Turismo
Al otro lado de la barra: precariedad laboral en la hostelería chipionera

En la actualidad el turismo es el gran amigo de la política. Moneda de cambio y ventanilla de compra-venta para “enriquecer” a nuestra Andalucía. Hartos estamos de ver en los medios de comunicación al personaje político alardeando de medidas para el fomento de este sector en los diferentes puntos de la Comunidad autonómica andaluza.


publicado
2019-07-14 11:00

En la actualidad el turismo es el gran amigo de la política. Moneda de cambio y ventanilla de compra-venta para “enriquecer” a nuestra Andalucía. Hartos estamos de ver en los medios de comunicación al personaje político alardeando de medidas para el fomento de este sector en los diferentes puntos de la Comunidad autonómica andaluza.

En las décadas de los 50 y los 60, cuando tuvo lugar el boom turístico, este sector se presentó, tal y como se sigue haciendo ahora, como la llave mágica para salir de la pobreza. Pero, ¿verdaderamente esa varita mágica político-económica está enriqueciendo a la ciudadanía?

Las costas andaluzas, con imágenes de amplias playas, el pescaito frito, las tapas baratas, la guerra de los espetos y la sonrisa que se debe de dibujar en las caras de los trabajadores y trabajadoras de la hostelería cuando llega el mes de junio son pura falacia.

El sector turístico, marcado por la alta temporalidad, abarca gran parte de los aspectos socioeconómicos y políticos de los diferentes municipios de las costas andaluzas, en el que gracias al boom inmobiliario, con grandes resort o el aumento del número de viviendas destinadas al alquiler, se maquilla la precariedad que se vive entre las callejuelas de estas localidades que reviven cada verano.

El colectivo local “Al otro lado de la barra”, presenta el video-reportaje del mismo nombre para denunciar la precariedad laboral en el sector hostelero en el municipio gaditano de Chipiona. Localidad situada en la Bahía de Cádiz, provincia con más altas tasas de paro desde la crisis, conocida por su gastronomía, el carnaval, la floricultura, vitivinicultura, por tener “el faro más grande de España y quinto en el mundo”, y por supuesto, por sus playas. En Chipiona, tras el frío invierno, sus 19.000 habitantes pasan a la friolera de 160.000 en su pico más alto en la época estival, según el Trabajo de Fin de Master “Rituales Festivos y Desarrollo Turístico: El Caso de Chipiona” de Natalia Cebrián, graduada en Turismo y ex trabajadora de la localidad que en la actualidad vive en Bristol.

La economía a nivel general crece, pero los incrementos de turistas no se traducen en incrementos de renta per cápita.

No cabría duda pensar que esto debería traducirse en un plus para la economía local, pero según este colectivo, estudios recientes demuestran que “donde hay más actividad turística hay más pobreza en la clase trabajadora, donde hay más empleo turístico, hay más mano de obra barata”.

Maximiliano Porta, productor y director de Al otro lado de la barra, declara que esta precariedad laboral se comprueba en la alta inmigración de la localidad entre, sobre todo, la juventud de entre 20 y 30 años, más en el estado anímico de los trabajadores y trabajadoras, fiel reflejo de las malas condiciones del sector.

Entre los diferentes problemas que provocan esta precariedad laboral está la protección ante la ley de las condiciones. Eso hace que en las zonas turísticas se concentre mucha población y crezcan demográficamente, pero aunque el PIB suba muchísimo, el PIB per cápita retrocede. Aunque, como aclara Maximiliano Porta, la economía a nivel general crece pero los incrementos de turistas no se traducen en incrementos de renta per cápita.

La mayoría de los empleados y empleadas cobran entre 4 y 5 euros la hora, no están dados de alta en la totalidad de la jornada laboral realizada y no tienen días de descanso, así como el impago de las horas extra.

El reportaje, como explica su productor y director, nace de la rabia de un grupo de jóvenes del municipio, ex trabajadores y trabajadoras del sector hostelero, entre los que la gran mayoría decidieron irse fuera del país debido a estas pocas perspectivas de futuro en la localidad. Desde Al otro lado de la barra, critican también el incumpimiento de los mínimos laborales del convenio colectivo, es decir, la mayoría de los empleados y empleadas cobran entre 4 y 5 euros la hora, no están dados de alta en la totalidad de la jornada laboral realizada y hay ausencia de días de descanso, así como impago de las horas extra. Por todo ello, crearon este colectivo y el reportaje para defender los derechos de estos trabajadores y trabajadoras además de concienciar a los y las turistas.

