Ocho acusados y 375 años de cárcel: claves del juicio por la pelea de Altsasu

Un año y medio después de la pelea de Altsasu, comienza el juicio contra los ocho jóvenes acusados de lesiones y amenazas terroristas. 

Manifestación en apoyo a los imputados del caso Altsasu
Manifestación en Altsasu después de que la Audiencia Nacional asumiera la instrucción del caso. Irene Martínez

publicado
2018-04-15 06:00:00

Ha pasado un año y seis meses desde el día de los hechos, el 15 de octubre de 2016. Durante las fiestas en Altsasu, una población de 7.471 habitantes en Navarra, ocho jóvenes de la localidad se involucraron en una pelea con dos guardias civiles y sus parejas. El próximo lunes, 16 de abril, y hasta el 27 del mismo mes, tendrá lugar el juicio contra ellos, imputados por delitos de lesiones y amenazas terroristas.

Uno de ellos se enfrenta a 62 años y medio de cárcel. Otros seis acusados, a 50 años. Y para la octava acusada, la Fiscalía pide otros doce años y medio. Entre todos, las peticiones de cárcel por parte de Fiscalía suman 375 años. Y tres de ellos ya llevan un año y cinco meses en prisión preventiva, sometidos a régimen FIES. Desarrollamos algunas claves del juicio que comienza mañana.

¿QUÉ PASÓ EN ALTSASU?

Los hechos tuvieron lugar el 15 de octubre de 2016 a las 5 de la madrugada, “en un ambiente festivo, de consumo de alcohol en el que hay una discusión o una trifulca, agresión o pelea”, explica el abogado Jaime Montero en un vídeo difundido por Altsasu Gurasoak, el colectivo de madres y padres de los imputados.

Durante la pelea, dos guardias civiles que estaban fuera de servicio y sus parejas sufrieron varias lesiones. Las de tres de tres de ellos, de carácter leves y, el cuarto, una fractura de tobillo.

LESIONES QUE SE CONVIERTEN EN TERRORISMO

“Hemos recibido noticias de muchos otros sitios de altercados de similar naturaleza con policías nacionales o guardia civiles por los que se han impuesto penas muy leves, que se avienen mucho más a los hechos con los que nos encontramos”, explica en el mismo vídeo Amaia Izko, abogada de algunos de los acusados. Montero, por su parte, explica que si la agresión hubiera sido debido a la condición de Guardia Civil de los agredidos, además de lesiones habría sido delito de atentado a la autoridad.

La misma noche de los hechos, dos de los jóvenes fueron trasladados a Pamplona y detenidos en prisión incomunicada en el cuartel de la Policía Foral en la capital navarra. El 17 de octubre declararon ante la juez Mari Paz Benito, del Juzgado número 3 de la Audiencia Provincial de Navarra, quien ordenó su puesta en libertad con cargos y con medidas cautelares. El informe de la Guardia Civil sobre los hechos hablaba de una agresión, no de linchamiento o paliza organizada.

Fue el día siguiente cuando la Coordinadora de Víctimas del Terrorismo (COVITE) presentó una denuncia por los mismos hechos ante la Audiencia Nacional, relacionándolos con delitos de terrorismo. El 9 de noviembre, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela aceptó a trámite la denuncia de Covite y reclamó el traslado de la causa desde la Audiencia Provincial navarra a la Audiencia Nacional.

De delitos de lesiones y atentado a la autoridad —con penas de prisión de tres meses a tres años o multa de seis a doce meses, y de uno a cuatro años y multa de tres a seis meses, respectivamente— se pasó a peticiones de condena, por parte de Fiscalía y de la acusación ejercida por Covite, de un mínimo de doce años y de hasta 62 años para cada uno de ellos, penas calificadas de desproporcionadas desde gran parte de la judicatura, entre ellos el magistrado del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín, según expresó en el programa Hoy por hoy de la Ser.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN, GUARDIA CIVIL Y ALTSASU

Amaia Izko, letrada de algunos de los imputados explica que, “de repente, los grandes medios de comunicación del Estado español: El Mundo, El País, ABC y otros medios sacan en primera plana estos hechos y después viene una denuncia de COVITE, una organización de víctimas del terrorismo, que dice que esta riña de bar ha sido algo planificado”.

