COP25
La sociedad civil se rebela contra la falta de ambición climática en la COP25

Colectivos y asociaciones se organizan para desplazarse a la Marcha por el Clima de Madrid que tendrá lugar este viernes, una protesta que se espera multitudinaria. La Cumbre Social por el Clima reunirá del 7 al 13 de diciembre a los movimientos que cuestionan la agenda oficial de los gobiernos y exigirá una mayor ambición climática a la COP.

Activistas de Extinction Rebellion identificados por la policía tras realizar una acción de protesta en Madrid frente al Ayuntamiento - 1
Protesta en Extinction Rebellion, el 3 de diciembre en la plaza de Cibeles, Madrid. Álvaro Minguito

publicado
2019-12-06 06:04

Greta Thunberg no es la única que se ha desplazado a Madrid para acudir a la Marcha por el Clima de este viernes 6 de diciembre en medios no contaminantes. Aunque, probablemente, sea la que viene de más lejos en este tipo de transporte. De Valencia a Madrid en bici, vía Cuenca, es la iniciativa que la Asociación por el Medio Ambiente y por el Cambio Climático (AMA) ha organizado junto a Valencia en Bici, Rodamons y el Col·lectiu Soterranya. Siete días sobre ruedas que comenzaron el 30 de noviembre para revivir un marcha que ya realizaron para las cumbres de Copenaghe en 2009, París en 2015 y Marrakech en 2016.

“Desgraciadamente la República de Chile se encuentra sumida en graves problemas, y no podrán celebrar la Cumbre del Clima (COP25)”, señalaban desde AMA. “La nueva sede elegida es Madrid, y eso nos pone otra vez en situación de pedalear por nuestras reivindicaciones”, continuaban, aunque desde la organización lamentan el poco tiempo que han tenido para organizar el viaje, lo que ha reducido considerablemente el grupo ciclista. 

Sin perder de vista los ciclos, las asociaciones Pedalibre y Con Bici han convocado para el 7 de diciembre, un día después de la gran marcha del viernes, una Bicifestación por el Clima. “Reivindicaremos que la bicicleta es parte de la solución ante el cambio climático, ya que es un vehículo limpio, respetuoso con el medio ambiente y muy eficiente tanto para el transporte de personas como de mercancías”, señalan desde ambos colectivos. La protesta comenzará su recorrido a las 12 de la mañana desde la Estación de Atocha.

La Cumbre Social por el Clima, que se celebra en la Universidad Complutense del 7 al 13 de diciembre, cuenta ya con más de 300 actividades programadas

Ya en el terreno de lo contaminante —o de lo menos contaminante, todo sea dicho— un centenar de personas, coordinadas por Ecologistes en Acció de Catalunya, se ha organizado para viajar a Madrid en tren. Pero lejos del AVE, un ferrocarril que, como señalaba este martes en la COP25 el coordinador de Ecologistas en Acción, Paco Segura, es un medio “que consume mucha energía y destruye mucho más el territorio, ya que necesita muchas infraestructuras y muy rígidas” —y más de diez veces más caro que un ferrocarril moderno electrificado que puede alcanzar los 200 km/h—, este grupo ha escogido el tren convencional. Nueve horas de “viaje reivindicativo” en un trayecto que no implicaría tanto tiempo en un tren convencional pero que es la última posibilidad que Renfe permite, mediante un regional con decenas de paradas, para hacer mediante ferrocarril el trayecto Madrid-Barcelona sin pisar un AVE. “Las políticas elitistas e irresponsables en materia de transporte de los distintos gobiernos españoles los ha ido eliminando progresivamente”, denuncian desde el grupo promotor de la iniciativa.

Acciones, pancartas y detenidos

Las acciones de protesta no han faltado ni faltarán en esta COP25. La acción de desobediencia civil coordinada por la coalición de colectivos ecologistas 2020 Rebelión por el Clima y Extinction Rebellion del pasado 7 de octubre, donde cientos de activistas cortaban durante horas la avenida Raimundo Fernández de Villaverde y desplegaban una pancarta en la que se leía: “Emergencia climática: es hora de actuar”, servía de preludio de lo que podía pasar durante las dos semanas —del 2 al 13 de diciembre— en las que tiene lugar la COP en Madrid.

Activistas de Extinction Rebellion identificados por la policía tras realizar una acción de protesta en Madrid frente al Ayuntamiento - 4
Protesta de Extinction Rebellion, el 3 de diciembre, frente al Ayuntamiento de Madrid. Álvaro Minguito

Extinction rebellion se mojaba, literalmente, el 3 de diciembre en Cibeles. Los activistas del grupo internacional, que en abril consiguió paralizar gran parte del centro de Londres cortando varios puentes sobre el Támesis de forma simultánea, simbolizaban tirándose a la Cibeles al grito de “¡justicia climática!” las migraciones y las catástrofes naturales que el calentamiento del planeta provocará, lo que afectará especialmente a los más desfavorecidos. Extinction Rebellion volvía a la carga el miércoles en la Gran Vía madrileña, donde 30 activistas ocupaban un Zara y denunciaban cómo “la Tierra paga por la ropa barata” con una industria textil global poco sostenible, además del greenwashing —lavado de cara verde— que empresas contaminantes realizan a través de la publicidad con motivo de la COP25.

