Coronavirus
Tragedia en las residencias de mayores por el coronavirus: “Hasta este lunes trabajábamos sin mascarillas”

Trabajadoras y familiares alertan de fallas y negligencias en la prevención de la pandemia del covid19 en las residencias de mayores, después de que en pocas horas se revelase la muerte de más de 60 personas ancianas residentes en este tipo de recursos. 

Fachada residencia de mayores
Fachada de una residencia de mayores en Madrid. Álvaro Minguito

“Hasta el lunes trabajábamos sin mascarillas”. Una auxiliar de enfermería de la residencia de mayores Parque Coimbra, gestionada por Edad Dorada Mensajeros de la Paz —la fundación del padre Ángel— atiende a El Salto en medio del caos desatado por el coronavirus en estas dependencias.

Vejez
Residencias en precario

Profesionales, familiares y expertos afirman que la falta de personal es uno de los principales problemas en las residencias de la Comunidad de Madrid, que aún se guían por ratios fijadas en los años 90.

El pasado miércoles 18 de marzo, un goteo de informaciones sobre las residencias de ancianos desplazaba el foco del coronavirus hacia estos recursos. Más de 60 muertes se iban destapando una tras otras en diferentes puntos geográficos. Residencias de Vitoria, de Ciudad Real o de Vàlencia. Y seguían despuntando las instalaciones de Madrid con más de la mitad de los casos.

19 mayores fallecían en la residencia de Montehermoso, en plena Casa de Campo. Al mismo tiempo se apuntaban siete muertes en la residencia de Moratalaz gestionada por el grupo Albertia. Seis ancianos fallecían en la residencia Montserrat Caballé, también gestionada por la fundación del padre Ángel. Y mientras, trabajadoras y familiares advierten de que la ausencia de materiales de protección y de protocolos están detrás de esta epidemia.

El pasado miércoles 18 de marzo, un goteo de informaciones sobre las residencias de ancianos desplazaba el foco del coronavirus hacia estos recursos 

“Hemos estado todo este tiempo sin materiales de protección, entrando y saliendo de la residencia, nosotras y compañeras que doblan en otras residencias. El lunes nos trajeron mascarillas de papel. Me cuentan mis compañeras que hoy han llegado las mascarillas homologadas a mi centro. Pero solo han traído para enfermeras y para doctoras. Nosotras tenemos que ponernos doble mascarilla de papel”, explica la auxiliar de enfermería de Parque Coimbra. “La semana pasada murió una mujer y no sabemos de qué. Nos han mandado que demos paracetamol a 200 personas tres veces al día para que no se desarrollen síntomas”, prosigue indignada.

El miércoles, el padre Ángel, mientras reconocía la muerte de seis mayores en una de sus residencias, pedía ayuda a la Comunidad de Madrid. “La gestión del director del centro está siendo pésima. El fin de semana pasado tuvimos un señor con fiebre y nos dijeron que lo aisláramos en un comedor donde hay 25 personas más. Le pusimos en un rinconcito. Los abuelos y abuelas están unos al lado de otros, no se imponen distancias de seguridad”, concluye.

Sin noticias de dentro

Una de las primeras medidas que tomó la Comunidad de Madrid frente al coronavirus fue prohibir las visitas de los familiares a estas dependencias. Familiares que llevan más de una semana sin poder ver a las y los internos, que se quejan de desinformación y de ausencia de canales de comunicación. Y que desconfían de las medidas de protección que se puedan estar tomando dentro.

“Hemos recibido un email del abogado de la empresa que gestiona nuestra residencia —Parque de los Frailes— asegurándonos de que todo está correcto, los trabajadores tienen sus Equipos de Protección Integral (EPI), que están en contacto con la consejería y que todo está bien”, relata Carmen López, presidenta de la Asociación en Defensa de los Mayores de Los Frailes (ADEMAF). López, quien ya no puede visitar a su madre interna en esta residencia de Leganés, pone en duda tales palabras. “Los familiares estamos totalmente convencidos de que no es así puesto que algunos podemos hablar con los residentes por su teléfono móvil y sabemos que no hay equipos de protección”.

