Especulación urbanística
Una ‘fake news’ derriba el Polígono Sur para convertirlo en Paraíso

El alumnado del Campus Polígono Sur crea la noticia falsa del derribo del barrio con la intención de generar conciencia y debate sobre la realidad de las mal llamadas Tres Mil Viviendas, un territorio física y mentalmente aislado, representado en los medios por la violencia y la exclusión.

Fake Paraiso Sur
Intervención sobre una fachada de un edificio del Polígono Sur, en Sevilla Equipo Campus Polígono Sur

publicado
2019-04-13 11:33

Dirigido a artistas de diferentes disciplinas, el Campus tenía como propósito la puesta en marcha de prácticas artísticas colectivas en el espacio público con el Polígono Sur como ‘leitmotiv’. Este proyecto artístico comprendía dos semanas de formación. Una a través de una plataforma virtual y una presencial a través de jornadas con artistas de contexto, músicos, creadores digitales y expertos en escénica y audiovisual. Las siguientes semanas se dedicaron a la creación y la producción de la obra.

Además de formación y creación, el Campus se propuso como un espacio de reflexión sobre las desigualdades sociales y la distribución territorial de las ciudades. El Polígono Sur se presentaba como una entidad a interpelar, trabajando de forma colaborativa en el desarrollo de propuestas artísticas que debían de dialogar con la realidad del espacio público. Para ello, se invitaron a asociaciones, entidades, y vecinos que mostraron su visión particular del barrio. Hablaron de su historia, sus reclamos y resistencias. Presentaron al barrio como un territorio acotado por barreras, fronteras dibujadas con las vías de tren, la autovía y parques regulados de difícil acceso.

La creación y toma de decisión sobre el contenido y forma de la obra de contexto a realizar se hizo de manera colectiva. A través del diagnóstico propiciado por las voces del barrio y el trabajo de campo realizado, los alumnos decidieron generar una noticia falsa o fake: “Paraíso Sur”.

Paraiso Sur: Arte de contexto en la periferia

Desde un punto de vista artístico-comunicativo la noción de fake recoge un conjunto de prácticas creativas y críticas basadas en la invención de situaciones, falsos personajes y la propagación de historias. Su uso se entiende como un tipo de intervención sobre los mensajes que emiten los medio de comunicación y otras formas de cultura popular con el propósito específico de criticarla. A partir de la ficción, se pretende intervenir sobre la realidad, poniendo en marcha la circulación de relatos en redes sociales y opinión pública, teniendo muy en cuenta a las audiencias. Lo reconocemos ya en episodios de radio, como el de la Guerra de los Mundos de Orson Welles (1938). Es un género clásico y muy utilizado en su formato audiovisual por campañas de ONGs y proyectos de cooperación al desarrollo para atacar los estereotipos negativos de comunidades estigmatizadas.

Un fake tiene éxito si es capaz de crear una distopía posible

Los bulos tradicionalmente se crean y transmiten como potentes unidades de significación que recogen imaginarios posibles, referencias históricas y dan respuesta a situaciones que generan desazón. De la misma manera, un fake tiene éxito si es capaz de recoger estos elementos y crear una distopía posible. Es un mecanismo para quebrar la barrera saturada y caprichosa de las redes sociales, romper el desinterés y poner el foco de atención predisponiendo a la audiencia a tomar partido.

Este es el espíritu que ha motivado la obra Paraíso Sur. El alumnado optó por la creación de este escenario con el objetivo de abrir un debate público sobre la situación del Polígono Sur. El uso de contenidos “compartibles” desde las redes sociales se presentaba como una propuesta adecuada para provocar a la ciudadanía sevillana, que vive ajena a un barrio periférico que ha sido receptor tradicional de población desalojada de otros territorios sevillanos.

Cómo se cuenta un ‘fake’

El fake “Paraíso Sur”, parafraseando las siglas de Polígono Sur, es un proyecto urbanístico exagerado hasta lo grotesco y profundamente arbitrario. Una promotora inmobiliaria anuncia el derribo del barrio hasta convertir la zona en un solar de un millón y medio de metros cuadrados para construir una urbanización de lujo. En este proceso de derribo, se anuncia que los vecinos del barrio serán realojados en otras partes de la ciudad. La promotora anunció a través de una lona en un edificio abandonado cercano a la carretera Su Eminencia el próximo derribo del barrio, y el comienzo de las obras para el 2021.

Al mismo tiempo que se colgó la lona, se lanzaron a las redes (Whatsapp y Facebook) noticias falsas, asemejando a capturas de pantalla, desde diarios locales y nacionales dirigidos a audiencias específicas e indicando mensajes consonantes. Al día siguiente se realizó el spot publicitario de la promotora inmobiliaria que se colgó en una página web creada a propósito usando el nombre de Paraíso Sur. Se creó, a su vez, un correo asociado, un perfil de facebook y se usó el canal de youtube para difundir el spot. Estos materiales estaban apoyados por un supuesto video robado en el contexto de una reunión donde la promotora presentaba a sus futuros inversores la propuesta golosa de un territorio limpio de vecinos sobre el que poder especular.