Extinction Rebellion no es, ni mucho menos, el único colectivo que ha realizado acciones reivindicativas de cara a la COP25. También en la Gran Vía, Greenpeace ocupaba varios escaparates y desplegaba una pancarta de 180 metros cuadrados con el lema “Consumismo = Crisis climática” con motivo del Black Friday que tenía lugar el 29 de noviembre. Además, el día en que comenzaba la cumbre, el 2 de diciembre, cambiaba el letrero puesto en la Puerta de Alcalá por el Ayuntamiento de Madrid: de “Madrid Green Capital” pasaba a “Madrid Grey Capital”, haciendo justicia a la omnipresente boina y a las intenciones del gobierno conservador madrileño, que ha intentado en varias ocasiones desmantelar la zona de bajas emisiones Madrid Central. Por su parte, The Gastivists, Corporate Europe Observatory y BankTrack, Ecologistas en Acción y OMAL organizaban el jueves un particular paseo turístico: el Toxic Tour, un recorrido que pretendía “poner el foco sobre las multinacionales españolas que, con sus actividades en todo el mundo, profundizan la crisis climática”.

Cumbre Social

Son múltiples las iniciativas que la sociedad civil ha organizado para presionar a los gobiernos del planeta para que de una vez por todas, y tras nada menos que 25 cumbres del clima, se pongan de acuerdo y fijen una agenda realista y ambiciosa en lo que se refiere a la lucha contra la emergencia climática.

El espacio más importante será sin duda la Cumbre Social por el Clima, que se celebrará principalmente en el edificio multiusos de la Universidad Complutense de Madrid entre el 7 y el 13 de diciembre y que ha sido respaldada por hasta 850 colectivos y entidades, que se han adherido al llamamiento lanzado por la organización. En recinto estudiantil, las organizaciones indígenas y chilenas tendrán un papel destacado, dado el revés que supuso para para la Cumbre Social por la Acción Climática en Chile y la Cumbre de los Pueblos, los espacios que albergaban la contracumbre en Chile, la cancelación por parte del presidente Sebastián Piñera de la cumbre en Santiago de Chile y su posterior traslado a Madrid.

Greenpace Black Friday II
Greenpeace denuncia el Black Friday y el impacto del consumo masivo en el marco de la actual emergencia climática. Foto: ©Greenpeace/Mario Gómez

A pesar de que los movimientos sociales del Estado español se han visto obligados “a tomar un relevo sobre el que no han sido consultados, en un marco temporal casi inasumible para garantizar una participación y contestación social adecuadas”, como señalan desde la organización del Cumbre Social, la cita cuenta ya con más de 300 actividades, que van desde plantaciones de árboles a talleres sobre agroecología, con multitud de charlas, coloquios, proyecciones, conciertos y acciones reivindicativas.

Además de en en el recinto universitario, la Cumbre Social contará también con un Espacio de Convergencia en la calle Hortaleza, 88 —cedido por la UGT para el evento—, donde tendrá lugar varios eventos, desde la retransmisión en directo del programa de Democracy Now hasta foros sobre Empleo y Clima y la proyección de varios documentales.

La joven activista Greta Thunberg, símbolo internacional de las protestas e instigadora de los Fridays for Future que se han reproducido por todo el globo, participará en el foro, acogida por el nodo madrileño de FFF, un colectivo que se ha volcado junto a las organizaciones ecologistas y sociales de Madrid en la preparación del evento y la acogida de los cientos de personas que participarán en la contracumbre.


Relacionadas

Tribuna
COP25: comprender y superar el enésimo fracaso

Existe un hilo que conecta las protestas en las calles de Santiago y el futuro del clima: la tarea política fundamental del siglo XXI es enhebrarlo.

Personas refugiadas
Refugiados climáticos: ¿una herramienta para la justicia global?

La propuesta de ampliar la definición de persona refugiada dando pie al término refugiado climático persigue defender los derechos humanos. Sin embargo, se debate que este concepto pueda acabar resultando en una nueva herramienta de control migratorio. 

Crisis climática
Descolonización ante el racismo ambiental y el ecologismo blanco

Cuando los pueblos originarios hablan, debemos callar y escuchar con el respeto que merecen. Ellos son quienes están sosteniendo la vida en el planeta, quienes más han aportado a su preservación, quienes han tenido que enfrentar el genocidio colonial, quienes resisten al neocolonialismo extractivista actual.

