“En el futuro el especismo será tan cuestionado como otras formas de discriminación”

Activistas por los derechos de los animales visitan un matadero con el fin de mostrar el final que padecen los animales criados para el consumo humano. Hablamos con Diego, portavoz de uno de los colectivos participantes, para que nos explique las motivaciones que hay detrás de esta visita.


publicado
2018-02-11 07:45:00


La asociación aragonesa por los derechos animales Promoviendo el Veganismo y el fotógrafo Tras los Muros visitaron un matadero de Aragón con el fin de mostrar el final que padecen los animales criados para el consumo humano, que en palabras de los activistas "es el mismo fin, independientemente de si proceden de una granja industrial o ecológica".

El colectivo aragonés es crítico con las medidas legales que se centran en reducir el sufrimiento de los animales, declarando que "la legislación de bienestar animal puede ser positiva en casos concretos por aminorar parte del dolor y del estrés que padecen los animales, pero seguirá existiendo un alto grado de sufrimiento", añadiendo además que "considerar que un animal es un recurso económico, de entretenimiento o alimenticio siempre es maltrato animal".

Desde esta asociación, fundada en Zaragoza en 2009, recuerdan que "la esclavitud animal basada en la ideología especista no difiere de la esclavitud humana apoyada en la mentalidad racista" y consideran que "en un futuro cercano el especismo será tan cuestionado como las restantes formas de discriminación”.

Visita_a_matadero

Hablamos con Diego, portavoz de Promoviendo el Veganismo, para que nos explique los motivos de su visita al matadero y le preguntamos por el vídeo que han elaborado, del que nos cuenta que "muestra el grado de opresión que sufren los animales por una preferencia alimenticia, transmitiendo mediante imágenes el miedo y el dolor de estos animales". Tal como explica: "Dentro del matadero, también podemos ver al grupo de activistas que han ido a documentar lo que allí ocurre. Sus gestos reflejan la impotencia y la frustración por no poder detener lo que ahí está ocurriendo. Finalmente, ya fuera del matadero, tres de las activistas nos envían un mensaje que empuja a la reflexión y a la lucha por la igualdad".

¿Qué os hace ir a ver estas imágenes en directo, aún sabiendo lo que ibais a encontrar?
Visitar un matadero no es agradable para cualquier persona empática, menos aun si esa persona considera que lo que está ocurriendo ahí es una injusticia basada en prejuicios. Pero la lucha contra la injusticia requiere de sacrificio personal.

Para quienes queremos mostrar a la sociedad las consecuencias que implican sobre los animales determinados hábitos cotidianos, acceder con cámara en mano a los centros de explotación resulta cada vez más complicado. Nuestra obligación como movimiento es aprovechar el momento y documentar esta realidad mientras sea posible hacerlo.

En ocasiones pensamos que este tipo de documentos son excepciones, que lo habitual es que los animales a los que se explota no sufran, pues estarían protegidos por la legislación... ¿Es puntual este sufrimiento que vemos en algunos vídeos?
Hemos estado en muchos mataderos. Hemos visto cómo matan vacas, cerdos, pollos, conejos, ciervas, perdices, patos, caballos y corderos. Todos son iguales. Lo que ocurrió en la visita de este matadero en concreto no fue excepcional. Pensemos que incluso en el hipotético caso de que los animales pudieran vivir sin sufrir en las granjas, el final sería el mismo, y es éste. Nadie quiere que le maten, aunque sea sin dolor.

Nos desarrollamos como personas en un sistema en el que los animales de otras especies son valorados en función de los beneficios que aportan al ser humano o al ecosistema. Aquellos considerados perjudiciales deben ser eliminados, mientras que los beneficiosos pueden ser explotados. Esa es su función. No se plantea el valor intrínseco de los individuos.

