Multan con 7.200 euros a activistas antiespecistas por una protesta pacífica en Donostia

El colectivo Askekintza denuncia la aplicación de la Ley Mordaza por una acción contra la exposición de una cerda en una jaula durante las fiestas de Santo Tomás

Askekintza Santo Tomas
Agentes de la Guardia Municipal de Donostia desalojan a los activistas de Askekintza. Foto: Askekintza

publicado
2018-05-16 11:18:00

El colectivo Askekintza denuncia que 12 activistas han sido multados con 7.200 euros bajo la aplicación de la Ley Mordaza. Esta sanción ha sido impuesta por la protesta pacífica que se llevó a cabo el pasado 21 de diciembre durante la fiesta de Santo Tomás en Donostia, donde varias personas bloquearon la jaula donde se iba a exponer una cerda.

Antiespecismo
Las víctimas de Santo Tomás
El colectivo antiespecista Askekintza denuncia con una acción en Donostia la explotación animal con motivo del Día de Santo Tomás

Precisamente en el mismo lugar donde se realizó la acción sancionada, tanto Askekintza como el colectivo Eleak Mugimendu realizaron ayer una rueda de prensa para denunciar la aplicación de la Ley Mordaza y revindicar que “no se puede aceptar que un animal pueda ser expuesto como un mero objeto durante 12 horas”. “En un principio estuvimos intentando reunirnos con los integrantes del ayuntamiento para poder tratar este tema", explicaron, y añadieron que "al no recibir una respuesta decidimos realizar esta acción pacífica”. “La verdad que no duramos mucho porque la policía municipal vino con muchas ganas para quitarnos”, explicaron los activistas.

Desde Askekintza afirmaron que no creen que el recurso pueda conseguir nada, y por ello han abierto una cuenta para que la gente pueda ayudar a sufragar la multa. También anunciaron que acudirán a algunos plenos para explicar su situación.

Antiespecismo
“En el futuro el especismo será tan cuestionado como otras formas de discriminación”

Activistas por los derechos de los animales visitan un matadero con el fin de mostrar el final que padecen los animales criados para el consumo humano. Hablamos con Diego, portavoz de uno de los colectivos participantes, para que nos explique las motivaciones que hay detrás de esta visita.

Relacionadas

Libertad de expresión
Tres años de leyes mordaza
Cuando la ley mordaza cumple tres años, los artistas denuncian la censura y la falta de libertad de pensamiento y expresión crítica.
La Rioja
Bretón se despide
Salvo sorpresas, el Delegado del Gobierno en La Rioja Alberto Bretón será cesado hoy por el Consejo de Ministros, que nombrará a José Ignacio Pérez Sáenz
Burorrepresión
AKAB, abogadas “para empoderar al movimiento popular”

El nacimiento de Askatasun Kolektiboetarako Abokatuak se viene gestando tras el Askegune de 2015 en Gasteiz con el objetivo de dotar al movimiento popular de un instrumento frente a la represión en forma de multas, impunidad o juicios

5 Comentarios
#16247 8:01 17/5/2018

¡¡Basta ya de explotación animal!! ¡¡Basta ya de mordazas!!

Responder
1
0
Sensato 1:12 17/5/2018

Tratan de sabotear un evento porque va contra sus principios y se quejan cuando la policía les desaloja. Si por ellos fuese viviríamos en la dictadura que dicta su propia moral. Por suerte no es así.

Responder
0
3
#16246 8:00 17/5/2018

No se trata de que vaya contra sus principios sino que va contra toda clase de ética y empatía. Me sorprende (no sé por qué) ver por aquí de vez en cuando a amigues de la policía.

Responder
2
0
#16188 13:04 16/5/2018

El ay-untamiento envia a la Guardia Pretoriana o Municipal a reprimir a jovenes amigos de los animales, en cambio cuando unas bestias pardas quemaban contenedores de basura orgánica, o tiraban la basura por las calles, entonces la policia silvaba y miraba hacia el cielo. No hubo multas, ni detenciones, las bestias pardas tenían carnet de alguno de los grandes partidos clientelares. Asi es...

Responder
1
19
Jon 9:51 16/5/2018

El ayto. de Donostia empleando su brazo armado contra la protesta pacífica.
Tolerando tanto a unos, a otros tan poco.
Estos arrebatos de totalitarismo violento me avergüenzan.
Estamos en el siglo XXI. Dejen de apoyar, permitir y alentar la tortura animal. Y si no lo van a hacer, dejen que la ciudadanía se exprese y proteste. Lo que hacen es fascismo.

Responder
10
27

Destacadas

Sanidad
El nuevo Gobierno andaluz arranca mandato entre movilizaciones por una sanidad pública de calidad

El colectivo farmacéutico aplaude la suspensión de la subasta de fármacos y los sindicatos de médicos y enfermería celebran la propuesta de equiparación salarial del nuevo Ejecutivo andaluz. Críticos como el doctor Jesús Candel o la confluencia Adelante Andalucía recelan de las propuestas que pueda poner en marcha la nueva Junta de Andalucía.

Extractivismo
2019, la agonía de la minería de carbón

Con el fin de las ayudas de la UE, la mayoría de las explotaciones del Estado español se ven abocadas al cierre. La actividad, que en 1990 daba trabajo a 45.000 personas, apenas emplea hoy a unas 2.000. Los expertos recuerdan lo insostenible del sector en materia de emisiones.

Grecia
De postre, Macedonia

La extrema derecha griega ha visto en la “cuestión macedonia” la vía para recuperar el terreno que ha perdido desde 2013, el año en el que comenzó la persecución de Amanecer Dorado tras el asesinato de Pavlos Fyssas.

Música
Democrazy, los nadie siguen danzando

La historia del grupo Democrazy es la de una reunión de viejos conocidos para volver a tocar música. También la de un artefacto creado para intervenir en la realidad. Y, por último, la de la victoria del deseo sobre la necesidad, según explica su cantante, Ángel Luis Lara.

Literatura
Cristina Morales: “El ciudadano es el nuevo súbdito”

La novela Lectura fácil (Anagrama, 2018) aborda desde una perspectiva radical las posibilidades de rebeldía de las personas declaradas discapacitadas por el sistema neoliberal.

Crímenes del franquismo
Las tres muertes de Enrique Ruano
1

Hoy hace 50 años, moría a manos de la Brigada Político Social, la policía política de la dictadura franquista, el estudiante y militante del FLP, Enrique Ruano Casanova. Un claro caso de tortura policial, de manipulación informativa y de impunidad judicial.