Extractivismo
Ecologistas en Acción presenta alegaciones a la mina de La Codosera

Ecologistas en Acción de Extremadura ha presentado alegaciones al Permiso de Investigación denominado “LIRA” en el término municipal de La Codosera (Badajoz), por sus importantes irregularidades.

La Codosera
Imagen aérea de La Codosera. Foto: José Luis Olmo.

publicado
2019-07-01 16:30

El pasado día 29 de junio, Ecologistas en Acción de Extremadura informó a los medios de la presentación de alegaciones al proyecto de investigación minera denominado “LIRA”, solicitado por Ormonde Minería Ibérica, S.L.U., que pretende estudiar una amplia zona en el término municipal de La Codosera (Badajoz), para la extracción de diferentes minerales, especialmente oro.

Con esta solicitud se asiste a un nuevo ejemplo de la fiebre minera que afecta a Extremadura, materializada en la solicitud de numerosos proyectos de investigación y explotación repartidos por toda la geografía de la región. Y, una vez más, se vuelve a hacer patente el inadmisible cúmulo de irregularidades y deficiencias que contienen tanto los proyectos presentados como su tramitación por parte de la administración autonómica.

Aunque el permiso solicitado es para la investigación de la zona y no para su explotación, su ubicación dentro de estos espacios hacen necesaria la evaluación de impacto ambiental

Aun siendo todas ellas importantes, se puede calificar de especialmente grave el hecho de que no se haya sometido a una evaluación de impacto ambiental un proyecto que se pretende ejecutar en una zona que se ubica dentro dos espacios de la Red Natura 2000 (ES0000407 Nacimiento del Río Gévora y ES4310022 Río Gévora Alto) que albergan 16 hábitats y 114 especies con algún tipo de figura de protección. Aunque el permiso solicitado es para la investigación de la zona y no para su explotación, su ubicación dentro de estos espacios hacen necesaria la evaluación de impacto ambiental no solo para determinar las afecciones que los trabajos de sondeo puedan suponer para la zona, sino también para determinar de antemano si es viable ambientalmente su futura explotación, en caso de que la empresa promotora decidiera acometerla.

Ecología
Blindar La Montaña contra la mina

43 asociaciones extremeñas se unen para pedir la declaración de Paisaje Protegido para La Montaña, el Calerizo y la Sierra de la Mosca.

Junto a esta carencia, el proyecto presenta toda la serie de omisiones e indefiniciones que se han convertido en habituales en este tipo de solicitudes que, según denuncian desde Ecologistas en Acción de Extremadura, hacen incomprensible cómo la Junta de Extremadura las viene admitiendo a trámite sin ningún tipo de impedimento ni exigencia de subsanación. Estas carencias se relacionan siempre con indefiniciones en las actuaciones que se realizarán en la zona de estudio –con lo que es imposible valorar su impacto-, con deficiencias en el Plan de Restauración así como con la acreditación de la solvencia técnica y económica de la empresa, que ni siquiera determina la garantía económica por responsabilidad ambiental que está obligada a establecer. Tampoco justifican que las técnicas que se vayan a emplear sean las más adecuadas al caso, como establece la legislación. Por supuesto, estas solicitudes no hacen un estudio de la afección al sistema económico de las poblaciones del entorno en que se ubiquen.

La Junta de Extremadura hace su aportación desatendiendo sus obligaciones de difusión de la información y de acceso a la participación pública

Por si no fuera poco con la admisión a trámite de estas precarias solicitudes, la Junta de Extremadura hace su aportación desatendiendo sus obligaciones de difusión de la información y de acceso a la participación pública.
Con todo ello, la organización ecologista subraya que mientras las empresas extractivistas fijan sus ojos sobre los recursos minerales que encierra la tierra extremeña, la administración pública se retrata, reforzando el papel de dichas empresas, mediante el discurso del trabajo y la transición energética y apostando por la destrucción y esquilma del territorio, así como de los modos de vida dependientes de este.

Minería
La Codosera se organizar ante la posibilidad de una explotación minera

El pasado 10 de julio, en la Casa de la Cultura de La Codosera se llevó a cabo la primera charla informativa sobre los proyectos de investigación de minería de oro que se prevén en el término municipal de esta población raiana de la provincia de Badajoz.

Desde Ecologistas en Acción se continua alertando del boom especulativo de la minería en España -y, especialmente, en Extremadura, la región más afectada- diseñado para lograr un crecimiento financiarizado y ficticio del sector, sustentado por gobiernos de todo tipo y por la creación de deuda. Y denuncia que la causa de esta concesión sistémica de licencias mineras es la confluencia de una Ley de Minas pre-democrática que incentiva la compra-venta de derechos, proyectos y autorizaciones, con el servilismo administrativo de los gobiernos autonómicos y el activismo especulador de especialistas internacionales mientras que, al final, son las comunidades locales, la economía rural y el entorno natural los grandes damnificados de esta nueva minería.