Entre los logros del fake de Paraíso Sur, hay que destacar varios elementos. En primer lugar, sitúa en el recuerdo cómo esta ciudad tiene una deuda histórica con un barrio que, desde sus mismos comienzos, ha sido receptor de desalojos forzados fruto de procesos continuados de gentrificación - desde sus primeros desplazados de Triana, hasta sus vecinos más contemporáneos, los emigrantes subsaharianos. Es un barrio diverso donde caben todos los que no caben en otro sitio.

Sevilla
Sevilla, la ciudad desigual

A pesar de ser la capital de Andalucía y una de las ciudades más importantes de España, Sevilla tristemente obtiene los primeros puestos en número de barrios con exclusión social.

Otro de los elementos a destacar es cómo el spot inmobiliario pone en valor el territorio presentando características objetivas, como su distancia a 3 kilómetros del casco histórico. Se informa del inminente soterramiento de las vías del tren (reclamo permanente de los vecinos) y la apertura del barrio hacia la ciudad de Sevilla. Por primera vez, el Polígono Sur se muestra en las redes y en los medios como un territorio deseado y deseable. Frente a la imagen estereotipada de exclusión que ha sido sobre-alimentada por la televisión y los medios de comunicación a nivel local y nacional, se habla del barrio de forma distinta. Implícitamente se presenta como posible lo que hasta ahora no lo ha sido: romper las barreras, incluir el barrio en Sevilla, convertir a sus vecinos en ciudadanos legítimos de una ciudad que los rechaza.

El ‘fake’ se explica a sí mismo

Esta obra de contexto ha tenido, a diferencia de la mayoría de los fakes reales, la intención de explicarse frente a las vecinas y la ciudad. Como final del fake, el equipo de trabajo del Campus explicó la acción en la calle a las vecinas y les invitó al cierre de la obra en Factoría Cultural. Esta convocatoria iba también acompañada por un video en las redes, siguiendo los mismos canales por los que se había difundido. Las alumnas del Campus abrieron el debate, y el equipo respondió a las preguntas que las vecinas plantearon.

Como intervención artística, el proyecto quiere apelar a la fragilidad de las ciudades como territorios vivos, donde el interés urbanístico es el único generador de cambios y mejoras. La apropiación de lo público y las fuerzas de la especulación generan desequilibrios, que en el caso del Polígono Sur, ya es hora de restablecer. El cuestionamiento de las políticas urbanas, el papel de las administraciones, la responsabilidad de los medios de comunicación, la inactividad de los ciudadanos ante los abusos históricos hacia este barrio y sus vecinos se han puesto a la luz a través de una mentira que recoge muchas verdades.

Estas verdades, fruto de sus relatos, fueron acogidas por las vecinas presentes, que agradecieron la empatía y valentía del alumnado del Campus. Esa empatía les devuelve esperanza. Les refuerza en su lucha, que por fin no sienten sorda. El auditorio de Factoría Cultural recogió ayer el compromiso firme de vecinas por unirse, ciudadanas valedoras de un barrio que está cansado de ser castigado. El fake rompió fronteras. Se reconocieron en su diversidad personas, payas y gitanas, que, desde posiciones encontradas, entendieron que tenían que crear una voz que reclame un paraíso a su medida y una imagen a la altura de su dignidad.

Relacionadas

Especulación urbanística
Pensar a cidade para todos os barrios
Sacar as aulas á rúa e achegar as realidades urbanas aos espazos onde se forman as profesionais que terán a capacidade de intervir nelas nun futuro.
Especulación urbanística
Forn de Barraca, un símbolo de resistencia

Tras doce días defendiendo el Forn de la especulación urbanística que amenaza la huerta de Valencia, nadie podía imaginar que las fuerzas del orden actuarían el día de las protestas por el cambio climático.

4 Comentarios
#33525 9:16 27/4/2019

Modernos y artistillas haciendo chorradas en lugares que no conocen. No es posible que esa actividad haya salido de las cabezas de las personas que viven en el barrio. No tiene ni pies ni cabeza. No gasteis más dinero público en moderneces absurdas. Utilizad vuestra creatividad apoyar la lucha de las personas residentes. Si sois capaces, si no, dejad a las personas tranquilas.

Responder
1
0
#32977 12:27 14/4/2019

Vamos... un debatazo que ha generado en la ciudadanía... Venga ya... Ha sido una chorrada y no creo que haya servido para mucho más que para crear incertidumbre en algunas vecinas que dudo que les haya molado, y para intentar justificar un proyecto injustificable.

Responder
3
4
#32965 24:02 13/4/2019

No todo vale y esto es una venta de motos. Porqué los artistas no hablan de las reacciones de las vecinas que lo han pasado ciertamente mal. En mi opinión hay que meterles caña a las instituciones y este fake no lo ha hecho. To o lo demás ez retórica barata

Responder
2
2
#32954 16:49 13/4/2019

Payasada.

