Andalucía
Andaluces, preguntaos: ¿por qué Andalucía es un problema para las izquierdas?

Creo que desde las izquierdas andaluzas hay varias cuestiones que constatar y que todas ellas en conjunto nos hacen pensar que en las elecciones del próximo 28 de abril Andalucía, es un problema para las izquierdas.

La revolución española
Revolución española, cuadro del pintor francés Francis Picabía en el año 1937 Javier García Fernández

publicado
2019-04-24 03:47


Una vez finalizados los debates electorales no hay nada que haya cambiado sustancialmente. Los bloques que se dibujan son por un lado el que lidera  Pablo Casado con Albert Rivera y Santiago Abascal, y por otro lado el que lidera Pedro Sánchez con Pablo Iglesias y los partidos nacionalistas vascos y catalanes. Si los sondeos no fallan, y no parece que se vayan a equivocar demasiado, el ganador de las elecciones será Pedro Sánchez y el Partido Socialista Obrero Español. Posiblemente Pablo Casado quede en segundo y lugar el tercer, cuarto y quinto puesto se lo disputarán Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal para así  dejar el resto de posiciones a Junts per catalunya, ERC, EHBildu, CC y el resto de partidos que puedan integrar el grupo mixto. Hasta aquí todo es obvio.

Mi apuesta a nivel cuantitativo es que los grandes bloques y espacios no se van a mover demasiado. Una alianza PSOE-Ciudadanos siempre será una posibilidad, ya que ambos partidos comparten absolutamente programa político salvo en la cuestión catalana, pero puede ser que hasta que el tema catalán se enfríe Sánchez prefiera jugar a la balear. Por lo que todo se va a jugar a la capacidad de reconfigurar el bloque que hoy componen PSOE-UP-JxCat-ERC-EHBildu ya sea en el sentido de Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos con apoyo de soberanistas catalanes y vascos, o con un Gobierno monocolor del PSOE con el apoyo de Unidas Podemos y los soberanistas. La primera opción es la que desea Pablo Iglesias y su núcleo dirigente ya que le da visibilidad y acción de gobierno, pero le limita posibilidades de acción transformadora, mientras que re-editar el Gobierno de la moción le deja en una muy buena posición negociadora pero le limita la visibilidad.

Creo que desde las izquierdas andaluzas hay varias cuestiones que constatar y que todas ellas en conjunto nos hacen pensar que en las elecciones del próximo 28 de abril Andalucía es un problema para las izquierdas.

En primer lugar Podemos ha cristalizado como una fuerza política con voluntad de minoría gubernativa, como minoría con poder y acción de Gobierno, cuya única posibilidad es gobernar junto al PSOE. Un Partido de jóvenes cuadros técnicos, académicos, de origen urbano y capitalino. Esto es de especial importancia para la izquierda andaluza por varias razones. La primera  es que la izquierda española en Andalucía seguirá siendo únicamente la del PCA, eso da una escuálida minoría estructural a Unidas Podemos. La otra razón es que en Andalucía ya conocemos qué es el PSOE como fuerza de Gobierno. Recordemos que todos los pactos progresistas medianamente dignos entre PSOE y Podemos se han dado en feudos del PP como Baleares, Navarra, Valencia o Madrid. Nos deja esto la imagen de un partido que allí donde el PSOE se ha conformado no como oposición democrática al PP, sino como Régimen, Podemos mantiene una posición de no intervención. Con esto paso a la siguiente cuestión que constato. Andalucía no está presente en estas elecciones como actor político. Ni Pedro Sánchez ni Podemos van a operar en Andalucía. Podemos asumen que así como el espacio Catalán está tomado por ERC, el espacio Valenciano por Compromís o el espacio gallego por En Marea o BNG, Andalucía esta ocupado por el PCA y por PSOE-A. Pablo Iglesias no visitará Andalucía ni Andalucía estará en la agenda política de Unidas Podemos. Andalucía no tiene nada que aportar al debate de ideas, al debate político, a la resolución del conflicto español en Cataluña, Andalucía no está presente en el debate como primero laboratorio de desarrollo de las políticas de la extrema derecha. Por otro lado Pedro Sánchez no viaja a Andalucía, no nombra la palabra Andalucía. Pedro Sánchez solo nombra Andalucía cuando los candidatos de la derecha se la recuerdan en forma de insultos, cuando le recuerdan los ERE´s o los enfrentamiento con el susanismo. Pedro Sanchéz solo habla de Andalucía para defenderse de los ataques que le hace la derecha pero en ningún caso la interpela como nación que ha sido vanguardia de las posiciones progresistas tanto de su partido, que por supuesto no me parece ni de izquierdas ni progresistas, como de Izquierda Unida o de movimientos y luchas sociales.

La siguiente cuestión que constato es que vemos a “nuestras candidatas” Susana Díaz y Teresa Rodríguez  absolutamente fuera de la campaña electoral, ni siquiera tienen una presencia secundaria en la disputa. El nuevo contexto de fragilidad de los partidos estatales hace que ya no existan baronas sino Reinas en el Sur. Que Andalucía no está presente las elecciones del 28A nos lo dice también el perfil de candidatos que van en las listas de UP. Salvo Alberto Garzón, Eva Sampere o Miguel Ángel Bustanmente todos del PCE, no hay apenas candidatos de perfil fuerte, ni liderazgos andaluces o personas que estén relacionados con la realidad andaluza, figuras de referencia entre la sociedad andaluza. Por lo general cuadros técnicos asociados a las labores internas del Partido en Madrid sin ninguna actividad política en clave andaluza de referencia, ni ningún apoyo especial por parte de la sociedad andaluza.