Uno de los enfoques más recurrentes sobre el caso por grandes medios de comunicación fue retratar Altsasu como una población con odio endémico contra la Guardia Civil. La ciudad vive desde hace décadas una presencia de la Guardia Civil relacionada con la antigua actividad armada de la organización terrorista ETA. “Se convierte en un delito de terrorismo porque se hace una vinculación terrible entre una ETA que en el año 2011 dejó de tener actividad, una reivindicación política tradicional en el País Vasco, que es la dinámica del Alde hemendik, y, a su vez, Alde hemendik se vincula con un movimiento local de Alsasua que se llama Ospa Eguna”, explica Montero. El cuerpo tiene una sangrienta historia en Navarra, con casos como el de las muerte de Gladys del Estal o de Mikel Zabalza, entre otras.

“Si los vasconavarros fueran consultados directamente en las urnas sobre mantener las Casas Cuartel o sustituirlas por una policía foral, no habría una sola aldea que lo dudase. La permanencia de la Guardia Civil está totalmente ligada a esa ausencia del derecho a decidir. A la falta de respeto democrático”, explicaba el editor de la editorial Txalaparta Josemari Esparza en un artículo publicado en Diagonal.

Montero apunta a esta situación como uno de los motivos que han llevado a que la pelea de unos jóvenes de Altsasu derivase en un caso de terrorismo con penas astronómicas. “Hay una Guardia Civil que posiblemente ha visto en este hecho la posibilidad de ponerle freno a unas reivindicaciones que discuten su presencia en ese territorio”.

Sin embargo, según afirmó el coronel jefe de la Guardia Civil en Navarra en una rueda de prensa retransmitida por la televisión autonómica EITB, la situación de crispación contra el cuerpo no se corresponde con lo retratado por los grandes medios de comunicación: “Hay una coincidencia en distintos medios en presentar a la población de Alsasua como un apoblación especialmente complicada, desde la Guardia Civil no tenemos esa percepción”.

LA INVESTIGACIÓN DE LA AUDIENCIA NACIONAL

La instrucción del caso Altsasu fue a cargo del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Carmen Lamela, la misma que ordenó en octubre de 2017 la entrada en prisión preventiva de los dirigentes de la Asamblea Nacional Catalana y de Ómnium Cultura —los Jordis—. También es la magistrada que instruyó la causa sobre enaltecimiento del terrorismo contra los doce jóvenes del colectivo de rap La Insurgencia.

Según denunciaron los abogados, de los ocho jóvenes acusados, en la instrucción de esta causa, la Audiencia Nacional “ha asumido el rol de acusación”. “A las acusaciones se les ha admitido prácticamente todas las pruebas mientras que a las defensas nos ha rechazado la mayoría”, explicaba Montero, durante una rueda de prensa celebrada tras el cierre de la instrucción, en noviembre de 2017.

Altsasu
“La Audiencia Nacional ha asumido el rol de acusación”
Los abogados de los jóvenes de Altsasu denuncian que la Audiencia Nacional ha rechazado casi todas las pruebas que han propuesto. Tres de los jóvenes cumplen hoy un año en prisión preventiva.
“La Audiencia Nacional ha violado el derecho a una tutela judicial efectiva”, afirmaban los abogados de los ocho jóvenes en esta rueda de prensa.“Se encuentran con una actuación sin precedentes y un auténtico disparate jurídico que es la inadmisión de prácticamente todas las pruebas que en su defensa presentan estas personas”, añaden.
Altsasu
"Pido un proceso con garantías. Esto no es terrorismo"
Nekane es la madre de Aratz, uno de los encausados por la pelea de bar más famosa de los últimos tiempos

UN AÑO EN PRISIÓN PREVENTIVA

El 20 de diciembre de 2016 salieron en libertad con cargos cuatro de los imputados del caso Altsasu después de pasar dos meses en prisión preventiva. Sin embargo, la Audiencia Nacional mantuvo el encarcelamiento de otros tres jóvenes, que a día de hoy siguen privados de libertad a espera del juicio. Estos tres jóvenes llevan un año y medio en prisiones que se sitúan a más de 400 kilómetros de su población y sometidos a régimen FIES, un régimen conocido como ‘la cárcel dentro de la cárcel’.

EL JUICIO EN LA AUDIENCIA NACIONAL

La primera vista oral del juicio del caso Altsasu comienza el lunes 16 de abril. El juicio continuará a lo largo de esa semana y la siguiente, y está previsto que acabe el 27 del mismo.

El tribunal de la Audiencia Nacional que les juzgará está presidido por Concepción Espejel, que en su haber tiene ser la ponente de la condena al rapero Valtonyc. Los abogados de los jóvenes imputados denuncian el “interés directo” de la juez en este caso al estar casada con un coronel de la Guardia Civil, pero la Audiencia Nacional ha rechazado la recusación de la magistrada.