Responder
3
3

Destacadas

Juicio del 1 de Octubre
Al menos diez heridos en las protestas en el aeropuerto de El Prat contra la sentencia del Procés

Miles de personas han acudido a la convocatoria para colapsar el aeropuerto de Barcelona con motivo de la sentencia de cien años de cárcel a políticos y activistas del referéndum del 1 de octubre.

Juicio del 1 de Octubre
Catalunya se levanta contra la sentencia a los doce acusados del Procés

Tras una concentración a la que al menos han acudido 8.000 personas poco después de conocerse la sentencia del Tribunal Supremo, desde Tsunami Democràtic convocan un bloqueo del aeropuerto de Barcelona.

Referéndum del 1 de octubre
Catalunya no se va, a Catalunya la empujan

Por si no ha quedado claro, dos líderes civiles han sido condenados a nueve años de cárcel por convocar una manifestación sin heridos, una presidenta del Parlament ha sido condenada a 11 años y seis meses por no vetar un debate parlamentario... Catalunya no se va, a Catalunya la empujan.

Juicio del 1 de Octubre
Penas de entre 9 y 13 años para los acusados del 1-0

Junqueras es condenado por el Supremo a 13 años de prisión por sedición en concurso medial con un delito de malversación. Los exconsellers Romeva, Turull y Bassa a 12 años; Forcadell a 11 años y medio; Forn y Turull a 10 años y medio, y Cuixart y Sànchez a nueve años.


Juicio del 1 de Octubre
Adéu, España

Hoy, después de una sentencia que condena a cien años de cárcel a nueve de los doce acusados por el referéndum del 1 de octubre de 2017, una parte de Cataluña se va para no volver.

Juicio del 1 de Octubre
Un exasesor de la ONU tacha la sentencia del Procés de “aberración jurídica”

El jurista Alfred de Zayas, asesor de la ONU hasta 2018, emplaza al Tribunal Europeo de Justicia de Luxemburgo a decidir si España está violando el artículo 2 del Tratado de Lisboa, en el que se expresa que “la Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de derecho y respeto a los derechos humanos.

Últimas

Rojava
Europa decide esta semana su política frente a la invasión de Rojava

Borrell se suma al veto de venta de armas a Turquía, una de las principales receptoras de armamento español, tras la reunión entre ministros de exteriores de la UE celebrada este lunes 14 de octubre en Luxemburgo.  

Ecuador
Lo han vuelto a hacer: el movimiento indígena tumba el ‘paquetazo’ de Lenin Moreno

Doce días de movilización han dado como resultado una nueva gran victoria del movimiento indígena: el presidente de Ecuador Lenin Moreno deroga el polémico decreto 883.

Feminismos
Un Encuentro del feminismo sin fronteras

En Argentina el Encuentro de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries congregó un año más a miles de personas. La 34 edición de esta cita tuvo lugar en la ciudad de la Plata y fue declarada Encuentro “plurinacional” por primera vez respondiendo al reclamo de las mujeres indígenas.  

Biodiversidad
“No es la DANA”: los ecologistas culpan a la agroindustria y las administraciones del colapso del Mar Menor

Ecologistas en Acción exige al Gobierno de la Región de Murcia que “no tire balones fuera” en la crisis medioambiental y señala al sector agroindustrial del Campo de Cartagena y a las administraciones locales, regional y estatal “por no hacer su trabajo”.

Memoria histórica
El Gobierno exhumará discretamente a Franco el día 21 de octubre

Los detalles del operativo se darán a conocer el viernes anterior, es decir, el 18 de octubre. El Gobierno niega que se trate de una estrategia electoral y recuerda que su intención era hacerlo en junio.

Teatro
La santidad o la hoguera: vida y muerte de las místicas de la Baja Edad Media

Las llamaron locas y herejes, las quemaron, y con el paso de los siglos algunas fueron canonizadas. Son las místicas, figuras ambiguas de la Edad Media que desafiaron el patriarcado y se opusieron al incipiente capitalismo.

Movimiento obrero
Aquella madrugada de primavera
Un análisis en forma de relato (empezando por los acontecimientos del 25 de marzo) de lo que supuso la emigración de extremeños al País Vasco en los años 60 para el movimiento obrero vasco
Música
La Polla Records en Madrid. Crónicas de una ciudad

En los tiempos políticos de los buenos chicos, de su nueva moral acaramelada, y de la reacción conservadora, que La Polla reventase en Madrid fue un regalo.

Opinión
Putas: ¿de la prostitución a la proletarización?

Las posiciones prohibicionista, regulacionista y abolicionista de la prostitución aspiran, cada una a su manera, a imponer al conjunto de la sociedad un concepto y una práctica de sexualidad y reservan al trabajo un espacio más amplio que a la libertad.

Colonialismo
Gabriela Rivera: "El 12 de octubre no hay nada que celebrar"
Gabriela Rivera, artista visual y activista del colectivo Resistencia Migrante, participó en la manifestación del pasado 12 de octubre en València y explica a fondo sus reivindicaciones.