En esta residencia, gestionada por la empresa Aralia —empresa que ha sido sancionada por la comunidad de Madrid recientemente— asegura que no están haciendo las pruebas a nadie y que ya ha habido algún fallecimiento, aunque se desconocen las causas. Y exige canales de comunicación. “Los trabajadores están desbordados y los familiares seguimos sin saber. En la residencia de Isabel la Católica el director ha tomado la medida de enviarles emails a los familiares que tienen correo electrónico. Nosotros les escribimos un email y ni siquiera se han molestado en contestarnos”, se queja.

El escaso porcentaje de residencias públicas y la ausencia de un marco regulatorio favorece la entrada de empresas de todo tipo entre las que estarían ‘compañías piratas’

Como ya publicó El Salto, la externalización en la gestión de las residencias de mayores ha sido una constante en Madrid, siendo una de las comunidades que tiene menos plazas 100% públicas. El escaso porcentaje de residencias públicas y la ausencia de un marco regulatorio favorece la entrada de empresas de todo tipo entre las que estarían ‘compañías piratas’ como Aralia —que fue creada por el empresario Jose Luis Ulibarri, implicado en numerosos casos de corrupción—, grandes multinacionales como Clece —del grupo ACS— Eulen o Sanitas y un nuevo actor que asoma por la puerta con mucha fuerza: los fondos de inversión, como Domus VI que hoy gestiona un buen porcentaje del pastel.

Trabajadoras y familiares denuncian que todo esto se traduce en la precarización de las condiciones de las y los residentes y en una falta galopante de personal. Situación que ha hecho desbordar el vaso ante la crisis del coronavirus. “Hasta el lunes no teníamos desinfectantes para las sillas de baño. Deseadnos suerte porque la vamos a necesitar”, concluye la auxiliar de enfermería de la residencia Parque Coimbra.


Dependencia
Los fondos de inversión desembarcan en el cuidado de mayores

En Madrid existen 426 residencias para la tercera edad, de las que 25 son 100% públicas y 18 tienen su gestión externalizada. El resto son privadas, un pastel que no pasa desapercibido a las empresas que buscan maximizar la rentabilidad del cuidado de personas mayores.

Relacionadas

Opinión
El patriarcado está muerto

Hoy, en medio de la pandemia del coronavirus, el patriarcado está muerto y en descomposición y un bichito ha puesto sus despojos en la periferia, para ver qué sucede cuando la fuerza de la vida y la muerte se ponen en el centro de la convivencia.

Coronavirus
Cancelar las deudas para hacer frente a la crisis del Covid-19

Más de 150 organizaciones sociales de todo el mundo se unen en un llamado internacional por la cancelación de las deudas de los países empobrecidos como parte de las estrategias para que estos puedan hacer frente a la crisis del Covid-19.

2 Comentarios
#50443 22:36 19/3/2020

< Los ancianos viven demasiado >, Christine Lagarde 2.015
Christine Lagarde - Directora General del FMI (2011/2019) y actual Presidenta del BCE.

Responder
1
1
#50720 17:27 20/3/2020

Madre mia , he visto el vídeo de esta descerebrada y me ha dado pánico, realmente la izquierda es así?
Deberían de expulsarla, por que si no......., todas pensaremos que Podemos no nos representa, tengo madre y padre

Responder
0
0

Destacadas

Coronavirus
Los mil obstáculos para acceder a las ayudas de vivienda

Asociaciones de consumidores y el movimiento por la vivienda denuncian que el “escudo social” frente al covid19 no está funcionando como debería. La burocracia, las dificultades añadidas en tiempos de confinamiento, la brecha digital y unos requisitos “excesivos”, según denuncian, hacen que buena parte de las personas que las necesitan no puedan acceder a las ayudas.

