Pista de aterrizaje
Susana Moreno: “Frente al fascismo, tener nuestra propia agenda y no ir a remolque”

Susana Moreno es antropóloga y desarrolla su actividad científica y docente en la Universidad de Sevilla con la multiculturalidad y las políticas migratorias como eje de sus investigaciones.


publicado
2019-05-07 06:00

Susana Moreno dedica su vida a observar y analizar la realidad. Es antropóloga y desarrolla su actividad científica y docente en la Universidad de Sevilla con la multiculturalidad y las políticas migratorias como eje de sus investigaciones. Desde la Academia lucha por construir una sociedad más justa y solidaria en Andalucía. Con ella compartimos nuestros sentires sobre los resultados electorales en nuestra tierra.

Con los resultados electorales, parece que Andalucía es de derechas de repente, ¿reflejan la realidad?
Los 40 años de gobierno socialista han demostrado que sus políticas no han sido de izquierdas. ¿Cómo se explica que 3,1 millones de personas en Andalucía estén en situación de pobreza? Pareciera que en el nombre va el contenido y no funciona así: ¿es de izquierdas apostar por un modelo económico que nos condena a la dependencia y a la devastación?, ¿que se reduzcan las aulas públicas y crezcan las concertadas?, ¿presionar al Gobierno central para que mantenga la venta de armas a Arabia Saudí? Nada de esto es de izquierdas. Ha habido un trasvase de votos del PP a Vox y a Ciudadanos y han votado a estas opciones personas que antes no habían votado o que habían votado al PSOE, lo que hace pensar que en algunas cosas son coincidentes. Por la abstención, pudiera ser que antiguos votantes del PSOE, por hartazgo o porque ya no lo tengan como opción de izquierdas, hayan decidido quedarse en casa, sobre todo, ante los indicios de pacto con Adelante Andalucía. Esto indicaría mayor conciencia de la izquierda de las políticas de derechas aplicadas por el Gobierno andaluz.

¿Qué papel han jugado los medios en el ascenso de Vox?
Los mensajes de Vox, en gran parte compartidos por PP y Ciudadanos, concuerdan con la visión que los medios llevan trasladando desde hace tiempo. El caldo de cultivo se ha ido creando con la sacralización de España y con la criminalización de las personas migrantes. La educación reglada también tiene una gran responsabilidad, tanto por las presencias como por las ausencias. El empleo ahora por parte de Vox del término “reconquista” tiene mucho que ver con esto.

“Los 40 años de gobierno socialista han demostrado que sus políticas no han sido de izquierdas”

¿Se infantiliza al pueblo andaluz?
La infantilización del pueblo andaluz no es nada nuevo. La prepotencia con la que se nos mira desde otros lugares del Estado tampoco. Pero esto también tiene su explicación en cuál es el papel en el tablero estatal. Y hay responsabilidades por parte de quienes gobiernan Andalucía.

¿Tenemos que leer el resultado de Vox en un contexto más general?
Efectivamente. Sin embargo, esto no puede significar perder de vista la derechización en Andalucía y el Estado español. Escuchamos muchas comparaciones del líder de Vox con el presidente de Estados Unidos, pero ¿por qué no se habla de las vallas con cuchillas en Ceuta y Melilla o de las muertes por disparo de la Guardia Civil en la playa de Tarajal? Los paralelismos se pueden hacer también con el partido de Pablo Casado o con Pedro Sánchez, cuyo Gobierno sigue practicando las devoluciones en caliente y encerrando a personas en los CIE.

Vox es un voto racista, pero también es machista. ¿El patriarcado se rearma?
Obviamente. Vox en sus mítines habla de regresar a una España católica, y ya sabemos cuál fue el papel que el catolicismo reservó a las mujeres. Como afirma el teólogo Juan José Tamayo, la Iglesia católica entiende que el clérigo, varón, es el único representante de Dios. Y, como decía la feminista Mary Daly, ‘‘si Dios es varón, el varón es Dios’’. En ese sentido, la Iglesia legitima el patriarcado, por eso debemos estar atentas a las distintas alianzas entre los distintos poderes.

