Ciudad marca
Una melé contra Bilbao

El modelo de ciudad del binomio PNV-PSE promueve el enriquecimiento de unos pocos empresarios mientras que la mayoría de vecinas no huelen los beneficios de los grandes eventos.

Bilbao Rugby
San Mamés durante las finales europeas de Rugby celebradas en Bilbao Wikimedia Commons

publicado
2018-05-16 13:44:00

El pasado fin de semana y tras un bombardeo mediático e institucional sobre sus beneficios llegaron las finales del Rugby Europeo a Bilbao. Un evento que despertó el interés de muchos vecinos y vecinas, no tanto por el deporte en sí, si no por el impacto económico que vendían los grandes medios de Bizkaia y los representantes políticos del PNV y del PSE.

Semanas antes del evento nos hablaban de los 100.000 turistas que iban a llegar, la total ocupación hotelera, los litros de cerveza que se iban a beber, el impacto económico y los puestos de trabajo que se iban a crear… Habían chutado a palos antes de que el árbitro pitara el golpe de castigo.

Una vez transcurridas las finales, y aunque los que vaticinaban el cielo se lo han callado, los hechos han dado la razón a los que hemos criticado el modelo de ciudad que quiere impulsar el tándem PNV-PSE en Bilbao, consistente en una política que en vez de buscar un trabajo digno para las jóvenes de los barrios, se dedica a promocionar, a base de talonario con dinero público, un puñado de eventos al año —MTV, BBK Live, conferencias…—, en los que se contratará un par de días a jóvenes con unos sueldos miserables, y muchas veces sin contrato o sin respetar el convenio. Unos jóvenes que vendían cañas y cubatas a 5€ y 10€, mientras les pagaban la miseria de 8,5€ la hora. Algunos gobernantes alardearán después de haber creado miles de puestos de trabajo al año, aunque fuesen solo de un par de horas.

Ciudad marca
Este es un gran año en el Gran Bilbao. Y ya van…
1
Bilbao se convertirá en la sede de la 25ª gala de los MTV-Awards, el penúltimo reclamo para el turismo, la inversión y el consumo de masas. Siempre habrá en Bilbao alguien que pague… o quien la pague

El modelo de ciudad de Bilbao, mediante estos eventos, promueve el enriquecimiento de unos pocos empresarios —un claro ejemplo es el sector hotelero que ha multiplicado el precio de las habitaciones—, mientras que la mayoría de bilbaínos ni olemos los beneficios de estos actos. Un impacto edulcorado por los medios afines al PNV y los empresarios favorecidos, que vendían las finales como el paraíso del negocio hostelero y que ahora esconden las opiniones y críticas de los taberneros, que niegan que haya sido tal.

Bajo la bandera del libre mercado, desde el ayuntamiento, la diputación y el Gobierno vasco se quejan ahora de que los empresarios hoteleros hayan multiplicado los precios de los habitaciones, llegando el fin de semana hasta los 1200€ por dos noches en un 3 estrellas, una actuación que, ante los quejidos del señor Aburto, va a ser investigada por el tribunal de la competencia para saber si ha habido un acuerdo entre las cadenas hoteleras para pactar el precio. El ayuntamiento y el Gobierno vasco aparecen ahora como el sheriff del Far West avisando a los empresarios de la hostelería que el enriquecimiento está bien, pero que la avaricia puede romper el saco. Han creado un engendro y no saben como pararlo. La ciudad frankestein está en marcha.

Ciudad marca
Bilbao, ¿la capital o ‘El Capital’?

La mejora estética y remodelación urbana de Bilbao, exigidas por el capital global, tienen precio: convertir en privados los espacios de una ciudad que antaño eran comunales porque eran eso, barrios.

Lo que la mayoría de bilbaínas estamos viendo es la precarización y la explotación laboral cada vez más descontrolada y salvaje a la que nos condenan algunos señores de traje en este “Nuevo Bilbao”, la “Mejor Ciudad del Mundo” según no sabemos quién.

La terciarización y la turistificación no trae más que precariedad, eventualidad y pobreza. Unos precios en la vivienda de récord, prácticamente inaccesibles hasta para las jóvenes que trabajan. Una generación —que se suponía “la más preparada”— condenada a una involución de derechos laborales y sociales sin precedentes. Barrios que están siendo literalmente comprados por fondos de inversión para aprovecharse de la ola del turismo, expulsando a sus vecinos a otros barrios y pueblos. Zonas que no ven, ni de lejos, los “beneficios” de estas políticas del PNV-PSE.

