Violencia machista
Pamela Palenciano recibe una avalancha de amenazas por denunciar la violencia machista

La autora de ‘No solo duelen los golpes’ recibe amenazas e insultos desde que una página web publicara el domingo que una asociación ha denunciado su monólogo por incitar a la violencia.

No Solo Duelen los Golpes
Pamela Palenciano en una de sus interpretaciónes de 'No solo duelen los golpes'.

publicado
2019-01-24 07:00

Pamela Palenciano, la autora del monólogo ‘No solo duelen los golpes’ —un proyecto que empezó siendo taller y hoy es un monólogo de referencia en la denuncia la violencia machista, que ella desenmascara a través de su historia personal— está recibiendo “amenazas y comentarios violentos de todo tipo” desde que una página web asegurase el domingo que una asociación la ha denunciado por “incitación al odio”. Ella, por ahora, no ha recibido ninguna notificación, pero desde entonces está siendo objeto de ataques continuados en sus redes, sobre todo a través de Twitter.

“Son comentarios sobre mi persona, físico, mi manera de hablar, de pensar… luego hay algunos que piden que me tiren a un pozo y que me muera, que me metan en la cárcel”, explica. Palenciano recuerda que ya ha pasado por algo similar, cuando en enero de 2017 alguien interpuso una denuncia por “apología del maltrato”, denuncia que no fue admitida. 


Esta vez, la supuesta denuncia la interpone una organización que se hace llamar Asociación Europea de Ciudadanos contra la Corrupción, y Palenciano espera que, como pasó hace un año, no llegue a admitirse —si es que es cierto que se ha interpuesto—. Lo que ya es un hecho son las amenazas que está recibiendo desde hace varios días. 

Esta reacción es conocida entre comunicadoras feministas. De hecho, el informe Las violencias de género en línea promovido por Pikara Magazine, que fue registrado en diciembre en el Congreso, recoge la petición expresa de abordar medidas legislativas contra esta violencia con el argumento de que “las violencia digitales también son violencias machistas”.

Como Irantzu Varela, Andrea Momoitio o Alicia Murillo, entre otras muchas, Pamela Palenciano conoce de cerca la violencia digital y asegura que esta ocasión no ha sido la peor. “La peor fue cuando hice un vídeo sobre la sentencia de La Manada del año pasado”, asegura. Lo que es novedoso esta vez, explica, es que está recibiendo muchísimos apoyos, entre ellos muchos de chicos y de adultos que conocen, entienden y empatizan con su monólogo, explica a El Salto.

Sobre ‘No solo duelen los golpes’, Palenciano explica que cuando lo interpreta ante adolescentes suele encontrar una mayoría que empatiza con lo que relata. “A veces, en un grupo grande, puede haber diez o quince chavales que se sientan atacados, pero eso es porque escuchan desde el privilegio y no desde las tripas”, dice. Lo que ataca su monólogo, aclara, no es a los hombres sino “a un sistema que perpetúa el modelo de masculinidad hegemónica”. Pero además, sigue, “hablo de más privilegios por clase, edad, raza”. 

Por el momento, los mensajes de apoyo superan a los insultos que Palenciano interpreta como organizados, ya que sabe que el domingo un foro machista incitó a ir a por ella, dando un ejemplo más de cómo las manadas machistas utilizan las nuevas tecnologías para exhibir el machismo de toda la vida.

Relacionadas

Brasil
Miles de mujeres indígenas marchan en Brasil por la defensa de la Amazonia

Mujeres de más de 130 pueblos originarios se unieron en Brasilia en la Primera Marcha de Mujeres Indígenas. Alertan sobre la amenaza para el medio ambiente que suponen las políticas desarrollistas del gobierno de Bolsonaro.

Franquismo
As dúas Marías na loucura franquista
As dúas irmás de Compostela retaron o Franquismo con cor e alegría. Chamáronas “tolas”, pero a tolería estaba ao seu redor.
Censura
¿Qué hay detrás de la censura de C. Tangana?
La solución es más ambiciosa y efectiva que censurar: hay que ampliar horizontes, combatir el ahora y dibujar nuevos modelos de sociedad.
2 Comentarios
#29652 21:27 24/1/2019

Ladran y aullan, luego...

Responder
0
2
Ana Cruz 14:21 24/1/2019

Suele pasar que a falta de argumentos se exhiben insultos, amenazas...todo tipo de violencia. Está tan claro que nuestra cultura es machista que demostrar lo contrario es imposible por lo que aquellos machistas que quieren seguir siéndolo se quedan sin argumentos y usan las violencias.
Qué triste comprobar que seguimos en estas, practicando la violencia frente a la demostración, la comprobación y las evidencia. Las fuerza que tiene la prueba, los hechos es incontestable, no se puede negar. Insistir en negarlo solo conduce al ridículo agresivo. Pero la ley debería actuar, la educación debería actuar, los medios deberían actuar. Basta ya de machismo!!

Responder
2
3

Destacadas

Economía
Impuestos a la carne y al plástico: los impuestos Pigouvianos

Debido a la crisis climática, muchos países ya se plantean poner impuestos a la carne o a los plásticos. Estos impuestos, cuyo coste recae directamente en el consumidor, se llaman impuestos Pigouvianos.

Aporofobia
Aporofobia: el doble filo para esconder el racismo

El rechazo a las personas migrantes rescatadas en el mar tiene un componente aporófobo desde nuestra mentalidad capitalista porque se considera que estas personas no van a poder aportar algo útil a la sociedad, pero este rechazo no deja de ser también racista, xenófobo, islamófobo y machista.

Contigo empezó todo
Las dos Marías en la locura franquista

Dos hermanas de Compostela retaron al franquismo con color y alegría. Las llamaron “locas”, pero la locura estaba a su alrededor.

Tenemos que hablar
Hacer el agosto

A veces parece que agosto es un mes de saldo y esquina, de periódicos delgados sin noticias, de columnistas escribiendo sobre sus vacaciones en Benidorm. Es como si el mundo se parara.

Últimas

Sexualidad
La homosexualidad como "conducta de riesgo"
Una experiencia personal sobre los prejuicios en las consultas médicas acerca de la sexualidad y las relaciones homosexuales.
Chernóbil
Turismo de desastres: visita guiada al infierno

Desde que HBO estrenó la serie sobre el desastre en la central nuclear ucraniana, las visitas de turistas a esta zona se han multiplicado. 

Sexualidad
Polifonías de amor y deseo

El paisaje de los afectos se puebla de teorías y prácticas que impugnan los parámetros normativos del amor. De fondo, el capitalismo y el deseo innovan en su eterno romance. En la tensión entre la libre elección, los cuidados y el compromiso se configuran las relaciones amorosas del futuro. 


Guerra civil
Federico García Lorca, rojo y maricón
En un ejercicio de revisionismo histórico consciente, algunos especialistas lorquianos se empeñan en desligar la implicación política y la orientación sexual del poeta, de las causas de su asesinato