Pista de aterrizaje
Susana Moreno: “Frente al fascismo, tener nuestra propia agenda y no ir a remolque”

Susana Moreno es antropóloga y desarrolla su actividad científica y docente en la Universidad de Sevilla con la multiculturalidad y las políticas migratorias como eje de sus investigaciones.


publicado
2019-05-07 06:00

Susana Moreno dedica su vida a observar y analizar la realidad. Es antropóloga y desarrolla su actividad científica y docente en la Universidad de Sevilla con la multiculturalidad y las políticas migratorias como eje de sus investigaciones. Desde la Academia lucha por construir una sociedad más justa y solidaria en Andalucía. Con ella compartimos nuestros sentires sobre los resultados electorales en nuestra tierra.

Con los resultados electorales, parece que Andalucía es de derechas de repente, ¿reflejan la realidad?
Los 40 años de gobierno socialista han demostrado que sus políticas no han sido de izquierdas. ¿Cómo se explica que 3,1 millones de personas en Andalucía estén en situación de pobreza? Pareciera que en el nombre va el contenido y no funciona así: ¿es de izquierdas apostar por un modelo económico que nos condena a la dependencia y a la devastación?, ¿que se reduzcan las aulas públicas y crezcan las concertadas?, ¿presionar al Gobierno central para que mantenga la venta de armas a Arabia Saudí? Nada de esto es de izquierdas. Ha habido un trasvase de votos del PP a Vox y a Ciudadanos y han votado a estas opciones personas que antes no habían votado o que habían votado al PSOE, lo que hace pensar que en algunas cosas son coincidentes. Por la abstención, pudiera ser que antiguos votantes del PSOE, por hartazgo o porque ya no lo tengan como opción de izquierdas, hayan decidido quedarse en casa, sobre todo, ante los indicios de pacto con Adelante Andalucía. Esto indicaría mayor conciencia de la izquierda de las políticas de derechas aplicadas por el Gobierno andaluz.

¿Qué papel han jugado los medios en el ascenso de Vox?
Los mensajes de Vox, en gran parte compartidos por PP y Ciudadanos, concuerdan con la visión que los medios llevan trasladando desde hace tiempo. El caldo de cultivo se ha ido creando con la sacralización de España y con la criminalización de las personas migrantes. La educación reglada también tiene una gran responsabilidad, tanto por las presencias como por las ausencias. El empleo ahora por parte de Vox del término “reconquista” tiene mucho que ver con esto.

“Los 40 años de gobierno socialista han demostrado que sus políticas no han sido de izquierdas”

¿Se infantiliza al pueblo andaluz?
La infantilización del pueblo andaluz no es nada nuevo. La prepotencia con la que se nos mira desde otros lugares del Estado tampoco. Pero esto también tiene su explicación en cuál es el papel en el tablero estatal. Y hay responsabilidades por parte de quienes gobiernan Andalucía.

¿Tenemos que leer el resultado de Vox en un contexto más general?
Efectivamente. Sin embargo, esto no puede significar perder de vista la derechización en Andalucía y el Estado español. Escuchamos muchas comparaciones del líder de Vox con el presidente de Estados Unidos, pero ¿por qué no se habla de las vallas con cuchillas en Ceuta y Melilla o de las muertes por disparo de la Guardia Civil en la playa de Tarajal? Los paralelismos se pueden hacer también con el partido de Pablo Casado o con Pedro Sánchez, cuyo Gobierno sigue practicando las devoluciones en caliente y encerrando a personas en los CIE.

Vox es un voto racista, pero también es machista. ¿El patriarcado se rearma?
Obviamente. Vox en sus mítines habla de regresar a una España católica, y ya sabemos cuál fue el papel que el catolicismo reservó a las mujeres. Como afirma el teólogo Juan José Tamayo, la Iglesia católica entiende que el clérigo, varón, es el único representante de Dios. Y, como decía la feminista Mary Daly, ‘‘si Dios es varón, el varón es Dios’’. En ese sentido, la Iglesia legitima el patriarcado, por eso debemos estar atentas a las distintas alianzas entre los distintos poderes.

¿Qué hacemos frente al fascismo?
Organizarnos. Tener nuestra propia agenda y no ir a remolque. Vox representa el 6% del censo. Nuestro objetivo no puede ser, exclusivamente, neutralizarlo. Tenemos que combatir desde los movimientos la derechización de la sociedad, no permitir que sigan calando mensajes que atentan contra los derechos humanos fundamentales. Como escuché a Helena Maleno, ante políticas de miedo y muerte, debemos contestar con amor y con vida.

Relacionadas

Pista de aterrizaje
María ‘La Paparachi’: “Andalucía está hecha por los barrios y sus gentes”

A María Valencia, vecina del Polígono Sur de Sevilla, todo el mundo la conoce como ‘La Paparachi’. Hace teatro, tiene un libro de cocina y quiere escribir otro sobre su vida; participa en varias asociaciones del barrio y tiene dos programas de radio.

0 Comentarios

Destacadas

Vivienda
La zona cero de la gentrificación en València

La gentrificación que sufren barrios del centro de la ciudad como Russafa y Ciutat Vella supone una violencia económica que amenaza y expulsa al vecindario de toda la vida y lo sustituye por nuevas clases sociales.

Islamofobia
Manifiestos de odio

Un problema de salud mental o terrorismo. Son las diferentes categorizaciones que utiliza Donald Trump para hablar de atentados cometidos por personas de etnia blanca o con ascendencia árabe o religión musulmana. Sin embargo, la violencia supremacista blanca está apoyada en un ideario.

Movimiento antiglobalización
G7, la reunión de la oligarquía mundial en Biarritz

El Grupo de los Siete (G7) encarna el dominio histórico de algunas superpotencias sobre el resto del planeta. Así, detrás de las buenas intenciones de Emmanuel Macron, del 24 al 26 de agosto, cada Estado miembro defenderá sus intereses económicos neoliberales, militares y diplomáticos.

Últimas

Menores migrantes
Salima: “Ahora yo estoy decidiendo mi futuro”

Salima, de Nador (Marruecos), cruzó sola la frontera con Melilla cuando tenía 16 años. Dos años después llegó a Málaga, también sola. Es una de las niñas que ha dejado atrás su país y su familia en busca de un futuro mejor.

Música
Califato¾: la cinta que une pasado y futuro

Música andaluza sin complejos, dándole la vuelta a los estereotipos en un viaje analógico-digital en el que les acompañamos durante un ratillo.