Andalucismo
Las aliadas andalucistas de Rodríguez responden al “Podemos de la M30”

Las andalucistas Pilar Távora y Pilar González han respondido en redes sociales a dirigentes estatales de Podemos ante las críticas lanzadas desde Madrid contra Teresa Rodríguez por el proceso de confluencia Adelante Andalucía.

Pilar Tavora Adelante Andalucía
Pilar Távora durante el acto en Córdoba de presentación de Adelante Andalucía. Imagen de IU Andalucía.

publicado
2018-07-11 15:30

Arrancan las primarias para las candidaturas al Parlamento andaluz en Podemos Andalucía con Adelante Andalucía como gran protagonista del debate interno. El proceso confluyente de las izquierdas andaluzas presentado por Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo en el sevillano monasterio de Santa Clara el pasado 5 de junio no ha dejado indiferente a la dirección estatal de Podemos ni a una mayoría de los diputados estatales de la formación morada.

Con la “simpatía” del secretario de Organización, Pablo Echenique, los diputados Noelia Vera y Juan Antonio Delgado (Cádiz), Ana Belén Terrón (Granada) y Diego Cañamero (Jaén), encabezados por la diputada onubense dimitida de la dirección andaluza, Isabel Franco, han construido una candidatura alternativa a Rodríguez, Defender Podemos Andalucía. La candidatura busca frenar lo que consideran es una “disolución de Podemos” en la marca Adelante Andalucía orquestada por la corriente Anticapitalistas. Los firmantes de Defender Podemos critican que Adelante Andalucía trata de ir "más allá de una confluencia. Más allá de una coalición. Se trata de desconectar Podemos Andalucía para fusionarnos con IU en un nuevo espacio con normas y vida propia".

Sin embargo, las otras dos fuerzas protagonistas de Adelante Andalucía, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza han salido en estas semanas a defender con contundencia la necesidad un camino propio de unidad popular para la autonomía andaluza ante las críticas procedentes de Madrid y del sector crítico a Rodríguez.

“El País Andaluz no es territorio de tutelas madrileñas, no nos subestime”. Así respondía la coportavoz de Izquierda Andalucista, Pilar Távora, a Monedero tras ser entrevistado en La Voz del Sur en su visita a Sevilla en la que criticaba el proceso Adelante Andalucía por pretender crear un partido diferente. “A mí lo que me gustaría es que exista Podemos, porque es la garantía de hacer aquí algo transformador. Si alguien quiere crear un partido diferente, yo les diría que lo expresaran con claridad” afirmó el cofundador de Podemos, manteniendo la tesis de Isabel Franco. Una tesis negada por Teresa Rodríguez, que insiste en que la fórmula jurídica será la coalición electoral y que Adelante Andalucía solo representa el nombre del proceso de confluencia, no de la marca electoral.


Más sutil en palabras pero igual de contundente en ideas se ha manifestado su excompañera del Partido Andalucista, Pilar González. La exsecretaria general de los andalucistas y hoy portavoz de la asociación política Primavera Andaluza defendia Adelante Andalucía en un mensaje dirigido directamente a Pablo Iglesias y Echenique: “andamos empeñadas en construir una esperanza para cambiar las desigualdades de esta tierra nuestra porque Andalucía se gobierna desde Andalucía. Y en Madrid, sin Andalucía no se puede gobernar”. Y advertía a los dirigentes estatales de la formación morada de que “a menudo nos da igual que en Madrid no nos tomen en cuenta. Pero cuando se empeñan en negarnos, somos capaces de pasar por encima del lucero del alba y cambiar el escenario. Creo que ya conocen algo de nuestra historia reciente”, en referencia al 4 de diciembre de 1977.

Tutelas madrileñas

Precisamente las críticas llegadas desde Madrid contra la confluencia andaluza han sido utilizadas por Andalucía xSi, el otro actor andalucista de relieve emanado tras la disolución del PA, para erigirse en “la alternativa cien por cien andaluza”. Su coordinador nacional, Joaquín Bellido viene acusando a los diputados andaluces - todos pertenecientes a partidos estatales, incluidos Podemos e IU - de “traición”, y reclamando “la necesidad de un partido de obediencia exclusiva en Andalucia y de no atadura a los intereses estatales”. Una serie de mensajes velados que aumentaban la distancia con los otros sectores andalucistas y su estrategia de confluencia, que Bellido cuestionaba anunciando que su fuerza andalucista concurrirá a las municipales “como Andalucía xSí".

Sin embargo Bellido abandonaba las sutilezas en una tribuna publicada en Andalucía Información este lunes 9 de julio en la que afirma que “los andalucistas no estamos en los arcenes haciendo autoestop esperando que llegue el coche de Podemos pintado de verde y blanco. Preferimos ir en bicicletas o andando aunque lleguemos más tarde y nos cueste más, pero siendo leales a nuestros sentimientos y a nuestro trabajo. Los coches veloces y rápidos que pintan su carrocería del color que convenga en cada momento podrán correr más y ganar carreras pero jamás comprarán un sentimiento” en un ataque directo a Távora y González. Y también aludía a Podemos de forma directa, al que acusaba de “mantener la filosofía estatalista” y no querer otorgar “su cuota de poder e independencia a los andaluces” por considerarlos “menores de edad” y por dejarse demasiado en Cataluña, Galicia y Valencia, aludiendo a las confluencias propias de aquellos territorios: En Comú Podem, En Marea y A La Valenciana junto a Compromís.