Represión
Los acusados de Altsasu solicitan recusar a la juez Espejel por estar casada con un Guardia Civil

La defensa de los ocho jóvenes considera que hay un "interés directo" de la magistrada y sus lazos familiares “ponen gravemente en entredicho su imparcialidad y serenidad de ánimo para decidir en la presente causa”.

19 Comentarios
Gramático 0:06 16/4/2018
¿Altsasu o Alsasua? ¿Nafarroa o Navarra? Lo de poner los nombres en euskera o en español, según le apetezca al cronista, despista bastante. ¿No hay alguna norma al respecto?
Responder
0
10
Sara 23:08 16/4/2018
Aprenderse los nombres de los pueblos en dos idiomas y culturizarse no creo que sea muy complicado ;-)
Responder
8
1
Anónima 11:04 16/4/2018
No creo que haya ninguna normativa al respecto. Es cierto que cuando escribimos sobre otros lugares no utilizamos el nombre en el idioma de origen, (no decimos London, Deutschland, Marseille...), pero bueno, forma parte de la cultura general ¿no?
Responder
7
0
Anónima 8:55 16/4/2018
¡Sufre!
Responder
3
0
Anónima 8:50 16/4/2018
Será que estima la inteligencia del lector.
Responder
10
0
Anónima 23:51 15/4/2018
Buen artículo. Solo me gustaría señalar que os falta una letra en la palabra "rueda". Os dejo el fragmento para que os sea más fácil localizarlo. Sin embargo, según afirmó el coronel jefe de la Guardia Civil en Navarra en una rued de prensa retransmitida por la televisión autonómica EITB, la situación de crispación contra el cuerpo no se corresponde con lo retratado por los grandes medios de comunicación:
Responder
3
1
Redacción 7:14 16/4/2018
Muchas gracias, a añadida :)
Responder
2
0
Anónimouse 10:19 15/4/2018
Artículo que habla de "hechos" y no dice nada de los hechos que figuran en autos judiciales, como manifestaciones de acoso a los guardias civiles y sus familiares https://www.navarraconfidencial.com/2016/11/25/auto-del-caso-alsasua-ocho-procesados-2/ Que será cierto o mentira, o exageración o motivo insuficiente para las medidas y penas impuestas, pero que no lo mencionen nunca y se venda como que solo se juzga una pelea de bar huele un poco. Lo que pretenden vender en los juzgados es que hay un grupo, una organización, que intimida a a policía y sus familias para que se vayan de allí, infundir terror, y que actos como el de la pelea, eran dirigidos a ese objetivo.
Responder
4
23
Anónima 10:01 16/4/2018
Yo sí he leído el auto, no vivo en Altsasu así que no te puedo decir en qué consisten esos actos de acoso supuestamente dirigidos a infundir el terror entre los Guardias Civiles.... pero sí vivo en el País Vasco y sí han operado a mi alrededor grupos similares, a mi me parece que lo que hacen son acciones políticas, concentraciones, conciertos reivindicativos, comidas populares... donde el objetivo político que se defiende es la marcha de la Guardia Civil de los territorios vascos... esto es acoso? bueno pues no sé... yo lo veo como la defensa de un objetivo político con el que puedas estar de acuerdo o no... que esto se haya hecho en todo momento desde el sumo respeto a la Guardia Civil... pues probablemente no, pero que el objetivo haya sido infundir el terror en personas concretas yo diría que ni de coña... Diría sin duda, y esto es una percepción mía, que hay mucho más miedo de la gente hacia la Guardia Civil que al revés. Luego, que la pelea concreta esté enmarcada en este tipo de acciones.. no sé, la idea me parece ridícula. En el relato de los hechos no se puede apreciar ninguna premeditación. Los acusados ven a los Guardias Civiles en el bar y les empiezan a decir cosas del tipo "no tenéis derecho a estar aquí", "putos pikoletos", "cabrones iros de aquí", "utzi pakean"(quiere decir dejadnos en paz), no sé sabe lo que contestan los Guardias, pero bueno lo que sabemos es que el ambiente se caldea y acaba en pelea/paliza... Creo que la lectura más lógica es que están en las fiestas del pueblo en un ambiente muy de casa, entre amigos, son las 5 de la mañana, han bebido (igual no solo bebido) y ven a los guardas civiles ahí, lo ven como una provocación, se calientan y actúan de forma muy impulsiva... No es lógico pensar que esta gente agrede a los Guardias Civiles de manera organizada y consciente, enmarcado en ese tipo de acciones políticas. Especialmente sabiendo las consecuencias que estas cosas conllevan en el País Vasco... no sé entiende esa "valentía" sin un alto grado de inconsciencia, impulsividad e improvisación. Es más lógico pensar que la agresión responde a impulsividad y poca sesera que a acciones premeditadas para conseguir objetivos políticos...
Responder
3
2
Anónima 17:07 15/4/2018
Lo que tu mencionas como acoso a la guardia civil, fueron manifestaciones pacíficas en favor de unos acusados, injustamente de terrorismo, por una pelea en un bar a altas horas de la madrugada en un día festivo. Si esos hechos hubieran ocurrido en cualquier sitio fuera del país vasco, hubieran sido, como mucho, acusado a de desórdenes públicos. Lo que dices del acoso......prueba a acosar a la guardia civil, a ver que te ocurre listo.
Responder
16
3
Anónimouse 17:53 15/4/2018
Vamos, que no has leído el auto.
Responder
2
8
Anónima 13:20 15/4/2018
Trol. No tocar con un palo de dos metros.
Responder
8
1
Anónimouse 15:57 15/4/2018
Aportar enlaces con hechos es troll, entiendo. Biba la hera de la hinformasión
Responder
1
6
Anónima 8:56 16/4/2018
No llores. Una lagrima cayo en Llarena.
Responder
2
0
Anónima 23:45 15/4/2018
No podemos saber con seguridad si esos eran los hechos. Eso es lo que aparece en el auto, y sabemos que se le da más credibilidad a agentes del Estado que a civiles. Por otro lado, no veo terrorismo de ningún tipo en el relato. Incluso aunque fuera cierto lo que ahí se narra, habría acoso, intimidación o agresión, pero no terrorismo.
Responder
7
0
Anónima 10:44 15/4/2018
Terror da ver la Justicia que tenemos. Aterroriza. Pero, espera, a lo mejor ese es el objetivo, ese es el propósito.
Responder
15
1
Anónima 6:11 16/4/2018
Recordemos al señor mola y su doctrina militar (política) similar a la de queipo. Parece que los tiempos actuales son más lentos y cuanto más peor.
Responder
1
0
Anónima 9:05 15/4/2018
Qué barbaridad y desproporción, pedir penas tan largas por una simple pelea o altercardo
Responder
28
2
Anónima 11:40 15/4/2018
La clave es que los van a tener años en preventiva. Es una tortura para acojonarnos a todos y destrozarles la vida a unos chavales en el proceso.
Responder
22
0