También critica la actitud de la Junta de Extremadura que, a pesar de hacer un desmedido alarde de su interés por la Estrategia de Economía Verde y Circular que propulsó, entra reiteradamente en contradicción con ella, ignorándola sistemáticamente y la relegándola a un mero instrumento de propaganda con el que intentar dar una imagen de preocupación ambiental, pero sin tener la valentía para transformar las bases económicas que le darían verdadero sentido y utilidad.

Relacionadas

Argentina
La movilización social tumba una ley prominera en la provincia argentina de Mendoza

En pleno debut institucional, el ejecutivo progresista de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner y el opositor gobierno radical de Mendoza se ven obligados a derogar una ley con la que patrocinaban la megaminería.

Minería
Aznalcóllar, frontera del extractivismo minero en Andalucía

El 31 de octubre pasado, la Diputación de Sevilla ha aprobado por unanimidad una moción que insta al conjunto de administraciones, incluyendo a Justicia (que debe fallar una demanda relacionada con el caso), a “resolver urgentemente cuantas cuestiones impidan la apertura” de la mina de Aznalcóllar, porque “la comarca necesita el estímulo económico y el empleo”. 

Minería
Peña Zafra de Abajo, resistir entre polvo

Una comunidad rural de Murcia se organiza para defender el territorio del extractivismo que amenaza con enterrar sus casas, cultivos, valores ambientales y culturales.

8 Comentarios
#36565 17:35 3/7/2019

Donde está el oro de la Codosera?
La zona fue explotada para la extracción de este metal, desde la protohistoria.
La ecplotación en época romana debió ser intensisima, a juzgar por los indicios arqueológicos.
Los yacimientos deben estar, por esta razón, agotados en grado sumo. Las posibilidades de beneficio deben ser escasísimas y solo rentables si se mueven millones dd toneladas de materiales rocosos y de tierra...lo que comportaría la absoluta destrucción de prácticamente todo el territorio.
Se acabó la sierra, se acabó el rio, se acabó el agua, se acabaron las huertas...se acabo todo lo que conocemos porque se acabó La Codosera.
Queremos eso??

Responder
0
12
Minerín 19:59 3/7/2019

Estimado Sr. Si los yacimientos están agotados en grado sumo, la empresa investigará, se gastará un buen dinero en el conocimiento geológico de la zona (y es posible que en el reconocimiento medioambiental de la misma), y al no encontrar yacimiento se irá. Y nos quedará ese conocimiento generado GRATIS PARA EL ESTADO a disposición de la Administración y las Universidades. Y no habrá mina, por supuesto, ya que no hay mineral como usted bien dice. Así que no tema por daño ambiental alguno, pues como usted sabe que no hay oro, no habrá mina.

Responder
10
0
#36534 11:21 2/7/2019

Ecologistas en acción. La demagogia que ustedes hacen con el sector minero ya resulta alarmante. Cuanto más pueden mentir? Realmente saben lo más mínimo sobre mineria?. Lamentable

Responder
12
4
#36541 16:11 2/7/2019

Pues si sabes tanto de minería podrías desmontar el artículo con argumentos

Responder
0
12
Minerín 14:56 3/7/2019

Argumentos:
1- Pueden ustedes decir hasta la saciedad que la Ley de Minas es pre-constitucional (pese a que incluye la información pública) pero la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental es de 2013 y traspone normativa europea (la última modificación es de 2018) y la Ley de Responsabilidad Ambiental de 2007. Ambas siglo XXI. Así que no sugieran un vacío legal ambiental. Y esas leyes no contemplan que la labor de investigación sea susceptible de ser sometida a Evaluación Ambiental aunque esté en área protegida.
2-Las labores de investigación en su mayor parte ni siquiera tienen afección ambiental. Geofísica, levantamientos geológicos tienen menos afección ambiental que las hordas de turistas urbanitas ambientalmente comprometidos que invaden el área los fines de semana con sus bicis de montaña, sus meriendas y demás actividades al aire libre que antropizan el área y espantan a la fauna.
3-Los sondeos, que son la actividad "más agresiva" tiene un área de afección de como mucho muchísimo 300 m2 y quedan perfectamente restaurados después. Porque si no, viene primero el SEPRONA y multazo. Luego aparece Medio Ambiente y multazo. Y finalmente Minas ve que la empresa no es seria y orden de paralización. Y eso sí que es perder pasta. Así que los mineros son exquisitos con este tema.
4-Mejor hacer minería en la ultrarregulada España/Europa que importar de la ambientalmente responsable Africa (la contaminación tiene un efecto global) o China (paraíso de los derechos de los trabajadores).
Y podría dar más.
Si no quieren la minería, empiecen por reducir su consumo. ¿Cuántas veces han puesto este año el aire acondicionado? A parte del hierro, carbón, aluminio, cobre, etc. que se ha gastado en su construcción, calcule la cantidad de energía fósil que se quema para su funcionamiento y la cantidad de minerales (litio, cobalto, tierras raras, manganeso, magnesio) que se han empleado para construir las placas solares y los aerogeneradores (porque seguro que ustedes consumen energía "verde" según factura). No comentaré nada sobre la avifaunagenocidio que los aerogeneradores están provocando. Ni del bello paisaje antropizado de nuestros montes y sierras.
Saludos,