Coronavirus
Antigitanismo y emergencia económica: la crisis sanitaria se ensaña con el pueblo gitano
El colectivo gitano llega a su Día Internacional denunciando el recrudecimiento de discursos estigmatizantes y prácticas discriminatorias durante la crisis del covid19. También señalan cómo la situción económica de gran parte de la población gitana está en una situación límite a causa del confinamiento.  
Coronavirus
Los grupos de apoyo mutuo plantan cara a la crisis del coronavirus

Las iniciativas en Sants, Ciutat Vella, el Raval o el Poble Sec beben directamente de la experiencia de las plazas durante el 15M. En este último barrio se ha generado una red de apoyo de 500 personas. El Sindicato de Manteros cose material sanitario mientras en Nápoles funcionan iniciativas para pagar la compra a los vecinos que lo necesiten.

Economía feminista
Jule Goikoetxea: “En una economía feminista, el cuidado sería obligatorio y rotatorio”
Profesora de ciencia y teoría política en la Universidad del País Vasco, esta experta en gestión pública dice estar cansada estos días de leer opiniones socioeconómicas y políticas “infumables” a raíz del covid-19 y defiende una república feminista.
Música
Chicho Sánchez Ferlosio: pasado y presente de un legado contestatario

Cigarro en mano y guitarra bajo el brazo, José Antonio Sánchez Ferlosio, conocido popularmente como Chicho, compuso decenas de canciones de historia viva repletas de libertad, denuncia e ironía que desde los años 60 se han incrustado en el imaginario colectivo de varias generaciones.

Opinión
Caracoles en cuarentena

Hace un mes que mi hija perdió la mayor parte de sus referencias. En su lugar, llegaron otras. Ahora, a los dragones les ponen multas. A ella, su madre le miente a la cara diciendo: “Todo irá bien”.

Andalucía
Rechazo social al “decretazo” de la Junta de Andalucía
Ecologistas, sindicatos, consumidores, pymes y expertos en Derecho lamentan el contenido del decreto-ley convalidado en el Parlamento andaluz que modifica 27 normas y reduce controles en sectores sensibles.
Coronavirus
Encarnación Burgueño, la gestora de la crisis de las residencias casi sin experiencia sociosanitaria

María Encarnación Burgueño, hija del artífice de los planes privatizadores en la sanidad madrileña, mantiene su currículum en Linkedin, que se resume en tres áreas: teleoperadora, jefa de ventas y directora de desarrollo y proyectos en una consultoría.


Últimas

Opinión
El patriarcado está muerto

Hoy, en medio de la pandemia del coronavirus, el patriarcado está muerto y en descomposición y un bichito ha puesto sus despojos en la periferia, para ver qué sucede cuando la fuerza de la vida y la muerte se ponen en el centro de la convivencia.

Agroecología
600 organizaciones piden salvar la producción agroalimentaria de pequeña escala

600 colectivos exigen que se revise el cierre generalizado de los mercados y ferias agroalimentarias de proximidad ante lo que consideran una interpretación “excesivamente restrictiva” de las prohibiciones decretadas por el Ejecutivo estatal ante la pandemia del covid19.

Migas
El menú del día

Hacer la compra, bajar a la tienda, como quien burla un encierro y recobra su libertad. Pero, ¿cómo se viven estos días raros trabajando de ese otro lado? Desde la panadería de un hipermercado vizcaíno, aquí van unas pequeñas anécdotas, migas cotidianas, para alimentarnos y entretenernos mientras dure esta pandemia.

Maltrato animal
Salvar al ternero Pepe
La Conselleria impide rescatar a los animales de una granja escuela clausurada, a pesar de la voluntad de la granja escuela y el santuario de colaborar.
Coronavirus
Europa recurre a los ERTE y la UE se divide en las primeras semanas de la crisis económica provocada por el covid19

Los países europeos coinciden en las primeras medidas para tratar de evitar el colapso económico, pero se muestran distanciados en torno a las soluciones a medio plazo. Hoy, martes 7 de abril, el Eurogrupo se reúne y discutirá la posibilidad de mutualizar las deudas como piden los países del sur.

Confines del suroeste
Éramos

Ni inteligente, ni siquiera bueno; había que ser un valiente explorador (colonial) en la necesaria selva del capital, el ecosistema complejo definitivo, el orden natural.