilia.

Para acceder, primero hay que subir los escalones de “la escalera de la legalidad”, con nombres de las víctimas —célebres o más anónimas— de la mafia. Ahí se codean Rita Atria, la joven adolescente que osó romper la omertá antes de quitarse la vida, Cosimo Cristina, periodista asesinado en 1960, y muchos otros. “Nombres elegidos por los niños de la fundación para recordar la vida de estas víctimas, no olvidarlas”, precisa Alfia Milazzo, fundadora de la Città Invisibile hace ahora diez años.

Se pasó la página de los años sangrientos en Sicilia, pero Catania guarda una triste reputación: la criminalidad juvenil, a menudo ligada a los grupos famosos, está fuertemente arraigada en algunos de sus barrios. Una situación alimentada especialmente por una tasa de paro extremadamente elevada entre los jóvenes sicilianos —más del 50% entre los de 15-24 años— y un nivel de abandono escolar entre los más elevados del país.

Aquí, un niño catanés de cada cuatro abandona los estudios tras la escuela. “Para muchos jóvenes, la verdadera escuela es la de los clanes que te prometen ganancias fáciles”, se lamenta Alfia Milazzo. A menudo olvidados por los poderes públicos y privados de perspectivas reales, son muchos los que sobreviven gracias al “dinero fácil” vinculado con los tráficos ilegales.

“Hay jóvenes que, con 12 años, logran atender las necesidades de su familia llevando a casa 80 euros al día. Hacen de vigías mientras que el padre de familia no gana más de 10 euros por lavar platos en negro”, lamenta la voluntaria. “Esta diferencia es gigantesca. Entonces aquí peleamos por hacerles comprender que esos 80 euros tienen algo de funesto y que los 10 euros representan la vida, una forma de dignidad. Es un proceso difícil de explicar, pero la mayoría de nuestros jóvenes lo han comprendido”, explica la catanesa, cuya aguda voz es cubierta por los kiai (los gritos rituales) entusiastas del curso de karate en la habitación vecina.

Aprendizaje musical contra las desigualdades

Un poco más lejos, en otra sala, el sonido claro del violín se hace escuchar de nuevo. Con una calma imperiosa, Moisés Pirela inicia una clase de niños pequeños en la rigurosa técnica del instrumento. Su italiano tintado de un acento hispano revela sus raíces sudamericanas. El maestro es originario de Venezuela, así como el método de aprendizaje musical inculcado en el curso de la Città Invisibile. Aquí, solo se jura por este método, “el sistema”, y su inventor, el músico y economista José Antonio Abreu (fallecido en 2018).
Italia
Una víctima de la Camorra educa a los mafiosos en prisión para que no vuelvan a matar

Familiares de las 959 víctimas inocentes de la mafia italiana siguen luchando para acabar con su actividad criminal y para que el nombre de los suyos nunca caiga en el olvido.

Hace más de 40 años, tuvo la idea de enseñar gratuitamente música a niños de barrios pobres de su país. Este programa socio-musical contaría hoy con cientos de miles de alumnos en la República bolivariana, y desde entonces se extendió por el mundo hasta aquí, a los pies del Etna. “Tenemos niños con historias socio-culturales muy diversas. Cuando comienzan a aprender a tocar un instrumento, esas diferencias se difuminan suavemente. Y es ahí donde la música se vuelve interesante”, se felicita el maestro venezolano Semaias Botello, él también invitado —y remunerado— para impartir cursos en La Città Invisibile.

En esta pesada noche del mes de mayo, en la frescura de la Basílica Saint-Benoît, sobre la única colina situada sobre Catania, el músico originario de Mérida lleva la batuta. Dirige la orquesta de la fundación, el conjunto Falcone Borsellino en nombre de los dos jueces anti-mafia asesinados en Palermo al principio de los años 90. Ante él, una veintena de jóvenes de diferentes barrios y periferias, con camisa, atienden sus órdenes. Entre sus manos para este concierto, violines de excepción, regalos de la Asociación Nacional de Construcción de Instrumentos Artísticos Italiana a la Città Invisibile.

Bajo los ojos de admiración de sus allegados, a menudo sentados atrás, los pequeños músicos encadenan las piezas sin temblar. La languidez del Allegretto de Beethoven agarra al público. Estas mismas notas que hará sonar algunos días más tarde, en el prestigioso auditorio de Roma, Gustavo Dudamel, el maestro-estrella e hijo del Sistema de Abreu. “Contrariamente al método clásico italiano, donde se aprende la música en soledad, con un profesor privado, con este sistema nos iniciamos en la música todos juntos”, afirma con entusiasmo Laurena, una violinista de 20 años.

“Si puedes tocar un instrumento, puedes tener como objetivo cualquier cosa más alta que aquello a lo que te limita tu ambiente”, dice Adele, de 16 años

“La otra diferencia importante aquí, es que el niño toca el instrumento desde el primer día, antes incluso de aprender a leer la música (…). Es una manera más fácil de acercarse a algunos de estos niños, que no están habituados a la disciplina”, avanza el maestro Botello. Una dimensión social de la fundación que los jóvenes músicos reivindican plenamente. “Es una manera de distraerte de las cosas negativas que podrías hacer en tu barrio, donde las ambiciones son limitadas. Si puedes tocar un instrumento, puedes también tener como objetivo cualquier cosa más alta que aquello a lo que te limita tu ambiente”, explica con una desarmante lucidez Adele, de apenas 16 años.

