Partidos políticos
Moción de censura, recambio naranja y el estado de ánimo depresivo de las izquierdas

El anuncio por parte del PSOE de una moción de censura asoma al abismo al PP y despierta levemente el estado de ánimo de las izquierdas, en situación de baja por depresión por los errores propios y por el auge de Ciudadanos.

Rajoy Rivera Reunión
Mariano Rajoy y Albert Rivera se dan la mano en una reunión en 2016.

publicado
2018-05-25 16:13

No hay escapatoria para el Partido Popular. La sentencia de la parte más sustanciosa del Caso Gürtel señala un nuevo jalón en el peregrinaje de los de Mariano Rajoy hacia el fin. El empuje de Ciudadanos en las encuestas y su acomodo como opción sostenible de recambio señalan la puerta de salida a Rajoy y amenazan con hacer estallar al partido —como estalló la UCD— en el momento en el que el actual presidente salga de La Moncloa. Solo el apoyo cerrado del Eurogrupo y los cuerpos gobernantes de la Unión Europea sostienen hoy al “partido más corrupto de Europa”. El nuevo Gobierno de Italia da demasiado miedo y la UE no se quiere arriesgar a un nuevo incendio político en el sur.

El presidente del Gobierno ha comparecido en el mediodía de hoy, 25 de mayo, para constatar que su estrategia es la misma que le convirtió dos veces en candidato pese a perder contra el PSOE, la que le sostuvo pese al empuje de Esperanza Aguirre (y gracias a Eduardo Zaplana) en 2008, la que le permitió ser investido en 2016 tras los peores resultados de su partido en el siglo XXI. Etcétera. Resistir y esperar acontecimientos. Sostenerse en la inacción propia y la pulsión autodestructiva de sus rivales. El último truco de Rajoy tiene pinta de ser el último. Pero a estas alturas, hay que reconocerle al pontevedrés lo que los antiguos le atribuían a Antonio Maura. ¿Habilidad o tener la jeta de hormigón armado? ¿culo o codo?

La política española ha entrado en una fase contradictoria. La descomposición del PP de Rajoy se produce en un contexto de reforzamiento de la ideología que durante años supuso el éxito del PP. El discurso de la austeridad y seriedad presupuestaria unido a las que han sido las grandes apuestas del centroderecha desde la llegada de José María Aznar al Gobierno: el rodillo del nacionalismo español sobre el resto de pueblos y la idea de “orden y seguridad” como justificación y leit motiv para el aumento de los cuerpos policiales y las medidas de recorte de libertades.

Ahí donde el PP edificó una conciencia colectiva acorde con la ola de vaciamiento de la democracia que se ha desarrollado en toda Europa, Ciudadanos se destaca para proseguir con esa línea, añadiendo nuevos aires en la misma agenda: la xenofobia velada (solo ven españoles), el clasismo velado (solo ven emprendedores) y el estrechamiento de lo posible al programa de la austeridad en términos económicos. Añade, asimismo, un discurso que culpa a los territorios históricos de hacer daño “al hombre de la calle”, mediante memes como el del “cuponazo” con el que hace referencia al cupo fiscal pactado con el PNV. Ciudadanos sabe interpretar esa partitura y recoge los restos del PP, en un trasvase de cuadros y cargos que ha comenzado en la política municipal y que será un goteo constante en los próximos años.

Big data y telediario

La novedad política que encarna Ciudadanos es que es un partido que no ha dado hasta ahora signos de pulsión autodestructiva alguna. Los naranjas funcionan en base a mensajes sencillos y análisis de datos. Aplican la paciencia política de un modo científico: esperan encuestas que guíen sus próximos pasos —ver el caso Cifuentes— y lanzan sus propuestas programáticas en horario Telediario.

En la crisis provocada de la Gürtel, Ciudadanos ha funcionado con el mismo automatismo. Su propuesta de adelanto electoral es inocua a efectos prácticos —una vez presentada la moción, el presidente no puede disolver las cámaras— pero mantiene la mascarada de que los naranjas se oponen a Rajoy con la misma decisión que el resto de partidos de alcance estatal. Los tiempos hasta la moción de censura, si es que finalmente se produce, serán lo suficientemente amplios para que el big data guie la posición de los naranjas. En ese tiempo puede, además, arrancar la promesa de un fin rápido de la legislatura y unas elecciones en la que tendrán apoyos múltiples para la victoria electoral y la consecuente derrota del PP.