Considero que hay un último sentido en el que Andalucía va a ser un problema para la izquierda. En este caso para las otras izquierdas, las izquierdas nacionalistas, fundamentalmente la catalana. Al no existir una izquierda andaluza soberanista de referencia para los emigrantes andaluces en Cataluña, el actor político que sociológicamente constituyen los emigrantes andaluces en Cataluña, incluyendo los nacidos en Cataluña, va a seguir sintiendo (en parte) la sociedad catalana y sus dinámicas políticas nacionales como esencialmente externas a ellos. Necesitamos una izquierda andaluza que explique a nuestros emigrantes que quienes los expulsó de su tierra fue España, y que la posibilidad de una República Catalana es la posibilidad de un país del que ya nadie tenga nunca que irse. Necesitamos una izquierda andaluza que haga pedagogía con nuestros emigrantes y que les explique en andaluz que la disputa hoy en Cataluña no es por un privilegio catalán frente a igualdad de los españoles sino entre Monarquía o República, entre socialismo y democracia o capitalismo español.

Desde una posición de izquierda nacionalista, de clase y confederal las izquierdas soberanistas en Andalucía estaremos representadas en estas elecciones generales por algunos de los diputados de Unidas Podemos, pero también, y puede ser que sobre todo, por los diputados de Front Republicá, EHBildu y Esquerra Republicana de Cataluña. De la presencia fuerte en el Congreso de las fuerzas soberanistas de izquierda y de su capacidad para formar un grupo parlamentario fuerte dependerá la visibilidad que se le de a las cuestiones que preocupan a las izquierdas andalucistas como han sido nuestras luchas sindicales, la prisión de Andrés Bódalo, la ocupación del Cerro Libertad, las detenciones de Óscar Reina,  la prisión de Francisco Molero, o el reconocimiento a nuestro Día Nacional el 4 de Diciembre.

Andalucía ha dejado de existir como sujeto político estatal. Ha dejado de ser uno de los grandes lobbies de la izquierda española, o el terminator como la llamara Pablo Iglesias. En términos de peso político electoral progresista Andalucía ha pasado a ser un enano político, un fantasma del pasado. De esto tienen buena parte de  responsabilidad las izquierdas españolas como IU (en su acuerdo con PSOE de 2001-2015), Podemos en su centralismo y su falta de visión crítica hacia el PSOE pero también y sobre todo, las izquierdas nacionalistas y el soberanismo andaluz que no hac sido capaces de tomar la posición de relevo a esta izquierda española ya agotada.

Andalucía es ya hoy, en términos políticos una noción de pasado. La única posibilidad de darle futuro es que la pensemos como nación en el presente.




Sobre este blog
Espacio de enunciación colectiva, encrucijada de ideas y reflexiones en torno a la descolonización de Andalucía, de sus prácticas y de su teoría social crítica.
Ver todas las entradas

Relacionadas

Masculinidades
Porque otro hombre es posible

Es imprescindible nuestro cambio, el de los hombres, abandonar al ser agresivo y dominante que nos habita y dar paso a nuestro lado femenino, ese que llevamos dentro y que tanto reprimimos.

Música
Festival Brota Música: sostenible e inclusivo
El Festival Brota Música de Rota es de los pocos en España que cumple con la norma europea UNE:EN ISO 20121 sobre Sostenibilidad Ambiental de Eventos
1 Comentario
#33437 10:28 25/4/2019

El gran problema de Andalucía es la colonización psicológica. Las andaluzas y andaluces se creen tan españoles que se prestan al juego de sus partidos y de su sistema, y así les va: un cero a la izquierda políticamente hablando en donde sòlo interesan para obtener votos y como arma arrojadiza contra Catalunya. Mientras tanto, su tierra se hunde en Europa y su juventud se ve abocada o a camareros o a soldados/guardias civiles.

Responder
2
0
Sobre este blog
Espacio de enunciación colectiva, encrucijada de ideas y reflexiones en torno a la descolonización de Andalucía, de sus prácticas y de su teoría social crítica.
Ver todas las entradas

Destacadas

Movimiento antiglobalización
El pacifismo vence al miedo en la contracumbre del G7

Más de 15.000 personas han acudido a la contracumbre del G7 para protestar ante la visita de altos mandatarios internacionales como Donald Trump o Angela Merkel.

Portugal
Costa se arriesga a nuevas huelgas a poco más de un mes de las elecciones generales de Portugal

El Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Peligrosas, que puso en jaque al país durante la huelga que convocó a mediados de agosto no cuenta con el apoyo de los partidos de izquierda ni los sindicatos. Sus transportistas, no obstante, amenazan con parar el país y tienen mecanismos para hacer escuchar sus reivindicaciones.

Derecho a la ciudad
Seguridad y urbanismo, el relato perdido de las izquierdas

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto las diferencias de criterio a la hora de medir los efectos de la gentrificación. En esta divergencia subyace un debate ideológico. La existencia de alternativas o límites a la gentrificación no se ha traducido en políticas concretas en ciudades como Madrid. La derecha y las promotoras siguen teniendo la sartén por el mango.

Ciencia
De aquellos datos, estas conclusiones

Entre científicos, la controversia sobre qué estadística es la “correcta” sigue a día de hoy. Cuál se usa en distintos campos tiene mucho que ver con la costumbre.

Junta de Extremadura
Fruta podrida
Atanasio Naranjo es el presidente de Afruex (la patronal de la fruta). La cabeza visible de un emporio económico, Tany Nature, levantado sobre la explotación de los trabajadores, la ruina de miles de pequeños campesinos y el trato de favor constante de la Junta.

Últimas

Ecofeminismo
¿Por qué molesta Greta Thunberg?
Asististimos una virulenta reacción contra Greta Thunberg que ignora deliberadamente el espacio Fridays for Future, niega el cambio climático y tiene su buena dosis de machismo