La constructora del edificio donde murió el obrero extremeño acumulaba graves accidentes

Mientras construían pisos de lujos, las condiciones laborales, según denuncian los sindicatos, eran precarias y bajo subcontratación. CGT considera que las muertes de estos obreros no pueden quedar impunes por tratarse de un nuevo caso de terrorismo patronal.

Accidente laboral

publicado
2018-07-11 17:30:00

A finales del pasado mayo, como se reflejó en los medios de comunicación, el forjado de un edificio en rehabilitación en la calle Martínez Campos de Madrid se derrumbó, con el resultado de dos obreros muertos, los que estaban trabajando en la quinta planta, mientras otros trece obreros lograron salir a tiempo.

Sobre las causas del accidente, la Fiscalía ha abierto una investigación y el juez ha decretado el secreto de sumario, aunque se baraja la posibilidad de que la acumulación de materiales en la parte alta de la obra hizo ceder la estructura del edificio.

Pasados unos meses, comienzan a aparecer más datos sobre la empresa contratada para la rehabilitación del edificio residencial que se derrumbó, la constructora Aldesa. Y es que no es la primera vez que esta empresa se enfrenta a graves accidentes en su actividad laboral. Ya en el año 2004, un trabajador quedó tetrapléjico como consecuencia de un accidente laboral en una de las obras de Aldesa, al caer desde una altura de siete metros. Como consecuencia de ello, el obrero accidentado aceptó una indemnización de 660.000 euros y el jefe de la obra fue condenado a seis meses de prisión.

[...] la constructora fue denunciada por presunto delito de prevaricación junto con el presidente de Adif, Juan Bravo, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y los directivos de la entidad Murcia Alta Velocidad

Fuera de nuestras fronteras, según informó el diario Proceso, la compañía Aldesa “se vio involucrada en un enorme socavón de un paso elevado en una carretera de México en el que murieron asfixiados un padre y un hijo que viajaban en su coche”.

Por otro lado, la constructora fue denunciada por presunto delito de prevaricación junto con el presidente de Adif, Juan Bravo, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y los directivos de la entidad Murcia Alta Velocidad, por parte de la Plataforma ProSoterramiento. Y en Asturias, la constructora acumula denuncias, entre ellas la de la Unión Independiente de Transportistas Autónomos por impagos por importe de un millón de euros a la subcontrata Modular Técnica o la denuncia por supuestas irregularidades y tráfico de influencias en la Empresa Municipal de Aguas de Gijón.

Además, en el marco de esta pieza separada del “caso Gürtel”, el juez Ruz ha llamado a declarar como imputados, entre otros, a Juan Manuel Fernández Rubio, vicepresidente de Aldesa.

CONDICIONES PRECARIAS DE LOS TRABAJADORES

El edificio donde se produjo el doble accidente mortal se estaba reformando para albergar pisos de lujo, en una de las zonas más caras de la capital, en Chamberí, donde los pisos rondan los 8.200 euros el metro cuadrado.

Ello contrasta con las condiciones laborales de los obreros del edificio en rehabilitación. Uno de los trabajadores muertos en esa obra era el extremeño José María Sánchez, que viajaba junto a su cuadrilla desde Extremadura.

La empresa Tygma, con sede en Malpartida de Plasencia (Cáceres), era la constructora en la que había entrado a trabajar tres semanas antes del fatal accidente el obrero José María Sánchez

Aunque la contratista de esta obra era, como hemos comentado, la constructora Aldesa, subcontraron y operaron con las empresas Tygma y Tepuy. La empresa Tygma, con sede en Malpartida de Plasencia (Cáceres), era la constructora en la que había entrado a trabajar tres semanas antes del fatal accidente el obrero José María Sánchez y cuyo primer destino fue el edificio derrumbado de Chamberí.

El sindicado CGT declara sobre este accidente laboral que “vienen denunciando constantemente las condiciones en las que muchas personas tienen que ganarse la vida”, y “señala a la clase política por estar permitiendo con sus leyes que muchos empresarios se lucren a costa del sufrimiento de miles de personas”. Añade “que detrás de todas estas muertes que se producen en el tajo hay culpables que pocas veces son castigados por atentar contra la salud y la seguridad de las personas trabajadoras. Por eso exige a la Fiscalía y a Inspección de Trabajo que investigue las causas de la muerte de José María Sánchez y Agustín Bello” y considera que estas dos muertes “ no pueden quedar impunes por tratarse de un nuevo caso de terrorismo patronal”.

Por su parte, los secretarios de CCOO y UGT de Madrid trasladaron su apoyo a las familias de los dos obreros muertos y ven "elementos sospechosos" tanto en materia de prevención de riesgos como en los contratos de los trabajadores. El secretario de CCOO declaró que podría haber "trabajadores con contrato eventual, posiblemente de alguna subcontrata, y con un déficit en materia de formación". Asimismo, CCOO denunció "la especulación y los ritmos de trabajo frenéticos", y exigió “ más vigilancia y control en las obras”.

1 Comentario
#20209 18:04 11/7/2018

Es una barbaridad que empresas como estas puedan seguir funcionando y sufriendo las consecuencias los currantes; espero que estas muertes no queden impunes

Responder
4
0

Destacadas

Refugiados
Un modelo de acogida resiste en Riace

El alcalde de Riace lleva 13 días en huelga de hambre para exigir el desbloqueo de fondos que tiene al modelo de acogida y convivencia del ayuntamiento que preside, en grave peligro de desaparecer.

Música
Sobre Janelle Monáe, androides y revolución

La publicación de Dirty computer revela que tanto Cindi Mayweather como la “Janelle Monáe”
que conocíamos no eran más que pantallas tras las que la artista ha protegido sus miedos
e inseguridades como mujer negra y queer.

Exclusión sanitaria
Los que quedan fuera de la sanidad universal del Gobierno de Pedro Sánchez

Desde Yo Sí Sanidad Universal denuncian que el Gobierno del PSOE mantiene fuera del acceso a la sanidad a españoles emigrados y reagrupados. El decreto ley aprobado también obliga a contar con un informe de Servicios Sociales a los menores de edad, embarazadas y personas con urgencias médicas en situación irregular para acceder a la asistencia sanitaria.

Últimas

Memoria histórica
Fachas y lo políticamente correcto
6

Nos tendría que hacer pensar en qué punto está la democracia española la existencia de un lugar como el Valle de los Caídos o el mantenimiento, incluso con dinero público, de una fundación que lleva el nombre de Francisco Franco.