Responder
12
0
#37148 18:27 13/7/2019

Qué gracioso: Pidiendo argumentos los que nunca los dan. Sólo meter miedo a la gente y mentir. Haciendo gala de una desinformación absoluta mientras pontifican como si conociesen el proyecto a la vez que acusan de ocultismo a las mineras. Fe-nó-me-nos.

Responder
3
0
#36514 17:07 1/7/2019

Hay una gran falta de información y transparencia sobre este tipo de proyectos, algo sin duda que es mala señal

Responder
2
12
Minerín 14:58 3/7/2019

Si usted sigue el procedimiento, habrá una exposición pública del proyecto y otra del Plan de Restauración. Ahí tendrá toda la información necesaria y podrá alegar lo que considere necesario. Y no se preocupe que lo analizarán además los expertos de la administración minera, industrial, medioambiental, urbanística, patrimonio, etc., etc.

Responder
11
0

Destacadas

Vivienda
Calviño vuelve a echar agua fría sobre la regulación del alquiler pactada con Podemos
La ministra de Economía y vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, respalda al Banco de España y dice que la regulación de precios del alquiler no ha funcionado en otras ciudades.
Laboral
Meter prisa al repartidor en medio de un temporal

La falta empatía de los clientes, la precariedad y la ausencia de una normativa clara que les defienda hace que los repartidores de comida se jueguen la vida cuando hay un temporal como el que ha arrasado recientemente la costa mediterránea.

Salario mínimo
Subida del SMI: un acuerdo suficiente si estuviéramos en 2015, dicen algunos sindicatos

El acuerdo para la subida del SMI no ha gustado en el sindicalismo vasco y gallego por quedarse corto, pero hay algo más: una desconfianza a que la recuperación del diálogo social no sea tan positivo para la mayoría trabajadora.

Fronteras
Un hombre encerrado en un CPR italiano muere tras recibir una paliza de varios policías

La víctima, Vakhtang Enukidze, tenía 38 años y era de origen georgiano. Murió el pasado 18 de enero, cuatro días después de haber sido violentamente agredido por unos diez policías en el interior de un CPR (Centro Permanente para la Repatriación), una prisión no formal que en Italia cumple funciones similares a los CIEs españoles.

Últimas

Humor
Troll a sueldo mínimo

Trigésimo tercera entrega de las viñetas de Mauro Entrialgo para El Salto.

Tecnología 5G
Organizaciones médicas, ecologistas y científicas reclaman paralizar la instalación del 5G

Una resolución del Defensor del Pueblo reconoce que la implantación de la tecnología 5G en España no ha sido objeto de evaluación ambiental previa. Tampoco se ha hecho en el caso del Plan 5G ni de los proyectos piloto derivados del mismo, en los que se va a utilizar una banda de frecuencias para las que aún no se han fijado los límites de exposición seguros. 

Filosofía
Unabomber y la fragilidad de las sociedades sostenibles
“Desarrollo sostenible” es el oxímoron con el que Occidente legitima un proyecto civilizatorio colonialista en el corto plazo, y suicida en el largo.
América Latina
“Ya estamos transformando el Perú”
Gahela se define como trans mujer, feminista, migrante e indígena y postula al Congreso del Perú con uno de los programas más valientes e interseccionales de la emergente y diversa izquierda peruana.
Memoria histórica
Contra el pin parental, la vocación democrática de las maestras de la República

Las maestras y los maestros republicanos fueron los funcionarios más represaliados por el franquismo. Parece que debemos seguir insistiendo en que nuestros conciudadanos se pregunten por qué. Sobre todo en Murcia

Antiespecismo
Los animales a los que rescatamos, y aquellos a los que no
La crisis de incendios forestales en Australia arroja luz, una vez más, sobre las incoherencias que hay tras el trato que les damos a los animales.