Desahucios
La PAH evita que la mujer desahuciada a los 71 años sin alternativa habitacional duerma en la calle

Charo Gómez vivirá en un piso recuperado por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y el Sindicato de Inquilinos de Vallekas. Ni la Comunidad de Madrid ni el Ayuntamiento han proporcionado a esta mujer una alternativa habitacional antes de permitir el desahucio de la vivienda en la que reside desde los 14 años.

Charo PAH Desahucio Vallekas
Charo Gómez (derecha) el miércoles tras el desahucio de la vivienda en la que reside desde los 14 años.

Charo Gómez, una mujer de 71 años que lleva medio siglo en una vivienda del barrio madrileño de Vallecas, vivirá en un piso recuperado por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Vallecas (PAH-SI VK) después de ser desahuciada el miércoles 17 de octubre del lugar en el que ha vivido desde los 14 años. 

Gómez residía desde 1961 en una casa alquilada del Instituto Nacional de la Vivienda. Los adjudicatarios alquilaron ilegalmente el inmueble a sus padres. Pasados varios años, y ya regularizado el alquiler, la mujer siguió como inquilina tras la muerte de sus padres y los adjudicatarios se convirtieron en propietarios.

Pero en 2012, según la plataforma, “el propietario empieza a sentir que el inmueble podría servir para ganar mayores ingresos y se planteó echarla” haciendo alusión a la cláusula de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) que permite reclamar el inmueble para uso propio. En concreto, los propietarios argumentan que necesitaban la vivienda para un nieto.

Burbuja inmobiliaria
Lo que olvida el PSOE para pinchar la burbuja del alquiler

Pedro Sánchez anuncia medidas para frenar una escalada de la subida de los precios de la vivienda que, a ojos de la oposición y colectivos sociales, son tibias e insuficientes.

Pese a la movilización de Gómez y a sus reclamaciones ante diferentes administraciones de una alternativa, Gómez ha sido desahuciada sin tener una solución habitacional y mientras se encuentra en lista de espera del Ayuntamiento y la Comunidad para poder acceder a una vivienda de alquiler social, bien en régimen general o por especial necesidad.

“En la Comunidad de Madrid, o no hay recursos o se los guardan para otra cosa”, dice Lotta Tenhunen, portavoz de PAH Vallekas y Sindicato de Inquilinas e Inquilinos en Vallecas. Sobre la actitud del Ayuntamiento, Tenhunen se muestra especialmente indignada: “El concejal de distrito, Francisco Pérez Ramos, estuvo en el anterior intento de desahucio y declaró frente a la comisión judicial y la televisión que habría una alternativa en un mes; de hecho la comisión judicial basó la fecha del desahucio basándose en esta promesa cuando lo habitual es que se den varios meses de plazo”.

MÁS DE CIEN VIVIENDAS RECUPERADAS

Tras el desahucio, Charo Gómez se encuentra ahora en una de las más de cien viviendas que la Plataforma ha recuperado en Vallecas en los últimos cinco años. Sin embargo, Tenhunen reconoce que esta es una solución temporal. “Como con todos los pisos recuperados lo que queda por delante es un proceso de regularización una nueva batalla, ella estaría mejor es una casa con una relación contractual”, explica.

Sin embargo, esta recuperación, que la Plataforma plantea como una estrategia de presión para que el Gobierno, que en su acuerdo presupuestario con Unidos Podemos incluye medidas relacionadas con el derecho a la vivienda, tome medidas para garantizar el derecho a la vivienda e impulse la Ley de Vivienda de la PAH.

Mientras tanto, advierte, seguirán de cerca los pasos del propietarios del piso en el que ha vivido la mujer hasta este miércoles. La misma ley que permite reclamar un piso alquilado para uso propio también contempla la posibilidad de sancionar al propietario si en tres meses la vivienda no se ha destinado a ese uso. “Han instalado una puerta de chapa y han soldado las rejas antirrobo; o sea que no parece que ahí vaya a vivir nadie”, dice Tenhunen. 

Vivienda
La familia Franco desahucia en Madrid

Lian Lay Fournier, que se convertirá el 12 de octubre en nuera del nieto de Franco, es la nueva propietaria del edificio de Olmo 35, uno de los bloques de Lavapiés, en Madrid, que se enfrenta al desalojo de sus vecinos tras su compra por parte de un fondo de inversión.