Abulia y perplejidad

Entre la izquierda cunde la perplejidad. Hace tiempo que el PSOE aceptó el primero de los marcos, el económico; hace seis meses que apoyó definitivamente el 155 y su visión restrictiva de la soberanía, y en términos securitarios justo es darle a Alfredo Pérez Rubalcaba tanto peso como al PP en cuanto a la configuración del estado actual de cosas. Las regeneraciones del PSOE, como las de la socialdemocracia europea, cada vez tienen menos espectadores, pese a que la moción de censura de Pedro Sánchez puede ser un ejercicio de voluntarismo suficiente para sacudir la abulia del deprimido estado de ánimo de las izquierdas.

En cuanto a Podemos, solo anotar que es responsable en buena medida de ese estado de ánimo deprimido. El caso de la casita en Galapagar y la posterior consulta a las bases ha sido la última astracanada de un partido que parece presa de sus propios memes. Aún se espera la versión seria —ojo, no de orden— de un partido que tuvo, tenía o ha tenido, un programa descentralizador y no abiertamente xenófobo.

Quizá parte del problema resida, también, en que apenas ha atendido a los signos de que la economía y la configuración actual de la UE no entienden de memes ni trucos de tahúr. Posiblemente para Podemos es tarde para introducir la impugnación de la política económica post-2008 en un programa radical que ataque la perplejidad actual y vaya a buscar la crisis a sus verdaderas fuentes. Un programa necesario que permita pensar en un futuro distinto al que Ciudadanos está destinado a encabezar con el patronazgo de los verdaderos amos del cotarro.

Relacionadas

Congreso de los Diputados
Una legislatura contra el mal de hartura

La legislatura da comienzo con la entrada de Vox en la Mesa del Congreso. El acuerdo PSOE y Unidas Podemos sigue en el aire.

Partidos políticos
Las quinielas dan a Unidas Podemos la vicepresidencia, Igualdad, Universidades y Trabajo

El resbaladizo margen para el acuerdo de PSOE y ERC complica un acuerdo previo a la investidura de Pedro Sánchez. No obstante, el pacto parece seguir avanzando lentamente y se estrecha la nómina de candidatos de Unidas Podemos a estar en el Consejo de Ministros.

Partidos políticos
El abrazo post78, fin de una época

El principio de acuerdo firmado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias el pasado martes supone dos hitos que pueden marcar la historia del Estado español: por un lado, el establecimiento del primer Gobierno socialista en más de ocho décadas; por el otro, el principio del fin de un sistema conocido como Régimen del 78.

6 Comentarios
#17226 19:56 26/5/2018

Mientras a los trabajadores les digáis cuñados, machistas y fachas no hay ninguna posibilidad, la izquierda burbuja es una especie de maestra cabreada y coñazo para la gente

Responder
2
2
#17218 19:11 26/5/2018

"de un partido que tuvo, tenía o ha tenido, un programa descentralizador y no abiertamente xenófobo."
No es cierto.

Responder
0
0
#17206 18:12 26/5/2018

El problema es que por un lado, los márgenes en que se puede mover la izquierda en el sistema son los que son. Y más en una sociedad como la española..... Por otra parte, a la izquierda siempre le resulta más difícil porque tiene que ser como la mujer del César y muchas veces, por diferentes motivos que no explico por falta de espacio, no se dan. Sólo un ejemplo: el tan traído chalet. Hay que hacer como aquél que vivía muy bien pero cada día visitaba sus harapos y recordaba que había sido pobre. Es decir, gente que no les "ría las gracias" y le quite la venda.

Responder
1
0
Enriquecido 18:01 26/5/2018

Una mención y/o análisis de la posición de IU y Equo en todo esto hubiera ilustrado de forma más completa el estado de la izquierdas.
Por lo demás, buen artículo.