Cuando este sistema nos beneficia, es complicado reconocer nuestros privilegios y asumir que la forma en la que tratamos a los demás animales es injusta y no se limita a casos puntuales, sino que afecta a todos los animales explotados. El 8 de marzo viviremos la primera huelga general feminista de nuestra historia. Al día siguiente, en nuestros trabajos, escucharemos las excusas: “las huelgas no cambian nada”, “es una decisión personal”, etc. Lo mismo ocurre con la cuestión animal. Es más cómodo buscar excusas que hacer esfuerzos. Como activistas debemos utilizar el debate social que generan sucesos especialmente llamativos para mostrar que son la consecuencia de una sociedad especista y que es, por tanto, esta ideología lo que se debe cuestionar.


LEER MÁS: ¿QUÉ SE ESCONDE TRAS LOS MUROS DE LOS MATADEROS?


Hay personas que lo pasan mal al ver imágenes de animales sufriendo pero piensan que es imposible dejar de consumir a otros animales y que la solución es asegurar que se evite el maltrato.
Es un hecho incuestionable que se puede vivir perfectamente sin consumir productos animales. Quienes defienden esta necesidad suelen referirse a épocas prehistóricas o a situaciones en las que nos encontramos sin alimento con un animal en una isla desierta. Pero antes de plantearnos qué haríamos en esas situaciones irreales, debemos reflexionar sobre lo que estamos haciendo en nuestro contexto real.

Cambiar este sistema va a requerir mucho esfuerzo. También es complicado erradicar otras formas de discriminación y opresión como el sexismo, el racismo, la gordofobia, la transfobia o el capitalismo. Esto nos lleva a una pregunta profunda que hace referencia a qué papel creemos que debemos tener en el mundo, si queremos conformarnos con la sociedad en la que vivimos o si queremos transformarla en otra más justa.

Visita_a_matadero_3

Ahora que la gente comienza a saber lo que hay detrás de la industria cárnica, ¿cuáles serían para vosotros los siguientes pasos para ayudar a los otros animales?
La liberación animal encuentra dos obstáculos importantes en su avance. La mayor parte de la población, consciente o inconscientemente, se beneficia y es partícipe de la explotación animal. Además, en este caso, el grupo oprimido no tiene capacidad de defender sus intereses, sino que depende de la solidaridad de quienes forman parte del grupo opresor. Como consecuencia, nuestro movimiento va siempre un paso por detrás de otros movimientos de liberación, tanto a nivel teórico, como práctico.

La responsabilidad de nuestro movimiento supone que cuestionemos constantemente nuestra forma de presentar los hechos y nuestros argumentos, para propiciar el avance social. Cómo hacerlo de la forma más eficiente posible supone un debate intenso sobre numerosas variables. Abandonar el uso de productos animales es el paso inicial, y a partir de ahí valorar qué capacidades personales podemos aportar para acabar con el especismo, sin perder la transversalidad que nos une a otros movimientos sociales igualitarios de los que muchas veces también formamos parte y debemos aprender.

Antiespecismo
Cinco cosas (o más) que no sabías sobre el veganismo
Existe una sensación de que cada vez hay más veganos, pero los hechos son crudos: día a día se incrementa el consumo de cuerpos de otros animales.
¿Estáis de acuerdo con perspectivas como la de la filósofa Corine Pelluchon, que afirma que "la lucha contra la explotación animal tiene dos plazos: uno largo, cuya meta es el fin de la explotación, y uno corto en el que hay que tomar una serie de decisiones para mejorar la suerte de los animales y emprender la transición a una sociedad más justa con ellos"?
Es un debate que se ha dado en otras muchas luchas. Por un lado hay quienes defienden que, hasta lograr la igualdad, debemos aceptar cualquier avance en esa dirección. Frente a esta postura hay quienes afirman que estos pequeños avances sirven para evitar cuestionamientos profundos y, por tanto, afianzan la explotación. Desde nuestro punto de vista hay ejemplos válidos que sustentan ambas posturas. Cada avance debe, por tanto, estudiarse de forma aislada, valorando las consecuencias del mismo de la forma más objetiva posible. En cualquier caso, nuestro movimiento nunca puede renunciar a transmitir la idea de que los demás animales (salvo excepciones) también son sintientes y que, por tanto, sus intereses deben ser considerados igual. Debemos encontrar la forma de transmitir a la sociedad que los argumentos contra el especismo son similares a los argumentos contra cualquier otra forma de discriminación.