Alfia Milazzo podría citar montones de bellas historias y destinos recuperados: la primera alumna de la fundación que pasó después al conservatorio de Messina, o el muchacho “irrecuperable” que toca hoy con brío cuatro instrumentos… Pero la antigua formadora en la Eni Corporate University sabe también que el arduo trabajo y la abnegación de los voluntarios de la Città Invisibile no lo pueden todo. “De los alrededor de 1.300 niños que han pasado por la fundación en diez años, pienso que hemos perdido un tercio”, declara.

Poner fin a ese malestar cultural 

Ciertas familias, cercanas a los medios mafiosos, se inquietarían al ver a su hijo “cambiar”. Se teme la traición. Y jóvenes alumnos acaban por no volver. “Es increíble decirlo, pero también hay madres que no aceptan ver a sus hijas seguir un recorrido mejor que el suyo. Así como ciertas escuelas que desconfían de nuestra iniciativa y de los itinerarios alternativos”, prosigue Alfia.

Sin embargo, como reconoce de buen grado Angelo Busacca, sustituto del procurador general de Catania, el trabajo de la fundación y de la miríada de iniciativas ciudadanas para los jóvenes es más que saludable: “En primer lugar es importante recordar que estos barrios no se resumen con la criminalidad”, estima el magistrado. “No podemos tolerar que barrios enteros de la ciudad estén en las manos de criminales, pero todo nuestro trabajo se vuelve totalmente inútil si no resolvemos los problemas que conciernen a la pobreza y a ese malestar cultural ligado a la falta de esperanza en el futuro. Generaciones enteras de niños podrían estar perdidas en esos barrios”.

SOBRE ESTE ARTÍCULO
El artículo La musique classique pour lutter contre la mafia et l’embrigadement des enfants ha sido publicado originalmente en www.bustamag.net y traducido para el El Salto por Eduardo Pérez.

 

Relacionadas

Música
Más allá de la “Bella Ciao”: la nueva melodía de Italia

En Italia se siguen produciendo obras que vibran con una frecuencia propia y que se reconocen inmediatamente —en el caso de la música, perdura la melodía en un mundo cada vez más rítmico—; obras en las que de nuevo recorre el fantasma de la política más combativa.

Italia
La Brecha euroescéptica en Italia
En un contexto postbrexit, se torna de vital importancia estudiar el posible desarrollo de una brecha euroescéptica, e Italia puede ser uno de los escenarios donde veamos un aumento de la polarización política.
Coronavirus
Conte y la pulsión tecnócrata italiana

La extrema derecha lucha por la tercera posición con el Movimento 5 Stelle en Italia. Giuseppe Conte, presidente del gobierno italiano, podría crear un partido en torno a su figura, una posibilidad con la que la personalización y desideologización vuelven a resonar en Italia.

0 Comentarios

Destacadas

Corrupción
La otra cara del PNV
El Gobierno vasco cerró la legislatura con el derrumbe del vertedero de Zaldibar, que puso en entredicho su gestión de los residuos.
La semana política
Unidad, unidad, unidad

El acuerdo social del pasado viernes muestra el empeño del PSOE por ganar tiempo antes de plantear reformas que limiten el beneficio privado. Los llamamientos a la unidad entre los estados miembro de la Unión Europea tampoco abordan la cuestión fundamental de la redistribución.

Radios libres
Interferencias y ruido blanco en el 100.0 de la FM tras la desaparición de Radio ELA

Radio ELA cesó su emisión en enero de 2020, poniendo fin a una historia de 35 años de radio libre en Madrid. Repasando su historia, algunos de sus hitos revelan muchas de las problemáticas actuales que siguen afectando a las radios libres y comunitarias del Estado español, una de las excepciones represivas en el panorama comunicativo europeo.

Crisis climática
El aumento de la explotación forestal pone en riesgo los objetivos climáticos de la UE

Entre 2016 y 2018, el área dedicada al aprovechamiento forestal ha aumentado un 49% en comparación con el período 2011-15, según un estudio del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea.

Fiscalidad
Cuando el (no)pragmatismo no te deja ver la justicia fiscal

El criterio puramente pragmático es vital a la hora de gobernar un Estado tan diverso como España, sí, mas no puede usarse como bula para justificar incumplimientos del programa, sobre todo en algo tan escandaloso como el impuesto a la riqueza.

Últimas

Promociones
Disfruta del verano con El Salto
Del 1 de julio al 31 de agosto, suscríbete a El Salto y llévate un cuaderno de diversión de la editorial Alma.
Educación
Amenaza de huelga educativa en Madrid

Sindicatos y colectivos de la enseñanza urgen a la Comunidad de Madrid a planificar el curso escolar y a dotar a las instituciones públicas de más personal, espacios y recursos. Anuncian movilizaciones e incluso huelga en septiembre si la Administración no responde.