Responder
3
0
#17159 23:38 25/5/2018

Artículo y reflexión muy acertada y necesaria

Responder
7
4
#17157 21:54 25/5/2018

Bla, bla, bla

Responder
3
12

Destacadas

COP25
La sociedad civil se rebela contra la falta de ambición climática en la COP25

Colectivos y asociaciones se organizan para desplazarse a la Marcha por el Clima de Madrid que tendrá lugar este viernes, una protesta que se espera multitudinaria. La Cumbre Social por el Clima reunirá del 7 al 13 de diciembre a los movimientos que cuestionan la agenda oficial de los gobiernos y exigirá una mayor ambición climática a la COP.

Crisis climática
Los mercados de carbono en la COP25: de supuesta solución a parte del problema

La posibilidad de la creación de un mercado global de emisiones de carbono, que se negocia en la Cumbre del Clima de Madrid, amenaza, según las organizaciones campesinas y ecologistas, con “otra década más de inacción, distracción y acaparamiento del poder por las grandes empresas”.

Soberanía alimentaria
La alimentación como vínculo con la tierra

La crisis del Mar Menor muestra los extremos que deben alcanzarse para que una sucesión de agresiones llegue a la opinión pública y se tomen medidas.

Extrema derecha
El detenido con el mayor arsenal de explosivos caseros hacía apología franquista y propaganda de Vox en redes sociales

La persona detenida en Miranda de Ebro con 17 explosivos de fabricación casera dispuestos para ser utilizados hacía propaganda de la dictadura franquista en un perfil de Facebook que varios vecinos de la localidad burgalesa identifican como gestionado por él. La Guardia Civil considera que, para la investigación, “es irrelevante que el detenido hiciese apología en redes sociales de partidos políticos legales, ya sean de extrema izquierda o extrema derecha”.

Cine
‘El cuarto reino’ y los apocalipsis de ahora mismo: de los plásticos y el reciclaje de cosas o personas
‘El cuarto reino’, un inusual documental sobre un centro de recuperación de envases ubicado en Nueva York y las personas que lo frecuentan, recuperadores de residuos que rondan la exclusión social, adquiere un cierto aire de distopía real en los márgenes del delirio productivista.
Decrecimiento
Menos horas de trabajo asalariado para evitar el colapso climático

La transformación de sectores y la modificación radical de la economía global será imprescindible para poder realizar un cambio de paradigma que evite el colapso del medio ambiente, según diversos expertos y expertas.


Últimas

América Latina
Arantxa Tirado: “Venezuela es el paradigma de lo que le espera a cualquier gobierno que desafíe al neoliberalismo”

Arantxa Tirado es politóloga y experta en América Latina. Es autora de Venezuela: más allá de mentiras y mitos, un libro con el que quiere romper con las falsas verdades y bulos creados en torno al chavismo y la situación en Venezuela.

Menores migrantes
Desatendidos por la administración y señalados por las derechas

La irresponsabilidad no solo pasa por quienes van a hacer campaña política a un barrio señalando a los menores migrantes como causantes de inseguridad y falta de convivencia, sino que también pasa por quienes durante años han estado estigmatizando a estos menores.

Literatura
Realidades atópicas

Tras ganar una beca de creación literaria, un equipo de once personas ha escrito el primer libro de rol en euskera en el que intentan superar la realidad con disparatada ficción

Medio ambiente
De la "Transición ecológica" ecocida a una ética para este milenio
Las montañas son un refugio sin duda, escenarios que proteger, islas de diversidad. También se han de proteger porque las amenazan proyectos y planes con beneficios lejanos.
COP25
La Marcha por el Clima tomará Madrid y Santiago de Chile este viernes

La protesta, que se prevé masiva, dará inicio a una Cumbre Social por el Clima paralela a la COP25 en la que la sociedad civil se organizará con el fin de presionar a los mandatarios del mundo para que pongan en marcha una mayor ambición climática.

Crisis climática
Saber si estamos dispuestas a intentarlo


No sé si podemos cambiar las cosas. Le dijo.
No podemos. Contestó. No podemos cambiar todo lo que se debería cambiar.
¿Entonces qué?
Se trata solo de saber si estamos dispuestas a intentarlo.