Huelga feminista
Padres por el 8M: el machismo se desmonta cuidando

La iniciativa Padres por el 8M surge para apoyar a las mujeres durante la huelga feminista en Ciudad Real capital. Cuentacuentos, juegos cooperativos y otras actividades lúdicas sirven a pequeños y mayores para reflexionar colectivamente sobre el concepto de corresponsabilidad en los cuidados.

Padres 8M Ciudad Real
Una imagen de la iniciativa, este 8 de marzo en Ciudad Real. David Sánchez Romero de Ávila

La provincia de Ciudad Real se ha vuelto a sumar un año más a las reivindicaciones mundiales del 8 de marzo con multitud de actos reivindicativos. Alcázar de San Juan, Puertollano, Valdepeñas y la capital provincial, entre otras localidades, han vivido un día de lucha para derribar todos los obstáculos que impiden la igualdad entre las personas. Con ese mismo ánimo, ha surgido una iniciativa novedosa este año en la capital con el objetivo de dar apoyo a la huelga y, a la vez, mandar un mensaje de concienciación.

Se trata de la iniciativa Padres por el 8M, una actividad que surgió, como cuenta uno de sus impulsores, Lorenzo Flores, de manera “espontánea” durante la huelga feminista del 2018, en la que un grupo de padres y madres se organizaron para apoyar la lucha de las mujeres durante la huelga, ejerciendo los cuidados de sus hijos de manera completa durante aquel día e incorporándose a la manifestación que se convocó por la tarde.

De esta manera, como señala el programa de actividades, se pretende “contribuir al éxito” de las asambleas, actos y manifestaciones convocadas durante la huelga tras “consensuar su postura” con la Asamblea de Feminismos de Ciudad Real y la Concejalía de Igualdad de Género del Ayuntamiento de la capital provincial.

Padres por el 8M tiene, como objetivo principal, “asegurar, como padres”, la “triada” de huelga de cuidados, laboral y estudiantil. Así lo explica Lorenzo Flores, quién, a su vez, añade que pretendían abrir la iniciativa a toda la sociedad y visibilizar de manera efectiva qué significa que los hombres tienen el deber de ejercer la corresponsabilidad diaria en los cuidados, desechando, por supuesto, cualquier concepto ligado a “ayudar en casa”.

No debería ser noticia que los hombres se hagan cargo del cuidado de sus hijas. Ahí radica el espíritu crítico de Padres por el 8M 

La programación de actividades de la primera edición pública de Padres por el 8M se celebró en la Casa de la Ciudad, situada dentro del Parque de Gasset de Ciudad Real, desde las 10 de la mañana hasta las 18 horas de la tarde del 8 de marzo, momento en el que comenzó la manifestación en la puerta principal del parque. Entre las actividades programadas hubo juegos cooperativos, talleres educativos en materia de Igualdad de Género, cinefórum y una comida popular compuesta por lo que cada padre trajese de casa para ponerlo en común.

Deconstruirse como machista

No debería ser noticia que los hombres se hagan cargo del cuidado de sus hijas. Ahí radica el espíritu crítico de Padres por el 8M contra la sociedad patriarcal y la cultura del machismo, ya que señala uno de los puntos principales que conectan la economía con las relaciones interpersonales.

Cynthia Duque, miembro de la Asamblea de Feminismos de Ciudad Real, señala que esta idea les pareció buena cuando Padres por el 8M se la propuso. No obstante, también apunta que no se debe sobredimensionar en los medios de comunicación como un “hecho heroico” que los padres se dediquen a su corresponsabilidad, ya que la labor de los cuidados la realiza la mujer los 365 días del año y, precisamente, la falta de esa correponsabilidad “impide el desarrollo social de la mujer”. Duque también apunta a la responsabilidad del Estado en ese sentido a través de leyes que regulen la economía para que no haya suelos pegajosos ni techos de cristal.

A pesar de eso, Duque considera que esta iniciativa visibiliza esa corresponsabilidad y permite a aquellos hombres “no identificados con ella” a que “se sumen o abran su mente” para permitir que se extienda sobre la población la corresponsabilidad en tareas de cuidados. Como aportación personal, Duque añade que “estaría bien”, para próximas convocatorias, ampliar la iniciativa Padres por el 8M a un “punto de cuidados”.

“Es difícil deconstruir tu identidad después de haber vivido en una sociedad patriarcal muy fuerte porque salen muchos dejes y contradicciones. Ser hombre feminista es enfrentarse a esas contradicciones y vivirlas para seguir adelante”

Ese modelo de punto de cuidados sí está extendido en otros lugares de la región. Por ejemplo, en Toledo, donde la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género se encarga de gestionarlo durante la huelga del 8M. Javier Cobarrubias, uno de los miembros de la asociación, explica que se trata de un espacio en el que los hombres se encargan de cuidar a los niños y las niñas mientras las madres están haciendo huelga.

Cobarrubias piensa que los hombres se tienen que “deconstruir” de la manera en la que se han criado dentro de la sociedad patriarcal. Considera que todas las personas se tienen que implicar en los cuidados, lo que conlleva “no cargar” esos cuidados únicamente a las mujeres. Además, apunta Cobarrubias, con los cuidados los hombres aprendemos mucho sobre las necesidades que tenemos todos y todas.