Promoviendo_el_veganismo_matadero_1
Activistas organizan visita a un matadero de Aragón Promoviendo el Veganismo Aitor Garmendia (Tras los Muros)

¿Qué pueden hacer aquellas personas que observan este tipo de imágenes con horror?
Visualizar imágenes de explotación animal no es suficiente si no cuestionamos nuestra parte de responsabilidad en los hechos.
Hay un momento en El cuento de la criada en el que Defred, la protagonista, suplica a una potencial aliada que no sienta pena por ella y que haga algo para acabar con la esclavitud que sufren parte de las mujeres en la sociedad ficticia planteada por Margaret Atwood.
Si los animales que vimos en aquella visita pudiesen hablar en el vídeo, creemos que dirían algo similar: "No lo sientas, haz algo".

20 Comentarios
#8427 23:40 13/2/2018

Llevaba bastante tiempo pensando en hacerme vegetariana que no vegana y por fin me he decidido porque a parte que no me gusta mucho la carne no puedo soportar ver un animal sufrir para poder alimentarme.detesto todo lo que sea el sufrimiento animal.si todos tomásemos conciencia de eso seguramente habría menos sacrificios y menos sufrimiento.entiendo que haya gente que le guste comer carne pero deberían respetar más el sufrimiento del animal y hacerlo de una manera que no sea tan cruel.entiendo que somos omnívoros y debemos alimentarnos de todo,porque es ley de vida.pero respetemos la vida de estos animales que también sufren y sienten.

Responder
2
1
#8556 14:28 16/2/2018

Si realmente estas pensando en dar el paso, y especialmente si lo haces por cuestiones éticas, deberías considerar el veganismo. No hay menos sufrimiento en un vaso de leche, un trozo de queso o una tortilla que en un muslo de pollo o una hamburguesa de ternera. En lo que a la explotación animal se refiere no existen grises; se es partícipe o no, y para no serlo la única manera es el veganismo. Si necesitas ayuda en el proceso o quieres más información, hay muchísimos grupos en redes sociales que estarán encantados de ayudarte. Si prefieres informarte por tu cuenta (lo cual creo que es conveniente de base), te dejo este link en lo referente a cuestiones éticas: http://es.abolitionistapproach.com; y este para ayudarte si decides dar el paso: http://www.howdoigovegan.com.

Responder
4
2
#17423 10:20 28/5/2018

Hola, valoro tu crítica constructiva, pero disiento de ser tan tajante en tu respuesta. La chica está dando un paso grande y me parece erróneo decirle que su paso no vale de nada si no se hace vegana. Porque permite que te diga estamos comparando dieta omnivira con vegetariana y no, no es lo mismo. Como no es lo mismo presupongo que tu respuesta está errada ya que su consumo de productos animales será mucho menor. Y sobre todo hay que saludar con amabilidad los pasos en la buena dirección.

Responder
1
0
#17422 10:15 28/5/2018

Tienes mi apollo. Por algo se empieza, y ser vegetariana es muy fácil.

Responder
1
0
El pastor 12:32 12/2/2018

Urbanitas...
https://aliciaatravespantalla.blogspot.com.es/p/ecologia-soberania-alimentaria.html?m=1

Responder
6
0
#8246 15:20 11/2/2018

Por supuesto que hay que combatir a la industria cárnica, pero qué visión más eurocéntrica, id a decirle a los ganaderos de las praderas africanas (dónde no se puede sembrar) que dejen de consumir carne. En fin, lo de siempre, ideología donde debería haber fuerza transformadora. El problema no es consumir carne, es la cantidad que de ella se consume y los métodos de la industria cárnica.

Responder
25
11
#8250 16:18 11/2/2018

La ideología por defecto (la carnista) no deja de ser una ideología...

Responder
6
28
Alberto H 18:56 11/2/2018

Comer dentro de las opciones que nuestra biología nos permite no es ideología, otra cosa es que se quiera definir que comer carne no es natural en el ser humano, en cuyo caso la historia y la antropología ni el sentido común no están del lado de tal afirmación. No deberíamos confundir ética con naturaleza.