¿Qué hacemos frente al fascismo?
Organizarnos. Tener nuestra propia agenda y no ir a remolque. Vox representa el 6% del censo. Nuestro objetivo no puede ser, exclusivamente, neutralizarlo. Tenemos que combatir desde los movimientos la derechización de la sociedad, no permitir que sigan calando mensajes que atentan contra los derechos humanos fundamentales. Como escuché a Helena Maleno, ante políticas de miedo y muerte, debemos contestar con amor y con vida.

0 Comentarios

Destacadas

Servicios públicos
La marea de residencias quiere desbordar Madrid por primera vez

La  convocatoria para la dignificación de las condiciones de estancia y trabajo en las residencias, que en un principio aglutinaba a entidades y organizaciones de Madrid, se ha extendido a familiares y residentes de comunidades como Galicia y País Vasco.

Derecho al agua
Gestión pública del agua: del “palo” judicial a Barcelona a la gestión excelente de Valladolid

Esta semana el Tribunal Supremo tumbó el plan de municipalización de aguas de Ada Colau en Barcelona, avalando una concesión franquista de 95 años que no obtuvo licitación pública.

Auditoría ciudadana de la deuda
El 15M fue una escuela financiera

Diversos colectivos participan este fin de semana en el festival ‘Pincha tu deuda’ para generar espacios de debate y discusión sobre un tema que afecta a toda la ciudadanía.

Violencia machista
Mapa: todas las concentraciones de este 25N, Día contra la Violencia de Género

Miles de mujeres se preparan para mostrar su rechazo a las violencias machistas con motivo del Día por la Eliminación de la Violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Francia
En la ZAD, el mañana nos pertenece

¿En qué situación se encuentra la ZAD (Zona a defender) de Notre Dame des Landes dos años después del abandono del proyecto para construir un aeropuerto en sus tierras? Tras haber desmontado las barricadas y con el campo en calma, sus habitantes trabajan sin descanso en la construcción de una utopía de lo concreto, con ramificaciones en otras resistencias locales e internacionales. Sin que por ello se hayan terminado los debates dentro del grupo.

Pista de aterrizaje
Manuela Lucena: “Los señoritos no quieren llevar mujeres”

Manuela Lucena Aragón lleva toda su vida recogiendo aceitunas. A sus 60 años, explica cómo las mujeres siguen sin ser reconocidas en esta profesión.

Últimas

Rojava
Ercan Ayboga: “La UE debe presionar a Turquía para que cambie sus políticas respecto a Rojava”

Ercan Ayboga es coautor de Revolución en Rojava. Pertenece al movimiento Ecologista de Mesopotamia. Nació en el Kurdistán turco, pero ha residido en Alemania durante mucho tiempo. En esta entrevista habla de la situación actual en el norte de Siria.

Transición
García Caparrós, 42 años de impunidad y desamparo

Este 4 de diciembre, se cumplirán 42 años del asesinato de Manuel José García Caparrós durante las multitudinarias movilizaciones por la autonomía que tuvieron lugar en toda Andalucía y otras partes del Estado con presencia de emigrantes. Con tan solo 18 años acudió a la manifestación de Málaga, donde fue herido por una bala y murió camino al hospital. Hoy en día su crimen sigue impune.

Bolivia
El poder y sus perpetuidades

En las últimas semanas diferentes medios y personas en redes sociales vienen hablando de Evo Morales y cómo los políticos de la izquierda llamada bolivariana tienden a aferrarse de forma autoritaria al poder. Venga, me sumo que está interesante la cosa.

Régimen del 78
Duelo al sol y navajazos en las cloacas

Los papeles de las empresas de Villarejo siguen poniendo bajo sospecha las prácticas de baluartes del Ibex 35. En esta ocasión las sospechas se vuelcan sobre Iberdrola. Sus ejecutivos estarían detrás de un intento por desacreditar a Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS.

Sistémico Madrid
Los Gallardo, raíces profundas

La tercera fortuna de Catalunya aloja en un piso de Madrid la sociedad que articula su imperio farmacéutico y sanitario, valorado en más de 3.000 millones de euros.