Enfrentar las contradicciones

“Un hombre feminista es antirracista, ecologista, antifascista… es un hombre que cree en la igualdad y la practica. Pero no es fácil. Es difícil deconstruir tu identidad después de haber vivido en una sociedad patriarcal muy fuerte porque salen muchos dejes y contradicciones. Pero ser hombre feminista es enfrentarse a esas contradicciones y vivirlas para seguir adelante”.

Con esa reflexión, Lorenzo Flores, uno de los impulsores de la iniciativa Padres por el 8M, apunta a la batalla diaria que emprende cualquier persona que ha crecido en una sociedad machista y que pretende vivir de acuerdo a la igualdad de género. Como señala, no se trata de alcanzar la perfección, sino de dar pasos cotidianos para avanzar.

Mar, Juande y Francisco son una madre y dos padres que han participado junto a sus hijos e hijas en las actividades programadas durante la iniciativa Padres por el 8M. Desde su punto de vista, consideran que, para vencer las contradicciones, hace falta mucha reflexión, hablar de cosas que están “normalizadas” y “dando ejemplo” a los hijos. Como explica Francisco, “si intentamos tener una actitud menos machista, nuestros hijos la asumirán”.

Superar la dualidad hombre-mujer

En la misma Casa de la Ciudad también se celebra el taller semanal “Ocho apellidos masculinos” en el que se reflexiona colectivamente sobre la búsqueda de “masculinidades alternativas” y la deconstrucción del machismo en múltiples aspectos, como la resolución no violenta de conflictos, la corresponsabilidad en los cuidados, o incluso, la reflexión sobre las identidades de género.

Sobre esta última temática, Iván Pérez 'Dyso', uno de los monitores del taller, recuerda que siempre se piensa en la “dualidad hombre-mujer”, pero, desde su punto de vista, cada persona va construyendo su propia identidad y orientación y no tiene por qué identificarse dentro de esas dos categorías: “Cada persona es una categoría”, reflexiona.

Relacionadas

Huelga feminista
Multa por computar una jornada de huelga como “absentismo laboral”

Iveco computó la jornada de ocho horas correspondiente el 8M como absentismo. El sindicato CGT recuerda que esta empresa ha sido condenada en varias ocasiones por vulnerar el derecho a la huelga de su plantilla.

Huelga feminista
Los servicios mínimos del 8M fueron “abusivos” en la Sanidad andaluza

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha reconocido que los servicios mínimos del 100% fijados por el Gobierno socialista de Susana Díaz “hacen ilusorio el derecho constitucional a la huelga”.

0 Comentarios

Destacadas

Educación pública
Recortes educativos para el inicio de curso

Las Comunidades Autónomas regidas por el Partido Popular se enfrentan a una senda continuista de recortes en educación pública que provocan disminución de plazas, no cobertura de bajas e interinidades eternas para favorecer a la educación concertada.

Italia
La distopía del Gatopardo: en el sistema político italiano todo cambia para que todo siga igual

Giuseppe Conte pronunció el pasado 9 de septiembre su discurso de investidura como presidente de Gobierno delante del pleno del Congreso italiano. Es la segunda vez en poco más de un año. Tras la crisis política provocada por Salvini en el mes de agosto, sale la Liga del gobierno y entra el Partido Demócrata. 

Crisis climática
La gentrificación climática ya ha empezado en Estados Unidos

Una amenaza inesperada del cambio climático acecha en el horizonte: la gentrificación climática. El término es bastante nuevo, pero ya hay ejemplos de este nuevo tipo de gentrificación, y no sólo en áreas costeras.

Ciencia
PRISMA: un nuevo enfoque a la diversidad en la ciencia española

¿Se fomenta la diversidad en la ciencia española?  PRISMA nace fuerte este año como colectivo en CTI (Ciencia, Tecnología e Innovación) para luchar contra la discriminación y dar visibilidad a las personas LGBTIQA+ en el ámbito científico. 

Últimas

Racismo
Valentina Henríquez: “Los trámites migratorios son traumáticos"
Migrante y activista del colectivo Resistencia Migrante, Henríquez denuncia la reciente reducción del sistema de información de extranjería en la ciudad de València y en la Universitat Politécnica.
Vivienda
Vivir una vejez activa y en comunidad

Cada vez son más las personas mayores que apuestan por la vivienda colaborativa y autogestionada como alternativa a las residencias o a los cuidados en casa.

Crisis climática
Mapa: comienza la Huelga Mundial por el Clima con más de 1.600 convocatorias

El movimiento global por el clima organiza una semana de lucha entre el 20 y el 27 de septiembre que en España se vivirá especialmente el día 27, día en que está convocada una huelga para exigir a gobiernos e instituciones que se pongan manos a la obra y declaren la emergencia climática.

Contigo empezó todo
Cuando España expulsó al 4% de su población

Hace 410 años, Felipe III ordenó la expulsión de los moriscos del Reino de Valencia. Casi 300.000 personas abandonarían España.