3 Comentarios
#44218 18:59 6/12/2019

La estafa de Greta (de sus padres en realidad) y de como os venden la moto todos los mass media presionando a la vez:
""El fenómeno Greta también ha involucrado a lobistas verdes, relaciones públicas, eco-académicos y un grupo de expertos fundado por una rica ex ministra socialdemócrata de Suecia con vínculos con las compañías de energía del país. Estas compañías se están preparando para la mayor bonanza de contratos gubernamentales de la historia: la ecologización de las economías occidentales. Greta, lo sepan o no ella y sus padres, es la cara de su estrategia política"

Greta es un instrumento del capitalismo, cuya función es presionar para que los gobiernos den dinero a ciertas compañias. Esto no va de salvar el clima. Va de trincar la pasta que se va a poner en juego con el cuento en breve. Por eso todos los mass media que pertenecen a las grandes corporaciones presionan en el mismo sentido para que sea el contribuyente el que pague la factura.
¿Han oido uds decir a Greta, Volkswagen debe pagar por trucar los diesel durante los ultimos 30 años? No sin embargo os dice vosotros, via impuestos debeis pagar para que los que me patrocinan y estan posicionados se lo lleven crudo.
Acaso alguna vez los medio han porestado antencion a causas legitimas x ej plataforma antidesahucios? Jamas solo se lanzan a degüello cuando huelen sangre, esto es dinero publico a espuertas para los de siempre. Buena parte de los impuestos que os van a quitar acabara en yates y mansiones de los directivos de esas compañias que la patrocinan, porque ella solo es un muñeco. Y ojo aqui nadie el cambio climatico, sencillamente lo que hace el capitalismo que Greta representa es pasarle a ustedes la factura en vez de a Volkswagen, las petroleras etc.

Responder
0
0
#44194 13:20 6/12/2019

Hay que aguijonear las conciencias de los gobernantes para que despierten!!

Responder
0
0
#44342 23:15 8/12/2019

no, hay que echarlos para despertar nosotros

Responder
0
0

Destacadas

Senegal
Buscar agua bajo la tierra

Beber, alimentar al ganado, llenar los coloridos barreños chinos del agua suficiente para que pueda continuar la vida. Todo depende de un pozo.

Salud mental
La Ley de Salud Mental argentina a diez años de su sanción
El Gobierno de Cristina Kirschner aprobó una ley para la reforma de las instituciones de salud mental, un esfuerzo que sufrió todo tipo de obstáculos y se quedó sin aplicar.  
Crímenes del franquismo
La justicia española da la espalda a 59 de las 61 querellas presentadas por crímenes del franquismo

Ceaqua lamenta que los juzgados españoles han ido archivando prácticamente todas las querellas presentadas, tanto por particulares como por instituciones, por crímenes del franquismo. La causa por el bombardeo de la aviación italiana en Barcelona es una de las pocas que sigue en fase de investigación.

Infancia
Vicente Tovar: “El caso Infancia Libre no existiría sin los medios”

El abogado Vicente Tovar asumió en octubre de 2019 la representación de María Sevilla y Rocío de la Osa, presidenta y vicepresidenta de la asociación Infancia Libre.

Infancia
Un juez ordena la entrega inmediata a su madre de la hija de la exvicepresidenta de Infancia Libre

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Granada devolvió en noviembre la custodia de su hija a Rocío de la Osa, que le había sido retirada de forma provisional en junio. La familia ha obstaculizado desde entonces la entrega de la menor.

Últimas

Promociones
Aún estás a tiempo, ¡suscríbete!
Estás de suerte, nos quedan unas pocas revistas de Pikara. Así que, hasta agotar existencias, si te suscribes a El Salto puedes conseguir tu ejemplar.
Especulación urbanística
Exigen que la Junta acate ya la sentencia del TSJex sobre Valdecañas
Explican que hay que evitar que se siente un precedente, ya que existen planes para otros proyectos urbanísticos especulativos en espacios protegidos.
Residuos
Cuando despertó, los residuos todavía estaban allí

Es necesario poner en marcha sin mayor retraso una política de residuo cero. Casos como el acontencido en la Comunidad de Madrid en las últimas semanas evidencian la falta de previsión y la inacción de las administraciones públicas (in)competentes sobre el tema de residuos.

Oriente Próximo
EE UU-Irán: cuatro décadas de tensión contenida... y entonces llegó Trump

El asesinato selectivo del general Solemani se suma a los miles que ha llevado a cabo Estados Unidos en el extranjero tanto bajo gobiernos republicanos como demócratas, pero es la 'ejecución extrajudicial' que más graves consecuencias puede tener a nivel mundial.

Capitalismo
Capitalismo y patriarcado

Si queremos analizar el nivel de patriarcalización de un país, deberemos medir no solo la mercantilización de las mujeres sino su familiarización.