Pero ante esta situación los y las vecinos de Bilbao no nos pensamos quedar paradas. Somos muchas organizaciones vecinales y sociales las que venimos denunciando las políticas del ayuntamiento, que busca el enriquecimiento de unos pocos a costa de los demás. El pasado 28 de abril cerca de 200 organizaciones salimos juntas a la calle para reivindicar que otro Bilbao es posible, y somos muchas las que día a día luchamos desde diferentes ámbitos contra este modelo del Bilbao neoliberal: desde las asambleas contra la precarización laboral, desde las asociaciones de los barrios, desde los centros autogestionados, asambleas feministas, desde los Gaztetxes, las asambleas contra eventos como el MTV…

Un mensaje queda claro: los que querían un Bilbao dormido, bien dominado por los intereses del capital, no lo van a tener fácil.

Relacionadas

Urbanismo
Paisaje Transversal, o cómo expandir la participación ciudadana en el urbanismo
La oficina de innovación urbana Paisaje Transversal publica ‘Escuchar y transformar la ciudad’, un libro que plantea cómo abordar las problemáticas las ciudades desde una perspectiva integral y participativa, combatiendo además la desigualdad.
Ciudad marca
Barcelona, un laboratorio para experimentar con la soberanía digital
La rentabilidad de los gigantes tecnolígicos ya no procede de la venta de hardware, sino de los servicios computacionales en la nube.
Ciudad marca
‘Smart City’ significa ‘ciudad privada’
6

No hace falta especular sobre el futuro de Madrid para entender la manera en que las ciudades se van a ver expuestas a los delirios privados de los gigantes tecnológicos.

2 Comentarios
#16355 16:50 17/5/2018

Idem para Ñoñosti, la ciudad-playa y parque temático del pincho, en la que cada año vienen mas manadas de guiris que saturan playas y calles haciendo la ciudad intransitable. ¿Cuando llegará la nueva gran subida del precio de la gasofa? El colapso que viene, el turismo se irá a otros lugares y el monocultivo turístico dejará un gran desastre económico-social.

Responder
4
1
Mertxe 12:37 17/5/2018

Muy buen texto. Bilbao se ha transformado una neoliberal ciudad-granja sin alma bajo el modelo PNV-PSE.

Responder
5
1

Destacadas

Banca
El miedo a las comisiones bancarias

La pérdida de confianza en las entidades financieras es recurrente desde que ocurrieron cosas como la estafa de las preferentes o el rescate bancario, y esta desconfianza incluye a la banca ética.

Humor
‘Ideología intrafamiliar’

Nueva entrega de las colaboraciones especiales de Mauro Entrialgo para El Salto

Gordofobia
Magdalena Piñeyro: “Creo en el poder de lo colectivo para sanar la vida gorda”

La activista y escritora acaba de publicar 10 gritos contra la gordofobia. Grita porque, dice, ya está cansada de responder con argumentos a los mismos juicios sobre las personas gordas.

Culturas
Un ‘selfie’ en Chernóbil

El selfie es la representación de una historia, de cada una de nuestras historias. Y, por lo tanto, forma parte —es un hilo— de los telares de la historia. La historia misma es una representación, al igual que el selfie.

Últimas

Tribuna
Construir la Europa fortaleza: muros, aislamiento y narrativas de odio

La frontera continúa siendo un instrumento de los privilegiados, un síntoma de la cartografía de la desigualdad global que nos rodea. Nueve países de la Unión Europea han construido muros para impedir la entrada de personas migradas.

Accidentes laborales
La invisibilización de los accidentes laborales

Los accidentes de trabajo son los causantes de más de 600 muertes al año en España, un drama que es sistemáticamente silenciado desde el núcleo de poder debido a la amenaza que supondría para los cimientos del modo de producción capitalista la concienciación ciudadana sobre este asunto.

Opinión
¿Qué retos tenemos las jóvenes en el próximo ciclo político?

La juventud actual, en un sentido amplio del término, somos una generación criada en la crisis económica y consciente de que no vamos a salir de ella.

Autodefensa feminista
Tengo resaca
En recuerdo a la víctima de "La Manada" tras la sentencia de violación emitida el pasado viernes por el Tribunal Supremo.