Granada
No, Granada no está en venta

Problemas sanitarios, turistificación, desconexión ferroviaria, precariedad, feminismo. El autor hace una llamada a confluir en Granada desde distintas luchas ciudadanas en las movilizaciones de mañana 19 de mayo.
Granada no está en venta
Seis luchas y movilizaciones diferentes confluirán mañana 19M en la Plaza del Pueblo de Granada. Carlos Gil
Abogado laboralista

publicado
2018-05-18 17:32

Se acabó. Hemos aguardado ya mucho tiempo y no queremos esperar más. Hemos asistido al saqueo de nuestra ciudad y observado como una serie de gobernantes sin escrúpulos han permitido que unas pocas personas se forrasen a nuestra costa. Pero se nos ha agotado la paciencia. Y de la indignación toca pasar a la acción.

Para este sábado se ha organizado la que puede ser la mayor movilización que ha habido en Granada desde hace muchos años. No se trata de una manifestación más, con un recorrido fijo, sino que hablamos de un acto de auténtico encuentro, en el que se reivindica la necesidad y la oportunidad de recuperar nuestro espacio, nuestra ciudad.

Por ello, desde el corazón de los barrios de Granada, van a emerger manifestaciones ciudadanas que, como afluentes, avanzarán cada una caracterizada por un color, un lema y un conjunto de reivindicaciones hasta converger a las 19.30h en la institucionalmente llamada Plaza del Carmen, pero a la que desde mayo de 2011 bautizamos como Plaza del Pueblo.

Granada convoca a su gente para denunciar el abandono y aislamiento al que ha sido condenada por las administraciones competentes. Sin ánimo de exhaustividad, vamos a permitirnos citar algunos de ellos.

Los terribles déficits sanitarios, visibilizados, ahora más que nunca, con la huelga de residentes, que tratan de poner en valor la necesidad de recibir la mejor formación con respeto a sus derechos laborales, mientras la administración sanitaria los machaca a base de guardias sin prestarles la atención que merecen. También, el continuo expolio al que se trata de someter a esta ciudad en el ámbito sanitario, afortunadamente frenado por los movimientos que han reivindicado (y reivindican) dos hospitales completos y una prestación sanitaria de calidad.

La insostenible situación de aislamiento ferroviario al que se somete a nuestra ciudad, por culpa de la dejadez y la falta de voluntad política. Tienen a nuestra ciudad apartada del resto del país y ahora quieren dividirnos con un muro que distinga entre habitantes de primera y de segunda.

Los graves problemas procedentes de la turistificación, que ha arrebatado Granada a sus habitantes para entregarla al mejor postor, a costa de transformar totalmente nuestros barrios, sin importar la opinión o problemas de nuestros vecinos y vecinas, y provocando un importante encarecimiento del precio de un derecho tan básico como es la vivienda, reconocido en el artículo 47 de la Constitución Española.

El progresivo abandono de la Granada verde, a favor de un modelo de ciudad basado en el dinero y de “pelotazos urbanísticos” tan escandalosos que son capaces de terminar con el propio alcalde esposado. Y, por supuesto, sin tener en cuenta el entorno, el territorio y la naturaleza, arrebatándole cualquier posibilidad a las próximas generaciones de conocer una ciudad respetuosa con el medio ambiente.

La trágica situación que viven las mujeres, muy dolorosamente destacada en los últimos días con el feminicidio de María del Mar, que evidencia el calvario que tantísimas mujeres viven día a día de no saber si conocerán un mañana, y amenazadas por las violencias visibles e invisibles que los hombres ejercemos.

Y las injustas consecuencias que nos ha traído un modelo de precariedad y especulación al servicio de una minoría, que ha generado una notable brecha social y llevado a numerosas familias a situaciones de auténtica emergencia social y habitacional. Una situación que nos impulsa a imaginar una ciudad libre de desahucios, de desempleo, digna y justa.

El próximo sábado, 19 de mayo, tenemos un compromiso pendiente. Un compromiso con nuestra ciudad, con nuestra gente y con todas las personas que creemos que merecemos una Granada distinta y mejor. Nos encontraremos en la calle para gritar alto y claro que Granada no está en venta.

