Tenemos que hablar
Nos vemos en el patio

Estemos trabajando, en paro o jubilados, parece que septiembre tiene la letra escarlata marcada a fuego del “hay que hacer algo con nuestras vidas”.

Tenemos que hablar
Hacer el agosto

A veces parece que agosto es un mes de saldo y esquina, de periódicos delgados sin noticias, de columnistas escribiendo sobre sus vacaciones en Benidorm. Es como si el mundo se parara.

Tenemos que hablar
Mutantes

La vida moja y hay que mojarse. En las elecciones. Y no hablo de las de abril, que ya fueron. Hablo de todas las elecciones, minúsculas o mayúsculas, que nos llevan por una senda empinada que tenemos que seguir subiendo.

Tenemos que hablar
Te lo dije

Los te-lo-dije son como una plaga, se extienden en la política, en los hogares, en Twitter cuando arde por algún te-lo-dije, aunque ya sabemos que los incendios de Twitter se sofocan tan rápido como la hoja del periódico de hoy, que servirá para limpiar los cristales mañana.

Tenemos que hablar
Bailando

Aprendamos de nuevo que no somos seres únicos y sonriamos a esos contrincantes que están deseando cogernos de la cintura para hacernos reír o para, simplemente, escuchar nuestros latidos.

Tenemos que hablar
Enamorarse, desenamorarse, amarse
El secreto de la serie ‘This Is Us’ es que básicamente habla de familias disfuncionales, como todas las nuestras.
Tenemos que hablar
¿Sororo-qué?

De cómo experimentar en primera persona un bonito ejemplo de la solidaridad femenina basada en una divertida experiencia personal.

Destacadas

Tecnología
El rechazo a la tecnología de reconocimiento facial llega a la música

Una campaña pide la prohibición de los sistemas de reconocimiento facial en conciertos y festivales en Estados Unidos. Artistas como Tom Morello, Amanda Palmer y el grupo punk Downtown Boys se han sumado a la iniciativa.

Opinión
Río, cidade maravilhosa

Los quince años que habité esta ciudad me enseñaron que sí era “maravilhosa”. Lo era a condición de pertenecer a la casta del poder económico o a alguno de los estamentos de “clase media”. Hoy, siguen existiendo al menos dos Río: el de los elegidos y el de todos los demás.

Euskal Herria
50.000 personas se solidarizan con los imputados del 11/13

La fiscalía les solicita penas de prisión que oscilan entre 8 y 20 años por delitos de integración en banda armada cuando ETA llevaba ya disuelta al menos dos años tras las primeras detenciones.