No, Granada no está en venta

Problemas sanitarios, turistificación, desconexión ferroviaria, precariedad, feminismo. El autor hace una llamada a confluir en Granada desde distintas luchas ciudadanas en las movilizaciones de mañana 19 de mayo.
Granada no está en venta
Seis luchas y movilizaciones diferentes confluirán mañana 19M en la Plaza del Pueblo de Granada. Carlos Gil
Abogado laboralista

publicado
2018-05-18 17:32:00

Se acabó. Hemos aguardado ya mucho tiempo y no queremos esperar más. Hemos asistido al saqueo de nuestra ciudad y observado como una serie de gobernantes sin escrúpulos han permitido que unas pocas personas se forrasen a nuestra costa. Pero se nos ha agotado la paciencia. Y de la indignación toca pasar a la acción.

Para este sábado se ha organizado la que puede ser la mayor movilización que ha habido en Granada desde hace muchos años. No se trata de una manifestación más, con un recorrido fijo, sino que hablamos de un acto de auténtico encuentro, en el que se reivindica la necesidad y la oportunidad de recuperar nuestro espacio, nuestra ciudad.

Por ello, desde el corazón de los barrios de Granada, van a emerger manifestaciones ciudadanas que, como afluentes, avanzarán cada una caracterizada por un color, un lema y un conjunto de reivindicaciones hasta converger a las 19.30h en la institucionalmente llamada Plaza del Carmen, pero a la que desde mayo de 2011 bautizamos como Plaza del Pueblo.

Granada convoca a su gente para denunciar el abandono y aislamiento al que ha sido condenada por las administraciones competentes. Sin ánimo de exhaustividad, vamos a permitirnos citar algunos de ellos.

Los terribles déficits sanitarios, visibilizados, ahora más que nunca, con la huelga de residentes, que tratan de poner en valor la necesidad de recibir la mejor formación con respeto a sus derechos laborales, mientras la administración sanitaria los machaca a base de guardias sin prestarles la atención que merecen. También, el continuo expolio al que se trata de someter a esta ciudad en el ámbito sanitario, afortunadamente frenado por los movimientos que han reivindicado (y reivindican) dos hospitales completos y una prestación sanitaria de calidad.

La insostenible situación de aislamiento ferroviario al que se somete a nuestra ciudad, por culpa de la dejadez y la falta de voluntad política. Tienen a nuestra ciudad apartada del resto del país y ahora quieren dividirnos con un muro que distinga entre habitantes de primera y de segunda.

Los graves problemas procedentes de la turistificación, que ha arrebatado Granada a sus habitantes para entregarla al mejor postor, a costa de transformar totalmente nuestros barrios, sin importar la opinión o problemas de nuestros vecinos y vecinas, y provocando un importante encarecimiento del precio de un derecho tan básico como es la vivienda, reconocido en el artículo 47 de la Constitución Española.

El progresivo abandono de la Granada verde, a favor de un modelo de ciudad basado en el dinero y de “pelotazos urbanísticos” tan escandalosos que son capaces de terminar con el propio alcalde esposado. Y, por supuesto, sin tener en cuenta el entorno, el territorio y la naturaleza, arrebatándole cualquier posibilidad a las próximas generaciones de conocer una ciudad respetuosa con el medio ambiente.

La trágica situación que viven las mujeres, muy dolorosamente destacada en los últimos días con el feminicidio de María del Mar, que evidencia el calvario que tantísimas mujeres viven día a día de no saber si conocerán un mañana, y amenazadas por las violencias visibles e invisibles que los hombres ejercemos.

Y las injustas consecuencias que nos ha traído un modelo de precariedad y especulación al servicio de una minoría, que ha generado una notable brecha social y llevado a numerosas familias a situaciones de auténtica emergencia social y habitacional. Una situación que nos impulsa a imaginar una ciudad libre de desahucios, de desempleo, digna y justa.

El próximo sábado, 19 de mayo, tenemos un compromiso pendiente. Un compromiso con nuestra ciudad, con nuestra gente y con todas las personas que creemos que merecemos una Granada distinta y mejor. Nos encontraremos en la calle para gritar alto y claro que Granada no está en venta.

1 Comentario
Andaluz 8:45 19/5/2018

Ánimo! Yo trabajo y no puedo ir pero os doy todo mi apoyo.

Responder
0
0

Destacadas

Audiencia Nacional
La Audiencia Nacional declara nulos los estatutos de OTRAS
Las demandas de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla argumentaban que contar con un sindicato supondría reconocer como lícita la actividad del proxenetismo.
Refugiados
El duro invierno de las personas solicitantes de asilo
Los solicitantes de asilo dependen de las redes de solidaridad ante una administración que dificulta cada vez más su acceso a derechos
Violencia machista
Mapa: todas las concentraciones contra la violencia machista para este 25N
Cerca de 100 marchas recorrerán este domingo las calles con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
Cambio climático
Eléctricas e industrias extractivas lideran el aumento de emisiones en España

La economía española aumentó un 2,6% sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2017 respecto al año anterior, con 344 millones de toneladas.

Opinión
Quemar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para abonar una nueva agenda común global
4

Una minoría creciente de los movimientos sociales creemos que estamos frente a una auténtica crisis sistémica y global o, para ser más exactos, ante una civilización fallida en fase de colapso. ¿Cómo debe ser la agenda para afrontar el futuro?

África
África: el ascenso del imperialismo de las fronteras

Más de un siglo después del originario Reparto de África, los líderes europeos están imponiendo hoy nuevas formas de colonialismo en el continente, en forma de controles fronterizos militarizados.

Últimas

Pobreza
La Renta Mínima como Campo de Batalla
Los cambios en los criterios en la tramitación de los procedimientos relacionados con la RMI se traducen en mayores barreras burocráticas
Libertad de expresión
España indemnizará con 8.000 euros a un activista del centro social Casas Viejas que denunció torturas
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a España por vulnerar la libertad de expresión del activista, que fue condenado al denunciar en rueda de prensa que sufrió torturas durante el desalojo del centro social de Sevilla.