Relacionadas

Vivienda
29 familias temen ser desalojadas por la Obra Social La Caixa

En pleno estado de alarma, la Obra Social La Caixa ha enviado una carta a tres familias que se beneficiaban de un programa de alquiler social, solo en el pueblo de Bustarviejo (Madrid) hay 29 en esta situación. La entidad reconoce que está ocurriendo en varios puntos del Estado.

Vivienda
Un estudio cifra en 684.385 los desahucios desde 2008 y concluye que la crisis se ha hecho crónica
Entre 2008 y 2019, más de 1,7 millones de personas fueron expulsadas de sus hogares, según un reciente informe del Observatori DESC, una muestra de un “modelo que no funciona” y que se ha convertido en permanente.
La semana política
Estado profundo
Semana marcada por el cese del jefe de comandancia de la Guardia Civil y la presión sobre Fernando Grande-Marlaska, un hombre al servicio del Estado. Escalada retórica y aumento de la violencia en el ambiente. El Gobierno aprueba el Ingreso Mínimo Vital pero a partir de junio vuelven a estar permitidos los desahucios.
0 Comentarios

Destacadas

Catalunya
En el punto de mira de las patrullas de Mataró
Vecinos de la capital del Maresme han formado patrullas para “hacer frente” a los robos con fuerza y las ocupaciones ilegales que ocurren en el municipio. El Ayuntamiento de Mataró y las asociaciones vecinales se oponen a estas patrullas, en cuyos grupos de Telegram circulan mensajes abiertamente racistas, pero señalan que hay un problema de convivencia y seguridad que requiere una respuesta compleja.
Sanidad pública
Seis gráficas para entender los recortes en la sanidad

La pandemia ha demostrado cómo de importantes han sido los recortes en gasto sanitario, plantillas, atención primaria y salud pública en la Comunidad de Madrid.

Música
Sara Curruchich: porque fueron somos, porque somos serán

La cantante Sara Curruchich cree “totalmente” que la música y las artes pueden transformar un país y hasta el mundo entero para que sea más igualitario, equitativo y con mayor justicia social. Su disco Somos es un canto a los pueblos originarios de Guatemala, una llamada a abolir las fronteras y un manifiesto a favor de la tierra, “dadora de vida”.

Fake news
Google ha pagado 19 millones de dólares a páginas que difunden bulos sobre el coronavirus

Aunque una línea muy fina separa el bulo de lo controvertido, Google o Amazon salen ganando con el tráfico que generan estas páginas. Un estudio calcula que, durante el coronavirus, varias compañías han financiado con al menos 25 millones de euros la manipulación.

Opinión
Fuera fascistas de nuestras fábricas

El anuncio de Vox de que se plantea la creación de un sindicato no debería pasar desapercibido si no queremos que ocurra lo mismo que en Alemania.

Últimas

Infancia
El IMV deja fuera a dos millones de hogares en riesgo de pobreza con hijos

El IMV deja fueran al 70% de familias con hijos e hijas en riesgo de pobreza y a un 37% de las que están en riesgo de pobreza severa. Save the Children pide cambios en los criterios de acceso y complementarlo con ayudas autonómicas. La organización estima que uno de cada tres niños estará en situación de pobreza en 2020 si no se toman medidas.

Tecnología
El valor de la incomodidad

Tu móvil sabe dónde estás, dónde compras, dónde comes, dónde te desplazas y dónde te alojas. Te sugiere cosas, actividades que hacer y sitios que visitar. Es estupendo, porque es cómodo no tener que buscar lo que te apetece hacer.

Islas Canarias
Contra el hotel de La Tejita y su mundo (II): tierras arrasadas

En contraposición a lo que nos cuentan en el telediario acerca de las virtudes del turismo, los datos son demoledores: las zonas turísticas coinciden exactamente con las zonas con mayor índice de pobreza extrema no solo de Tenrife, sino de todo el Estado español.

Vivienda
Demanda del Sindicato de Inquilinas contra Blackstone, el gigante de los 250.000 millones de euros

El Sindicato de Inquilinas presenta una demanda contra las cláusulas abusivas que la mayor compañía inmobiliaria del planeta, Blackstone, incluye en los contratos de decenas de familias en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Opinión
Una breve radiografía crítica de las elecciones gallegas

Si todo sigue el guión previsto, Feijóo volverá a ser presidente de la Xunta de Galicia. Si hay carambola y gobierna la izquierda, tampoco se esperan grandes innovaciones.