Destacadas

Presupuestos Generales del Estado
Así recupera el Estado el dinero que dice invertir en investigación y desarrollo

El doble control de gasto impulsado por el Gobierno ha limitado las posibilidades de la investigación. El mecanismo conlleva la devolución de millones de euros cada año en subvenciones que no se ejecutan.

Podemos
Un mensaje de Bescansa provoca un nuevo incendio político en Podemos

El errejonismo niega que se haya producido ningún acuerdo con Carolina Bescansa para preparar un doble movimiento que colocaría a Errejón al frente del Gobierno autonómico y a Bescansa como nueva secretaria general del partido en lugar de Pablo Iglesias.

Acuerdos comerciales
Siete advertencias sobre los acuerdos comerciales con Japón y Singapur que Bruselas pretende aprobar

La Comisión Europea ha presentado los acuerdos comerciales del tipo TTIP con Japón y Singapur para su aprobación acelerada, sin pasar por los parlamentos nacionales, con la intención de evitar una repetición de las protestas públicas que casi descarrilaron el tratado comercial con Canadá (CETA) en 2016.

Vivienda
Qué mala suerte
2

Pasar por cuatro casas diferentes en un año. Volver con tus padres. Buscar piso cada vez más lejos de tu entorno. Y, si tienes suerte, poder pagarlo.

Últimas

Sindicatos
CC OO, UGT y CREEX reciben más de dos millones de euros sin convocatoria pública en Extremadura

Los presupuestos extremeños de 2018 aumentan las subvenciones a las centrales sindicales y patronales mayoritarias. La mayor parte de estas son subvenciones se conceden sin concurrencia competitiva.

Altsasu
Caso Altsasu: una foto desmiente la versión de la mujer de uno de los guardias civiles

Tercera jornada del juicio por el caso Altsasu, en el que ocho jóvenes están acusados de lo delitos de lesiones y amenazas terroristas por una pelea en una bar durante las fiestas del pueblo con dos guardias civiles de paisano. Tres de ellos llevan año y medio en prisión preventiva.

Música
Andrew O’Neill: “Cuando el metal te encuentra, te da un lugar en el mundo”
El humorista británico Andrew O’Neill repasa en ‘La historia del heavy metal’ la evolución del género desde una perspectiva de fan.