Explotación laboral
El SAT insta a la Junta a que “dé la cara” en el caso de las 300 temporeras marroquíes

El Sindicato Andaluz de Trabajadores está ayudando a las diez trabajadoras que el pasado fin de semana denunciaron la situación laboral que han vivido en Almonte (Huelva) durante la temporada de la fresa.

Susana Díaz y Juan Marín
Susana Díaz y Juan Marín, durante la investidura en el Parlamento de Andalucía Junta Informa

publicado
2018-06-05 18:00

El Sindicato Andaluz de Trabajadores sigue esperando que la Junta de Andalucía tome cartas en el asunto en el caso de las casi 400 mujeres marroquíes que el domingo 3 de junio fueron subidas a un autobús para ser enviadas a Marruecos por parte de la empresa Doñana 3000, de Almonte (Huelva). 

Óscar Reina, portavoz del SAT ha denunciado el “intento de secuestro” de la citada empresa de las temporeras de la fresa. Reina ha explicado esta mañana en Onda Local de Andalucía, que estas mujeres fueron retenidas en Almonte para enviarlas a su país de origen días antes de su fecha de salida oficial. La intervención del sindicato y la Guardia Civil el domingo impidió que los autobuses iniciaran su marcha.

Desde entonces, salvo las denunciantes, se calcula que más de 300 temporeras marroquíes están “retenidas” en los campos de fresa. Reina ha insistido en que la empresa ha podido cometer un delito de secuestro: “Se coarta su derecho a denunciar unos hechos”, señala. Una situación que el SAT ha denunciado en los juzgados de Huelva.

Según explica Reina, el SAT ha trasladado a diez mujeres “las que han podido denunciar su situación” a un hostal de un pueblo de la provincia de Huelva, donde se encuentran “en buenas condiciones”. Pero, según ha insistido este portavoz del sindicato andaluz, es necesario que la Junta de Andalucía “dé la cara” y aporte soluciones a estas trabajadoras del campo. El SAT ha trasladado la situación al Defensor del Pueblo y al Gobierno andaluz.

El inicio del conflicto

El pasado viernes 1 de junio, una trabajadora de la campaña de la fresa, acudió a un centro de salud como consecuencia de un esguince cervical. Según Reina, la empresa no dio permiso a la trabajadora a ir al médico, aunque finalmente fue acompañada por alguien del sindicato. Una vez en el centro de salud, y tras explicar sus condiciones de trabajo, la mujer accedió a denunciar su situación.

Según la denuncia, las trabajadoras reciben 50 euros al comienzo de su estancia en Huelva y no vuelven a percibir ninguna retribución hasta que están de vuelta en su país. Además, “malviven” en módulos prefabricados sin aclimatación y en estado de hacinamiento.

El domingo, cientos de trabajadoras se solidarizaron con la denunciante, a la que se unieron otras nueve mujeres, que también interpusieron denuncias contra la misma empresa. En ese momento, según el SAT, la empresa decidió expulsar a las temporeras en varios autobuses, pese a que la salida prevista oficialmente estaba fijada para hoy, 5 de junio. Según explica La Mar de Onuba, la empresa quiso evitar que las mujeres testificaran ante Inspección de Trabajo. La versión de Doñana 3.000 es que el domingo se hizo el “procedimiento normal” de traslado de las trabajadoras una vez finalizada la temporada.

Ante esa situación, el SAT detuvo los autobuses y prestó ayuda a las denunciantes. “Lo primero que pedimos es que responda la Junta, es un deber de la izquierda responder a la situación humanitaria, pedimos que las proteja mientras se tramite la denuncia. Que se las proteja en buenas condiciones, sin sentir miedo ni coacción ninguna”, ha explicado Reina en los micrófonos de Onda Local.

Relacionadas

Laboral
Meter prisa al repartidor en medio de un temporal

La falta empatía de los clientes, la precariedad y la ausencia de una normativa clara que les defienda hace que los repartidores de comida se jueguen la vida cuando hay un temporal como el que ha arrasado recientemente la costa mediterránea.

Explotación laboral
Las ‘agustinas’ contra Dulcinea

Despedidas diez días antes de Nochebuena y con tres nóminas adeudadas, las trabajadoras de Dulcinea Nutrición en el Campo de Gibraltar llevan un año peleando con esta empresa vinculada a la familia Franco, contratista frecuente del Ministerio de Defensa y encargada de la alimentación de los cuarteles militares de la comarca además de la cafetería de Moncloa. 