Yo detesto el sistema de producción de carne, pero eso no me impide entender nuestra naturaleza adaptativa y plural como seres humanos, que dependiendo de donde sean, hacen lo que el medio les permite hacer. Yo vivo en el bosque como agricultor, y como animales de mi entorno y nunca de granja ni producción industrial ni no "libres". Soy más sostenible que muchos veganos de ciudad, de eso no tengo duda, y ni me siento asesino de nada, la naturaleza no es asesina.

Responder
19
7
#8325 19:23 12/2/2018

Hay pruebas más que evidentes de que el consumo de carne y lácteos es perjudicial para la salud, hay un jugador de fútbol muy bueno llamado Messi cuya dieta está basada en productos veganos. Llama la atención que es uno de los jugadores con muchos menos problemas musculares que la media, y de hecho, desde hace ya algunos años no ha padecido apenas lesiones de este tipo. Yo como deportista me llamó la atención y quise probarlo ya que el año pasado sufrí 6 o 7 sobrecargas musculares en los isquiotibiales. Hace 7 meses que dejé de comer carne y a día de hoy llevo 0 sobrecargas no solo en dicha zona sino en toda la musculatura, gané 2 kilos de peso(no graso) y tardo en hacer la digestión mucho menos que comiendo carne. Le recomiendo que lo pruebe si no es por los animales aunque sea por su propia salud (como hice yo). Un saludo

Responder
1
3
#8326 19:33 12/2/2018

Que consideres que haces menos daño que otros ok si eso es para ti suficiente pero no confundas tu naturaleza ni confundas a los demás. El.ser humano en sus inicios era recolector y carroñero, no cazador. La sedentarizacion lo hizo más consumidor de proteína animal, lo siguiente de la historia hizo el resto, es nuestra costumbre no nuestra naturaleza.

Responder
1
4
Anónimo 7:12 12/2/2018

Si hay alternativas que consiguen que nadie tenga que morir o estar esclavizado, entonces elegir la opción que esclaviza sí que forma parte de un sistema de ideas.
Otra cosa es que a ti no te beneficie y no quieras reconvertir tu negocio. Nuestra biología nos permite alimentarnos sin comernos a los otros animales con más salud y contaminando menos. ¿Que no mezclemos ética y naturaleza? ¿Eres muy natural e instintivo, te comes a los animales crudos, o cómo?

Responder
4
18
#8280 7:33 12/2/2018

Qué pena que en vez de enfocaros en atacar a la industria cárnica queráis hacer de curas e imponer una moral. Qué asco ya de la izquierda moralista que nos inunda

Responder
14
2
Anónime 8:02 12/2/2018

Uhh, qué moral tan chunga, la de no querer hacer daño a seres que sienten! Mira que querer imponer esa salvajada..... Ya les vale, malditos izquierdosos, son peores que Hitler! XD LOL XD LOL XD

Responder
2
13
#8251 16:19 11/2/2018

El problema sí es consumir carne si eso supone consumir seres que sienten y sufren...

Responder
7
29
#8324 19:07 12/2/2018

Pues yo tengo lombrices y las sientos... las muy cabronas son unas pedazo de fascistas

Responder
1
1
#8255 18:00 11/2/2018

Tranquilas, el capitalismo ya os ha escuchado y va a resolver el problema con la carne artificial, las rudas costumbres obreras serán eliminadas
http://www.eldiario.es/economia/industria-toma-serio-carne-limpia_0_738426277.html

Responder
16
5
#8253 17:38 11/2/2018

Pijos universitarios atacando las formas de vida del bárbaro pueblo

Responder
20
9
Leon Tolstoi 7:36 12/2/2018

Leon Tolstoi: "Un hombre puede vivir y estar sano sin matar animales por comida; por lo tanto, si él come carne participa en tomar la vida de un animal meramente por beneficio de su apetito. Y el actuar así, es inmoral".