Relacionadas

Centros sociales
Ley anti-okupación y resistencia en Andalucía

Mientras el CSOA La Redonda mejora su aspecto de cara al nuevo curso, una Proposición de Ley Orgánica contra la ocupación, publicada el 11 de junio pasado, revolotea sobre este lugar histórico para los movimientos sociales de Granada. Las sanciones en esta Proposición pueden llegar hasta los 6 años de cárcel en caso de colectivos organizados, desviando absolutamente el problema del aumento del precio de la vivienda y los desahucios que viven especialmente los centros de las ciudades.

Cómic
La voz a trazos de las mujeres del cómic en Granada

Granada es una ciudad históricamente ligada al noveno arte. Un buen puñado de artistas plásticos, bien de la ciudad o residentes en ella, se han hecho fuertes y notorios en la industria. De un tiempo a esta parte, han surgido una serie de voces femeninas, muy heterogéneas entre sí, que muestran la buena salud por la que pasa el cómic y la ilustración en esta ciudad andaluza.

Música
Maka: “Pensaba que vivía en una película del Torete y en la cárcel aprendí que no”

De niño cantaba a escondidas frente al espejo y hoy se siente en la “gloria bendita” por cumplir el sueño de poder vivir de la música. El granadino Maka no imagina qué habría sido de él si no escribiera canciones. “Me hubiera muerto de hambre”, pronostica. Y no son palabras huecas: de escasez y pasarlo mal sabe un rato.

1 Comentario
Andaluz 10:45 19/5/2018

Ánimo! Yo trabajo y no puedo ir pero os doy todo mi apoyo.

Responder
0
0

Destacadas

Juicio del 1 de Octubre
Jóvenes y cabreados
De la resistencia pacífica contra la vulneración de derechos a la protesta más virulenta, hablamos con la generación que más ha hecho notar su frustración en Catalunya.
Juicio del 1 de Octubre
Catalunya se para

Barcelona se volvió a llenar de manifestantes contra la sentencia del Tribunal Supremo en una jornada de huelga de seguimiento desigual y fuerte movilización ciudadana. 

Juicio del 1 de Octubre
¿Fue el 15M también sedición?

La interpretación del delito de sedición incluida en la sentencia del procés abre la puerta, según diversos juristas, a la criminalización de la protesta ciudadana y su castigo con graves penas de cárcel.

Vivienda
El auge de los proyectos de vivienda en derecho de uso choca con la falta de financiación

Los proyectos en derecho de uso, una modalidad entre el alquiler y la compra, crecen de forma sostenida. Pero no resulta sencillo. Deben superar las dificultades para encontrar solares accesibles y financiación en el contexto de una nueva burbuja y un mercado inmobiliario cada vez más voraz. Más de 20 iniciativas se reúnen en Madrid en el primer encuentro estatal.

Fronteras internas
Con la casa en el aire y la vida en precario

Condenados a la precariedad, una comunidad latina se organiza en París para ocupar y reivindicar su derecho a una vivienda digna.

Últimas

Redes sociales
Selfies, posados y barricadas

El posado con una barricada de fondo convierte a la barricada en un teatro, en un lugar de recreo, en un lugar de estatus, en una realidad paralela.

Opinión
Racismo y salud mental

Las personas racializadas y migrantes son especialmente vulnerables a los problemas de salud mental. El odio social establecido como racismo crea trauma, debilidad, ansiedad, culpa, lo que resulta en un mayor número de ingresos en hospitales psiquiátricos.

Derecho al agua
Agua: envasando lo común

La tendencia de crecimiento del consumo de agua embotellada supone un verdadero problema, además de por la mercantilización de un bien común, por el impacto ecológico que conlleva y por el impacto que pueden tener en nuestra salud los plásticos. Un gesto tan sencillo como beber agua del grifo se convierte en la mejor alternativa.

Juicio del 1 de Octubre
Las protestas en Catalunya cuentan ya con 352 personas heridas y 66 detenidas

Concentraciones, cortes de carreteras y manifestaciones continúan en Catalunya tras tres días de protesta. Las marchas que han salido desde distintos puntos del territorio se acercan a Barcelona, donde mañana confluirán con motivo de la huelga general.