Explotación laboral
Muertes en el agro: la historia de siempre
La muerte de un temporero aceitunero y el apuñalamiento de otro en Jaén vuelven a poner de actualidad la explotación laboral en los trabajos agrícolas
2 Comentarios
#18293 9:52 8/6/2018

Por que le seguís el juego al SAT este sindicato es mafioso. Sigue el hilo de la negociacion del convenio de trabajadores de Huelva donde el SAT no tiene cuota

Responder
0
0
#18120 23:52 5/6/2018

La empresa es Doñana 1998

Responder
4
0

Destacadas

Laboral
Un año sin minería de carbón en Asturias

El reparto y la escasa cuantía de los fondos de la UE para financiar la llamada Transición Energética Justa avivan el malestar de unos valles mineros que, un año después del cierre de las últimas minas de carbón, siguen sin contar con propuestas de futuro claras ni viables.

Asturias
Mieres: oasis cultural para un desierto industrial

¿Puede funcionar la cultura como una herramienta para combatir el desaliento provocado por la crisis económica y demográfica? Bajo el lema Make Mieres Great Again, la localidad minera, que en los años 60 llegó a tener 70.000 habitantes y hoy no alcanza los 40.000, ha recuperado autoestima y visibilidad perdida, convirtiéndose en un referencia de la cultura alternativa de la Asturies actual.

Brasil
Brumadinho: del luto a la lucha

Durante cinco días, 350 personas afectadas por represas marcharon por Minas Gerais exigiendo justicia para las víctimas del mayor crimen ambiental de Brasil. El derrame de lodo tóxico ocurrido hace un año amenaza con extender la contaminación por metales pesados a toda la región.

Editorial
Política contra los zascas

El acuerdo de coalición alcanzado en enero necesita de buenas noticias para que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos no sucumba ante el hostigamiento que han planteado las élites.

Historia
Éric Vuillard: “Las ideas de la Revolución Francesa aún tienen un largo recorrido por delante”

El pueblo contra las élites. Quizás una realidad más compleja cuando uno se adentra en las interioridades de la historia. Así lo reflejan los libros de Vuillard, galardonado en 2017 con el Goncourt, el mayor premio de las letras francesas, por El orden del día.

Capitalismo
Seis intuiciones recientes sobre economía digital del conocimiento y lo común

Se diría que, en la economía digital, el factor crítico y lo verdaderamente nuevo no es la idea, sino la existencia de un capital financiero masivo carente de alternativas más rentables.

Últimas

Vivienda
Victoria contra el “banco malo”: recuperado un bloque de la Sareb para cuatro familias

La Plataforma d'Afectades per l'Habitatge i el Capitalisme (PAHC) del Baix Montseny hace pública la ocupación del Bloc Caliu, propiedad de la Sareb, y anuncia que exigirá hogares sociales para las cuatro familias que viven en él. 

Medio ambiente
Turismo de cruceros: buenas noticias para FITUR, malas para el medio ambiente

Organizaciones ecologistas aprovechan la celebración del macroevento del turismo en Madrid —FITUR 2020— para recordar lo que esconden las buenas cifras del desarrollo de la industria de cruceros: sus impactos socioambientales. España lidera la lista de países más contaminados por este tipo de transporte. 

Asturias
Asturies se salvó luchando (y se perdió planificando)

En ausencia de un movimiento regionalista o nacionalista digno de tal nombre, el movimiento obrero se convirtió, en los años 80 y 90, en la gran herramienta colectiva en defensa de los intereses generales de la comunidad.

Humor
Troll a sueldo mínimo

Trigésimo tercera entrega de las viñetas de Mauro Entrialgo para El Salto.

Tecnología 5G
Organizaciones médicas, ecologistas y científicas reclaman paralizar la instalación del 5G

Una resolución del Defensor del Pueblo reconoce que la implantación de la tecnología 5G en España no ha sido objeto de evaluación ambiental previa. Tampoco se ha hecho en el caso del Plan 5G ni de los proyectos piloto derivados del mismo, en los que se va a utilizar una banda de frecuencias para las que aún no se han fijado los límites de exposición seguros.