Al otro lado de la barra ha sido realizado “por y para la ciudadanía chipionera trabajadora”, con un presupuesto bajo mínimos. El reportaje está basado, además de en los testimonios personales que aparecen en el video, en diferentes estudios que analizan la situación del sector turístico de nuestro país.

Relacionadas

Explotación laboral
La japonesa Uniqlo desembarca en España entre acusaciones de explotación laboral

La multinacional de ropa Uniqlo domina la industria textil mundial junto a Inditex y H&M. En su gran día inaugural, la Campaña Ropa Limpia le recuerda que 2.000 trabajadoras en Indonesia siguen sin cobrar los 5,5 millones que les deben después de cerrar la fábrica.

Laboral
Reparto del trabajo, renta básica y otras recetas contra la depresión posvacacional
Según informan cada septiembre diversos estudios, a mucha gente no le gusta volver de vacaciones. Advierten de que la mayoría de las personas trabajadoras sufrirán estrés, ansiedad, y problemas de adaptación que pueden devenir en una depresión u otras patologías.
Explotación laboral
El chino del barrio
La liberalización de los horarios comerciales en Madrid ha traído aparejada una explotación blanqueada y jornadas laborales contrarias al Estatuto de los Trabajadores.
1 Comentario
#38829 22:33 27/8/2019

Estupendo artículo y corto, gracias.

Responder
0
0

Destacadas

Memoria histórica
Cuenta atrás para la salida de Franco del monumento fascista que él ideó

A las 10.30 horas del 24 de octubre deben comenzar los trabajos para el traslado de los restos del dictador Francisco Franco a un cementerio público.

Memoria histórica
De espacios de represión a lugares de memoria

De Austchwitz al Museo de la Libertad de Lisboa: cinco ejemplos para una resignificación democrática del Valle de los Caídos.

Catalunya
La sentencia, un terremoto político en Catalunya

En medio de las balas de goma, de foam, y las porras, Catalunya se encuentra con una clase política sin líderes claros, en la que los dos partidos hegemónicos (Esquerra Republicana de Catalunya y Junts per Catalunya) se apuñalan entre ellos y en la que las entidades sociales (Òmnium Cultural y Assemblea Nacional de Catalunya) se han quedado sin el carisma de Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

Memoria histórica
Martín Arnal: “Yo habría matado a Franco, aunque nunca maté ni a una mosca”

Tras vivir casi 40 años exiliado en Francia, Martín Arnal Mur volvió a España al morir Franco. Y se decepcionó. En su larga biografía hay espacio para la derrota, el dolor, las ilusiones perdidas y la esperanza. La llama del anarcosindicalismo, la experiencia de la colectividad agraria en su pueblo en 1936 y el paso por los campos de concentración franceses forjaron una vida que es todo un monumento a la dignidad y a la memoria.

Chile
El fantasma de la dictadura recorre Chile

Regresan los fantasmas del pasado en un país con una paradigmática dictadura militar, en la que las violaciones a los derechos humanos y la instalación neoliberal son cuestiones imposibles de olvidar.

Catalunya
La caza del octubre rojo (2017-2019)

Resulta llamativa la insistencia con la que se interroga al movimiento de masas en Catalunya respecto a sus intereses de clase y los peligros chovinistas en que podría incurrir o incurre.

Últimas

Opinión
Los anarquistas: el enemigo

Lo podemos leer en todos los medios de comunicación mainstream: los anarquistas han hecho todas las maldades sucedidas en el último mes en toda España. 

Insólita Península
Tiempo y tragedia en Granada

Nadie tiene dudas de que el cadáver de Federico García Lorca se encuentra en una zona abarrancada entre las localidades de Alfacar y Víznar, a pocos kilómetros al norte de la capital granadina. Allí fue asesinado.

Historia
Barcelona disturbios S.A.

El conflicto urbano es una seña de identidad de Barcelona. Los acontecimientos de esta semana muestran que, más allá de la sentencia del Supremo, hay motivaciones profundas por parte de sujetos políticos nuevos sin expectativas ni futuro.