José Miguel Rojo

José Miguel Rojo

Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad de Murcia. Secretario del Club de Debate de la UM desde el año 2015. Colabora en Onda Regional, la radio pública de la Región de Murcia. Colaborador habitual de Cámara Cívica y trabaja junto a grupos políticos municipales. Apasionado de la comunicación política y del cine. El poder está por todas partes, ¿no lo sientes?

Artículos

Historia
1968: el año que cambió el orden moral
Tal vez el liberador mayo francés es un punto concéntrico máximo del revolucionario 1968, pero ese año estremeció el orden mundial desde otras muchas zonas dejándonos de herencia lo cultural como centro del discurso ideológico izquierdista.
Región de Murcia
Agua para todos: historia de la campaña que explica por qué en Murcia siempre gana el PP
El Partido Popular diseñó una exitosa campaña política e institucional para reivindicar la política de trasvases entre cuencas y así asentar el modelo de desarrollismo agrícola que le brindaría en las siguientes décadas las mayorías absolutas más amplias del país
Televisión pública
OT: la nueva España se abre paso en TVE
El fenómeno Operación Triunfo ha conseguido abrir las ventanas de una Televisión Española entregada al pasado.
Cultura de la Transición
Generación del 78
El conflicto catalán es la más clara expresión de una brecha generacional que nos persigue desde aquel mayo del 2011.
Música
Vanguardias postmodernas en una España decadente
Del feísmo de Ojete Calor y su subnopop al feminismo electro-disgusting de Las Bistecs, la España en deconstrucción suena a vanguardia postmoderna.
Catalunya
Crisis catalana y momento populista
El descontento social catalán se ha articulado en una dinámica de confrontación entre centro (antipueblo) y periferia (pueblo) ante la imposibilidad de construir otros dos sujetos dialécticos.
Feminismos
Girls, retrato de una generación orgullosamente imperfecta
La serie “Girls” genera sentimientos encontrados. Su perspectiva feminista y generacional merecen, al menos, un segundo visionado para terminar de saber si lo que hay tras Dunham es una inaguantable frivolidad demócrata-clintoniana o una especie de reconfortante populismo millenial-progresista.