Deportes
Amateur y popular, el fútbol gaélico más allá de lo deportivo

Cuando hablamos de "fútbol moderno", hablamos del paradigma socioeconómico y de fenómeno mediático en el que se ha convertido una de las disciplinas deportivas más practicadas del mundo. Ante esta situación, existen contraposiciones ejemplares como las relatadas por Mickaël Correia o Carles Viñas, publicando respectivamente "Una historia popular del fútbol"1 y "St. Pauli, otro fútbol es posible"2.  Sin embargo, existen otras disciplinas, algunas no tan conocidas por el público mayoritario, muy identificadas con la comunidad y la cultura popular como el fútbol gaélico, llevando en sus estatutos la obligatoriedad del amateurismo. Un deporte donde lo colectivo está por encima del individualismo y alejado de las influencias de los palcos de honor.


Fútbol gaélico en Sevilla
Partido de la liga andaluza de fútbol gaélico disputado entre Éire Óg Sevilla y Gibraltar Gaels Daniel Melendro
Miembro del equipo Éire Óg Sevilla

publicado
2019-06-11 18:54

La visión mediática del deporte suele medirse por su espectacularidad y por las millones de personas que atraerá, ya sea la Super Bowl con su minuto de publicidad a precio de oro, la final de la NBA, unas Olimpiadas o cualquier partido europeo de fútbol. Bajo el pretexto de un acontecimiento se han cerrado operaciones inmobiliarias previas a un gran evento, como es el caso de un Mundial, incluyendo el otorgamiento supuestamente irregular a Qatar para organizar la edición del 2022. De repente, cuando nos cuentan que existen deportes con fuertes convicciones populares, dudamos de quien nos lo afirma. Hablamos, por ejemplo, de los deportes gaélicos, disciplinas nacidas hace cientos de años en una isla al norte de la Península Ibérica con uno de los mayores niveles de producción cultural del mundo.

Punto de partida

El fútbol gaélico y el hurling son, indudablemente, los deportes más practicados en Irlanda. Son tan populares que es extraño encontrar a alguien que no sea miembro de la Asociación Atlética Gaélica (GAA, por sus siglas en inglés), entidad encargada de la regularización de estas disciplinas y que alberga a 3000 clubes con más de 400 establecidos fuera del país gracias a la diáspora irlandesa. El fútbol gaélico femenino está coordinado por la Asociación de Mujeres de Fútbol Gaélico (LGFA), mientras que el camogie lo está bajo la Asociación Camogie (CA). Como apunte sobre esta útima, se trataría del hurling practicado por mujeres con normas propias, considerados en todo caso el deporte más rápido del mundo. Todas estas organizaciones trabajan conjuntamente y comparten techo en las instalaciones del estadio Croke Park, en Dublín, el corazón y el alma de los deportes gaélicos tratándose del tercer estadio con más capacidad de Europa, 82300 asientos. Estas disciplinas son jugadas en toda la isla, tanto en los 26 condados de la República de Irlanda como en los 6 restantes que conforman Irlanda del Norte, aún bajo administración británica. A través de los deportes gaélicos puede contarse la fascinante historia de la isla y que, aparte de su marcado carácter social, también tratamos en este artículo.

La GAA como identidad en Irlanda desde su fundación