Responder
16
14
Angela Davis 7:45 12/2/2018

En un mundo en el que las opresiones están interconectadas, la solidaridad y las luchas deben también converger, o eso afirmaba Angela Davis a su paso por Euskal Herria hace unas semanas: "Creo que la cuestión de la comida es la próxima cuestión sobre la que el feminismo tiene que trabajar". Vegana desde hace tiempo, Davis ha conectado ya en otras ocasiones la liberación humana y la animal. Tal y como publicaba Píkara: "Dice que dejó de comer carne en la cárcel, y que -desde entonces- es vegana. De hecho, cree que la conciencia sobre las condiciones de producción de los alimentos es el próximo espacio de lucha de la izquierda".

En 2004, hablaba así en la 27º Conferencia de Empoderamiento de Mujeres de Color: "No solía mencionar que soy vegana, pero eso ha evolucionado. Creo que es el momento adecuado para hablar de ello porque es parte de una perspectiva revolucionaria. Cómo podemos, no sólo descubrir relaciones más compasivas con los seres humanos, sino también cómo es posible desarrollar relaciones más compasivas con las otras criaturas con las que compartimos este planeta, y que podrían suponer desafiar la producción capitalista de alimentos al completo". Davis añadía: "La mayoría de las personas no piensa acerca del hecho de que están comiendo animales. Cuando se comen un filete o pollo, la mayor parte de la gente no piensa acerca del tremendo sufrimiento que esos animales tienen que aguantar simplemente para convertirse en productos para ser consumidos por los seres humanos".

Angela Davis: "Existe una conexión en la forma en que tratamos a los animales y la forma en que tratamos a las personas que están debajo del todo en la escala jerárquica"Para Davis, esta ceguera estaría conectada con el concepto de mercancía. "El hecho de que podamos sentarnos a comer un trozo de pollo sin pensar sobre las condiciones horribles bajo las que los pollos son criados industrialmente en este país es un signo de los peligros del capitalismo; cómo el capitalismo ha colonizado nuestras mentes. El hecho de que no miremos más allá de la mercancía en sí misma, el hecho de que nos neguemos a comprender las relaciones que subyacen los productos que utilizamos de forma cotidiana. Como hacemos con la comida [...]. Creo que existe una conexión en la forma en que tratamos a los animales y la forma en que tratamos a las personas que están debajo del todo en la escala jerárquica". "Mira las formas en que las personas que cometen ese tipo de violencia hacia otros humanos: a menudo lo han aprendido de la violencia hacia los animales".
https://www.diagonalperiodico.net/libertades/29659-veganismo-y-lucha-social.html

Responder
18
15
Louise Michel 7:35 12/2/2018

Louise Michel: "Cuanto más feroz es un hombre hacia los animales, más se agacha ante aquellos que lo dominan".

Responder
15
13

Destacadas

Sector del juego
Las apuestas entran en tu vida

La gran exposición mediática en los eventos deportivos y los espacios publicitarios ha encendido las alarmas acerca del aumento del gasto en apuestas por parte de la población. A continuación mostramos algunos datos sobre el crecimiento exponencial de este sector.

África
La fiebre del Cobalto en el Congo

Para el pueblo congolés la historia se repite. En tiempo en los que los smartphones y los automóviles eléctricos marcan la pauta, las vastas reservas de cobalto situadas en el subsuelo de la República Democrática del Congo son objeto de codicia por parte de las grandes multinacionales. Empresas chinas y el gigante minero suizo Glencore se reparten un jugoso mercado.

Estados Unidos
La izquierda en los Estados Unidos de Bernie Sanders: una revolución desde dentro

En un año de elecciones de mitad de período (mid term) fundamentales, el creciente ala izquierda del Partido Demócrata se distingue tanto por cómo se organiza como por las políticas que defiende.

Ley de Memoria Histórica
¿Se pondrá fin a la infamia?

La nueva propuesta de reforma de la Ley de Memoria Histórica de 2007 anunciada por el PSOE no habla de poner fin a la infamia que estableció la norma de 2007 al dividir y separar a las víctimas de la represión franquista entre las ejecutadas antes y después de 1968.