Relacionadas

Andalucía
Málaga, conflicto urbano y desigualdad

Por aclararnos, quizá el término que más se ajusta a lo que está pasando en Málaga, concretamente en su casco histórico, no sea el de gentrificación sino el de turistificación; no se trata de que una comunidad pobre o marginada sea sustituida por otra más rica e integrada –como ocurre con la gentrificación-, sino que es reemplazada por turistas que pasan sólo un par de días en la zona y se van. La gentrificación sustituye poblaciones, mientras que la turistificación directamente las elimina. Cualquiera que quiera comprobar esto que digo, solo tiene que darse un paseo un domingo por la mañana por el centro histórico malagueño, y contemplar ese ir y venir de trollies con su soniquete o el trasiego de gente entrando y saliendo de edificios en lo que antes vivía gente y que hoy son ocupados por turistas.

Feminismos
Feminismo y soberanía: Hacia un feminismo andaluz.


El feminismo andaluz, pone la territorialidad por delante y viene para decirnos que, más allá de un simple relato, ser andaluza es una cuestión política. Y como toda cuestión política, necesita una herramienta.
Andalucía, que viene de soberanía. Se trata de poner los puntos sobre las íes y de que se termine ya el cachondeito que rodea lo andaluz, porque mientras ellos (los de Despeñaperros parriba) se ríen, nosotras, cada día, perdemos un poco más de nuestra soberanía (si es que algo nos queda).

2 Comentarios
#20185 16:57 11/7/2018

Fora tricorniers da Caliza.

Responder
0
0
#20184 16:56 11/7/2018

El pudimos de la m 30 fue clave para la Victoria de Frijolito en Galicia. Gracias Pablo, te mereces un narco corrido: Había coc, esto, nieve

Responder
0
0

Destacadas

Salud
Las víctimas de la talidomida en España se sienten estafadas por el Estado

Es un caso histórico inédito globalmente que se ha arrastrado desde el franquismo a los sucesivos gobiernos democráticos. Los afectados que aún viven, siguen reclamando justicia mientras muchos fallecen sin resarcimiento, con graves malformaciones, tras una existencia condenada a la dependencia y a la invisibilidad.

Corrupción
El juez pide juzgar a Ignacio González por desviar 1,6 millones de euros

El ex presidente de la Comunidad de Madrid podría sentarse próximamente en el banquillo por el caso Lezo, debido a una posible malversación y fraude a las arcas públicas en la compra de la empresa brasileña Emissao por el Canal de Isabel II en la que supuestamente hizo desaparecer 1,6 millones de euros.

Bolivia
Del golpe a la dictadura: las balas del ejército provocan decenas de muertos en Bolivia

La presidenta de facto, Jeanine Áñez, decreta la impunidad de los militares que usen armas de fuego contra la población civil mientras la respuesta al golpe de Estado se generaliza en todo el país.

Pensamiento
William Davies: “La mentalidad de la guerra se ha convertido en una forma habitual de organizar la sociedad”

El autor de Estados nerviosos, William Davies, estuvo en Madrid presentando un libro que explica cómo las redes sociales se están convirtiendo en un campo de batalla de emociones y sentimientos antes que de ideas o hechos.

Juicio del 1 de Octubre
Tenemos miedo al fuego

Demasiadas veces la cultura es esa torre de marfil que tanto le gustaba a Rubén Darío: el lugar elevado desde el que miramos lo sucio sin mancharnos.

Sanidad
Nuevos horizontes para hacer reversible la multirresistencia antimicrobiana

Son muchos los puertos desde los que parten mareas de responsabilidad, pero la investigación médica pone de manifiesto que es posible el jaque a las súperbacterias.

Últimas

Chalecos amarillos
El legado imborrable de los chalecos amarillos

Un año después de la irrupción explosiva del malestar, el número de manifestantes ha decaído de forma significativa en Francia. Pero la solidaridad y la construcción de lo común persisten como herencia de las protestas.

Senegal
Encontrar ‘El Dorado’ sin salir de Senegal

La asociación Hahatay, sonrisas de Gandiol, es una entidad 100% senegalesa creada por Mamadou Dia, un senegalés que hizo el camino hasta España en cayuco y decidió retornar a su tierra para informar a sus compatriotas de lo que hay tras la dura travesía. El objetivo es fomentar migraciones conscientes y seguras, así como alternativas de futuro en su entorno.

Laboral
Los veterinarios toman las calles de Madrid para exigir ser considerados profesionales sanitarios

En torno a 2.200 personas procedentes de todos los puntos del Estado se han unido para llevar al Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad una larga lista de demandas para dignificar su profesión.

Refugiados
El Estado español incumple sus compromisos en materia de protección internacional

Una plataforma integrada por 16 organizaciones que participan en el sistema de acogida señala en un informe falencias en todas las fases de los procedimientos de protección internacional.

Sanidad
Multirresistencia en la compra y en el medio ambiente
Más vale prevenir que curar, por lo que evitar las infecciones supondría una contención de la proliferación de cepas resistentes a los antibióticos.
Sanidad
Antibióticos, armas de doble filo
Los antibióticos insuflan enormes dosis de esperanza diaria. Si bien, la paradoja se adueña de un nuevo paradigma. Su eficacia queda entre las cuerdas por la proliferación de bacterias invulnerables a sus efectos.